Wounds, o como a mí me gusta llamarla La escalera de Will, es una difícil y atípica cinta de terror psicológico, coproducida por Estados Unidos-Reino Unido, escrita y dirigida por el iraní Babak Anvari.

Película no apta para todos los paladares, extremadamente complicada y con altos grados de incoherencia, pero con cierto encanto escalofriante, que se va perdiendo en el camino por el enrevesado guion de la misma, adaptado de la novela The visible Filth de Nathan Ballingrud.

Estrenada en el Festival de Cine de Sundance en Enero de 2019, fue adquirida por la plataforma de streaming Netflix, para su distribución mundial el 18 de Octubre de 2019.



Wounds

Crítica de ‘Wounds’

Ficha Técnica

Título: Wounds
Título original: Wounds / The Translation of Wounds

Reparto:
Armie Hammer (Will)
Dakota Johnson (Carrie)
Zazie Beetz (Alicia)
Brad William Henke (Eric)
Karl Glusman (Jeffrey)
Terence Rosemore (Duane)
Lawrence Turner (Willard)
Kerry Cahill (Rosie)
Kenneth Kynt Bryan (Turista)

Año: 2019
Duración: 94 min
País: Estados Unidos
Director: Babak Anvari
Guion: Babak Anvari
Fotografía: Kit Fraser
Música:—-
Género: Terror. Thriller
Distribuidor: Netflix España

Tráiler de ‘Wounds’

Sinopsis

Will (Armie Hammer), un barman de Nueva Orleans, con la falta de ambición como último refugio del fracaso, es testigo de una pelea en el bar donde trabaja, en el cual su amigo Erik, es apuñalado en la mejilla.

Entre los clientes del bar en ese momento; Cuatro jóvenes “menores” y su amiga del alma, con su nuevo novio.

Will encuentra un teléfono, supuestamente olvidado por uno de los jóvenes, se lo lleva a casa y a partir de ahí, se abrirán las puertas del infierno.



Will y su mundo

El bar donde trabaja de noche (un antro que le sirve como excusa existencial para estar medio alcoholizado y flirtear todas las noches con una atractiva amiga), su amigo Erik (un animal al que le queda poco más de un mes para volver a la cárcel y alcohólico) y Carrie, su pareja, Dakota Johnson (más fría que un témpano de hielo, celosa que encela y consciente de una crisis total entre ambos, que sabe perfectamente donde va a acabar).

Una serie de mensajes al móvil olvidado, fotos de una cabeza decapitada donde al fondo se deja ver el libro ‘La traducción de las heridas’ y cucarachas, muchas y por todos lados.

Babak Anvari
Copyright Netflix

Las alucinaciones

Will comienza a tener pesadillas y alucinaciones, empieza a perder el control de la realidad  (su axila no ayuda), cree que su novia tiene una aventura con su profesor y se adentra en una espiral de morbo, al descubrir más vídeos y fotos totalmente traumáticos, así como nuevos destellos de las cabezas decapitadas.

En esta escalera hacia la locura, Will asocia lo que le está pasando, con una serie de heridas, que trasladan al individuo a portales ignotos y piensa que las visiones no son más que un ritual de sectas que profesaban el cristianismo, pero con creencias totalmente diferentes a las de los primeros cristianos (he explicado el significado de la palabra original para confundir lo menos posible).

Babak Anvari
Copyright Netflix

La ruptura de la pareja

Las amistades fuera de la pareja (Will ha intentado sin éxito, tema con su amiga del alma), su falta de inquietudes (whisky-bar-whisky y viceversa) y la frustración de Carrie, futura profesora que está escribiendo sobre T.S. Elliot y que se está viendo arrastrada a un mundo que no quiere ni debe, hacen que la pareja rompa.

A medida que Will se va degradando como persona, los sucesos sobrenaturales van cobrando más fuerza y la presión sobrenatural irá aumentando paulatinamente. Su novia lo echa de casa, pierde el trabajo y su amiga del alma le dice que no quiere saber nada de él, con lo cual acude al único refugio que conoce, la casa de su amigo Erik, el animal. Y hasta aquí puedo leer, queridos navegantes…

Wounds
Copyright Netflix

El barman y su chica

Will (Armie Hammer), el barman que va a descender a los infiernos; muy bien por el californiano, lo mejor de la cinta sin duda. Pasa de la indolencia a la locura sin conexión intermedia, sin cables, sin arneses.

Su superficial vida se va derrumbando en un abrir y cerrar de ojos y así lo transmite Will, que tras su camiseta sudada y su atlético aspecto va creando heridas ante el espectador muy difíciles de cerrar.

Es como si Will no fuera más que el reflejo de una sociedad amoral, sin valores, falta de sentimientos, como si nuestro protagonista solo fuese una metáfora de la vida misma y Válgame Dios que lo consigue, aunque para ello se valga de una experiencia de terror que algunos no olvidarán.

Me gustó mucho en Operación Uncle (2015), me disgustó a la par en El llanero solitario (2015) y no me desagradó en Mine (2016), creo sinceramente que su labor en Wounds merece algún premio.

Carrie (Dakota Johnson), vale que su papel es casi testimonial y que yo me negué a ver la trilogía Grey, pero breve y bueno, dos veces bueno. Perfecta en su papel de fría novia del protagonista y en lo que llegará a continuación. Bien por la hija de Melanie, abarca mucho donde no hay espacio para ello, excelente actuación. Por cierto, me encantó en Suspiria (2018) y recomiendo a todo el mundo no perderse su actuación en ese terrorífico remake.

Perfectamente perfectos el resto de secundarios, todos sin excepción.

Wounds
Copyright Netflix

El amo de la metáfora

El director (Babak Anvari), iraní y solo tengo un argumento, su excepcional cuasi ópera prima Under the Shadow (2016) por lo cual recibió todo tipo de premios; un thriller de terror en el Teherán islamista de los años 80.

Vamos a ver como lo explico; pienso que habrá división de opiniones, aunque el pobre haya rodado muchas escenas, incluso cámara en mano, se nota en la cinta.

No es tan buena ni por asomo como la película anteriormente citada; es verdad que el terror de la película es a base de golpes de efecto, que hay sustos del todo a 1 euro y que la coherencia brilla por su ausencia pero aun así (y él es también responsable del guion), consigue hacer del papel interpretado por Armie Hammer, un efecto visual más de la obra, un quita y pon, un cuerdo loco…

Desconozco realmente lo que pretendía Babak con Wounds, ni sus aspiraciones (espero que no fueran las mismas que las del barman) y voy a hacer hoy un spoiler que no me agrada por el poco valor intrínseco que pueda tener, pero aun así creo que puede ser un director interesante y que habrá que darle una tercera oportunidad, la habrá, sin duda alguna.

Wounds
Copyright Netflix

Conclusión de ‘Wounds’

Wounds (Heridas); ¿Qué les digo? Si la recomiendo habrá quien me linche, y si no lo hago habrá quien diga que por qué no he recomendado una obra maestra. Ni lo uno ni lo otro.

Habrá quien vea en ella una cinta de serie B y además Netflix, y quien piense que el iraní pueda ser hasta un buen sucesor de Shyamalan, quien opine que de la incoherencia de la cinta parte su poca coherencia o quien piense que en vez de la dirección de un hábil artesano que lucha contra la magia negra en Nueva Orleans, estamos ante un engreído profeta que se quiere quedar con la platea.

Todo eso es aceptable en Wounds y mucho más, estoy de acuerdo en que la historia no llega completamente al espectador y en que le falta algo, pero sinceramente creo que hay un enorme esfuerzo de equipo (actoral y de dirección) para ofrecernos algo nuevo, algo diferente, algo en lo que pensar.

Para Netflixnianos y acoplados que solo le pidan al cine un rato de diversión (totalmente lícito, yo también), les diría que se ahorrasen esta poca más de hora y media. Para los que busquen un poco más, les aconsejaría verla y no acordarse de mi familia cuando lleguen al final de la cinta (que también sería lícito, aunque si se acuerdan solo de mí, lo prefiero, más que nada porque mis padres son ya mayorcitos).

En fin, en sus manos está el visualizarla o no, como en las mías hacer un  falso spoiler, pero bueno, a buen hambre, no hay pan duro.

Spoiler

Spoiler de ‘Wounds’

La degradación de Will, paralela a su forma superficial y banal de ver la vida, no es sino una metáfora de la deshumanización de la sociedad de hoy en día. El director, con esa final cortado nos ha dicho como ha llevado a Will hasta allí, ahora el espectador debe tomar la decisión de hacia donde lo lleva y nadie estará 100% en el poder de la razón.

Rituales Gnósticos (lo expliqué sin mencionarlo en la crítica) con túneles y agujeros que nos llevaran a algo supuestamente terrible y desconocido que nos puede conducir al universo de King, de Lovecraft o de Barker.

La escena final en casa de Erik, rodeado de millones de cucarachas y ese tránsito de una especie de ojo desde la herida en la mejilla de Erik hacia la boca de Will, no son más que la confirmación de la teoría sobre las heridas que llevan a portales ignotos según el libro: La traducción de las heridas.

Aceptando que Will no esté loco y no haya sido todo fruto de su imaginación, el ritual que hicieron sobre él, tuvo éxito, con lo que Will, logra obtener el poder y la fuerza de un ser de otra dimensión. Este Spoiler es solo una opinión y en Cinemagavia aceptamos pulpo como animal de compañía. Pueden hacernos llegar sus comentarios o preguntas a través de nuestra página oficial.

[plegar]

Enhorabuena y bienvenidos al espectáculo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí