Sriram Raghavan dirige y escribe, junto a Arijit Biswas, Pooja Ladha Surti, Yogesh Chandekar y Hemanth M. Rao, Andhadhun, una de las grandes revelaciones del cine indio de 2018. Fue nominado en varios festivales de cine, destacando sus galardones al mejor director y al mejor guion en los premios internacionales de la Academia de Cine de La India. Sus protagonistas Ayushmann Khurrana y Tabu fueron premiados en diversos certámenes como el National Film Awards o el Zee Cine Awards. Presentada en el Festival Internacional de Cine Fantástico Nocturna de Madrid. Pendiente de estreno en España.



Andhadhun

Crítica de ‘Andhadhun’

Ficha Técnica

Título: Andhadhun
Título original: Andhadhun

Reparto:
Ayushmann Khurrana (Akash)
Tabu (Simi)
Radhika Apte (Sofie)
Anil Dhawan (Pramod Sinha)
Manav Vij (Inspector Manohar Jawanda)

Año: 2018
Duración: 139 min
País: India
Director: Sriram Raghavan
Guion: Arijit Biswas, Yogesh Chandekar, Sriram Raghavan & Pooja Ladha Surti
Fotografía: K.U. Mohanan
Música: Amit Trivedi
Género: Comedia
Productora: Matchbox Pictures & Viacom18 Motion Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Andhadhun’

Sinopsis de ‘Andhadhun’

Akash, un pianista ciego, se está preparando para un concierto en Londres. El scooter de Sophie atropella a Akash y, al saber que es pianista, lo lleva a su restaurante “Franco”, dirigido por su padre, y le ofrece un trabajo. Akash se encuentra con el actor de los años 70 Pramod Sinha en el restaurante y éste le pide que haga un concierto privado de sus canciones en su residencia para sorprender a su esposa Simi. Al día siguiente, al llegar a su casa, una sorpresa le está esperando a Akash. (FESTIVAL NOCTURNA).



Andhadhun
Foto de Matchbox Pictures & Viacom18 Motion Pictures

Los enredos de Akash

La manera de sorprender de Andhadhun es fascinante, en especial, porque saca partido a todas aquellas flaquezas que podrían jugar en su contra. El guion realiza una historia que comienza con una secuencia que parece inconexa, pero que más tarde, será un punto de inflexión para la trama principal del film. La película de Sriram Raghavan crea un universo alocado en el que se entremezclan varias historias paralelas, que por un motivo u otro, acaban juntándose. Lo mejor de todo es que no tiene la pretensión de tomarse en serio, sino que sabe hacer comedia de sí misma. Por lo que, coloca esa mezcla de histrionismo con una coherencia narrativa suficientemente bien planteada, para no enredar en exceso y provocar cierta inquietud en el espectador. Se reconoce sin problemas como una comedia disparatada que seduce.

Lo más curioso es la manera en la que mezcla el suspense, el thriller, el crimen con comedia romántica, musical y obviamente, humor irreverente. Aparecen una multitud de personajes, creando una historia coral en el que no estorba ninguna trama paralela que ocurre. Los giros de argumento sorprenden por ser tan descabellados, lo que crea las carcajadas del público. Es un ‘guilty pleasure’ en toda regla. Ha sabido llevar sus ingredientes por buen puerto, sin caer en el ridículo innecesario y rancio como otras películas como “Alibi.com” o las últimas entregas de “Scary Movie”. El factor musical es algo muy atractivo de las películas indias y en este caso, incluso las utilizan para chascarrillos que funcionan muy bien en pantalla. Además, también es una crítica paródica a la concepción del “artista” en la imagen pública.

Foto de Matchbox Pictures & Viacom18 Motion Pictures

El suspense histriónico

El reparto de Andhadhun se mueve perfectamente en la comedia y en esta historia tan irreverente, que saben expresar lo que necesita el film para elevarla en el humor y convertirla interpretativamente en una cinta muy dinámica y burlona. Ayushmann Khurrana es el encargado de convertirse en el eje central de toda la trama, convirtiéndose en este extraño héroe desastre, por lo que crea empatía con el espectador. Lo hace de una manera muy natural, con personalidad y en sí mismo encuentra una buena dosis de comedia. Se puede ver esa comodidad y química con el resto de actores. Luego, Radhika Apte como Sofie es, tal vez, la interpretación que menos brille por el peso de su personaje, pero durante sus escenas tiene esa chulería innata. No es el trabajo actoral más destacable, pero cumple su función y no chirría en ningún momento.

Tabu se mete en la piel de Simi. Es una de las actrices más reconocidas del cine indio y no es de extrañar. Tiene un gran talento y se come cada escena en la que aparece. Un poderío y una fuerza interpretativa que eleva el film. Sabe manejar los tiempos y la identidad de la cinta a su favor, por lo que crea una sinergia con cada secuencia, que es imposible no aplaudirla. Su Simi es la villana perfecta, dado que el espectador acaba adorándola. Una arpía ingeniosa en pantalla que seduce al público con esa personalidad caricaturesca, pero efectiva. Un gran talento. Por último, destacar el trabajo de Anil Dhawan y Manav Vij como Pramod Sinha y el inspector Manohar Jawanda, respectivamente. Ambos ofrecen un resultado más que decente y aportan a la comedia en pantalla. Son generosos al contribuir para que brillen los dos actores protagonistas.

Foto de Matchbox Pictures & Viacom18 Motion Pictures

El orden del alboroto

Uno de los puntos más fuertes en Andhadhun es el montaje tan efectivo que realiza para crear un buen conglomerado narrativo y visual. Hay un buen ritmo, se conserva durante toda su duración, aunque sí es cierto que hubiera sido más redondo si se hubiera acortado un poco más. El sonido es espectacular, han sabido mantener una buena sintonía y una composición que encaja con el film. Un resultado que empasta con la imagen y da esa rapidez que necesitan con este tipo de films de enredos. No se puede negar que el cine indio presta mucha atención en crear largometrajes en los que intervienen muchos personajes, en especial, en la comedia y los musicales. Hay que reconocer que la dirección y la organización está muy bien planteada en este film también.

La dirección fotográfica del film no brilla como si se hace en otros filmes rodados en La India, pero hay que destacar que tiene unos planos de acción muy potentes. Al igual que en las películas de acción, los encuadres sacan el potencial en aquellas secuencias de mayor tensión. La dirección artística, en cambio, sí que realiza un trabajo brillante y mete de lleno al espectador en esa mezcla de espacios y ambientes. Una buena recreación de los diferentes escenarios que viven los protagonistas. El vestuario y el atrezzo es apropiado, además, de ayudar a esas partes donde el dramatismo telenovelesco crean las carcajadas de la audiencia. Sin embargo, lo que no funciona muy bien son los efectos especiales. Se ve la artificialidad y quita la armonía entre los demás componentes. Aun así, el resultado es notable y el espectador la disfrutará si va a pasárselo bien.

Andhadhun
Foto de Matchbox Pictures & Viacom18 Motion Pictures

Conclusión

Andhadhun es una película socarrona, irreverente, alocada y muy efectiva. Es una comedia que ha sabido conocerse a sí misma y provoca las carcajadas del espectador en todo momento. Una película de enredos que ha sabido entremezclarse y hallar su orden en todo ese caos histriónico. Los giros de guion con ese dramatismo telenovelesco dan la vida al film y permite que el público disfrute desde el primer momento con la cinta. El reparto es perfecto, en especial, sus dos protagonistas: Ayushmann Khurrana y Tabu. Dos grandes artistas que entienden el humor a la perfección. Una película que no defrauda y sorprende por el gran manejo que hace de la comedia más descarada. Un soplo de aire fresco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí