Llega a nuestros cines X, la nueva película de terror del director Ti West, que nos vuelve a estremecer con un impactante slasher lleno de tensión. Estreno en cines el 29 de abril de 2022. Puedes leer AQUÍ la crítica realizada por Cinemagavia de esta película.

La película x llega a los cines

El director Ti West (Them [serie TV], El valle de la venganza, V/H/S, La casa del diablo), reconocido y galardonado por sus películas de terror, nos vuelve a atrapar con X, una vuelta de tuerca al género slasher, homenaje a los grandes clásicos de los años 70.

Jenna Ortega (Scream, The Fallout, El día del sí, You [serie TV]), Brittany Snow (El juego del ahorcado, Una noche para morir, Dando la nota), Martin Henderson (Un lugar para soñar (Virgin River)[serie TV], Los extraños: cacería nocturna, The Ring (La señal)), Scott Mescudi, conocido como Kid Cudi en su faceta de rapero (No mires arriba, We Are Who We Are [serie TV], Westworld [serie TV]) y Mia Goth (Suspiria, El secreto de Marrowbone, La cura del bienestar) son los actores que van a sufrir por su vida en X.

X, la nueva película de terror del director Ti West, llegará a los cines el próximo 29 de abril.

X película

Ficha Técnica

Título original: X
Año: 2022
País: Estados Unidos
Dirección: Ti West
Guion: Ti West
Música: Tyler Bates, Chelsea Wolfe
Fotografía: Eliot Rockett
Reparto: Jenna Ortega, Brittany Snow, Mia Goth, Kid Cudi, Martin Henderson, Owen Campbell, Stephen Ure, Geoff Dolan
Productora: A24, Bron Studios, MAD SOLAR
Género: Terror

Filmaffinity

IMDB

Sinopsis

En 1979, un grupo de jóvenes cineastas se reúnen en una remota granja en una zona rural de Texas, para rodar una película para adultos. Cuando los dueños del lugar, una solitaria pareja de ancianos, descubren sus intenciones, el rodaje se convierte en una lucha desesperada por sus vidas.

Notas de producción

El guionista y director Ti West (La casa del diablo) nos ofrece una nueva película del género slasher, ambientada en 1979, sobre un grupo de jóvenes y emprendedores cineastas que se recluyen en una granja de la Texas rural para filmar una película porno de bajo presupuesto, solo para encontrarse inmersos en horrores inimaginables cuando sus misteriosos anfitriones interrumpen el rodaje.

X es a un tiempo una oda al cine independiente de toda índole —cine de adultos, cine slasher, cine de autor— y una evocación de una época en la que se estaban produciendo sustanciales cambios sociales y morales, que destroza las convenciones tradicionales del género para ofrecer una experiencia sumamente amena sobre la aceptación de la juventud, que sirve además como potente recordatorio de nuestro inevitable envejecimiento y nuestra mortalidad.

El género slasher, elevado

Ti West se ha forjado una carrera a base de simulacros artísticos de películas de terror de bajo presupuesto de las décadas de los 70 y 80, entre ellas la cinta slasher con tintes ocultistas de 2009 La casa del diablo, que cimentó su reputación de inconformista independiente cuya profunda cinefilia rezumaba de la pantalla. Desde los cautivadores mechones en capas de las reinas del grito Jocelin Donahue y Greta Gerwig al ingenioso uso retro del diseño de sonido, la partitura, la dirección artística y los efectos prácticos —lo que incluye verdaderos torrentes de sangre— La casa del diablo parecía una auténtica película de los 80.

Para X, que evoca y recrea la América rural de alrededor de 1979, Ti West recurrió a su amor por el Nuevo Cine Americano de los años 70 —cuando jóvenes cineastas se saltaron las reglas al intentar ofrecer algo nuevo— y a su pasión por el cine de terror de bajo presupuesto de esa época.

Cuando veo películas de los 70, es evidente que las hacían verdaderos apasionados del arte del cine y eso es algo que echo de menos”, explica Ti West. “Uno de los principales factores que me movió a hacer X fue que quería tomar algo con escasas pretensiones intelectuales y ver si podía convertirlo en algo más intelectual. Me resultó un reto inspirador tomar los tópicos tradicionales del sexo y la violencia propios del cine de la época y reinventarlos de una manera más reflexiva”.

Landslide

Empleando su distintivo estilo de suspense que se va intensificando poco a poco, y que ya le permitió elevar La casa del diablo por encima de sus raíces en el cine slasher de los 80, Ti West centra X en la creciente relación entre Maxine y Pearl —dos mujeres interpretadas por una misma actriz, que quieren ambas lo que no tienen y están dispuestas a hacer lo que haga falta para conseguirlo— una dinámica que se vuelve más estrecha, y más tensa, a medida que avanza la película.

Maxine ve por primera vez a Pearl en el césped que separa la casa de la pareja de granjeros de la pensión en la que los visitantes están haciendo su película. Cuando le ofrece una limonada fresca, Maxine entra en la casa y descubre a la solitaria anciana llena de remordimientos —y lujuriosa— que ansía el estrellato que Maxine parece tener todavía a su alcance. Pearl, una antigua bailarina que ha dejado ya muy atrás su mejor momento, nunca consiguió llevar la vida que quería y acabó languideciendo en la granja durante décadas con su marido, que se ha quedado ya impotente.

Envejecer es algo deprimente e inevitable cuando, afrontémoslo, hay muchas cosas en nuestra sociedad que están reservadas para los jóvenes”, comenta Ti West. Hacia la mitad del metraje de X, durante un descanso del rodaje, Bobby-Lynne canta una versión acústica de la balada de Fleetwood MacLandslide”, un panegírico a los dolores de envejecer con dignidad cuando el tiempo parece que se nos pasa volando. “La canción es muy evocadora de la melancolía que supone envejecer”, prosigue West. “Era la canción perfecta para esa secuencia en pantalla dividida, que pone en contraste las dos líneas argumentales —los jóvenes cineastas y sus ancianos anfitriones— porque es el momento en el que la película cambia de tono”.

Ambiente de época

En X, Ti West recrea la Texas de la década de 1970 con todo el mimo y el minucioso detallismo que puso a la hora de recrear los 80 en La casa del diablo. Desde el anhelo de Maxine por la carrera de Lynda Carter, al uso de un tema de Blue Öyster Cult, a la marca concreta de cerveza que podía encontrarse en una tienda de carretera, West dota de textura a la época en la que se ambienta la historia con su meticulosa manera de abordar el cine.

Puedes enfrascarte demasiado al intentar ser lo más realista posible, pero yo abordo mis películas primero desde una perspectiva visual, por lo que conseguir que X pareciera verdaderamente de 1979 me resultaba esencial”, explica Ti West. “No es cuestión de nostalgia o de intentar fetichizar la época, sino de sumergir al público moderno en un mundo convincentemente retro”.

Con el diseñador de producción Tom Hammock (Godzilla vs. Kong), Ti West recreó el entorno hasta el más mínimo detalle, surtiendo las estanterías de la tienda de una de las primeras escenas con marcas desconocidas, olvidadas o desaparecidas de cigarrillos, cerveza, leche e incluso revistas porno. “La razón por la que la mayoría de las películas no se ponen muy concretas ni esotéricas con el diseño de producción es porque supone mucho trabajo extra para algo que únicamente un grupo muy reducido de personas notarán o apreciarán”, opina West. “Formo parte de ese grupo reducido de personas, necesito creer que estoy verdaderamente allí”.

Con la diseñadora de vestuario Malgosia Turzanska (El caballero verde, Stranger Things) y un reparto dispuesto a afrontar el reto, Ti West transformó a los jóvenes personajes en la esencia de la moda de los libertinos años 70. “Ya sean los pantalones de campana o la combinación de bigote y pelo a lo afro, o el traje informal de colores vivos con la camisa de cuello grande, me sentía como si estuviera sacado de las páginas de una revista de Playboy”, admite Mescudi. “Nunca había hecho antes una película de época, pero me sentí en 1979 en cuanto me vi con el vestuario de Jackson”.

Jenna Ortega, que interpreta a la inocente, pero sexualmente curiosa, Lorraine, considera que los 70 aportaban un telón de fondo fantástico para la historia. “Los 70 es mi década favorita, pero no creo que necesitara nada concreto para sentirme inmersa en ellos, porque contábamos con una decoración estupenda, el maquillaje y la peluquería, la ropa, la escenografía. No intentábamos convertir a la década en otro personaje más, sino que nos limitamos a respetarla por lo que fue. Los 70 fueron estéticamente agradables, pero esto es una película de miedo que simplemente resulta que se ambienta en esa década”.

Tráiler de X

Fuente Departamento de Prensa eOne Spain

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí