El silencio del pantano es el primer largometraje de Marc Vigil, acostumbrado a dirigir capítulos de series como ‘Aida’, ‘Águila Roja’, ‘El ministerio del tiempo’, ‘Vis a vis’ o ‘Vivir sin permiso’. La producción de la película corre a cargo de Zeta Cinema, Televisión Española, Netflix y TV3. Estuvo presente en la sección oficial (fuera de concurso) del Festival de Sevilla 2019. Los protagonistas de esta película son Pedro Alonso (‘La casa de papel’, ‘La playa de los ahogados’…) y Nacho Fresneda (‘El reino’, ‘Asamblea’…), apoyados por actores de la talla de José Ángel Egido y Carmina Barrios, entre otros. Estrenada en salas de cine españolas el 1 de enero de 2020.



El silencio del pantano

Crítica de ‘El silencio del pantano’

Ficha Técnica

Título: El silencio del pantano
Título original: El silencio del pantano

Reparto:
Pedro Alonso (Q)
Nacho Fresneda (Falconetti)
José Ángel Egido (Carretero)
Carmina Barrios (La Puri)
Àlex Monner (Fran)
Maite Sandoval (Isabel)
Javier Godino (Vicent)
Raúl Prieto (Nacho)
Luis Zahera (Taxista)
Zaira Romero (Sara)

Año: 2019
Duración: 87 min.
País: España
Director: Marc Vigil
Guion: Sara Antuña, Carlos de Pando (Novela: Juanjo Braulio)
Fotografía: Isaac Vila
Música: Zeltia Montes
Género: Thriller
Distribuidor: Entertainment One Films Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El silencio del pantano’

Donde comprar la novela

El silencio del pantano
  • Sánchez, Juan José Braulio (Author)

Sinopsis

«Q» es un periodista reconvertido en escritor de novela negra. En dos de sus libros publicados, ambientados siempre en su Valencia natal, «Q» narra sangrientos asesinatos utilizando como telón de fondo la corrupción política y la podredumbre del alma humana. El único problema es que los crímenes que tienen lugar en sus novelas no son tan ficticios como parece.



Un silencio demasiado profundo

El silencio del pantano se adentra en la mente de un escritor de novela negra que comete los crímenes narrados en sus libros. No sabemos las motivaciones del criminal creado por ‘’Q’’, pero sí las suyas, busca adentrarse en la miseria del alma humana y para ello secuestra y mata a uno de los personajes corruptos del PP valenciano. Uno de los elementos sobresalientes de la película es la relación que establece entre los habitantes del pantano y los parásitos que ocupan la Generalitat valenciana.

El guion creado por Carlos de Pando y Sara Antuña es de gran complejidad. El punto de vista varía constantemente de ‘’Q’’ a Falconetti. El protagonista de esta historia no aparece tantas veces como cabría de esperar, de echo su línea narrativa es la menos interesante, Falconetti sostiene una trama más atrayente para el espectador. Ambos guionistas juegan con los límites entre lo real y lo ficticio, dando a entender que en ocasiones es lo mismo. Parecen situarnos dentro de una historia creada por el propio ‘’Q’’.

El silencio del pantano nos engatusa con su ritmo inicial, ya que da a cada plano el valor que se merece, sin montarlos de forma precipitada. Esto se puede apreciar en la secuencia de la casa del pantano, en la que Carretero despierta aturdido. El mayor problema de la cinta es su precipitación en la resolución de la trama, procura no ser redundante, pero acaba haciendo que al metraje le falten 20 minutos de desarrollo de la trama. Al final se centra más en los trapicheos de Falconetti y la Puri, que en la historia de nuestro protagonista.

Juanjo Braulio
Copyright EOne Films

El superhéroe valenciano

El silencio del pantano muestra a dos personajes que parecen ser dos caras de la misma moneda. ‘’Q’’ tiene la clase a la hora de matar que a Falconetti le falta y este a su vez, tiene la rabia del personaje de los libros creados por el escritor. En el caso de que alguien leyera el libro de ‘’Q’’, se imaginarían al personaje como una mezcla entre ambos. El arco dramático del escritor no destaca mucho a simple vista, en un principio tendrá la voluntad de escarbar en la miseria humana, para finalmente querer sacar a la luz todos los trapos sucios de estos individuos.

La paleta cromática y la iluminación de cada personaje es claramente diferenciable. ‘’Q’’ aparece desde el comienzo con luces frías y vestuario de tonalidades azules (combinado con los naranjas de los espacios) que derivará a colores negros y grises en el último tramo de la película. Falconetti aparece con ropa algo menos oscura y con iluminación un poco más cálida, aunque por lo general se mantiene una tonalidad azul en clave baja.

Un rasgo distintivo de El silencio del pantano es la presencia de diversos entornos auditivos. El pantano se ha ideado en relación a sonidos naturales y de ritmo pausado, como si se parara el tiempo (apoyado por la gran planificación de Marc Vigil), mientras que la ciudad se muestra desde un ambiente de clase baja, en el que sobresalen sonidos de gente en las calles y música que no para, aunque sea de noche. Este recurso se utiliza como herramienta para diferenciar el carácter de ambos personajes.

El silencio del pantano
Copyright EOne Films

Conclusión de ‘El silencio del pantano’

Por lo general Marc Vigil dirige con gran destreza la barca que navega por El silencio del pantano, aporta muchos detalles que son claves en su funcionamiento. Sin embargo, se precipita en el trayecto final, al no presentar esta parte una estructura adecuada. Hubiera sido interesante que se desarrollara más la profundidad psicológica de ‘’Q’’ y los conflictos con su entorno.

El razonamiento planteado cautiva al espectador desde su inicio, al unir corrupción y thriller en una misma película. No obstante, acaban destacando por encima de todo las actuaciones de Nacho Fresneda y Carmina Barrios, que más allá de variar su acento de forma magistral, se les ve muy cómodos en sus interpretaciones. Esperemos que este director cargado de buenas ideas, sea capaz de llevar a la pantalla otro proyecto (a poder ser con un guion finalizado mejor) para poder aportar su magia.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí