La última obra del director español Javier Marco es A la cara, un cortometraje que indaga en las actitudes y consecuencias que ha traído el anonimato del mundo digital en realidades materiales y emocionales. Con un cast reducido, la actriz Sonia Almarcha y el actor Manolo Solo, el corto logra suscitar temas que trascienden el asfixiante espacio donde se desarrolla.



A la cara

Crítica de ‘A la cara’

Ficha Técnica 

Título: A la cara
Título original: A la cara

Reparto:
Sonia Almarcha
Manolo Solo

Año: 2020
Duración: 14 min
País: España
Dirección: Javier Marco
Guion: Belén Sánchez-Arévalo
Fotografía: Santiago Racaj
Género: Drama
Productora: Javier Marco

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘A la cara’

Sinopsis de ‘A la cara’

A Lina no le importa que la insulten. Pero si lo hacen, que sea A la cara. (JAVIER MARCO).



A la cara 
Foto de Javier Marco

¿Quién eres? ¿Qué has hecho?

Uno de los grandes aciertos de A la cara no sólo en términos de ganar tensión y misterio, sino también en coherencia argumental, es mantener en el anonimato la identidad e intenciones de la protagonista durante gran parte del metraje.

Es inevitable preguntarnos “¿Quién es?”, una duda que el corto decide no resolver completamente, permitiendo que existan interrogantes aún para después del final; Interrogantes que mutan a escenarios más grandes, donde ya no se trata de una sola mujer, sino de miles de personas y sus respectivas realidades en un mundo digital.

Javier Marco
Foto de Javier Marco

La reforma del Yo en el mundo digital

“Es que doy otros nombres… por seguridad”. Esa frase como primer contacto entre los personajes, sin siquiera haber cruzado la puerta, nos pone de lleno en la línea de la identidad y lo variable que esta llega a ser cuando se plantea a través de ordenadores y móviles.

El perfil periodístico es un género prácticamente olvidado que consiste en redactar una descripción de una figura pública, un ejercicio digamos ajeno a quien se retrata, sin embargo, las redes sociales cambiaron ese juego y A la cara indaga en este poder que se le otorgó al individuo de ser quién quisiera ser, tan soberbio, violento y ofensivo como su teclado se lo permita.

Javier Marco
Foto de Javier Marco

‘A la cara’ estamos desprotegidos

Este cortometraje representa la materialización del encuentro que, muchos suelen desear, con el usuario sin rostro que les acosa desde el otro lado de un tweet o un comentario en Facebook. O desde la red social y el anonimato de preferencia.

Este encuentro se desarrolla en un trabajo de revelación tan cuidado y progresivo que realmente se aprovecha cada segundo para crecer en percepciones con respecto a la realidad que han estado viviendo estas dos personas. Cuidado presente también en la fotografía de Santiago Racaj y la dirección de arte de Itziar Sagasti, factores fundamentales de la obra.

El eje central del corto, y por lo que es tan importante, es por cómo desprotege al abusador virtual. Es como si el fuero digital se hiciera pedazos ante la posibilidad de la presencia física; Un encuentro A la cara que invita a reflexionar en torno a la constante divulgación de odio en redes sociales a cambio de ser leído y resaltar en la marea de comentarios.

A la cara
Foto de Javier Marco

Conclusión

Lo más reciente de Javier Marco y compañía es una disección supremamente interesante de la deshumanización en las redes sociales, no sólo desde el caso particular de los protagonistas, sino abarcando temas supremamente universales que basta con entrar cualquier día a Facebook o Twitter y allí está, una o mil situaciones idóneas para rehacer A la cara durante décadas.

Guerreros

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí