Viktor Tsoi, como todas las estrellas de la música, también tuvo una vida trágica, con una muerte prematura, cuando contaba con tan solo 28 años de edad. Aunque en España el grupo con el que se hizo famoso “Kino” (Cine en español) es totalmente desconocido, en Rusia se trata de una auténtica leyenda. Al nivel de Kurt Cobain, John Lennon, Ian Curtis o cualquier otra estrella de la música popular que nos venga a la cabeza.

Viktor Tsoi, La leyenda del rock ruso

Haciendo una biografía rápida sobre el cantante, podemos destacar que empezó en la música desde bien joven. Después de pasar por la escuela artística, fundó varios grupos de música, como Palata numer 6 (Tienda de campaña número 6) o Garin y Giperboloidi, donde siempre sobresalía por delante de sus compañeros. Finalmente, en el año 1982, y después de abandonar sus estudios, funda el grupo Kino, donde cosechará un éxito inigualable con el tiempo.

Viktor Tsoy
©Soyuz. Fotografía del conjunto musical “Kino”

Kino, junto a otras bandas musicales que surgieron en aquella época, como Grandajskaya Vorona o Akbarium, sacudieron el panorama musical, que no estaba preparado para la música rock. La actitud, las ásperas letras de la mayoría de las canciones, e incluso su forma de vestir (con los tejanos típicos de los norteamericanos) se convirtieron en un icono. Por supuesto, y como bien retrata la película Leto de Kirill Serébrennikov, en muchas ocasiones se encontraron con el rechazo de las autoridades soviéticas, que no veían con buenos ojos la aparición de una música que en realidad provenía de países capitalistas.

Viktor Tsoi y el cine: Primeros cortometrajes

Ciertamente, podemos acercarnos a la figura de Tsoi desde un punto de vista cinematográfico. No solo por las películas que el propio músico interpretó (¿Podemos también considerarlo actor?) sino por las que trataron posteriormente sobre él. Y también, desde los documentales que se acercan a su figura como músico.

Primeramente deberíamos mencionar los primeros cortometrajes donde Viktor Tsoi aparece. Se trata de dos: Konets Kanikuli (“Fin de las vacaciones”, 1986) dirigido por Sergey Lisenko y Ya-Ja (1987) dirigido por Rashid Nugmanov. Este segundo fue un trabajo de carrera para Nugmanov, quien era estudiante de cinematografía y además serviría para que se hiciera amigo de Tsoi. Con él dirigiría el único largometraje donde Tsoi aparece como un personaje ficticio y no como músico, Igla.

Viktor Tsoi
©Irecommend.ru Fotograma de Konets Kanikuli.

Estos dos cortometrajes fueron solo unos primeros acercamientos. La puesta en escena así como todo lo que los rodea demuestra la ingenuidad y el poco presupuesto con el que contaban todos los miembros del equipo. Eso no importaba, lo que importaba era la actitud. De tal manera sucedía en el grupo Kino, donde los primeros discos carecían de un batería oficial y en numerosas ocasiones utilizaron herramientas alternativas para suplir esta carencia como baterías electrónicas. Actitud y Punk (o Post-Punk, mejor dicho).

Viktor Tsoi y el cine: Los documentales de Aleksei Uchitel

El director Aleksei Uchitel realizó en el 1987 un legendario documental, con el escueto título de “Rok” (Rock), que está considerado por muchos críticos rusos como el primer documental de dicha cinematografía que aborda el tema del rock. Aunque algunos afirman que en un primer momento Aleksei Uchitel no estaba interesado en el tema en términos estrictamente musicales, sino simplemente en la aparición del Rock como fenómeno cultural en la Unión Soviética.

La realidad es que la cinta tuvo bastante éxito en los círculos más undergrounds. Aunque al principio Uchitel y Viktor Tsoi no tuvieron una buena relación, en cuanto a según dice el propio director que la escena musical del Rock era “un club cerrado”, posteriormente fueron haciéndose amigos. Ayudó el hecho de que en el rodaje se incluyera como miembro del equipo a la que en aquel momento era mujer de Viktor, Mariana Tsoi.

El documental se centra en numerosas figuras, y nos presenta el panorama del rock de aquellos años. Se trata de un documental que transmite una enorme energía, que prima ante cualquier hilo narrativo. Pero también entrevistas e incluso lo que hoy en día se conoce como slice of life es decir, simples fragmentos de la vida cotidiana de todos estos músicos. Además de numerosos  fragmentos de conciertos de diferentes grupos, así que podríamos decir que también se trata de una película muy particular en su género.

Картинки по запросу "Рок 1988""
Portada del documental “Rok” de Aleksei Uchitel

En el 1992, después de la muerte de Viktor Tsoi, en un trágico accidente de coche Uchitel presentó Posledniy geroy (en español “El último héroe”, nombre que hace referencia a una de las canciones del grupo), un documental que en realidad es un testimonio sacado de las propias entrañas y que refleja muy bien el dolor que sentía la sociedad rusa en aquellos momentos, no solo por la muerte del joven, sino por la propia situación político-económica (del 91 al 93 en Rusia hubo dos golpe de estado y conatos de guerra civil).

Así pues, el documental dividido en capítulos, es en realidad una elegía funeraria. En ella aparecen numerosos testimonios que dan su visión sobre cómo era Tsoi y como transcurrió el fatídico accidente automovilístico que causó su muerte. El dolor es el elemento principal que los une a todos. Incluso aparece su propio hijo, que aun no es  consciente del todo de que su padre se ha ido para siempre. También se combinan escenas musicales recogidas de diversos conciertos con los movimientos sociales que se produjeron en honor a la memoria del cantante, como la creación de diversos cárteles de enormes proporciones con la figura de Viktor Tsoi.

©Wikipedia. Cáratula con la que se comercializó en DVD el documental de Aleksei Uchitel, Posledniy Geroi (1992).

Tsoi como actor: Assa e Igla

Pero también Viktor Tsoi interpretó papeles en películas convencionales, con un guión propiamente dicho. La primera de ellas es Assa (1988), dirigida por Sergey Sololev. En realidad Tsoi aparece en un papel menor, interpretándose a si mismo, pues en cierto momento de la película aparece la propia banda “Kino” interpretando una canción.

Viktor Tsoi
©https://kunashir.livejournal.com/463914.html En la imagen podemos ver a Viktor Tsoi y la banda Kino en su pequeña aparición interpertandose a sí mismo en la película Assa (1988)

La película que sí cuenta con un auténtico rol de protagonista para nuestro particular héroe es Igla (jeringuilla traducido al español), una curiosísima película dirigida por Rashid Nugmanov. En esta obra, que como todas las que estaban teniendo lugar en el cine soviético de la Perestroika se rompe con cualquier esquema del cine soviético más tradicional. En esta película el músico interpreta a una especie de antihéroe que debe ayudar a una amiga suya la cual está enganchada a la morfina (la película contiene un mensaje antidroga). Huyendo de introducción, nudo y desenlace, la película debe disfrutarse como un viaje poético, que en realidad cuenta con algunas imágenes estéticas muy potentes, como las que nos presentan el “mar” de Aral.

La película evidentemente utiliza parte de la música del grupo Kino, y de hecho nada más empezar podemos oír una de las canciones más famosas del grupo “Svezda po imeni sontse” (una estrella llamada sol). Aunque también se incluyen guiños a la cultura popular americana, a la cual empezaba a abrirse el país. En una de las pantallas se puede ver que están dando ni más ni menos que Rescate en Nueva York de John Carpenter, lo que además de un guiño, también sirve para que veamos las referencias culturales que se citan en el filme.

Tsoi en el cine: Leto

Y finalmente, en el 2018 llegó la película que contaba parte de la vida de Viktor Tsoi, Leto. La película se centraba en los primeros años de la trayectoria profesional de Tsoi como músico y cronológicamente termina justo en el momento en el que el cantante empieza a adquirir relevancia dentro del panorama musical. Rodada en blanco y negro, la película está dirigida por uno de los autores más interesantes e inquietos dentro del panorama cinematográfico actual, como es Kirill Serébrennikov. El papel de Tsoi recaía en el actor Teo Yoo, aunque la voz fue doblada por Denis Klyaver, y las interpretaciones musicales hechas por Pyotr Pogodaev.

Viktor Tsoi
Leto de Kirill Serebrennikov

 

Este director es conocido también en Rusia por sus obras teatrales, donde acostumbra a realizar siempre planteamientos arriesgados que van siempre en contra del establishment ideológico imperante. Podemos decir, que Serébrennikov no se corta un pelo, y tampoco lo hizo en Leto, donde además de mostrarnos una película que bebía enormemente de otra basada en la música, como era 24 Hour party people (2002) de Michael Winterbottom, también le servía como plataforma para no dejar títere con cabeza y retratar un período en parte oscuro de la política rusa.

Puedes leer AQUÍ la crítica realizada por Cinemagavia de la película Leto.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí