Escrito y dirigido por Óscar Bernàcer, Stanbrook fue el cortometraje con más nominaciones en los pasados Premios Fugaz 2021. Con un episodio borrado de nuestra memoria colectiva, Stanbrook se ha convertido en uno de los cortometrajes mejor valorados del año.



Stanbrook

Crítica de 'Stanbrook'

Ficha Técnica

Título: Stanbrook
Título original: Stanbrook

Reparto:
Jonathan Mellor
Àngel Fígols
Lucía Elizondo
Héctor Juezas
Nuria Herrero
Abdelatif Hwidar
Jorge Silvestre
Johnny Melville

Año: 2020
Duración: 23 min.
País: España
Director: Óscar Bernàcer
Guion: Óscar Bernàcer
Fotografía: Víctor Entrecanales
Música: Iván Capillas
Género: Bélica. Drama
Productora: Nakamura Films, Nephilim Producciones
Montaje: Vicente Navarro
Dirección de arte: Jero Bono
Jefe de sonido directo: Dani Navarro
Jefa de maquillaje: Alba Colorus
Diseño de vestuario: Cristina Martín, Lola Rise
Distribuidor: Agencia Audiovisual Freak

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Stanbrook 

Sinopsis

España, marzo de 1939. La guerra agoniza. En el puerto de Alicante se amontonan miles de personas esperando la llegada de barcos que les conduzcan al exilio. Amarrado, el carguero Stanbrook es testigo de la desesperación. (Nakamura Films)



Stanbrook

En la memoria

El Stanbrook, un buque carbonero británico, esperaba su cargamento en Alicante. Frente a ellos, miles de personas observan el barco. Son republicanos españoles al final de la Guerra Civil: albergan la esperanza de que el Stanbrook les lleve lejos de la derrota a la que deberán someterse, ya asomando el fin de la guerra. El capitán Archibald Dickson decide abrirles una pequeña puerta a la esperanza, a la supervivencia al menos, convirtiéndose en el capitán del exilio de más de dos mil españoles.

Óscar Bernàcer quiere hacernos partícipes de la congoja y la desesperación. Y no solo de la obvia, sino que aporta la visión del capitán Dickson, frente a miles de personas cuyas vidas pueden llegar a depender de sus decisiones. Un punto algo complicado de reflejar en este tipo de historias donde la situación límite de las víctimas eclipsa todo lo demás. Invito al espectador a prestar atención a ese personaje, el capitán Dickson, interpretado por Jonathan D. Mellor, quien consigue combinar la dureza disciplinada con la humanidad, simple y llanamente.

Agencia Audiovisual Freak

El ejemplo moral

Es evidente que Óscar Bernàcer oculta hasta el final una intención añadida. Un duro bofetón a parte de la audiencia se fragua durante el visionado, entre recursos dramáticos palpables. Una lección ya aprendida por la mayoría por puro sentido común. ¿Era necesario ese último apunte? Probablemente sí. Porque, aunque hablemos de cuatro gatos fieros mal contados, al final son quienes más ruido hacen, un ruido peligroso. Cuatro gatos a los que no está de más refrescarles la memoria de un país, de una sociedad demasiado olvidadiza. Hablemos de guerras armadas o de guerras silenciosas y silenciadas, muchos deben embarcarse destino al peligro incierto con apenas aire en los pulmones y poco más.

Bernàcer procura dar un golpe de atención seco y drástico cuando más acomodado tiene al espectador. Consigue que, aunque ya en frío pueda parecer un oportunismo bien hilado como guinda final impactante, en caliente nos pilla desprevenidos. Porque no somos tan listos, porque no lo vimos venir pese a lo evidente.

Stanbrook

Conclusión de 'Stanbrook'

Bebiendo un poco de aquí y allá, somos testigos de un episodio de nuestra historia desconocido para la mayoría. Si curioseamos un poco, no encontraremos mucho más que lo narrado de forma brillante en este cortometraje. Poco más hay que añadir salvo el destino final de aquellas personas que embarcaron con desesperación en un buque que, si bien prometía sacarles de la situación en la que se encontraban, no auguraba un destino idílico.

Supervivencia. Stanbrook es supervivencia. De cada uno de sus personajes, tripulación incluida. Sin miramientos ni consuelo, azuzan al gentío como quien rescata a un animal. La humanidad por encima de todo, sean cuales sean las formas. El cortometraje Stanbrook es una exposición de matices humanos, más definidos en situaciones límite. Es un reclamo de su propia historia, de sus protagonistas. Una historia compleja de vente minutos: nuestra historia. Stanbrook, un cortometraje que debería ser de visionado obligatorio. Por lo que cuenta, por lo que muestra, por lo que abofetea.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí