Venga Juan es una miniserie cómica de ocho capítulos que sigue las andanzas de un político de provincias. Secuela de "Vota Juan" y "Vamos Juan", la ficción nos muestra esta vez el ascenso social de Juan Carrasco. Un Carrasco renovado que vive en una espectacular mansión, se ha puesto pelo y luce un bronceado. Situación envidiable que se desmoronará cuando Carrasco aparezca en una trama de corrupción que le vuelve a relacionar con Logroño.

Venga Juan está creada por el reconocido guionista Diego San José ("Fe de etarras") y en su guion, escrito a varios manos, han participado Víctor García León ("Selfie") o Pilar Palomero ("Las niñas"). En el ámbito interpretativo repiten Javier Cámara, María Pujalte, Esty Quesada o Adam Jezierski. Y se incorporan Ramón Barea, Eduardo Blanco y Manolo Solo. Desde el 28 de noviembre pueden verse los dos primeros capítulos en HBO Max, en un estreno que será semanal.



Venga Juan 

Crítica de 'Venga Juan' 

Ficha Técnica

Título: Venga Juan
Título original: Venga Juan

Reparto:
Javier Cámara (Juan Carrasco)
María Pujalte (Macarena Lombardo)
Ramón Barea
Yaël Belicha (Paula)
Joaquín Climent (Luis Vallejo)
Adam Jezierski (Víctor)
Oscar Martínez
Esty Quesada (Eva)
Manolo Solo
Cristóbal Suárez (Recalde)

Año: 2021
Duración: 30 min.
País: España
Director: Diego San José (Creador)
Guion: Diego San José, Víctor García León, Daniel Castro, Pablo Remón, Diego Soto, Pilar Palomero
Fotografía: Eva Díaz
Música: Juan Carlos Cuello
Género: Comedia dramática
Distribuidor: HBO Max

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Venga Juan'

Sinopsis

Juan Carrasco ha llegado al pico más alto de su carrera. Gracias a las puertas giratorias, tiene un despacho espectacular, ha adelgazado 10 kilos y, sobre todo, tiene pelo. En la nueva vida de Juan hay espacio para muchas cosas, pero no para su mujer Paula, su hija Eva y su antigua jefa de prensa, Macarena. Todo se viene abajo cuando reaparece en su vida lo único de lo que nadie se puede librar nunca: Logroño. Unos papeles que involucran a Juan en una trama de corrupción municipal marcan el pistoletazo de salida para evitar su ingreso en prisión. Una huida frenética para borrar su pasado en Logroño... y, en el camino, darse cuenta de que lo que falla es su presente. (HBO Max España)



Medrando desde Logroño

Venga Juan nos muestra un Juan Carrasco que ha llegado a la cúspide de las dinámicas de poder. Tras pasar años en Logroño, ahora vive en la capital en una casa de diseño, con piscina y servicio. Una vida acomodada que combina con su trabajo en una empresa energética, en la que disfruta de un inmenso despacho. Todo gracias a los chanchullos y tejemanejes políticos. Cambios que también se observan en su imagen, luciendo ahora pelo turco, varios kilos menos y un bronceado nada discreto.

Sin embargo, en el ámbito personal su vida no parece estar en su mejor momento. Aunque sigue contando con Víctor, su mujer y su hija se han distanciado de él y permanecen en Logroño. Tampoco cuenta ya con el apoyo de Macarena, su jefa de prensa, que ha decidido desintoxicarse del mundo político. Situación que empeorará cuando Juan aparece en unos papeles que le relacionan con una trama corrupta. Una noticia inesperada que hará que Juan se embarque en un viaje frenético para evitar ir a la cárcel.

Venga Juan
Copyright HBO España

Riéndose de lo nuestro con un locuaz Javier Cámara

En una marcha contrarreloj, que Venga Juan siempre aborda desde un humor muy atinado y surrealista. Consiguiendo crear un torrente de carcajadas, a partir de espinosos temas de la política española. En un ejemplo del poder del humor para abordar asuntos muy controvertidos, que quizás de otra forma no serían tratados. Siempre desde la crítica hacia una realidad corrupta que lleva años inundando los telediarios y demás tertulias políticas.

Un tono que no extraña a nadie, viniendo de alguien como Diego San José guionista de "Vaya semanita" o "Fe de etarras". Y que consecuentemente podría decir que le emparenta, salvando las distancias, con otros maestros de la sátira política española como Berlanga o Azcona. Con unos títulos iniciales, gemelos de los archiconocidos "papeles de Bárcenas", que ya nos dan pistas de lo que nos vamos a ir encontrando.

Aunque sin el inmenso Javier Cámara, depositario de la mayoría de gags y secuencias de la serie, Venga Juan no alcanzaría el esplendor que luce. Desde las primeras secuencias, Juan Carrasco parece concebido exclusivamente para Javier Cámara. Un actor capaz de personificar al detalle, ese típico bravucón de actos vergonzosos y con un poder esmirriado que aún así le viene muy grande. Sin duda, la capacidad de Cámara para lucir en secuencias de "vergüenza ajena" es muy disfrutable y nada sencilla.

Diego San José
Copyright HBO España

Sin semejante guion sería imposible

Gracias al magnífico guion con el que vuelve a contar Venga Juan, por el que se suceden momentos desternillantes y muy absurdos. Con toda una serie de diálogos, podríamos decir de "besugos" que fluyen de forma muy dinámica. Empezando por la confusión patética entre Chayanne y Carlos Baute, pasando por la hija "fluida" o siguiendo por algún diálogo sobre los presos políticos. Siempre teniendo presente una afilada crítica política, cimentada a base de símiles al alcance de cualquier ciudadano.

Y junto al mencionado trabajo de Javier Cámara, reconocimiento aparte merecen el resto de intérpretes. Siempre en su punto justo y con las apariciones destacadas de Eduardo Blanco en un capítulo difícil de definir. Así como Ramón Barea, como suegro de Juan, y Manolo Solo con otra aparición alocadamente divertida. En un tono desternillante, en mi opinión muy logrado, que requiere un dejarse llevar que puede que todo el mundo no consiga. Especialmente intrigante me resulta la respuesta que la serie pueda tener fuera de las fronteras españolas, al tratarse de un producto con un marcado acento patrio.

Venga Juan
Copyright HBO España

Conclusión 'Venga Juan'

Por todo ello, Venga Juan es una serie redonda, magníficamente realizada que consigue mantener el brillo y la gracia de sus dos temporadas anteriores. Destacando su asombrosa destreza para reírse de situaciones muy cercanas y peliagudas. Armándose sobre un guion gourmet que regala al espectador una sátira política muy disfrutable. Llena de secuencias tan absurdas como tristemente realistas, que no podrían haberse filmado con tanto pulso sin su terna de actores. Con un Javier Cámara que parece haber nacido con el semblante excesivo y mediocre de ese político riojano tan español.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí