El insólito tema que puede surgir a partir de la interrelación entre dos ámbitos tan dispares y a la vez cinematográficos, como son el penitenciario y el mundo de la doma ecuestre, es el contexto donde surge la historia entre Roman Coleman y Maquis, un introvertido y apático convicto y un caballo mustang salvaje. Como resultado, en 2019, la directora Laure de Clermont-Tonnerre, se hizo con el galardón a Mejor dirección revelación en los Premios Gotham y Mejor ópera prima en los Satellite Awards por The Mustang. No ha tenido distribución en España en salas de cine y nos llega a través de la plataforma VOD de Movistar + el día 2 de abril de 2.020. Puedes leer AQUÍ otra crítica de esta película realizada por Cinemagavia.



The Mustang

Crítica de ‘The Mustang’

Ficha Técnica

Título: The Mustang
Título original: The Mustang

Reparto:
Matthias Schoenaerts (Roman)
Jason Mitchell (Henry)
Bruce Dern (Myles)
Connie Britton (El psicólogo)
Josh Stewart (Dan)
Gideon Adlon (Martha)
Kelly Richardson (Guardia de prisión # 2)
Santina Muha (La mujer)
Heath Hensley (El preso)
John Logsdon (Prisionero)

Año: 2019
Duración: 96 min.
País: Francia
Director: Laure de Clermont-Tonnerre
Guion: Mona Fastvold, Brock Norman Brock, Laure de Clermont-Tonnerre
Fotografía: Ruben Impens
Música: Jed Kurzel
Género: Drama
Distribuidor: Movistar

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de The Mustang en versión original

Sinopsis

Roman Coleman acaba de ser transferido a una nueva prisión, donde se somete a una entrevista de preclasificación. Contenido, silencioso e impulsivo, Roman tiene problemas para relacionarse con la gente y no le gustan los cambios. En el nuevo pabellón, ingresa en una sección que incluye un programa de doma de caballos mustang salvajes.

Premios

  • Premios Gotham: Mejor director revelación. 2019
  • Premios Independent Spirit: Nom. Mejor actor (Schoenaerts) y Mejor ópera prima. 2019
  • Satellite Awards: Mejor ópera prima. 2019


Nevada

En la América profunda, más concretamente en una Nevada desierta, árida, cálida, asfixiante y seca, que transmite un sentimiento de aislamiento social, esconde en su interior una historia de emociones, autenticidad y el poder de una breve pero poderosa relación casi utópica entre un hombre y un caballo.

Los planos de los largos paisajes simbolizan la influencia que ejerce el entorno en los personajes y en su comportamiento. La naturaleza desbocada y salvaje, humana y animal, es el punto inicial de la trama. Paulatinamente, llegará la remisión y la paz que obtiene Roman consigo mismo, en parte gracias a la espléndida criatura equina.

The Mustang, cuidando los detalles y un meticuloso y crudo realismo, a veces con fragmentos sobrecogedores, hace un extraordinario uso de la luz recalcando una atmósfera fiel, polvorienta y descarnada, que incluso sirve como lugar que evoca la archiconocida galopada en Los siete magníficos (1960).

The Mustang
Copyright Ad Vitam

Department of Corrections

Persiste una imagen identificativa de los presos en relación con la indumentaria que visten: desde su ingreso en el centro, los reclusos visten una prenda anaranjada con las siglas de la entidad (D.O.C) al dorso, que luego si son admitidos en el programa selectivo de rehabilitación, cambian ese uniforme de acceso por uno específico de los incluidos en el grupo de jinetes, tras una dura y rigurosa prueba. En concreto, cuando Roman se calza unas botas cowboy se muestra satisfecho por haber logrado entrar en el programa. 

Una vez más, Matthias Schoenaerts se mimetiza en el entorno y, de una manera versátil, interpreta con sensibilidad un personaje violento, encerrado en un mutismo, condenado por un crimen, el cual la película elude. Una interpretación a través de una intensa mirada y un caminar pausado y siempre en alerta. El personaje sufre interiormente y padece un sentimiento de ira que se encauza con el estado indómito del caballo. A partir de ahí, se crea una creciente relación entre dos seres que, aún siendo de distinta naturaleza, comparten un mismo carácter. La relación va in crescendo hasta alcanzar un estado de complicidad entre ellos. 

A partir de esto, y comenzando en un programa de rehabilitación, Roman acatará las órdenes del jefe de entrenamiento: Myles, interpretado por un Bruce Dern que se mueve como pez en el agua por el desierto, tratándose casi de su hábitat natural. Quien, sin tener muchas líneas de guion, deja clara la importancia de su figura en la trama, siendo un mentor para Roman y demás reos. La calidad humana del personaje queda patente en una frase que pronuncia a raíz de un episodio violento que sucede en las instalaciones penitenciarias: “No sé si mi alma ha muerto; pero hoy se ha llevado una paliza, eso seguro”.

The Mustang
Copyright Ad Vitam

Conclusión de The Mustang

Con simplicidad y honradez en la narración, y evitando un innecesario sentimentalismo, The Mustang supone un canto a la posibilidad de volver a empezar y a encontrarse con uno mismo. 

Llama la atención que una principiante debute en el cine dirigiendo una película con un argumento insólito y una historia tan impactante. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí