ESTA CRÍTICA CONTIENE SPOILERS DE LA TEMPORADA FINAL PARTE 2 DE LAS CHICAS DEL CABLE. SI NO HAS VISTO LA SERIE, POR FAVOR, NO CONTINÚE LEYENDO.

La temporada final Parte 2 de Las chicas del cable es el final de la primera serie española original de Netflix. Tras cinco entregas, el final ha llegado donde se ha mostrado la evolución de esta aventura que empezó en 2017. El elenco principal sigue conformado por Blanca Suárez, Yon González, Nadia de Santiago, Ana Fernández, Ana Polvorosa y Concha Velasco. Esta última tanda de episodios fue estrenada el pasado 3 de julio de 2020.



Temporada final Parte 2 Las chicas del cable

 

Crítica de la Temporada final Parte 2 de ‘Las chicas del cable’

Ficha Técnica

Título: Las chicas del cable
Título original: Las chicas del cable

Reparto:
Blanca Suárez (Lidia Aguilar)
Yon González (Francisco Gómez)
Ana Fernández (Carlota Rodríguez de Senillosa)
Nadia de Santiago (Marga Suárez)
Ana Polvorosa (Oscar Millán)

Año: 2020
Duración: 50 min por capítulo apróx.
País: España
Creadores: Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés
Guion: Ramón Campos, Teresa Fernández-Valdés, Gema R. Neira, María José Rustarazo, Michael Sorich, Carlos Portela, Jaime Vaca, Almudena Ocaña, Estíbaliz Burgaleta, Flora González Villanueva, Paula Fernández y Alberto Grondona
Fotografía: Daniel Sosa, Jacobo Martínez, Alfonso Postigo y Óscar Durán
Género: Drama
Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de la Temporada final Parte 2 de ‘Las chicas del cable’

Sinopsis de la Temporada final Parte 2 de ‘Las chicas del cable’

A Lidia (Blanca Suárez), Marga (Nadia de Santiago), Carlota (Ana Fernández) y Óscar (Ana Polvorosa) les queda una última lucha, y esta vez será por todas. La Temporada final Parte 2 de Las chicas del cable supone el final de la primera serie española de Netflix.

Donde se puede ver la serie



Temporada final Parte 2 Las chicas del cable

La última misión de ‘Las chicas del cable’

La temporada final Parte 2 de Las chicas del cable es más que atractiva. Es una serie que termina como empezó: siempre en los puntos máximos de tensión en cada capítulo. Nunca baja el drama, y eso como espectador, como espectadora, siempre lo agradecemos.

Son esas series que nos hacen dejar el control remoto sobre la mesa y no en nuestra mano. Las tramas de nuestras protagonistas, como no podía ser de otra manera, se desarrollaron de manera trágica y muy heroica.

En estos últimos diez o quince años, una nueva construcción en los personajes femeninos protagonistas se fue dando en la pantalla grande y en las series. La mujer toma el protagonismo de las historias y toma el papel, que antes solo era de personajes masculinos.

Las chicas del cable es un gran ejemplo de esta nueva construcción de personajes femeninos. Ellas luchan por el futuro de sus hijos e hijas y finalmente las tramas de nuestras protagonistas, no tienen un final feliz.

Spoiler

Cada una de ellas da su vida y lo mejor de si para un futuro, que no verán y que entregan a sus hombres. Pensando solo, en los seres humanos que siguen delante de ellas. Así empieza la Parte I final y así termina, la parte II final. Heroico final, solo destinado a hombres, hasta estos últimos años

[plegar]
Foto de Netflix

El poder de la mujer

En esta temporada final Parte 2 de Las chicas del cable todo se desarrolla, porque Lidia va detrás de su hija que se alista en la Guerra Civil Española, para luchar por su país. Sabiendo que es una cría y que va a morir en la guerra, inicia una busca desesperada por sacarla de allí.

La emancipación, el poder de la mujer y la inteligencia en demostrar, una vez más, que con sutilezas, pero también con mucha violencia, el mundo puede tener otro horizonte, que no sea la guerra.

Luchan siempre en pro de un ambiente mejor, en pro del amor, de la ternura, de la comprensión y no en busca de luchas de violencias, torturas, destrucción y muertes masivas. Es una serie más que positiva. No es una serie solo para un público  femenino, es una serie para todos los públicos. Porque tiene tramas para todos, solo que el héroe no es un hombre.

Por más que el mercado lo pida, cuando tienes actores con registros tan excelentes, es realmente un pecado que se pierdan en el montaje frenético. El personaje de Lidia, se pone al hombro la serie y demuestra una vez más, Blanca Suárez, ser una gran actriz, que se come la pantalla.

Algunas miradas, acciones y diálogos están cortados por el montaje. Son escenas que durarían lo mismo y se podría contar en el mismo tiempo, pero con menos planos y con más tiempo en las secuencias, hay que disfrutar de las buenas actuaciones.

temporada final Parte 2 de Las chicas del cable
Foto de Netflix

Tremendas actuaciones en ‘Las chicas del cable’

A veces no es necesario endulzar el ojo para que vea cosas distintas, todo el tiempo, sino resaltar las tremendas actuaciones y la acción dramática que tenemos enfrente. Planos de un segundo o dos, en un diálogo, no es algo que sume en valor a la serie, cuando las actuaciones y miradas piden a gritos planos un poco más largos. Temporada final Parte 2 Las chicas del cable

Pero, la temporada final Parte 2 de Las chicas del cable nunca se detiene, siempre está en movimiento, los planos nunca están quietos, en movimientos físicos, zoom, en constante cambio de planos (para mi gusto, demasiado rápido) hace que no la dejemos de ver, y que la terminemos casi, en un día… Como si fuera una película. Porque no soportas que la temporada esté entera para verla y así, la ves entera, repito: como una película.

Pero, para ver ciertas delicadezas, para ver ciertos detalles, para ver ciertas construcciones, y asimilarlos, hay que verla varias veces. Eso es lo que hace adictivas a las series en realidad, que uno tiene que verlas más de una vez, porque hay un lenguaje altamente cinematográfico, pero acelerado.

La banda sonora de la serie está conformada por música cantada por mujeres, la mayoría de las veces dramáticas, en ocasiones, románticas, en inglés y moderna. Cuando entiendes que es parte del lenguaje de la serie, lo aceptas y dices: “Ok…va a ser así”. Por otra parte, tiene una gran banda sonora incidental.

Disfrutemos de los últimos cinco capítulos de esta gran serie.

Foto de Netlix

Capitulo 38: El poder

Recordemos el final de la Parte Final I: capitulo 37. Es muy importante el final, ya que nos prometen el infierno a nuestra protagonista. La archienemiga de Lidia, Doña Carmen (que creíamos muerta) es la directora del Centro de reeducación (cárcel, campo de concentración) donde Lidia llega después de ser capturada, al querer escapar de su ejecución. El personaje de Lidia vive el infierno en la Tierra, al ver por primera vez a Carmen en la cárcel y así finaliza la Parte I y comienza la temporada final Parte 2 de Las chicas del cable.

Lidia vs. Doña Carmen

Esperábamos un poquitito más de sufrimiento en pantalla hacia Lidia, con ese final del capítulo anterior. Pero, no fue necesario, ya que el cuerpo y la mirada de Lidia al ver a Doña Carmen se paralizan y nuestra protagonista, directamente, deja de respirar. El capitulo empieza y sabemos que hace siete meses que está allí, y aunque no sabemos bien que le hicieron, el personaje de Lidia está quebrada, pero no entregada.

Todas las escenas que aparecen juntas, Lidia y Doña Carmen, tienen una química increíble. Ella tiene bajo su poder a Lidia y el odio de los personajes es mutuo. Cuando uno sabe que hay un abuso de poder tan extremo, contra otro personaje, espera… Recodamos la frase con la cual recibe: “…ahora sus vidas me pertenecen…”, sabes que la va pasar mal, muy mal. Y lo vemos. Pero sabes de la misma forma que, pronto, Lidia, va a saciar esa sed de venganza de todos esos maltratos, de todos esos meses.

Spoiler

Cuando Doña Carmen la manda a la sala de castigos, hace que un policía la golpeé hasta hacerla sangrar, tortura a una amiga delante de ella y, finalmente, la hace arrodillar en sal gruesa. Lidia, mientras le sangra la nariz y la boca, llora y le pide perdón a Doña Carmen. Como espectadores, sabemos que cerca está la venganza.

[plegar]

Detalles en muy poco tiempo

La escenografía y la fotografía, como siempre, son impecables. Hay un plano muy cortito, menos de un minuto, pero es genial. El director de fotografía en la escena que se están despertando las presas, prenden la luz de las farolas que tiñe de una temperatura amarilla y llena de calidez en el ambiente. Lidia mira rápidamente y, al poco tiempo, se apagan y todo se vuelve gris de nuevo, hermoso. Pero pasa muy rápido.

Lidia tiene un look completamente desaliñado, sin maquillaje y con ojeras. Verla así después de cinco temporadas, impecable, es muy interesante. Ver pasar por todos los registros a nuestros protagonistas, siempre se agradece.

Sacándole jugo a las localizaciones

La cárcel tiene un patio interno, que utilizan mucho. Hay un balcón que da al centro del patio y poniéndonos en clima de preguerra (Segunda Guerra Mundial) utilizan el balcón, para llamar la atención, como se hizo para hablar al pueblo o agitar a las masas. Tanto Lidia como Doña Carmen alientan a las presas, gritan una verdad o comunican cosas desagradables.

Por último, es importante recalcar el diálogo desagradable machista que uno de los policías le dice a Marga al verla embarazada: “…yo tengo uno y te cambia la vida… sobre todo a mi mujer, que no le deja pegar ojo…”. Con una cara bastante desagradable y sonriendo despectivo. O sea, a la mujeres, a él, a ellos, no. Aplauso a los guionistas.

Temporada final Parte 2 Las chicas del cable
Foto de Netflix

Capitulo 39: La paciencia

Cuando tienes un personaje como Lidia, que a menos de veinticuatro horas de haber escapado de la cárcel, levanta sus dos muñecas frente a su archienemiga, entregándole su libertad, para que la meta de nuevo en la cárcel porque su amiga embarazada esta adentro; dramáticamente, se abren muchos frentes intensos.

Carmen, no solo no lo hace, sino que se ríe y promete, como en el final de la temporada anterior, su verdadera tortura. Lidia segura de lo que quiere hacer, y con un miedo en los ojos terribles, juega una escena altamente dramática… Tocando las fronteras de la novela, hasta que aparece Francisco y la rescata de la locura que estaba por hacer.

Lidia tiene una nueva forma de mirar, de estar entre sus afectos, de procesar las cosas y lo dice: “…porque yo ya no soy Lidia, soy un número…”. Ese diálogo explica muchas acciones del personaje, ya no se siente una persona.

Ni Carmen, ni el centro de reeducación, pudo con ella y ahora es una mujer mucho más entera y más decidida a luchar por todas las injusticias.

Spoiler

Cuando hablan de infiltrar a alguien en el centro de reeducación, no duda en meter a su hija para ayudar a Marga. Hay que recordar que todos están ahí por Sofía. Ya nada le parece ni imposible ni peligroso.

[plegar]
Foto de Netflix

Capítulo 40: El dolor

Lidia confía mucho en su hija Sofía, a quien finalmente infiltran dentro del centro de reeducación, para ayudar a Marga. Jugada interesante de guión, cuando Lidia entrega a un ser querido en manos de su archienemiga. Sabe que es más fuerte, que su amiga está embarazada y está más débil.

Cortísima, pero hermosa secuencia, cuando Sofía sale al patio al campo de reeducación y están todos vestidos con colores: grises, azules, bordo, negro y ella, más allá de ser una persona de tez muy blanca y de pelo rubio, está toda vestida de blanco, porque es enfermera. Visualmente seguimos el punto blanco, ella resalta entre todos como la luz que se mete en medio de tanta oscuridad.

La música incidental, unos violines muy bajitos, entra cuando Marga se da cuenta que la traicionó Isidro y suben in crescendo. Sin que nos demos cuenta, hay música en la serie todo el tiempo, muy baja, que va subiendo y nos enteramos de su presencia casi al final de las escenas.

Cuando Óscar y Carlota entran a la cárcel, te enteras por todo lo que pasó Lidia y porque está tan desesperada por sacarlas de allí, además de que están allí por culpa de ella.

Cantante argentina

En este episodio entra una protagonista que estará hasta el final: una cantante de ópera Argentina. La frescura y el acento argentino le da un toque muy interesante a las escenas. La que aquí escribe la critica (Sabrina Odoguardio) es argentina y fue motivo de sonrisa cuando apareció el personaje de Camila.

Tiene una música incidental muy linda que va de piano, violines, percusión, pero, insisto, no se remarca tanto, como cuando aparecen las canciones en inglés en las secuencias mas importantes.

Secuencias de película 

Las presas, junto a Carlota, Marga y Oscar, queman el módulo maternidad. Hay un motín en la cárcel, Óscar grita a los policías amenazándolos y termina dándole un beso a Carlota. Si esta escena hubiera estado en una película, hubiera sido una gran escena.

Las diferencias de las series y las películas: cuando Óscar da el discurso gritando, y el montaje frenético va rápido, las imágenes pasan sin poder frenar el ojo, la diferencia salta a la vista, rápido: no se les da tiempo a las grandes actuaciones, ni a la construcción de pensamiento al espectador, todo se entrega rápido y masticado.

Se da tiempo a la efectividad de la secuencia, lo cual está muy bien. Pero el discurso que da Óscar y cómo lo va mirando Carlota, a Óscar… y cómo se va poniendo orgullosa de él, de lo que está diciendo, cómo lo dice y cómo va agitando a todas las presas, es un momento muy bonito para darle tiempo… y la serie, no se lo da.

Igualmente, gran puesta en escena con un potente dialogo: Óscar dice: “¡Y si quieren ponerlo de nuevo en pie, volverá arder en nuestro nombre!”. Carlota lo mira y se dan un hermoso beso entre la gente que corre a través de ellos.

Temporada final Parte 2 Las chicas del cable
Foto de Netflix

Capitulo 41: La derrota

Gran actuación de Concha Velazco dándole lucidez a Doña Carmen, con las manos llenas de sangre de su hija, sale a la calle y recuerda en flashback a sus dos hijos de pequeños. De repente, se da cuenta que toda su vida, hizo todo mal.

Otra gran apuesta de guion cuando Doña Carmen aparece quebrada en la habitación del hotel de Lidia, pidiéndole ayuda porque mataron a su hija. Escena cargada de drama y redención de su archienemiga, ante todos los desastres psicológicos y físicos que le hizo a Lidia. Uno de los tantos momentos altos de la serie y no hay montajes frenéticos, puro drama y del bueno.

Vida

Marga está dando a luz y por teléfono Pablo la alienta. Escena muy bella de Marga, Pablo, Lidia y Francisco, entre tanta maldad, tanta desolación, entre tanta violencia, tanta hostilidad, la vida se abre paso, como dice la voz en off el personaje de Lidia, sin pedir permiso. Y nos dibuja una sonrisa en nuestra cara.

Fieles a los personajes

Marcando la diferencia en los personajes, Pablo le da la mano a Isidro, y lo despide, aún sabiendo que lo traiciono y, por culpa de él, mataron a su hermano y mandaron a su mujer a un campo de concentración. Los guionistas no traicionan la esencia de los personajes, y el personaje de Pablo es un buen ejemplo, aún ante la persona que le arruinó la vida, él no deja de ser quien es… marcando las pequeñas grandes diferencias entre las personas.

Doña Carmen, antes de dejar el mundo, le deja a su nieta todo lo que tiene y le da los papeles a Lidia. Un capitulo antes que todo termine, Lidia se queda sin enemigos pero, rápidamente, surgen enemigos nuevos de corto tiempo.

Foto de Netflix

Capítulo  42: El final

Capítulo final de la temporada final Parte 2 de Las chicas del cable, los nuevos enemigos los persiguen para no dejarlos salir del país. Una de las presas es herida en el estómago y muere antes de llegar a la estación de trenes: “Al final, muero libre”. Tiene hermosas líneas de dialogo este capítulo.

Usan lentes cercanos cuando hay dos personajes, como cuando están en la estación de trenes escondiéndose. En el plano está Carlota y Óscar, uno al lado del otro, están a muy poca distancia, y aun así, Carlota está completamente fuera de foco, y Óscar, que está hablando, en foco total. Ese detalle de cámara y de puesta en escena acrecientan la tensión y atención del espectador.

Lidia sale del tren para ver porque no aparece Francisco y, de repente, vemos un punto que corre hacia la cámara. Gran corrida de Yon González (Francisco), plano y montaje, remitiéndonos al primer capítulo y recordándonos también cuando empezamos a ver la serie.

El plano de Pablo cambiando a su hijo hace un contra relato del primer capítulo, cuando el policía que mata a su hermano hace ese diálogo tan desagradable de su mujer embarazada.

La última batalla

Bajo circunstancias poco felices, cada una se presenta: soy Lidia Águilar. Yo soy Marga Suárez. Carlota Rodríguez de Senillosa. Oscar Millán.  

El final de la temporada final Parte 2 de Las chicas del cable es muy bueno. Pero en realización, o siendo más detallistas, el montaje y la cámara lenta no aportaron a elevar el mensaje.

Las cuatro corren, en distintas escenas, en la cámara lenta. Es algo que realmente se podría haber evitado, no solo no narra lo heroico de lo que está sucediendo, sino que es molesto a los ojos. Pensemos que si hubieran tenido más tiempo (como sucede en las películas) para volver a ver el capitulo de nuevo, quizás…  hubieran cambiado el montaje y la cámara lenta.

El final visual no está a la altura de la serie. Le faltó fuerza. Sobre todo en los últimos minutos. La puesta en escena no estuvo a la altura. Teniendo la referencia de los planos en la estación de trenes, con una construcción tremenda en foco y fuera de foco, una fotografía espectacular y cuidadas acciones… El final es un tanto extraño.

Igualmente, ese trago amargo visual lo subsanan con un plano secuencia final (festejo estos planos, ojalá la serie hubiera tenido más de estas puestas en escena) donde están todas Las chicas del cable y termina en el mismo lugar donde comenzó la serie. Este final sí está a la altura de la serie. Aplausos.

La pantalla nos regala textos de la producción de la serie, que dice:

Spoiler

“Las chicas del cable dieron sus vidas por conseguir un mundo mejor, ellas son un ejemplo de los sacrificios que millones de mujeres han tenido que hacer a lo largo de la historia. Mujeres valientes, generosas, orgullosas, mujeres que lucharon y aún luchan por la igualdad de derechos y por la de libertad del ser humano. Este es nuestro homenaje.”

[plegar]

En el final ponen diseños de diseñadores de Instagram que hacen homenaje a la serie. Diseños muy hermosos, les dejamos respectivos Instagram.

@justlaurart   / @darrentabanera   / @victoriamorete   /  @_mmmdesing    /  @retaaaco   /   @morera_grafik   /   @sitorecuero   /   @karencrysttna   /   @danielkuryga   /    @elenago_    /    @rose.poudree   /    @corintial3x   /    @naoamai   /   @sarasubirana_   /   @carolinaveciana  /   @galarpach   /    @valeeeria   /   @amandrafts   /   @belysusonrisa   /    @soyaugust   /    @23ilustraciones

temporada final Parte 2 de Las chicas del cable
Foto de Netflix

Conclusión de la temporada final Parte 2 de ‘Las chicas del cable’

Hay que festejar todo tipo de historias que van mas allá de contar la búsqueda egoísta de un hombre o de una mujer, que solo luchan por su deseo egoísta.

En el caso de estas cinco protagonistas, lucharon no sólo por ellas, sino por los derechos de vivir en libertad.

Brindemos. Siempre recalcó lo mismo en todas mis críticas: “Mostrar, es enseñar” y en esta serie se aprenden muchas cosas del siglo pasado, que ya no va a volver a repetirse si la lucidez del conocimiento nos invade. Porque una vez que se sabe algo, no hay vuelta atrás, no se puede volver atrás.

Y borrachos de alegría, apagamos la televisión sabiendo que estas cosas terribles solamente las vamos a ver en las series a partir de ahora. Porque no sólo las mujeres, sino los hombres ya no permitiremos el aplastamiento de la de los derechos del ser humano.

La temporada final Parte 2 de Las chicas del cable muestra que son series que no sólo entretienen, sino que van más allá y aportan al conocimiento. Castillo de arena (a esta playa sin arena) que de a poco, se va llenando… Esperamos pronto poner una sombrilla y que no se caiga.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí