Un espíritu atormentado, un viejo armario, paternidad, culpa y niñas, muchas niñas. Kwang-bin Kim dirige The Closet, el último grito (perdón por el chiste malo) del cine de terror surcoreano. Se estrena en Movistar el 19 de abril.



The Closet

Crítica de ‘The Closet’

Ficha Técnica

Título: The Closet
Título original: The Closet

Reparto:
Jung-woo Ha (Sang Won)
Yool Heo (Yi Na)
Nam-gil Kim (Kyeong Hoon)
Si-ah Kim (Myung Jin)

Año: 2021
Duración: 97 min
País: Corea del Sur
Dirección: Kwang-bin Kim
Guion: Kwang-bin Kim
Género: Terror. Intriga
Distribución: Movistar Plus

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘The Closet’

Sinopsis de ‘The Closet

Después de que su hija desaparece sin dejar rastro en el nuevo hogar, un hombre misterioso que dice conocer secretos se acerca al hombre desesperado que busca a su hija.

Dónde se puede ver la película



Un Género en sí mismo

Las películas K-horror (por su denominación en inglés) se han ganado el derecho a ser consideradas todo un subgénero dentro del cine de terror. Los cineastas del país asiático llevan años asustando a los fans con espíritus y maldiciones con una producción tan extensa que ya nos permite identificar algunos lugares comunes. Esos a los que Kwang-bin Kim se agarra en The Closet para sostener su historia: un espíritu femenino lleno de rabia y su sed de venganza.

Kim Kwang-bin

Mujer y venganza

Las mujeres son parte importante en el horror surcoreano. Quizá por la antigua creencia de que si una mujer muere antes de haber contraído matrimonio y engendrado descendencia, su espíritu será incapaz de cruzar al otro lado. Quizá como ruptura con un estatus social que las ha tenido sometidas e ignoradas durante siglos. Sea como fuere, muchas de esas historias pivotan sobre una figura femenina tan empoderada como terrorífica. En The Closet de Kwang-bin Kim tenemos a Myung Jin, una niña desbordada por la rabia e interpretada por la joven Si-ah Kim, que busca venganza a cualquier precio.

Pensamos también, por ejemplo, en una de las mejores películas de terror que nos ha regalado el país asiático, The Housemaid (Kim Ki-young), que ya en 1960 nos contaba cómo una femme fatale era capaz de destrozar a una familia desde dentro. O en A Tale of Two Sisters de Kim Jee-woon, la primera de muchas en ser proyectada en Estados Unidos y la película de terror más taquillera de Corea del Sur hasta la fecha. ¿La historia? Una madrastra controladora y dos hermanas que sufren las consecuencias.

The Closet
Fotos de IMDB

Drama y miedo en (des)equilibrio

Quizá el problema sea nuestro. Hemos visto tanto cine de terror que cada vez nos cuesta más encontrar algo novedoso. Tenemos la sensación de que Kwang-bin Kim navega, en The Closet, por aguas conocidas. Alguno dirá que no sería justo exigirle más a un cineasta que se ha puesto por primera vez tras la cámara para dirigir un largo (nueve años desde su primer cortometraje).

En su parte dramática, el director surcoreano nos cuenta la historia de un padre ausente, interpretado por Jung-woo Ha (The Chaser, The Handmaiden), que debe recuperar el tiempo perdido con su hija después de la muerte de su mujer. El sentimiento de culpa y el rechazo flotan sobre la nueva casa a la que ambos se mudan para empezar de nuevo. Una vez más, una historia vista hasta la saciedad en la gran pantalla.

Como cine de terror la película funciona, sin alardes, gracias a una atmósfera cuidada, una historia efectista y un exorcista algo peculiar y desenfadado que se encarga de rebajar la tensión con su lado cómico en momentos puntuales. Un recurso , el del comic relief’ presente en los dramas desde los tiempos de Shakespeare y que tan asentado está en el cine actual.

El problema reside en que ni lo dramático termina de funcionar, ni el terror consigue satisfacernos completamente.

The Closet
Foto de IMDB

Conclusión de ‘The Closet’

The Closet de Kwang-bin Kim se limita a caminar por terreno conocido. Uno tiene la sensación de haber visto esta película cientos de veces. Un espíritu lleno de rabia en busca de venganza, un padre con sentimiento de culpa por no haberle prestado a su hija toda la atención que debería y poco más.

Aunque, para ser honestos, la película satisfará a los fans del género. The Closet no es mala, las actuaciones son decentes y la dirección es efectiva. Simplemente da lo que se espera, si uno no espera demasiado. Es cierto que hay un par de escenas que consiguen que apretemos los glúteos con fuerza. El resto es olvidable.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí