Your honor es una miniserie estadounidense, distribuida por Showtime,  que aúna el thriller y el drama familiar. El protagonista, y mayor atractivo, es el celebrado actor Bryan Cranston (Breaking bad, Trumbo). Además en el reparto también figuran Hunter Doohan (Truth be told, Schooled), Michael Stuhlbarg (La forma del agua, Call me by your name) y Amy Landecker (Proyecto power, El cuento de la criada). La ficción está creada por el productor y guionista Peter Moffat (Silk, La última base). Your honor ha obtenido en los recientes Globos de Oro una nominación al mejor actor de miniserie, para Bryan Cranston. Se compone de 10 episodios de entre 50 y 55 minutos aproximadamente. En España la serie se puede ver a través de Movistar.



Your honor

Crítica de ‘Your honor’

Ficha Técnica

Título: Your Honor
Título original: Your Honor

Reparto:
Bryan Cranston (Michael Desiato)
Lilli Kay (Fia Baxter)
Michael Stuhlbarg (Jimmy Baxter)
Tony Curran (Frankie)
Hope Davis (Gina Baxter)
Carmen Ejogo (Lee)
Hunter Doohan (Adam Desiato)
Isiah Whitlock Jr (Charlie)
Benjamin Flores Jr.(Eugene)
Amy Landecker (Nancy Costello)
Jimi Stanton (Carlo Baxter)
Keith Machekanyanga (Little Mo)

Año: 2020
Duración: 55 min.
País: Estados Unidos
Director: Peter Moffat (Creador), Edward Berger
Guion: Peter Moffat
Fotografía: James Friend
Música: Volker Bertelmann
Género: Intriga. Thriller
Distribuidor: Movistar+

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Your Honor’

Sinopsis

El juez de Nueva Orleans, Michael Desiato, se ve obligado a enfrentar sus propias convicciones más profundas cuando su hijo se ve involucrado en un golpe y fuga que involucra a una familia del crimen organizado.

Premios

  • Globos de Oro: Nominada a mejor actor en miniserie (Bryan Cranston). 2020
  • Satellite Awards: 2 nominaciones, incl. mejor actor en miniserie o telefilm (Cranston). 2020

Dónde se puede ver la serie



Érase una vez en Nueva Orleans

Your honor tiene como sustancia principal la inquietud del thriller. Se asienta en una premisa consistente en un evento trágico que se va engrandeciendo hasta convertirse en una situación asoladora. Quien se va metiendo cada vez más y más en este callejón sin salida es el juez Michael Desiato (Bryan Cranston), un hombre íntegro, juez de profesión, que muda su conducta intachable para cometer actos viles y al margen de la ley. Aunque tiene una motivación afectiva.

Michael vive  en la ciudad de Nueva Orleans junto con su hijo Adam (Hunter Doohan). Ambos se encuentran todavía afectados por la muerte de de su mujer, y madre, en un atraco. Justo cuando se cumple un año del asesinato, Adam deposita un ramo de flores en el sitio del suceso, pero unos pandilleros de la zona (algo conflictiva) le hacen salir huyendo rápidamente en su coche. Entre los nervios y las prisas se distrae mientras huye, y atropella a otro adolescente. Presa del pánico, Adam escapa sin auxiliar a la víctima, que muere a posteriori. Finalmente, decide confesar lo ocurrido a su padre. En un principio, Michael convence a Adam de la necesidad de entregarse en comisaría.

El problema viene cuando Michael se entera de que su vástago ha atropellado  al hijo de Jimmy Baxter (Michael Stuhlbarg), el mayor capo criminal de Nueva Orleans. Ante la perspectiva de las represalias de este mafioso, Michael decide encubrir a toda costa la acción de su hijo. A partir de aquí se desencadenan una serie de hechos cada vez más peligrosos e imprevisibles.

Your Honor
© Movistar+

La cara oscura del amor paternal

Your honor, simplificando un poco la historia, enfrenta a dos padres en nombre del amor a sus hijos. Michael Desiato se adentra cada vez más en el lado oscuro con tal de que su hijo quede libre de acusaciones y represalias. Jimmy Baxter querrá vengar a toda costa la muerte de su hijo Rocco. Por lo tanto, por la propia inercia de la historia, el thriller se engarza con el drama familiar. Ello añade una nueva perspectiva que interpela al espectador, lo agita para que se pregunte ¿Haría yo algo parecido?. No son dilemas morales que nos queden particularmente lejos, aunque la peripecia nos sea muy ajena. Por debajo bulle algo tan universal e íntimo como la paternidad.

El personaje de Bryan Cranston nos lleva a pensar rápidamente en Walter White, el protagonista de Breaking Bad. Podemos hallar, incluso, ciertos aspectos comunes. Ambos son dos personajes honrados y pacíficos que por circunstancias diversas se empiezan a posicionar en el lado oscuro. No como maldad, al menos inicialmente, sino como algo que consideran que tiene un buen fin. No obstante, hay diferencias entre Walter White y Michael Desiato. El primero llegaba a alcanzar un carácter volcánico, amenazante, vehemente. Además su incursión en el mal es más progresiva.

Michael Desiato, por su parte, tiene un carácter más impasible, frío, lacónico. Parece completamente inofensivo, pero aparenta tener un don natural para la manipulación, las triquiñuelas y la tergiversación. Con su astucia puede torcer la balanza de la justicia hasta donde le conviene, incluso renunciando a sus principios éticos y deontológicos. Todo con tal de salvar a su hijo.

Peter Moffat
© Movistar+

Quien mucho abarca…

Your honor comienza con una premisa potente y un primer episodio a juego, intenso, intrigante y, desde cierto punto de vista, incluso incómodo. Sin embargo, la trama de la ocultación del atropello es solo el punto de partida para una serie de ramificaciones en la narrativa. Your honor, quiere abarcar la corrupción policial, los fallos del sistema penitenciario y judicial, el racismo, la problemática urbana de las bandas… Todos ellos temas de interés, sin duda, pero dilatan una trama que al final pierde su razón de ser.

Ahí está el principal problema de Your honor, la tendencia a la divagación. Tenemos la sensación de que el argumento se podía haber contado en menos episodios. Cuestión aparte, pero relacionada con esta salvedad, es la mezcla de tonos aplicada a la historia. Unas veces la serie es un thriller de manual, otras veces un drama judicial, y otras veces un melodrama familiar. Tomados uno a uno, estos elementos están bien tratados, pero como visión de conjunto se pierde homogeneidad e interés.

El tempo de Your honor es frío, oscuro, gris. La factura refuerza una fuerte sensación de melancolía, desorientación, y decadencia. Sobresale una fotografía y una puesta en escena cuidadísima, esmerada en buscar composiciones interesantes y no solamente en encuadrar de forma funcionarial. Además, es indudable que a pesar de sus problemas de continuidad, la serie da zarpazos de intensidad realmente logrados, angustiándonos y manteniéndonos en vilo.

Your Honor
© Movistar+

Galería de personajes de ‘Your honor’

Your honor muestra un amplio surtido de personajes, de los cuales el principal es el juez Michael Desiato. Bryan Cranston es capaz de inocularle una ambigüedad de carácter muy interesante. Es la faz de un hombre serio, digno, incorruptible. Un juez sobrio y adusto. Pero nos transmite también una ira soterrada, un adentramiento en la maldad, y una lucha interna de carácter trágico. Es perfectamente capaz de causarnos empatía y antipatía casi a la vez. Sin duda, Cranston consigue una actuación excelente.

Sin embargo, Adam, el origen de todo el infortunio, es un personaje que nos cae antipático a pesar de su comportamiento modosito. Su proceder es inconsistente, inconsciente, casi atontado. Lo que comienza siendo un comportamiento torturado, pasa a ser la tontuna de un adolescente sin muchas luces. Quizá el personaje no esté del todo bien dibujado, toda vez que casi todo lo que hace nos parece errático y desafortunado. La actuación de Hunter Doohan tampoco destaca por nada.

Michael cuenta con un buen puñado de amigos, que desconocen su dilema pero que pueden complicarle la vida, incluso con las mejores intenciones. Tenemos a la inspectora Nancy Costello (Amy Landecker), cuyo oficio y tenacidad pondrán, sin pretenderlo, en peligro a Michael y a Adam. Lo mismo se puede decir de la abogada Lee Delamer (Carmen Ejogo), una ex protegida de Michael con un elevado sentido de la justicia. Más cercano, si cabe, está Charlie (Isiah Whitlock Jr), un viejo amigo con influencia en las bandas callejeras. El hecho de que estos personajes jueguen, sin saberlo, en contra del juez, hará que el sentimiento de traición al honor y a los principios de éste sea mayor.

Peter Moffat
© Movistar+

El otro padre

El principal antagonista de Michael será Jimmy Baxter, el padre del muchacho atropellado por Adam. Your honor vuelve a jugar con las categorías morales, al menos en cierto modo. Las acciones de Jimmy, que además es un mafioso, son terribles y violentas, pero hay veces que comprendemos (no que justifiquemos) el dolor del padre que ha perdido a su hijo, y trata de vengarlo. La interpretación de Michael Stuhlbarg es acertada, pero muy lejos del nivel de Cranston. Adolece de un empaque y un colmillo que hubiera sido muy beneficioso para su personaje, si bien su actuación es correcta, de un nivel razonable.

Es una lástima que no se dé más bola a Gina Baxter, la mujer de Jimmy, cuyo nivel de arrogancia y vehemencia quizá hubiera dado para un antagonista más adecuado. Hope Davis es capaz de dibujar, apenas con unos trazos, una especie de furiosa Lady Macbeth sedienta de venganza y sangre. Aunque el personaje primitivo y brutal es realmente el de Carlo Baxter, hermano del muchacho atropellado. Racista, bruto y consentido por su familia de mafiosos. Las apariciones de Jimi Stanton son esporádicas, pero recias. Su implicación en la trama aparecerá justo cuando empieza a complicarse

Para completar al clan Baxter tenemos a Fia (Lilli Kay), que por diversos azares acabará saliendo con Adam, sin saber que él atropelló a su hermano. Prueba del peligroso e inestable comportamiento del joven. Fia, es la que menos tiene que ver con su familia, y su relación con Adam no aporta demasiada sustancia a Your honor, o por lo menos el guion no le saca todo el partido.

Your honor
© Movistar+

Conclusiones de ‘Your honor’

Your honor acaba arrojando un saldo positivo en virtud a la estupenda actuación de Bryan Cranston, la esmerada factura y a la intensidad que asegura el planteamiento de la historia. No obstante, adolece de unos cuantos defectos que evitan que la miniserie sea memorable. El guion se vuelve divagante y da la impresión de estar alargado en exceso; en el tramo medio de la serie hay momentos de interés menguante y el conjunto en sí quizá resulte demasiado frío. En cualquier caso acaba mereciendo la pena, y nos sentimos demasiado interesados en las maquinaciones del juez Michael Desiato como para desistir.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí