La serie Dark comenzó a emitirse en el 2017 con una trama que nos transportaba al futuro, exactamente al 2019. Esta producción alemana dirigida por Baran bo Odar y escrita principalmente por él y Jantje Friese llega a su final. La tercera temporada de Dark supone el ciclo final, el apocalipsis. Un momento muy esperado para todos los fans de la ficción desde el verano pasado donde la segunda temporada volvió a sorprender. Ahora es el momento de contemplar el comienzo o el desenlace, uno ya no lo sabe, del ciclo final. Se puede ver en Netflix. Puedes leer AQUÍ un vídeo resumen de las dos primeras temporadas de la serie realizado por Cinemagavia.



Crítica de la tercera temporada de Dark

Ficha Técnica

Título: Dark
Título original: Dark

Reparto:
Louis Hofmann (Jonas Kahnwald)
Karoline Eichhorn (Charlotte Doppler)
Maja Schöne (Hannah Kahnwald)
Stephan Kampwirth (Peter Doppler)
Lisa Vicari (Martha Nielsen)
Jördis Triebel (Katharina Nielsen)
Andreas Pietschmann (El extraño)

Año: 2017 / 2020
Duración: 60 min.
País: Alemania
Director: Baran bo Odar (Creador), Jantje Friese (Creador), Baran bo Odar
Guion: Jantje Friese, Baran bo Odar, Martin Behnke, Ronny Schalk, Marc O. Seng
Fotografía: Nikolaus Summerer
Música: Ben Frost
Género: Intriga
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de la tercera temporada de Dark

Sinopsis

Llega el final de esta inquietante saga. ¿Se resolverán las grandes preguntas de la serie?

Tráiler de la trilogía

Donde se puede ver la serie



Anteriormente en Dark

La ficción de Netflix que comenzó en 2017 nos presentó un futuro muy cercano. Tres años después del inicio de la serie hemos llegado a ese futuro que nos presentaban. Estamos en 2020, año en el que se encuentran actualmente nuestros personajes. Por ende, la serie ha tenido un simpático detalle con el estreno de la tercera temporada de Dark ya que la estrena el día en el que tiene lugar el ciclo final dentro de la ficción, el 27.06.2020. Pero antes de ponernos con el final, o quizás el comienzo de todo, hay que tratar un poco la dos primeras temporadas y entender de qué punto partimos para la temporada final.

tercera temporada de Dark
Copyright Stefan Erhard / Julia Terjung / Netflix / Webedia GmbH

El guion

Si hay algo que caracteriza a la ficción es su historia. Actualmente una buena historia es todo, y parece que nos hemos olvidado de esoDark nos plantea una reflexión del tiempo muy interesante y llamativa, con originalidad y que la manera de hacerlo se asemeja poco a algo visto en otras películas o series. Esta serie une los elementos científicos con los religiosos de una manera muy inteligente y atractiva donde parece que uno no podría existir sin el otro.

Además, a la concepción del tiempo que plantea se le suma unos personajes excelentes, cada uno distinto de otro y lo más importante, todos aportan a la ficción. No tenemos personajes maltratados, todos juegan un papel importante y todos tienen su propio destino. Es hermosos ver cómo cada personaje es importante, que su desarrollo ha sido tratado con mimo y delicadeza. Un guion perfecto, desde lo más general que es la historia, hasta lo más particular, que son los personajes y las tramas secundarias.

Asimismo, el guion no ha dejado de sorprendernos con el paso de las temporadas. Como si de un mago se tratase, la serie siempre tiene varios ases en la manga para dejarnos con la boca abierta. Principalmente las anagnórisis son las que mayor impacto producen en el espectador.

Spoiler

Todavía todos recordamos como nos sorprendió descubrir quién era Mikkel Nielsen. Sin duda uno de los principales giros en la serie y de los que mayor impacto causó a los que no nos dimos cuenta.

[plegar]

El aspecto técnico

La historia no es lo único que se ha cuidado en Dark en las dos primeras temporadas. La dirección sobresale con una calidad insólita. Se lleva a cabo un extraordinaria filmación que va desde planos secuencias, ángulos excéntricos, pantallas divididas, primeros planos llenos de tensión etc. La fotografía es una pura maravilla, visualmente es perfecta, muy bien cuidada y tratada con esa gama de colores en los que generalmente predominan los ocres y resalta el amarillo.  En este apartado cabe destacar a Nikolaus Summerer, quien consigue una sublime resultado en su trabajo.

En la misma línea destacamos la banda sonora. Composiciones y canciones que otorgan gran estilo a la ficción alemana. Se funden a la perfección con la trama y configura un estilo propio que es el que envuelve a la serie, además, la banda sonora incrementa con eficacia el suspense y el misterio de Dark. Muchas veces su banda sonora llega a ponernos en tensión y hace que aguantemos la respiración. Sin duda otro apartado muy cuidado, excelente, se nota que ha sido una prioridad en la ficción. Ben Forts ha sido el principal encargado de este apartado y hay que reconocer su excelente resultado.

Tampoco podemos olvidarnos de la dirección artística de la serie, la que realiza un buen trabajo, pero no únicamente en épocas anteriores. Su trabajo luce durante toda la serie, ya sea presente, pasado o futuro. Se cuidan mucho los detalles. Tampoco podemos olvidarnos de las increíbles interpretaciones de los actores que otorgan la veracidad necesaria al relato. Consiguen que los sentimientos traspasen nuestras pantallas, hacen muy creíble la ficción algo quizás complicado por la inverosimilidad de esta. Todo el equipo de Dark ha conseguido hasta la fecha unos resultados más que óptimos otorgando a la ficción de Netflix una calidad increíble.

Tercera temporada de Dark
Copyright Netflix

Un punto de partida muy delicado para la tercera temporada de Dark

El verano pasado la segunda temporada de la serie llegó a su final dejando un panorama bastante complicado para la tercera temporada de Dark. De por si las tramas temporales y los viajes entre épocas suelen producir problemas de incoherencia en el guion, si no díganselo a Avengers: Endgame. Pero lo cierto es que los guionistas han sabido llevar muy bien la ficción hasta el momento, no hay incoherencias ni complicaciones, puede que algún detalle, pero no entorpece el desarrollo de la historia. Lo han sabido solventar muy bien. Pero si bien es cierto, volvieron a complicarse y a desafiarse ellos mismos con el final de la segunda temporada.

Spoiler

Debemos recordar que en el desenlace de la temporada pasada metieron la existencia en un mundo alternativo. Un nuevo desafío para el final de la serie.

[plegar]

A la tercera temporada de Dark se le suma a parte dos cosas con las que deben de cumplir. Una es satisfacer las expectativas de los espectadores, además, de mantener el buen nivel de las temporadas pasadas, que para nada tienen que envidiar a otras ficciones de mayor éxito. Asimismo, deben todavía de dar respuesta a numerosas cuestiones que aún el espectador desconoce. Sin duda tienen varios objetivos que cumplir. ¿Lo habrán conseguido?

No aconsejo seguir leyendo si aún no vistes la tercera temporada de la serie por posibles pequeños spoilers.

Copyright Netflix

El final del comienzo del final

Por fin llegó el día de la temporada final de DarkEsta se estrena con un primer capítulo que vuelve a recordar con una voz en off de lo que va esta serie, el determinismo. El punto de partida del que debía continuar la ficción complicaba las cosas como nunca antes se había visto, aun así, Dark todavía podía complicarse más.

Baran bo Odar y Jantje Friese puestos a superar con facilidad el desafío del final de la temporada anterior, ellos necesitaban ponerse aún más a prueba. La tercera temporada de la ficción de Netflix iba contestando las preguntas a medida que hacía más y más compleja la historia. Sinceramente el nivel de complejidad ha superado todos los límites. Sin embargo, la complejidad es explicada con claridad y se puede entender sin demasiadas dificultades siempre y cuando uno preste atención. Además, la serie sabe detenerse para explicar al espectador las cuestiones nuevas y antiguas que surgen.

El problema es que los capítulos esta vez se van a volver demasiado densos, con ello no quiero decir que sean poco entretenidos o interesantes, todo lo contrario. Los episodios van a estar cargados de información y el espectador debe de estar atento a todo, saltarse un diálogo puede provocar una gran pérdida de información. De esta manera, la tercera temporada de Dark nos desafía como nunca antes lo había hecho. La serie pretende ponernos a prueba y no nos va a tratar como tontos.

Tercera temporada de Dark
Copyright Netflix

La narración

Sin tiempo que perder, ya que hay que explicar demasiadas cosas y solucionar el ciclo final, la tercera temporada comienza muy fuerte. A diferencia de sus dos temporadas pasadas, donde teníamos un perfecto equilibrio entre la historia principal, los personajes y sus respectivas subtramas, la tercera temporada de Dark pierde ese equilibrio. Por una parte, es comprensible, la historia y su resolución debía ser lo prioritario en la temporada final. Por eso mismo se elimina el foco de muchos de los personajes para centrarlo en Jonas y Martha. Esto provoca una seria desconexión con los personajes anteriormente tratados.

Sin embargo, no creo que afecte demasiado ni a la historia ni a la experiencia que es la serie. Asimismo, los guionistas son incapaces de olvidarse completamente de ellos, solo les quita un poco de espacio. A pesar de ello, cierran magníficamente el arco de todos, nos damos cuenta de su papel en la ficción como si de unas piezas de ajedrez se tratasen. Es fascinante como los hilos de cada uno de los personajes se van uniendo para dar lugar a algo mayor, a su destino en el ciclo.

Con una inteligente y asombrosa narración la tercera temporada supone una delicia para el espectador. A pesar de la mochila que ya llevaba la serie a la espalda, y de añadirse aún más piedras en la última temporada, consiguen concluir magníficamente. Es asombrosa la mente de Baran bo Odar y Jantje Friese, realmente magnífica. Es un lujo ver la resolución de una historia extremadamente enrevesada, sin forzar casi nada el guion. Parece que todo transcurre de manera natural.

Copyright Netflix

La fotografía en la tercera temporada de Dark

No puedo dejar sin comentar cómo fue evolucionado la fotografía a medida que pasaban los capítulos. Se puede observar cómo durante el transcurso de la temporada donde todo va a peor, la fotografía se vuelve cada vez más y más oscura. En contraste con las temporada pasadas donde los ocres predominaban y el amarillo resaltaba enormemente, en esta temporada la oscuridad inunda las escenas hasta a veces quedarse todo casi en negro y verse solo los rostros de los protagonistas. También se aumenta numerosamente el recurso de dividir la pantalla respecto a las temporadas pasadas.

tercera temporada de Dark
Copyright Netflix

El determinismo de la última temporada de Dark

Mientras las primeras temporadas dejan ver que la serie se decantaba por un determinismo en el que no había posibilidad de decidir nuestros actos, la tercera temporada de Dark nos ofrece otra visión. Con el primer capítulo se acude a la siguiente cita de Arthur Schopenhauer: «Un hombre puede hacer lo que desee, pero no puede elegir lo que desea». Es así como la serie deja claro que los cambios son posibles. Esto se refuerza con el nuevo panorama que nos presenta la ficción, el mundo de Martha.

Spoiler

Allí las cosas han sucedido de manera diferente al mundo de Jonas, sin embargo, el apocalipsis también sucede allí.

[plegar]

De esta manera la tercera temporada de Dark nos desmonta la creencia de que la desaparición de Mikkel es el detonante de todo. También plantea al espectador que da igual el camino que escojamos, siempre acabaremos en el mismo sitio. Desde el inicio marca la esencia de la última temporada con la cita de Schopenhauer. Sin embargo, a pesar de dejarlo claro desde el inicio, la temporada resulta demasiado frustrante a la par que emocionante. 

Spoiler

En muchos momentos uno llega a tirarse de los pelos, resulta tedioso ver que existe una posibilidad de romper el bucle, para después ver que las acciones ya estaban planeadas por Noah. La serie se empeña en darnos una bofetada para devolvernos a la realidad, y hacernos ver que el ciclo no se va a romper, que todo está pensado. A pesar de ello, la esperanza es lo último que se pierde y resulta maravilloso acompañar a nuestros protagonistas en sus actos de lucha contra el destino.

[plegar]

Los dualismos

Uno de los principales y más llamativos dualismos que trata la serie es ciencia y religión. Esto se contempla tanto en el personaje de Noah, como en los nombres de Adam, Eva etc. A pesar de la mentalidad general de que son dos cosas muy distintas, la serie las trata completamente como algo complementario y se podría decir que hasta similar. Sin duda, este dualismo es uno de los más llamativos que tiene la ficción, ya se contemplaba en las primeras temporadas, pero en la tercera temporada de Dark este coge fuerza como nunca antes.

No es este el único dualismo que la serie trata como algo complementario o similar. También lo observamos en los dos bandos, el de la luz y el de la oscuridad. Una línea imperceptible los separa, donde parece que la luz bebe de la oscuridad y viceversa. Lo mismo ocurre con la vida y la muerte. Ambos conceptos se presentan juntos, donde la muerte no existiría sin la vida, y ni la vida sin la muerte.

Spoiler

No obstante, Dark termina de destrozarnos los dualismos con el que presenta esta temporada, el mundo de Martha y Jonas. Aunque ambos se presenten separados están muy unidos. Además, el final nos muestra que no todo es blanco y negro, que también hay gris, que no todo es bueno o malo, que puede ser intermedio, y que no debe ser o ciencia o religión, sino que pueden ser ambas. Incluso creo que la serie crea su propia religión/ciencia, el tiempo.

[plegar]

El final de Dark

En general, había algo de miedo con la tercera temporada de Dark y el final de la serie. Había sido una ficción sobresaliente en las anteriores temporadas, conformando una excelente historia con unos sublimes personajes y reflexiones a tratar. El problema es que los hilos habían creado un nudo demasiado difícil de deshacer, algo que causaba una alta dificultad en el desenlace del conflicto.

Sin embargo, la ficción se supera con esta tercera temporada donde deja entrever una vez más de lo que son capaces Baran bo Odar y Jantje Friese. Es muy satisfactorio ver como una serie tan buena tiene un final a la altura. No sería la primera vez en la que una serie se destroza con su final. Desde mi humilde opinión, creo que Dark no se auto daña con este final, es un final muy bien tratado y desarrollado, bien explicado y entendible a pesar quizás de no haber dejado anticipaciones de por dónde podía ir la resolución de la serie en las dos primeras temporadas.

Además, no falta emoción en su final, ha sido entrañable, emocionante y apasionante a pesar de necesitar un paracetamol por el dolor de cabeza causado. Realmente a la altura de la ficción. Cabe destacar que cada episodio nos sorprendía por alguna parte, no hay ninguno que se limite a estar por estar. Asimismo, la tensión tampoco faltaba en cada episodio. Pero sobre todo, el penúltimo y el último capítulo es donde más emoción hay y en varios momentos se te llega a poner el vello de punta. Sobre todo, viendo como todas las líneas temporales y actos se unen, es algo que resulta muy satisfactorio.

Martha y Jonas

Spoiler

También hemos visto cómo la relación de Martha y Jonas ha ido tomando gran peso en la trama hasta ser la cuestión principal del desenlace. Un romance que cautivaba al comienzo y que enganchaba al espectador. Ha sido una subtrama que endulzaba la ficción a la par que marcaba al personaje de Jonas. Una subtrama que ha evolucionado a la perfección hasta fundirse con las historia principal de manera natural. Ambos actores realizan un muy buen trabajo en esta última temporada, y la química entre ambos traspasa la pantalla. Al igual hay que destacar la importancia que ha tenido el amor en el desenlace. Al final el amor fue lo que inició y terminó todo y ha sido más fuerte que cualquier destino o concepción determinista que pudiera existir. 

[plegar]

Conclusión de la tercera temporada de Dark

La ficción alemana de Netflix estrenada en 2017 había conseguido hasta ahora un gran resultado. Se ha convertido en una serie mainstream con elementos bastantes atractivos como es el tema que trata, pero sin llevar a cabo una realización convencional. Es más, todo lo contrario, Dark resulta ser una serie bastante adulta sin caer en un estilo adolescente pobre, y opta por un academicismo más que magnífico.

A pesar de eso, la serie todavía debía de pasar un prueba de fuego. Esta es la realización de la última temporada donde debía de saber desenredar los nudos creados con ingenio y eficacia. Ha aumentado el nivel de complejidad y, aun así, lo ha resuelto sublimemente. Ha sido una serie que no se ha conformado, que quería ponernos a prueba y sorprendernos, y realmente es lo que consigue. Además, tiene una brillante historia algo que luce más en un momento donde parece difícil encontrar buenas ideas. 

Asimismo, la serie no consigue decaer, siempre ha llevado un buen ritmo manteniendo un buen nivel, y bajo mi opinión mejorándolo. Nunca fue a lo fácil, ha arriesgado y hay que otorgarle su mérito. Baran bo Odar y Jantje Friese han dejado un ficción que se configura como una de las mejores de Netflix. Han creado algo magnífico y han dejado el listón muy alto. Han conseguido que todos estemos pendientes de sus futuros proyectos. Quizás sea una de las mejores series de ciencia ficción de la década.

«La diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es solo una ilusión persistente»

Albert Einstein

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí