Creación Guiones

Tierra de leche y miel, ópera prima dirigida por Gonzalo Recio, Héctor Domínguez-Viguera y Carlos Mora. Tres directores que dan en el clavo para contar la vida de Mirsada y Vanesa en Sarajevo; Dani, Gio y Vika en Tbilisi; Bela en Georgia; Alia, Hussein y Zozan en Grecia.

La cinta alberga una cierta tranquilidad narrativa bastante inusual pero que no deja indiferente. Documental dividido en cinco capítulos y un prólogo. Un retrato real y crudo de lo que ha significado la guerra. Sin ninguna duda, es una pieza de una índole íntima, personal y contemplativa.



Tierra de leche y miel

Creación Guiones

Crítica de 'Tierra de leche y miel'

Ficha Técnica

Título: Tierra de leche y miel
Título original: Tierra de leche y miel

Reparto:

Año: 2020
Duración: 88 min.
País: España
Director: Héctor Domínguez-Viguera, Carlos Mora Fuentes, Gonzalo Recio
Guion: Héctor Domínguez-Viguera, Carlos Mora Fuentes, Gonzalo Recio
Fotografía: Gonzalo Recio
Música:
Género: Documental
Distribuidor: Madavenue

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Tierra de leche y miel'

Sinopsis 

En Sarajevo, Mirsada y su hija Vanesa sobreviven, después de 25 años, en el centro colectivo de Hrasnica, esperando una solución habitacional definitiva que nunca llega.

En Georgia, Bela, a sus 78 años, lucha cada día por recuperar los cuerpos de los desaparecidos en las guerras de Abjasia. A su vez, cientos de desplazados provocados por el conflicto comienzan a adquirir en Tblisi las prometidas viviendas gubernamentales. Sin embargo, a Dani, Gio y Vika, de 11 años, les cuesta asumir que tendrán que separarse y abandonar el barrio en el que han crecido.

Y, en Grecia, Alia y Hussein, que huyeron de la guerra en Siria, esperan con anhelo la reunificación familiar y el reencuentro con su hija Zozan desde Polykastro, un limbo del que no es sencillo salir.

Tierra de leche y miel es un retrato colectivo del desplazamiento y las cicatrices de la guerra. Centrado en las consecuencias de los conflictos en la antigua Yugoslavia, Abjasia y la reciente situación de los refugiados sirios en Grecia, la película propone un acercamiento íntimo y observacional a unos personajes principales que en su día a día particular se enfrentan al desarraigo y que, en su estanca existencia, dialogan y habitan una misma geografía marcada por el devenir del tiempo y las expectativas. (MADAVENUE PR)



Un poco de introducción

Tierra de leche y miel nos cuenta la vida diaria de distintas unidades familiares que tienen más en común de lo que en primera instancia se ve, en los primeros compases de la cinta. El documental huye de contextos sociopolíticos y atrapa, directamente, con lo que se muestra. De tal forma que no hay una introducción definida de lo que fue la guerra, de quién ganó o perdió o de cómo se desarrolló.

Tierra de leche y miel no juega a eso sino que a través de una ventana que se nos ha abierto se nos permite observar la realidad de unas familias azotadas por una guerra ya pasada. Es así como el espectador puede coexistir con los personajes en su día a día. 

En Sarajevo, nos presentan a Mirsada y su hija Vanesa que sobreviven en el centro colectivo de Hrasnica. En Georgia, habita Bela con 78 años que lucha concienzudamente por recuperar los cuerpos de los desaparecidos en las guerras de Abjasia. 

Es en Tbilisi, donde nos encontramos con los pequeños Dani, Gio y Vika de unos 11 años que tendrán que separarse y abandonar su barrio para mudarse a las viviendas gubernamentales para desplazados. Y también, vemos a Alia y Hussein que huyeron de la guerra en Siria y que esperan con anhelo y en silencio, el reencuentro con su hija Zozan desde Polykastro. 

Tierra de leche y miel
Foto de IMDB

La incómoda cotidianidad

La incómoda cotidianidad de cada uno de los protagonistas de Tierra de leche y miel se nutre, en cierto modo, por los efectos y cicatrices de una guerra que salpica de formas dispares a las familias que hemos descrito. Ellos luchan diariamente por afrontar una nueva realidad, por descubrir lo que fueron y serán y sobre todo por rehacer su vida ante las problemáticas de un pasado duro, cruel y violento.

No obstante viene la calma, la tranquilidad y el día a día. Las conversaciones banales, los sueños rotos, las divagaciones y las miradas perdidas hacia ninguna parte. Los constantes silencios y a la vez, ruidos de un lugar extraño para cada una de las familias. Los suspiros, los duraderos diálogos recordando mejores tiempos unidas a lamentaciones y a múltiples búsquedas de algunos de los integrantes de las familias de algo que no se sabe muy bien lo que es. 

Observamos a unas personas que como pueden, sobreviven a su dolor y a su tristeza y a una extraña sensación difícil de asumir como parte de su vida diaria. La sensación que transmite Tierra de leche y miel es que los protagonistas están en una incómoda realidad impostada por unas circunstancias externas a ellos mismos. 

Zerkalo Films
Foto de IMDB

Ambiente sonoro 

El sonido en Tierra de leche y miel es un poderoso aliado y sobre todo una increíble herramienta ejecutada de manera muy inteligente que atrapa, seduce y nos introduce en la cotidianeidad de los protagonistas. En algunos momentos de la cinta hay ruidos fuertes, ruidos de lavadoras, ventiladores, de voces, de coches, de obras y muchos más sonidos que enriquecen al documental. 

En otro contexto podría ser un error o podría considerarse fuera de tono. Todo depende de lo que se está contando, pero en está ocasión nos parece que todo está conectado a ese lugar. Es tal y como suena el lugar. Es el lugar en primera instancia, y en consecuencia, los protagonistas, entonces, intentan convivir en ese mismo lugar. 

Una que otra vez, da la sensación de que el espacio en el que se encuentran los personajes los engulle y los sobrepasa. En definitiva, un gran trabajo del ambiente sonoro. 

Zerkalo Films
Foto de IMDB

Composición trabajada

En el conjunto de las distintas imágenes que vemos a lo largo de todo el recorrido del documental apreciamos una estética muy limpia. Los colores desaturados, el desenfoque, también llamado “bokeh”, es precioso. La luz ambiental tiene mucha fuerza dramática. Los exteriores son bastante llamativos representando un aire de tristeza en el ambiente. Además, el desasosiego que muestran los rostros de los protagonistas es clave para realzar la importancia de lo que se quiere representar y contar. 

Por otro lado, también observamos el cuidado que se ha tenido a la hora de poner la cámara dejando espacio a los protagonistas para que se sintieran libres de ser ellos mismos. Es un trabajo excepcional.  

Tierra de leche y miel
Foto de IMDB

Conclusiones de 'Tierra de leche y miel'

Tierra de leche y miel, es un documental redondo que nos propone otra manera de contar un suceso tan trágico como son los estragos que puede causar una guerra y los efectos en las personas que lo han padecido. 

Hay una especial atención al cuidado de la imagen y de la puesta en escena además del ambiente sonoro que ayuda mucho a apreciar la pesadumbre de las familias. Un gran trabajo. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí