Una buena mujer es difícil de encontrar es un thriller británico dirigido por el sudafricano Abner Pastoll (Road Games). Cuenta la historia de una mujer normal que estará dispuesta a cualquier cosa para proteger a sus hijos cuando se vea envuelta en una trama relacionada con el tráfico de drogas.

Está protagonizada por Sarah Bolger (The Moth Diaries, Emelie), Edward Hogg, Andrew Simpson, Jane Brennan, Caolan Byrne, Packy Lee, Rudy Doherty, Macie McCauley, Susan Ateh y Siobhan Kelly. La película se ha estrenado directamente en VOD a través de las plataformas de Movistar+ y Rakuten TV el día 3 de julio de 2020.



Una buena mujer es difícil de encontrar

Crítica de ‘Una buena mujer es difícil de encontrar’

Ficha Técnica

Título: Una buena mujer es difícil de encontrar
Título original: A Good Woman Is Hard to Find

Reparto:
Sarah Bolger (Sarah)
Edward Hogg (Leo Miller)
Andrew Simpson (Tito)
Jane Brennan (Alice)
Caolan Byrne (Terry)

Año: 2019
Duración: 97 min
País: Reino Unido
Dirección: Abner Pastoll
Guion: Ronan Blaney
Música: Matthew Pusti
Fotografía: Richard C. Bell
Género: Thriller
Distribución: La Aventura Audiovisual

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Una buena mujer es difícil de encontrar’

Sinopsis de ‘Una buena mujer es difícil de encontrar’

Una buena mujer es difícil de encontrar muestra a una madre joven que recientemente se ha quedado viuda. Lo hará todo para proteger a su hija mientras intenta descubrir la verdad sobre el asesinato de su marido. (LA AVENTURA AUDIOVISUAL).

Donde se puede ver la película



Una buena mujer es difícil de encontrar
Foto de La Aventura Audiovisual

La apariencia realista de un drama social

Es sorprendente que una película tan interesante como Una buena mujer es difícil de encontrar pase desapercibida para el gran público. No te equivoques con el título, no es una comedia romántica sobre Tinder. Estamos frente a un potentísimo thriller criminal que te mantiene atrapado de principio a fin, y eso que cuenta de base con una historia poco original. El director sudafricano Abner Pastoll sitúa la acción en una ciudad deprimida de Irlanda del Norte. La ambientación resulta clave para profundizar en la asfixia del personaje principal. Esa madre coraje está interpretada por Sarah Bolger. Que alguien me explique porqué yo no sabía nada de esta espectacular actriz. Su trabajo en la película es soberbio, sin duda, una de las mejores interpretaciones del año.

Ese barrio donde la miseria asola a la clase media trabajadora, bien podría emparentarlo con cualquier drama social rodado por Ken Loach, Mike Leigh o Stephen Frears. Ofrece la misma sensación de inmediatez realista de este tipo de cine. Las calles y situaciones son reconocibles, la fotografía de Richard C Bell utiliza colores neutros y apagados que reflejan esa sociedad desmoralizada y sometida a las leyes del mercado capitalista. La protagonista es un ser atrapado en un mundo despiadado que te expropia la voluntad y te despoja de oportunidades.

Foto de La Aventura Audiovisual

La violencia criminal como única salida 

Pero Una buena mujer es difícil de encontrar no es un drama social. O, al menos, no solo es eso. Enseguida, con la aparición de un personaje relacionado con el mundo de las drogas, se incorpora una trama criminal que se cruzará en el camino de una mujer viuda y sus dos niños pequeños. Hay que reconocer que esta parte de la historia no es muy original y que el retrato psicológico de los delincuentes cae en lo superficial y estereotipado. Sin embargo, la película está tan bien rodada que poco importará todo esto.

Pastoll muestra una pericia asombrosa a la hora de afrontar las secuencias de tensión y suspense criminal. La violencia se muestra desnuda y sin tapujos como en las mejores obras de Scorsese o Tarantino. Si bien el final resulta algo precipitado, previsible y poco creíble, en general, durante toda la película logra mantener una atmósfera opresiva que contagia al espectador y le hace sufrir casi tanto como a la protagonista. Vuelvo a repetirlo, Sarah Bolger está espectacular.

Que la violencia y el crimen sean la única salida, vuelve a incidir en el aspecto de la falta de oportunidades en los barrios más desfavorecidos. Hay un entorno social que solo juzga y no ayuda. Tanto los agentes de policía, el vigilante del supermercado o la trabajadora social parecen más enfocados en analizar el comportamiento de la mujer que en ofrecerle una salida verdadera para mejorar su situación. Es importante entender esto para justificar luego el posterior descenso a los infiernos de la mujer, cuyo único objetivo es proteger a su familia.

Una buena mujer es difícil de encontrar
Foto de La Aventura Audiovisual

Conclusión

Una buena mujer es difícil de encontrar es una película británica escrita por Ronan Blaney y dirigida por Abner Pastoll. Aúna el drama social con la intriga criminal, así que podría considerarse como un valiente híbrido entre el cine de Ken Loach y el de Scorsese. Es un equilibrio complicado que aquí se muestra con la madurez que tendría un director más veterano. A mi me funciona.

Tiene una narrativa seca y directa que va a la yugular del asunto. No te deja respirar ni un minuto, la sensación de agobio es constante. Su ambientación refleja el contexto de depresión social de un barrio obrero, donde solo se prospera a través de la delincuencia. La madre que se verá envuelta en una espiral de violencia para proteger a sus hijos de ese entorno hostil, está interpretada de manera prodigiosa por la actriz irlandesa Sarah Bolger. Si quieres ver una de las mejores interpretaciones del año no puedes perderte Una buena mujer es difícil de encontrar, te sorprenderá.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí