Trigo sucio es una obra teatral que reinterpreta y denuncia la figura del hombre poderoso que controla la industria cinematográfica y con ella a varios sectores de la población. Como si de una especie de Harvey Weinstein se tratase, esta comedia de humor negro trata sobre el dueño y magnate de la productora Fein Films, un hombre arrogante, presuntuoso y acomplejado por su gordura que utiliza su poder, su dinero y sobre todo su influencia, para controlar a la opinión publica, blanquear dinero y sobre todo seducir y abusar de jóvenes actrices que luchan desesperadamente por ser estrellas de cine y tener un hueco en la industria de los sueños.

Lo único que le importa al protagonista (a la vez que antagonista) de esta obra es el dinero, el poder y el sexo. Para lograr su éxito y el de sus películas, no dudará en sobornar a todo tipo de personas, desde empresarios del mundo del arte hasta jefes de grandes medios de comunicación. Sin embargo, todo se tambaleará al llegar a su vida una joven e inteligente aspirante a actriz, que se resiste a utilizar su belleza y su juventud para labrarse una carrera, logrando así acelerar la caída del director de la productora y reducir a cenizas su prestigio, su carrera y por supuesto su persona.



Trigo sucio

Crítica de ‘Trigo sucio’

Ficha Técnica

Título: Trigo sucio
Título original: Bitter Wheat

Reparto:
Nancho Novo
Eva Isanta
Candela Serrat
Fernando Ramallo

Duración: 80 min. apróx.
Dirección: Juan Carlos Rubio
Versión y traducción: Bernabé Rico
Autor: David Mamet
Diseño escenografía:
Curt Allen Wilmer (AAPEE) en colaboración con EstudioDeDos
Diseño vestuario:
Pier Paolo Álvaro (AAPEE)
Iluminación:
José Manuel Guerra
Producción ejecutiva:
Bernabé Rico
Ayudante dirección:
Daniel de Vicente
Coordinadora de producción:
Raquel Merino
Distribución: Pentación Espectáculos
Producción: TalYCual, en co-producción con La Alegría, Pentación Espectáculos, La Claqueta y Kubelik

Tráiler de ‘Trigo sucio’

Sinopsis de ‘Trigo sucio’

Trigo sucio nos presenta cómo en la meca del cine, el jefe de un estudio cinematográfico dedica su tiempo a seducir a artistas guapas, comprar a la prensa y hacer películas de nulo interés cultural. Para él tan sólo importa el sexo, el poder y el dinero. Hasta que una joven aspirante a actriz se resiste a ponerle precio a su carrera, lo que precipitará la caída del magnate hasta lo más hondo del escalafón social. (TEATRO REINA VICTORIA).



Trigo sucio
Foto de Pentación Espectáculos

Reparto muy bien cohesionado

El protagonista de Trigo sucio es el veterano actor Nancho Novo, quien encarga este personaje de nula moralidad, pero que sin duda lo hace de una manera magistral. Si bien es verdad que la obra trata un tema tan serio como el abuso sexual o el soborno, el actor consigue añadir un toque de humor ácido que la tiñe de comedia negra.

En cuanto a sus compañeros de reparto (un reparto pequeño pero de calidad), encontramos a la conocidísima actriz de televisión, Eva Isanta, y a los jóvenes y prometedores Candela Serrat (hija del famoso cantante Joan Manuel Serrat) y Fernando Ramallo.

Pentación Espectáculos
Foto de Pentación Espectáculos

Autor reivindicativo y director prolífico

El autor de esta maravillosa obra no es otro que el estadounidense David Mamet, quien siempre tiene presente a España no solo por haber sido nominado al Premio Princesa de Asturias de las Letras en 2017, sino por haber desarrollado en nuestro país la gran mayoría de sus obras. Algunas de ellas grandes producciones de primer nivel y la mayoría de ellas, reflejando temas tan polémicos como el abuso de poder o la influencia de los medios de comunicación. Anteriormente, la compañía de teatro de Trigo sucio ha podido interpretar La culpa y Muñeca, otras de las grandes obras de este autor.

En cuanto al director de la obra, Juan Carlos Rubio, ha escrito y dirigido más de una veintena de obras de teatro, además de realizar numerosos trabajos en cine y televisión como guionista y productor.

Pentación Espectáculos
Foto de Pentación Espectáculos

Escenografía original y bien elaborada

Una de las partes más llamativas de Trigo sucio es su decorado. Encima del escenario se recrea la sala del despacho del jefe de una importante productora de cine. En ella vemos un decorado de oficina no muy ostentosa, cuyas paredes están adornadas con carteles de películas y en la que también hay un cuarto de baño y un sofá cama que ayuda a acentuar el peso del argumento.

Al tratarse de lo que se cuece dentro de la oficina de una productora audiovisual, parte del equipo técnico de la propia obra de teatro se cuela en los entresijos de la misma y se produce una especie de sensación del cine dentro del cine que en este caso sería del teatro dentro del teatro. Y aunque hay una sola ambientación, está tan bien resuelta, que no resulta para nada monótona al espectador.

Trigo sucio
Foto de Pentación Espectáculos

Conclusión

Trigo sucio es una obra de teatro muy interesante que permite dar conocer al espectador el funcionamiento, en muchos casos, de la industria cinematográfica y en la que se tratan temas importantes que han de ser conocidos y reivindicados por todos. A un gran argumento se le une un reparto compenetrado y resolutivo, que añade ritmo a la narración y hace que incluso la obra se le haga corta al espectador. Todo ello arropado por un original y bien planteado decorado, que la convierte en una obra teatral imprescindible de ver dentro del actual panorama teatral.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí