Tokyo Godfather (2003) es una película de animación japonesa. Dirigida por Shôgo Furuya en su único crédito como director y talentoso animador de clásicos Ghibli como El Viento se Levanta o El Viaje de Chihiro del gran Hayao Miyazaki. Comparte dirección con otro titán de la animación, el tristemente fallecido de forma prematura Satoshi Kon. Este último lo conocemos como el director de Millennium Actress, Paprika y Perfect Blue, además del presente título.



Tokyo Godfathers

Crítica de ‘Tokyo Godfathers’

Ficha Técnica

Título: Tokyo Godfathers
Título original: Tôkyô Goddofâzâzu

Reparto:

Año: 2003
Duración: 88 min.
País: Japón
Director: Satoshi Kon, Shôgo Furuya
Guion: Satoshi Kon, Keiko Nobumoto (Historia: Satoshi Kon)
Fotografía:
Música:
Género: Animación. Drama
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Tokyo Godfathers’

Sinopsis de ‘Tokyo Godfathers’

Es Navidad y la nieve cubre la ciudad de Tokio con su blanco manto. En algún lugar de Shinjuku encontramos a tres vagabundos: Gin, Hana y Miyuki. Una noche oyen unos lloros que salen de entre un montón basura y encuentran un bebé angelical. Gin insiste en llevarlo a la policía y que ellos se encarguen de él. Sin embargo, Hana, que siempre ha tenido la ilusión de tener un bebé, no quiere dejárselo a nadie y que sean ellos mismos los que busquen a los padres. Así será como estos tres amigos se embarcan en la aventura de encontrar a la familia del bebé …

Dónde se puede ver la película



Introducción

Tokyo Godfather es ante todo un cuento de Navidad. Puede resultar extraño que en un país como Japón, una fiesta de marcado carácter occidental se celebre. Pero el sincretismo religioso y la confluencia de culturas llega a todos lados. En Tokyo Godfather se nos cuenta la historia de tres mendigos. Tres fracasados, perdedores irreversibles y alejados totalmente del conjunto de la sociedad.

Como podemos apreciar este planteamiento es puramente fordiano. El gran director tuerto tenía especial cariño por las personas marginales y desfavorecidas y su cine siempre ofrecía una mirada amable y digna a los perdedores de la sociedad. De hecho el título del presente filme es una referencia directa al western navideño Tres Padrinos, dirigido por el propio John Ford.

Como ocurren en el western y en esta película, este trío de perdedores encontrarán un bebé abandonado y deberán ser héroes a la fuerza protegiendo a un niño desamparado a través de un viaje de autodescubrimiento.

Tokyo Godfathers

Personajes

Uno de los aspectos más interesantes de Tokyo Godfather es cómo se definen y detallan los tres personajes protagonistas. El trío es un grupo de perdedores absolutos. Gente incapaz de confrontar su propio pasado y que encuentra más sencillo huir de este. El trío lo conforman Gin, un hombre que por el juego y la bebida lo perdió todo. Hanah, una mujer transexual que es quien más se vuelca en el cuidado del bebé y por último Miyuki, una estudiante de secundaria huyendo de su familia.

A lo largo de la cinta estos tres personajes evolucionarán y confrontarán con su pasado. Demostrarán que a pesar de todo, de ser la gente que se cuela por las rendijas de la sociedad, pueden ser héroes y que existe la redención para ellos.

Keiko Nobumoto

Desarrollo

Quizás en el desarrollo de la película el guion de Satoshi Kon y Keiko Nobumoto (peca de ser un poco rocambolesco y estrambótico. Muchas situaciones disparatadas y extremas se suceden y en la resolución de algunos conflictos optan por solventarlo con Deus Ex Machina o intervienen casualidades demasiado descaradas.

Pero quizás este conjunto de casualidades y de Deus Ex Machina, suponga una suerte de milagro navideño y encaja perfectamente con el espíritu de bondad humana y de perfectas imperfecciones que desprende el conjunto de la película.

Tokyo Godfathers

Animación

Uno de los aspectos más cuidados de Tokyo Godfather es la impecable animación que tiene el producto. Aun siendo una cinta de anime, la película huye de los dibujos de ojos grandes, pelos de colores imposibles y manierismos exagerados propios del anime.

Es más trata a los personajes con un dibujo de corte más realista y profundizando en los detalles de cada elemento que aparece retratado. Tokio está recreado con una profunda minuciosidad y la bulliciosa metrópolis es un marco inigualable para plantear esta odisea contemporánea.

Keiko Nobumoto

Conclusión de ‘Tokyo Godfather’

Tokyo Godfather es una película bastante notable. Tiene un buen espíritu navideño y un constante buen humor. Los dramas que relatan los protagonistas son profundamente veraces y ciertos. Lo que impulsa que el milagro navideño que supone la cinta cobre todo el sentido.

A mi gusto, la resolución de muchas subtramas mediante coincidencias improbables demasiado obvias le resta un poco de fuerza sin embargo, esta película es ante todo un retrato digno y amable de los perdedores de la sociedad. Y es también una apelación a que cualquier persona en el momento adecuado puede ser un héroe. La mirada compasiva, que no patética, sobre los protagonistas es deliciosa y hace que sea una película totalmente recomendable.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí