Riphagen, el carnicero holandés es una miniserie holandesa basada en hechos reales. En realidad se trata de una película que debido a sus 150 minutos de duración, se ha emitido en televisión en diversos países dividida en 3 capítulos de 50 minutos. También llega en ese mismo formato a Filmin, donde se ha estrenado el 13 de Marzo de 2020.

La serie está dirigida por Pieter Kuijpers, uno de los creadores de la exitosa serie Ares. El guion está escrito por Thomas van der Ree y Paul Jan Nelisse, y se encuentra basado en el libro biográfico Riphagen: de Amsterdamse onderwereld 1940-1945 escrito por Bart Middelburg y René ter Steege. Es una terrible historia real que transcurrió durante la II Guerra Mundial.



Riphagen, el carnicero holandés

Crítica de ‘Riphagen, el carnicero holandés’

Ficha Técnica

Título: Riphagen, el carnicero holandés
Título original: Riphagen

Reparto:
Lisa Zweerman (Greetje)
Sigrid ten Napel (Lena)
Kay Greidanus (Jan)
Huub Smit (Toon Kuijper)

Año: 2016
Duración: 50 min. por episodio apróx.
País: Países Bajos
Creador: Pieter Kuijpers
Guion: Paul Jan Nelissen, Thomas van der Ree & Valerio Polloni
Fotografía: Bert Pot
Música: Paleis van Boem
Género: Drama
Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Riphagen, el carnicero holandés’

Sinopsis de ‘Riphagen, el carnicero holandés

Riphagen, el carnicero holandés es una miniserie sobre la vida de Andries Riphagen, uno de los sujetos más despreciables de la Historia. Un usurero sin escrúpulos que se ganó la confianza de cientos de judíos para delatarlos a los nazis y quedarse con sus joyas.

La estancia de Andries Riphagen en EEUU le permite conocer en directo los manejos de la mafia, lo que le vale el apodo de ‘Al Capone de Amsterdam’. Con la llegada de los nazis pasa a trabajar para la Oficina Central para la Emigración Judía, cuya misión es rastrear las propiedades de los judíos para requisárselas. Pero Riphagen obtiene suculentos ingresos adicionales prometiendo a judíos adinerados que les guardará joyas y piezas de valor hasta finalizar la guerra y chantajeándolos o denunciándolos a los nazis para quedarse con el botín. (FILMIN).



Riphagen, el carnicero holandés
Foto de Filmin

Ladrón y asesino

Dries Riphagen es el protagonista de esta miniserie. Fue un hombre que durante la ocupación nazi de los Países Bajos, se ganaba la confianza de los judíos para robarles sus pertenencias y posteriormente denunciarlos a los nazis para que fueran enviados a los campos de concentración. Su carácter de matón y sus contactos con la mafia italiana durante su estancia en Estados Unidos, le concedieron el sobrenombre de ‘Al Capone de Amsterdam’.

Riphagen, el carnicero holandés, es una miniserie que nos muestra con detenimiento la personalidad cruel y manipuladora de un ser despreciable. El actor Jeroen van Koningsbrugge lo encarna realizando un trabajo impecable. Le aporta mucho carisma y conseguirá poner de muy mala leche a los espectadores.

Su antagonista es un joven de la resistencia infiltrado en la policía que lo perseguirá durante años para vengar la muerte de unos compañeros en una emboscada. Este personaje ficcionado está interpretado por Kay Greidanus con la humanidad necesaria para contrarrestar las acciones del astuto colaborador nazi.

Foto de Filmin

Una biografía parcial

El retrato histórico que ofrece Riphagen, el carnicero holandés se limita al espacio que ocupan sus personajes. Es una historia que sucede durante la II Guerra Mundial, pero no pretende hacer ningún estudio minucioso sobre la ocupación nazi ni sobre los campos de concentración. Ya hay otras películas para eso.

Tampoco es una biografía completa, se centra en un espacio concreto de su vida. La serie se enfoca como un thriller dramático que sirve para describir la inmundicia humana de los que se aprovechan de la dificultad de los demás. Por desgracia, pasa en todas las guerras y en todas las crisis. Es una serie que te hace sufrir, pero que también resulta muy entretenida.

Riphagen, el carnicero holandés
Foto de Filmin

Conclusión

Riphagen, el carnicero holandés es una miniserie holandesa de 3 capítulos de 50 minutos. Su director Pieter Kuijpers sabe conjugar a la perfección entretenimiento con relato histórico. El tono de thriller dramático y un ritmo constante repleto de suspense, hace que sea muy entretenida y se vea de un tirón. Otro de sus aciertos es el clasicismo de su puesta en escena, cuidada con esmero.

El reparto está lleno de buenos intérpretes, destacando el convincente papel de Jeroen van Koningsbrugge como Riphagen. Pero tanto Kay Greidanus como Lisa Zweerman le ofrecen una alternativa fantástica. Si te gustan las ficciones de carácter histórico, las ambientadas durante la II Guerra Mundial o las biografías de personajes vinculados al nazismo, no deberías dejar pasar esta serie.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí