Desde el 14 de marzo dio comienzo la gira de Vox Luminis con The Fairy Queen y "King Arthur". Liderado por Lionel Meunier, el grupo vocal ha estado el 14 y 16 de marzo en el Palau de la Música en Barcelona. Después estuvo en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, mientras que terminará su gira el 27 de marzo en el Teatro Real de Madrid. Estas dos óperas de Purcell reviven en estos dos montajes en el conjunto musical belga. Además, cabe destacar que The Fairy Queen realizó su estreno mundial en el Palau de la Música de Barcelona, el pasado 16 de marzo. En Cinemagavia tuvimos la oportunidad de disfrutar de The Fairy Queen en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo.



The Fairy Queen

Crítica de 'The Fairy Queen

Ficha Técnica

Título: The Fairy Queen
Título original: The Fairy Queen

Reparto:
Silvia Bel (Narradora)

Sopranos:
Anabela Baric
Zsuzsi Tóth
Caroline Weynants
Viola Blache
Amelia Berridge

Altos:
Alexander Chance
Jan Kullman
David Feldmann
Helene Erben

Tenores:
Hugo Hymas
Jacob Lawrence
Florian Sievers
Olivier Berten

Bajos:
Marcus Farnsworth
Sebastian Myrus
Lorant Najbauer
Lionel Meunier

Duración: 170 min. apróx.
Dirección: Lionel Meunier
Autor: Henry Purcell
Dramaturgia y textos: Isaline Claeys
Escenografía:
Emilie Lauwers
Vídeo:
Mário Melo Costa
Diseño de escena e iluminación:
David Carney
Técnico de escena:
Stefaan Deldaele
Concertino: Tuomo Suni
Traducción de textos de la naracción: Valeria Gaillard, Joan Sellent Arus y Agustín García Calvo
Orquesta:
Vox Luminis
Producción: Vox Luminis y Concertgebouw Brugge

Sinopsis de 'The Fairy Queen'

The Fairy Queen es una adaptación que solo requiere de los ingredientes básicos de la obra maestra “El sueño de una noche de verano”: Centrarse en la esencia de la trama perdida en mitad de un bosque neblinoso, el poder de las plantas, y sus secretos de amor, la explosión de la bestialidad antes de restaurar la armonía natural. (AUDITORIO PRÍNCIPE FELIPE DE OVIEDO). 



The Fairy Queen
Foto de Vox Luminis

La fábula discreta

Vox Luminis revive a Purcell con su particular visión de The Fairy Queen. Esta semiópera volvió a representarse, en esta ocasión, sobre las tablas de Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. Esta versión emana de la ya conocida "El sueño de una noche de verano", centrándose en los personajes de las hadas del bosque. Sin embargo, el libreto no sólo cuenta las aventuras pícaras de estos seres de fábula, sino que también se convierte en un alegato sobre el feminismo de una manera totalmente inconsciente. Asimismo, aborda problemáticas como el amor, aunque algunos de los mensajes que mantiene se han quedado algo más arcaicos llevados a tiempos actuales. Pese a ello, la primera parte de esta obra seduce al público de una forma asombrosa, cautivándolos con ese toque mágico que se halla en el libreto. No sucede lo mismo con la segunda, que aunque notable, no llega al mismo nivel.

En esta adaptación, se incorpora Silvia Bel como narradora de los acontecimientos. Bel maneja la voz con una suavidad y elegancia, que adquiere ese efecto hipnótico de los trovadores de antaño. Además, realiza distintos quiebros, que le permite exponer los diferentes estados de ánimo por los que pasa la historia. No obstante, su figura no acaba de fluir del todo, en el aspecto global, relegada a un segundo plano que no termina de entenderse. Por otro lado, a nivel dramático, los intérpretes realizan una labor suficiente para recrear los diferentes acontecimientos que narran con sus voces. Aunque haya quienes se comprometen más con la labor interpretativa, todos ellos cumplen con la ejecución de la misma sobre las tablas. Por ello, a pesar de prescindir de grandes decorados y ese efecto operístico espectacular, siguen explorando esa vertiente artística.

Auditorio Príncipe Felipe
Foto de Vox Luminis

La ensoñación de la música

Tener la oportunidad de disfrutar de Vox Luminis en directo es una auténtica delicia. The Fairy Queen se convierte en una experiencia gratificante por la excelente ejecución técnica de la música. No es de extrañar que sea una de las agrupaciones musicales mejor valoradas, dado que su desempeño es soberbio. Con lo cual, en todo momento mantiene la calidad, haciendo que los espectadores caigan rendidos ante ellos. Además, no sólo se valora la forma de ejecución, sino también la presencia que transfieren desde el escenario. Lo mismo sucede con las voces, maravillosas y exponiendo el gran trabajo que hay detrás para cuidar al detalle cada una de las partes. Una manera de acercar este estilo al gran público, dado que se adapta a una propuesta más cercana, pero sin perder en ningún momento el sello de identidad clásico que lleva por bandera el conjunto.

Su puesta en escena puede recibirse de distintas maneras entre los asistentes. Una propuesta de sombras, que va transformándose según el transcurrir de la obra. Sin duda, es el elemento principal visual de la misma. Asimismo, hay una segunda pantalla, en menor proporción, que se conjuga con lo que ocurre en el espacio principal. Por un lado, hay que aplaudir la construcción del audiovisual en la principal, dado que emana una elegancia con una apuesta llena de sencillez efectiva. Esas sombras transportan imaginación, creatividad y así logran que emerja de ella ese universo fantástico. Por otra parte, la segunda pantalla no realiza la misma transformación, lo que hace que se sienta más irregular en su conjunto. Para terminar, destaca un ritmo excelente durante la primera parte, siendo un auténtico gozo, mientras que en la segunda hay un leve descenso en ese dinamismo.

The Fairy Queen
Foto de Vox Luminis

Conclusión

The Fairy Queen es una experiencia sobresaliente, donde el espectador se transfiere a ese universo mágico que ofrece esta obra. La ejecución musical y vocal es impoluta, con una calidad extraordinaria, que hace que el público caiga rendido. Asimismo, la historia plantea un juego travieso sobre el amor y diferentes temas como la pérdida, sin perder ese toque de fábula que identifica a la pieza. Por otra parte, la puesta en escena se basa en un minimalismo basado en la sombra, que obtiene su valor por la elegancia que desprende en primer plano. La primera parte es un auténtico goce, mientras que la segunda mengua algo más en su efecto. Una ensoñación musical que culmina en la vivencia mágica de un clásico maravilloso.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8,5 / 10
85 %
Artículo anterior"Adiós, señor Haffmann": historia cercana y emotiva, que se tornará en inolvidable
Artículo siguiente"Lugares a los que nunca hemos ido": Cinco historias en busca del deseo y el amor
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
the-fairy-queen-critica-teatroUna experiencia sobresaliente, donde el espectador se transfiere a ese universo mágico que ofrece esta obra. La ejecución musical y vocal es impoluta, con una calidad extraordinaria, que hace que el público caiga rendido. Asimismo, la historia plantea un juego travieso sobre el amor y diferentes temas como la pérdida, sin perder ese toque de fábula que identifica a la pieza. Por otra parte, la puesta en escena se basa en un minimalismo basado en la sombra, que obtiene su valor por la elegancia que desprende en primer plano. Una ensoñación musical que culmina en la vivencia mágica de un clásico maravilloso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí