Surbiles es un falso documental escrito y dirigido por el italiano Giovanni Columbu, que combina la mitología con las supersticiones de los habitantes de los pueblos de la Cerdeña Central. La película fue seleccionada en el prestigioso Festival de Locarno para su sección Signs of Life. Aparecen en pantalla como actores no profesionales Simonetta Columbu, Luigina Marcello, Pietrina Menneas, Giulia Puddu, Rita Cidu y Renato Lai. La película se ha estrenado en España a través de la plataforma VOD de Filmin desde el día 22 de Abril de 2.020.



Surbiles

Crítica de Surbiles

Ficha Técnica

Título: Surbiles

Año: 2017
Duración: 73 min.
País: Italia
Director: Giovanni Columbu
Guion: Giovanni Columbu
Fotografía: Paolo Negro
Género: Documental
Distribuidor: Filmin

IMDb

Filmaffinity

Tráiler de Surbiles

Sinopsis de Surbiles

Las surbiles son mujeres aparentemente normales que, entre el atardecer y el amanecer, durante el sueño o bajo el efecto de drogas, abandonan su cuerpo físico, penetran en las casas que albergan niños y absorben su sangre. Antiguamente, en los pueblos de la Cerdeña Central, se achacaba a esas mujeres la muerte repentina e inexplicable de numerosos niños.

“Surbiles” relata y reconstruye visualmente algunas de esas historias, aparecidas de forma inesperada tras una investigación antropológica que se realizó hace unos años para otro documental titulado “Visos”, que tenía como tema los sueños. Entre los casos protagonistas hay algunos donde las surbiles aparecen como criaturas buenas que protegen a los niños de las surbiles malas. A partir de ahí, surgen violentos combates entre los cuerpos inmateriales de las dos clases de surbiles, las buenas y las malas. (FILMIN)



Un falso documental que aúna mitología con superstición

El director italiano Giovanni Columbu se ha convertido en un estudioso de la cultura popular de Cerdeña, lugar donde él mismo nació. Siempre utiliza para ello un estilo narrativo muy personal que convierte sus películas en experiencias inesperadas. En su anterior trabajo, Su Re (The King) (2012), proponía un acercamiento neorrealista y pasoliniano al Calvario de Cristo, trasladando la acción de Jerusalén a su Cerdeña natal. Pero el origen de Surbiles se remonta hasta la realización de su primer corto titulado Visos. Sogni, segnali, avvisi (1985). Un estudio antropológico de la zona a través de los sueños, donde ya incorporaba su afición al tratamiento ficcionado de un material con formato de documental.

Durante la grabación de las entrevistas para ese corto, aparecieron de manera arbitraria varias referencias de los lugareños a las Surbiles. Es el nombre de una especie de brujas ancestrales que supuestamente habitan en la zona. Mujeres con apariencia normal que durante el sueño abandonan su cuerpo físico para buscar a recién nacidos o niños que no hayan recibido aún el primer sacramento cristiano, para alimentarse de su sangre. Durante el proceso pueden metamorfosearse en fuego, humo, agua o incluso transformarse en una mosca para acceder más fácilmente a las viviendas. Colocar objetos del revés o girar una silla en el suelo puede evitar que entren. El falso documental Surbiles se centra en esa inquietante historia que se mueve entre lo mitológico y la pura superstición.

Surbiles
Copyright Luches / RAI / Istituto Luce Cinecittà

Un discurso visual extraño y desconcertante

Surbiles está dialogada en italiano y sobre todo en sardo. Veremos entrevistas a lugareños que contarán sus creencias, que evitarán mencionarlas o que darán testimonio a experiencias directas con estos seres sobrenaturales. El documental recoge testimonios reales que combina con imágenes de ficción, sin contar con actores profesionales. Divide su película en nueve episodios o fragmentos a modo de secuencias, creándose un discurso visual tan extraño y fascinante como exigente y desconcertante.

Hay momentos que destacan sobre el resto en Surbiles. En uno de ellos veremos a una joven Surbile, interpretada por Simonetta Columbu, que camina sola por las calles del pueblo, buscando una puerta que quiera abrirle. Es una bella introducción que nos sumerge en el territorio de los sueños, de lo imposible como algo tangible. Hay otro momento aterrador donde una mujer protege a dos niños en el interior de una vivienda, mientras es acosada por la voz y la risa malévola de una Surbile que golpea su puerta. Un instante de puro terror costumbrista.

Surbiles
Foto de Filmin

Cuando el cine documental se fusiona con el cine de terror

El tercer momento cumbre de Surbiles ocurre en Navidad en un teatro. Durante una representación escolar, unos niños cantan villancicos. Afuera aguarda una Surbile, una aterradora Rita Cidu. Quiere chuparle la sangre a un niña extraviada. Entonces aparecen otras dos Surbiles que querrán evitarlo y se enfrentarán en un combate con sus poderes. Dicho así, parecería que estamos ante la escena de una película de superhéroes con efectos especiales. Nada que ver. El tratamiento es prodigiosamente realista, con una imagen seca y sucia, de cámara en mano y plano fijo, un efecto donde la ficción y el documental se fusionan en un solo cuerpo.

El cuarto momento a rescatar es puro folk horror. Asistimos a un ritual junto al fuego que cierra el círculo con la aparición de nuevo de Simonetta Columbu. La joven Surbile acabará practicando una especie de exorcismo a un niño que tumbado en su cama es incapaz de despertarse. Giovanni Columbu no necesita del esteticismo ni del efectismo empleados por Ari Aster en Midsommar (2019). Es una sensación mucho más realista y creíble de cómo serían los rituales de brujería y magia.

Surbiles
Copyright Luches / RAI / Istituto Luce Cinecittà

Conclusión de ‘Surbiles’

Surbiles es un falso documental escrito y dirigido por el italiano Giovanni Columbu. Combina la mitología ancestral sobre brujería con las supersticiones de los habitantes de la Cerdeña Central. Es una experiencia más sensorial que narrativa. El director combina elementos del cine documental convencional, como pueden ser las entrevistas a los lugareños, con otras secuencias que son puras recreaciones de ficción pasoliniana.

El resultado es tan extraño como sugerente. El estudio antropológico de las creencias de la zona se fusiona con elementos extraídos directamente del cine de terror. Es un viaje desconcertante que te lleva a lugares inexplorados, en los que resurge un cine experimental, inclasificable y libre. Surbiles es una fábula onírica y perturbadora que nunca renuncia a un aspecto realista y costumbrista. No es una película fácil, ni para gente impaciente. Se la recomiendo solo a espectadores que busquen rarezas o ese cine parido al margen de la industria que dinamita todas las fronteras de los géneros.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí