Ángel de la muerte (The Guardian Angel – suojelusenkeli) es un thriller dramático finlandés dirigido por Arto Halonen. Está basado en hechos reales acontecidos a principios de los años 50 en Dinamarca, donde se investigaron unos crímenes cometidos bajo los efectos de la hipnosis.

El film está protagonizado por Josh Lucas (Le Mans’ 66, Poseidón), Pilou Asbæk (Overlord, Ghost in the Shell), Rade Serbedzija (Sparrows, En tierra de sangre y miel), Christopher Fulford (La reina del desierto, Millones), Sara Soulié, Cyron Melville, Johannes Lassen y Pamela Tola. La película no ha pasado por salas comerciales en España y se estrena directamente en la plataforma VOD de Movistar + el día 6 de Abril de 2020.



Ángel de la muerte

Crítica de ‘Ángel de la muerte’

Ficha Técnica

Título: Ángel de la muerte
Título original: The Guardian Angel – suojelusenkeli

Reparto:
Josh Lucas (Bjørn Schouw Nielsen)
Pilou Asbæk (Anders Olsen)
Rade Serbedzija (Dr. Dabrowski)
Christopher Fulford (Thuesen)
Johannes Lassen (Petersen)

Año: 2018
Duración: 102 min
País: Finlandia
Director: Arto Halonen
Guion: Arto Halonen, William Aldridge y Mithcell Bard
Fotografía: Pini Hellstedt
Música: Tuomas Kantelinen
Género: Thriller
Distribuidora: Movistar+

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Ángel de la muerte’

Sinopsis de ‘Ángel de la muerte’

Ángel de la muerte (The Guardian Angel – suojelusenkeli) presenta una serie de crímenes de hipnosis increíbles, que hacen que envíen a un investigador y a un hipnotizador a un mundo de manipulación psicológica. (IMDB).



The Guardian Angel - suojelusenkeli
Foto de Movistar+

Un criminal con pasado nazi

Según los créditos de la película Ángel de la muerte (The Guardian Angel – suojelusenkeli), la historia se basa en hechos reales. Estamos en Dinamarca, año 1951. Han pasado 6 años desde el final de la ocupación nazi del país. Si te interesa ese periodo de tiempo, puedes echarle un ojo a Riphagen, el carnicero holandés, serie que se ubica en el momento de la ocupación y cuenta otra historia real.

Al igual que en Riphagen, el malvado protagonista de Ángel de la muerte (The Guardian Angel – suojelusenkeli), llamado Bjørn Schouw Nielsen, utilizó a los judíos para su propio beneficio, terminando por convertirse en un voluntario nazi. Sin embargo, aquí nos centramos en una etapa criminal posterior, tras su paso por la cárcel por traición, en la que fue inculpado por obligar a cometer crímenes bajo el efecto de la hipnosis.

The Guardian Angel - suojelusenkeli
Foto de Movistar+

Una investigación policial atípica

Estamos, por tanto, ante un thriller policíaco donde un inspector llamado Olsen investigará unos robos y asesinatos cometidos por Palle Hardrup. El inspector achacará sus crímenes al efecto de la hipnosis inducida por Schouw, con el que compartió celda. No será fácil demostrar ni convencer a sus colegas de profesión una teoría así. Su obsesión para conseguirlo, pondrá en riesgo su prestigio profesional y la relación con su familia. El inspector arrastra sus propios traumas y tragedias familiares, algunos vinculados a la guerra contra los nazis.

Como vemos, a priori, hay material suficiente en la historia de Ángel de la muerte (The Guardian Angel – suojelusenkeli) para crear una intriga de acción que nos atrape, pero lamentablemente no es así. La película no logra desprenderse nunca de su aspecto de telefilm de bajo presupuesto.

The Guardian Angel - suojelusenkeli
Foto de Movistar+

Un buen reparto que no hipnotiza

Sorprende contar en Ángel de la muerte (The Guardian Angel – suojelusenkeli) con un buen reparto que incluye nombres destacados como Josh Lucas (Le Mans’ 66, Poseidón), Pilou Asbæk (Overlord, Ghost in the Shell) o Rade Serbedzija (Sparrows, En tierra de sangre y miel), además de alguna cara nueva refrescante como la de Sara Soulié. Sorprende porque los actores están muy por encima del nivel de la película.

No hay ritmo, no hay suspense, no hay emoción. Es una historia que desaprovecha todos sus elementos y resulta terriblemente insulsa. Ni siquiera el hecho de vincular la hipnosis con los crímenes, consigue aportar un punto de vista novedoso. Es cierto que tampoco lo lograba la reciente serie de Netflix Freud, que también enlazaba hipnosis con asesinatos, pero ahí al menos había un trabajo de dirección y de puesta en escena impecable. Estamos ante una película sobre hipnosis que en lugar de hipnotizarnos, nos produce somnolencia.

Foto de Movistar+

Conclusión

Ángel de la muerte (The Guardian Angel – suojelusenkeli) es una película finlandesa escrita por Arto Halonen, William Aldridge y Mitchell Bard, que dirige el primero. Su pulso narrativo es endeble e incapaz de crear la atmósfera adecuada para que resulte inquietante.

Está basada en hechos reales que sucedieron tras la ocupación nazi de Dinamarca. Una investigación policial donde se consideró que unos robos y asesinatos se habían efectuado bajo los efectos de la hipnosis y la manipulación del cerebro.

La película se centra en el clásico enfrentamiento entre inspector y criminal, pero la trama es aburrida, sin ritmo y no puede desprenderse de un aspecto visual que la emparenta con un telefilm de bajo presupuesto. Recomendada únicamente para los que estén interesados en el tema de la hipnosis. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí