Filmin estrena el viernes 10 de junio de 2022 We Were Once Kids, documental basado en los protagonistas de Kids (Larry Clark, 1995). Convertida con el tiempo en película de culto, fue un fenómeno social en EEUU. ¿La razón? Una historia de sexo, drogas y mucho skate entre un grupo de adolescentes de Nueva York.

Eddie Martin reúne a algunos de sus protagonistas para que cuenten su experiencia y el cambio que supuso en sus vidas. We Were Once Kids ha ganado el premio a mejor montaje documental en el Festival de Tribeca 2021. Ahora podrás verlo en exclusiva en la plataforma de cine independiente.



We were once kids

Crítica de 'We Were Once Kids'

Ficha Técnica

Título: We Were Once Kids
Título original: We Were Once Kids

Reparto:
Jon Abrahams
Priscilla Forsyth
Hamilton Harris
Harold Hunter
Javier Nunez
Jamal Simmons

Año: 2021
Duración: 88 min.
País: Australia
Director: Eddie Martin
Guion: Hamilton Harris, Eddie Martin
Fotografía: Hugh Miller
Música: Michael Yezerski
Género: Documental
Distribuidor: Filmin

FilmAffinity

IMDb

Tráiler de 'We Were Once Kids'

Sinopsis de 'We Were Once Kids'

Harmony Korine tenía solamente 19 años cuando escribió el guion de "Kids" y aún a día de hoy, 25 años después, sigue sin querer hablar de ello. Ganadora a mejor montaje en el Tribeca Film Fest, este laureado documental nos muestra las consecuencias que tuvo “Kids”, el film de culto de Larry Clark, en las vidas de sus jóvenes protagonistas

El director indaga junto a Hamilton Harris, actor en Kids, sobre los claroscuros que rodearon toda la producción, en especial para dar voz a Justin Pierce y a Harold Hunter. Las estrellas que surgieron del film, Chloe Sevigny o Rosario Dawson, no aparecen porque precisamente quieren dar el espacio que merecen a todos los otros adolescentes que firmaron contratos sin saber lo que hacían y que una vez expuestos, les dejaron a sus anchas. (Filmin)



La causa por la que We Were Once Kids se haya llevado a cabo

Desde el principio, We Were Once Kids deja claro que hay mucha rabia contenida. Empieza sonando el tema Bad Reputation mientras vemos un montaje de imágenes de búsquedas en internet con material sobre lo que ocurrió alrededor de Kids. Así que, la hayas visto o no, este documental te atrapa enseguida. Llama la atención que una película de la que puede que no hayas oído hablar mucho fuese motivo de gran escándalo en su país. Pero, igualmente, poco más se sabe de lo que ocurrió después de su estreno.

El documental se construye a partir del testimonio de Hamilton Harris. Actor no profesional y miembro de aquel grupo de chavales que acabaron siendo “los chavales de Kids”, cuenta su versión. Él es la causa por la que We Were Once Kids se haya llevado a cabo. Y todo porque un día, en un encuentro casual, acabó contándole lo mismo a Eddie Martin, su director. El realizador australiano había visto Kids, pero su contenido nunca le impactó tanto como lo que escuchó de Hamilton. La historia le sonaba de algo. Resulta que Eddie había realizado All This Mayhem (2014). Este documental, de producción británica, narra la historia de dos de los mejores skaters del planeta, también hermanos, que cayeron en las drogas y la autodestrucción.

We were once kids
Copyright Filmin

Una autenticidad única

Así que Eddie no tardó en convencer a Hamilton y el resto de miembros de aquel grupo para que recordaran aquella época. Cuando se reunían en Washington Square Park a principios de los noventa para hacer skate y evadirse de sus hogares desestructurados. Fueron ellos quienes adoptaron –y no al revés- a Harmony Korine, estudiante de cine en la Universidad de Nueva York. También a Larry Clark, un famoso fotógrafo profesional que se llevaba bastante edad con el resto. Y lo que empezó siendo un proyecto de todos, con la ilusión de triunfar en el mundo del cine, acabó siendo un engaño. Los últimos en llegar traicionaron el valor de la amistad. Sí, hablamos de Korine y Clark. Pasados veinticinco años, siguen sin querer hablar sobre aquello. O al menos así lo sientes cuando se niegan a ser entrevistados ni siquiera por teléfono.

Por eso, te planteas si estos señores (entonces, Korine tenía diecinueve años) se aprovecharon de un grupo de menores sin formación ni futuro. Cada chaval recibió mil dólares por participar en el proyecto a cambio de someterse por completo y darle a Kids una autenticidad única. Como así lo percibía el público cuando se estrenó. Cobraron una miseria teniendo en cuenta que Kids, con un presupuesto de un millón y medio, recaudó más de veinte solo en taquilla. Pero todo cuadra cuando resulta que los hermanos Weinstein estuvieron detrás de esto. A quien le guste conocer el lado oscuro de la fama, aquí tiene una buena dosis de ella.

Priscilla Forsyth
Copyright Filmin

Se echa en falta su participación en We Were Once Kids

A medida que avanza el documental, los diferentes protagonistas se arrepienten de la experiencia. De no haberse hecho, aseguran, dos de sus amigos aún seguirían vivos. Se trata de Justin Pierce y Harold Hunter, protagonistas de Kids, que perdieron la vida de manera prematura. El primero, mediante suicidio. El segundo, de un infarto como consecuencia del consumo de cocaína y alcohol.

Después del éxito de Kids, ambos probaron suerte en Hollywood. Pero no soportaron las consecuencias de la fama y no tuvieron el apoyo de Clark o Korine, que continuaron trabajando mientras se distanciaban poco a poco del grupo. Doble tragedia que marcó para siempre al grupo. Tanto Heidi Young como Priscilla, que también aparecían en Kids, cuentan que rechazaron los papeles protagonistas porque los personajes femeninos de la historia no les representaban. Y acabaron en manos de Chloë Sevigny y Rosario Dawson. Ellas no eran del grupo, pero su debut sí les valió para hacer carrera después en Hollywood. Se echa en falta su participación en We Were Once Kids, pero quizá no tengan mucho que decir al respecto… Cuando su reivindicación estaba más relacionada con… Harvey Weinstein.

We were once kids
Copyright Filmin

Conclusión de 'We Were Once Kids'

A principios de los noventa, en Nueva York se respiraba un ambiente de guerra. Era una zona hostil donde la cocaína, el crack, el sida y la pobreza se habían adueñado de los barrios. De ahí no podía salir nada bueno. Así que Kids fue el reflejo de una época, donde los chavales salieron a la calle a buscarse la vida y disfrutar con lo poco que tenían. El skate les salvó la vida… Hasta que aquel proyecto de película llegó a sus vidas. Sin embargo, no todo es tragedia.

En We Were Once Kids también vemos que la trayectoria de otros protagonistas, como la del propio Hamilton, ha sido un éxito. No era fácil romper con los ciclos de la pobreza, la violencia y las drogas que había a su alrededor. Y también guarda sorpresas inesperadas que convierten este documental en un legado para todo el grupo. Y su tono, por supuesto, se mantiene igual de combatiente y punki hasta el final. Con la traición de Harmony Korine y Larry Clark como el blanco de la diana. Por fin queda salvado el honor de aquellos chavales que formaron una familia en las calles de Nueva York con el skate como punto de encuentro. En fin, una historia con moraleja. De la droga se sale, de Hollywood no.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7'8 / 10
78 %
Artículo anterior“Becoming Elizabeth”: Entre bambalinas monárquicas
Artículo siguiente"El limpiador": comedia negra con todo tipo de historias rocambolescas
Carlos Vera
Diletante millennial que vivió su infancia soñando con dirigir cine en Hollywood, aunque acabó formándose como jurista, creyendo que la verdad debía ser aprendida. Pero leyó a Andrei Tarkovski, quien escribió que la verdad hay que vivirla, y ahora sobrevive como puede como redactor creativo publicitario mientras escribe sobre aquello que le interesa y le inspira, una vocación con la que seguir procrastinando.
En We Were Once Kids también vemos que la trayectoria de otros protagonistas, como la del propio Hamilton, ha sido un éxito. No era fácil romper con los ciclos de la pobreza, la violencia y las drogas que había a su alrededor. Y también guarda sorpresas inesperadas que convierten este documental en un legado para todo el grupo. Y su tono, por supuesto, se mantiene igual de combatiente y punki hasta el finalwe-were-once-kids-critica-pelicula-documental

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí