Valhalla rising por fin llega a las pantallas españolas después de doce años desde su lanzamiento. Sobre el papel se trata de una película danesa, de aventuras vikingas, situada en el siglo XI,  aunque sin embargo los derroteros elegidos son otros. El director es el celebrado Nicolas Winding Refn (Drive, Only god forgives). Lidera el reparto Mads Mikkelsen (La caza, Otra ronda), junto con Marteen Stevenson (Case stories), Gary Lewis (It´s a sin, Outlander) y Ewan Stewart (La solución final, Young Adam). Se estrena en España el próximo 14 de mayo tras no tener distribución comercial en su momento en nuestro país.



Valhalla rising

Crítica de ‘Valhalla rising’

Ficha Técnica

Título: Valhalla Rising
Título original: Valhalla Rising

Reparto:
Mads Mikkelsen (One Eye)
Gary Lewis (Kare – Christian Viking)
Maarten Stevenson (The Boy – Pagan)
Jamie Sives (Gorm – Christian Viking)
Ewan Stewart (Eirik – Christian Viking)
Alexander Morton (Barde – Pagan)
Callum Mitchell (Pagan Viking Guard)
Douglas Russell (Olaf – Christian Viking)

Año: 2009
Duración: 100 min.
País: Dinamarca
Director: Nicolas Winding Refn
Guion: Roy Jacobsen, Nicolas Winding Refn
Fotografía: Morten Søborg
Música: Peter Kyed, Peter Peter
Género: Aventuras. Drama
Distribuidor: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Valhalla Rising’

Sinopsis

One-Eye, un enigmático guerrero con una fuerza sobrenatural, que ha permanecido esclavizado durante años, mata a su amo y logra escapar con la ayuda de un niño al que lleva consigo. Tras enrolarse en un barco vikingo, emprenden un viaje que los lleva a una tierra desconocida, donde reinan el dolor y la sangre, y donde One-Eye descubrirá quién verdaderamente es. (A Contracorriente Films)

Dónde se puede ver la película



Entre barro y sangre

Los primeros minutos de Valhalla rising son de una fisicidad violenta e implacable, y se sitúan en el marco de una belleza sórdida y apabullante. Un esclavo, llamado lacónicamente One Eye, debido a que es tuerto (Mads Mikkelsen), es obligado por sus amos a participar en crudelísimos combates a muerte. Es un guerrero nato, primitivo, instintivo y prácticamente invencible. Traba cierto afecto con un niño (Marteen Stevenson), del cual no sabemos su nombre. Llegado cierto punto One Eye se libera, llevando a cabo una vengativa masacre entre sus captores. Respeta la vida del niño , que a partir de ese momento se convierte en su sempiterno acompañante y, de algún modo, intérprete.

Deambulando por las Tierras Altas escocesas One eye y el chico se encuentran con una partida de vikingos cristianizados que les ofrecen ir con ellos en una expedición a Tierra Santa, en lo que a la postre sería la Primera Cruzada. Poco después, se inicia un extraño viaje marítimo cuyo destino, a priori, es Jerusalén. Contado así el planteamiento, parece que Valhalla rising va a ser una clásica película de aventuras, con épicos abordajes, furibundas incursiones vikingas y acción a raudales. Nada más lejos de la realidad, la película se ralentiza de una forma realmente intensa. Como se suele decir, en realidad más que de un viaje exterior se trata de una expedición interior.

En principio tenemos a un grupo de cristianos, que a priori serían los más civilizados de la película, que están acompañados de una persona primordial, bárbara y salvaje como One Eye. Como si de un Apocalypse now nórdico se tratase, el viaje que inician es al corazón de las tinieblas, donde las esencias de cada uno acaban brotando de forma brutal.

Mads Mikkelsen

El hombre y la naturaleza

Al principio solo estaban el hombre y la naturaleza“. Es importante tener en consideración esta cita mencionada al inicio de Valhalla rising. La espectacular fotografía recoge unos parajes naturales de una grandiosidad terrible. No vemos poblados por ningún sitio, y parece que las montañas y bosques tiene el aspecto primigenio del día después de la creación. De todos los personajes de la película One Eye es el que mejor conecta con el entorno, como si emanara un poder telúrico que da un poder descomunal al otrora esclavo.

Todos los entornos parecen amenazantes, desde el continuo montañoso de las Tierras Altas, pasando por un mar habitado perpetuamente por espesísimas nieblas, a los parajes del Nuevo Mundo. Pues finalmente la expedición no llega a Tierra Santa, sino a lo que será América del Norte. Recordemos las expediciones de los hombres del norte de esta época. Leif Erikson llegó al Nuevo Mundo entorno al año 1000. En estos paisajes, aunque distintos, se conserva la sensación de siniestra belleza. Al final, el paisaje acaba siendo uno de los personajes principales de Valhalla rising.

Como decíamos, es mejor olvidar las aventuras como las de Ragnar Lodbrok en Vikingos y asumir que estamos ante una película contemplativa. Hay influencias de Tarkovski, Mallick o Herzog. Incluso, como decíamos, hay un parentesco lejano con el siniestro viaje de Apocalypse now. La violencia de los primeros minutos resulta engañosa. Si esperan una película de acción plena de gestas de conquista, la experiencia les resultará frustrante y desconcertante.

Valhalla Rising

 Algunos elementos de ‘Valhalla rising’

En Valhalla rising la procesión va por dentro. El mundo interior de cada personaje se demuestra con el semblante, de tal modo que nos encontramos ante una película casi silente. De hecho, el personaje de One Eye no dice una palabra en todo el metraje. Pero es digno de mérito que con un reducido compendio de gestos, Mads Mikkelsen se muestre perfectamente elocuente. Lo que en otros actores sería un simple rictus, él lo convierte es una visión del mundo. Su personaje tiene alguna caracterización incluso divina. El aspecto de tuerto lo aproxima a Odín, pero también a los cíclopes. En la mitología griega se menciona a alguna de estas criaturas como poseedoras del don de la profecía.

Esto vendría a colación con respecto a las visiones que One Eye tiene eventualmente. Son rojizas, como premonitorias de violencia y muerte. La interpretación de Mikkelsen es una excelente muestra de cómo conseguir un ascetismo primitivista y violento. El resto del reparto que forma la expedición desempeñan una buena actuación, acorde con la quieta brutalidad de Valhalla rising. Su supuesto barniz de civilización se desploma cediendo a una esencia igualmente brutal.

Nicholas Winding Refn hace quizá su película más personal, que ya es decir, y nos zambulle en un meditabundo y salvaje viaje de introspección, donde parece querer ver que la esencia misma del hombre está más cerca de One Eye que de los cristianos. Lo que no deja de ser una visión fieramente nihilista. Su tendencia al esteticismo, a sugerir más que a narrar, y al laconismo casi absoluto se mantiene. Se trata de un trabajo radical que no debe engañarnos con su violento comienzo. A partir de ahí, gobierna la contemplación.

Valhalla Rising

Conclusiones de ‘Valhalla rising’

Valhalla rising tiene el sabor de la anomalía, de las películas de sabor y estilo propio. A veces da la impresión de que Winding Refn se regodea en sus abismales filosofías y en su obstinado hermetismo, pero plásticamente la película es imaginativa y la vuelta de tuerca al cine “vikingo” es notable. No hay acción, ni heroísmo, ni épica, solo un contemplativo salvajismo. Sea como sea, se agradece que por fin esta película se estrene en las salas españolas, como interesante alternativa al cine troquelado por la comercialidad.

Reportaje de Valhalla rising en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí