Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) es una comedia francesa, escrita y dirigida por la cineasta Julie Manoukian. Una película que viene a conquistarnos a base de ternura, amor y empatía hacía el resto de personas, animales y medioambiente. Sin embargo, el tema principal que se aborda a lo largo del film es el de reconectar con el “yo” interior y sobre la búsqueda personal del lugar de pertenencia de uno mismo. Con una puesta muy naturalista, Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) nos invita a hacer un viaje desde la caótica ciudad hasta un tranquilo poblado de la región de la Borgoña. Una cinta que apuesta por la sencillez y el encanto más minimalista, que caracteriza a algunas de las mejores comedias francesas de los últimos años.

Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) está protagonizada por Noémie Schmidt, Clovis Cornillac, Carole Franck o Juliane Lepoureau, entre muchos otros. Este largometraje verá la luz en las salas de cine españolas, este próximo 16 de abril.



Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos)

Crítica de ‘Una veterinaria en la Borgoña’

Ficha Técnica

Título: Una veterinaria en la Borgoña
Título original: Les vétos

Reparto:
Clovis Cornillac (Nico)
Noémie Schmidt (Alex)
Lilou Fogli (Nath)
Carole Franck (Lila)
Caroline Gaget (Bérangère)
Sébastien Pruneta (Thierry)
Juliane Lepoureau (Zelda)
Victor Pontecorvo (El médico)
Matthieu Sampeur (Marco)
Antoine Chappey (Philippe)
Cyril Couton (Régis)
Christian Sinniger (Morille)
Stéphane Rideau (Cédric)

Año: 2019
Duración: 92 min.
País: Francia
Director: Julie Manoukian
Guion: Julie Manoukian
Fotografía: Thierry Pouget
Música: Mateï Bratescot
Género: Comedia
Distribuidor: Caramel Films España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Una veterinaria en la Borgoña’

Sinopsis

En el corazón de la Borgoña, Nico, el último veterinario de la zona, lucha por salvar a sus pacientes, su clínica y su familia. Cuando Michel, su compañero y mentor anuncia su retiro, Nico sabe que la peor parte está por llegar. “No te preocupes, he encontrado a la siguiente generación” Excepto que… la siguiente generación es Alexandra, una recién graduada brillante, misántropa y que no tiene ningún deseo de enterrarse en el pueblo de su infancia. ¿Conseguirá Nico que se quede? (Caramel Films España)



Reconectar con uno mismo

Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) puede que no sea una película que llegue a sorprender con su propuesta, ofreciendo justamente lo que el público espera ver; un aspecto que no debería tomarse como algo negativo de la cinta sino todo lo contrario. Esta cinta juega con elementos muy propios y muy reconocibles por el amplio público, acerca de las comedias francesas a las que estamos tan acostumbrados de ver en cartelera. No obstante y por muy seguro que juegues con tu propuesta, hay que saber dotar a la trama de una sensibilidad y personalidad propia; algo que sin duda tiene Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos).

A veces tenemos la ridícula impresión de que todo largometraje tiene que aspirar a un fin mayor o a tener cierta grandilocuencia, cuando a veces la historia más sencilla y bonita es la que acaba conquistando y emocionando a los espectadores. Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) por mantener una tremenda serenidad y sencillez en lo referido a su trama, que acaba siendo algo profundamente hermoso que llega a conectar  con el público de todas las edades, desde los más pequeños de la casa hasta los más adultos. Una cinta que actúa como una llamada colectiva para reconectar con nuestro propio ser y con lo que realmente nos define como personas.

Una veterinaria en la Borgoña
Copyright A Contracorriente Films

Dejar de correr

En lo referido a las interpretaciones de Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos), podríamos decir que hay un buen hacer colectivo de su reparto. Obviamente, el personaje que más destaca y del que acabamos viendo un mayor trasfondo en el film, es aquel personaje que interpreta la protagonista Noémie Schmidt. Me parece que está muy bien llevado el arco narrativo de este personaje y el viaje emocional  que lleva a cabo. De pasar a ser a priori un personaje frio e incluso borde para el espectador, acaba trasmitiendo mucha empatía y humanidad a medida que va transcurriendo la cinta. Acabas entendiendo ciertas conductas o maneras de relacionarse con los demás, cuando eres consciente del pasado que arrastra la protagonista bajo sus hombros.

No obstante, y tal y como he dicho antes, no es una película en la que un solo personaje acabe llevando las riendas de la trama. Los personajes secundarios que muestra el film (en especial los de Nico y Zelda) acaban siendo muy carismáticos en pantalla y que acaban cautivando al espectador de igual manera.

Luego también está el lugar donde transcurre la trama y los diferentes animales que forman parte de ella. Ellos son un personaje en sí mismo, haciendo de esta cinta lo que es, un soplo de aire fresco que consigue reconectarnos con la naturaleza.

Les vétos
Copyright A Contracorriente Films

Aceptar el pasado

Otra cosa curiosa de Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) es el hecho de que tenga cierta resonancia con la pandemia actual, pese haber sido rodada antes de que se llegará a producir esta crisis sanitaria. Hay algunos hechos de la película y concretamente del personaje de Alex, que acaban llamándonos la atención al hablar de según qué temas.

Por otro lado está un tema que acaba siendo muy revelador, como es el de aceptar nuestro pasado para poder ser capaces de seguir adelante con nuestras vidas. Es un elemento narrativo bastante interesante y que se aborda con una fluidez y naturalidad apabullante; un aspecto que no solo acaba remitiéndose únicamente a la protagonista principal, sino que también lo acabamos viendo por igual en otros personajes secundarios.

La película juega con el elemento de la nostalgia, haciéndonos ver que es inútil seguir alimentando algo que no podemos cambiar como es el pasado. Es cuando dejamos atrás y aceptamos lo que fuimos anteriormente, el momento en donde nos sentimos capacitados para poder mirar de frente al futuro.  Por todo ello, Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) puede que no ofrezca nada nuevo y que apueste por ofrecer al espectador una propuesta sencilla y ligera, pero es no quita que pueda llegar a ser tremendamente conmovedora, tierna y disfrutable.

Una veterinaria en la Borgoña
Copyright A Contracorriente Films

Conclusión de ‘Una veterinaria en la Borgoña’

Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) es una comedia francesa que consigue reconectarnos por un momento con nuestra propia naturaleza humana.  Valiéndose de una puesta muy naturalista y unos personajes muy carismáticos, consigue ser una comedia tremendamente conmovedora y disfrutable para todos los públicos. Una bocanada de aire fresco que entusiasma cada vez más, a medida que va trascurriendo la película. A veces en la sencillez reside la belleza más pura y considero que esta cinta consigue dotarse de ella. Como alguien me dijo no hace mucho, en el cine no se necesita de tramas complicadas, sino de historias bonitas bien contadas. Una veterinaria en la Borgoña (Les vétos) es un claro ejemplo de ello.

Reportaje de Una veterinaria en la Borgoña en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí