Bedspread se trata del séptimo trabajo en el formato cortometraje de Ángel Villaverde, que como mencionamos recientemente, se trata de un duro drama a puertas cerradas, donde la disfuncionalidad, tanto en el seno familiar, como en el de una pareja, ocupan el centro de la propuesta. Manteniendo nuestra tradición habitual en este esta sección, procedemos a entrevistar a su director, productor y guionista.

Entrevista a Ángel Villaverde

Ángel Villaverde
Foto de Ángel Villaverde en el rodaje de “Bedspread”. (Mailuki Films)

Álvaro Panadero/Cinemagavia: Lo que más me atrajo del cortometraje, además del póster y del elenco que lo conformaba, era su título. La traducción al español es colcha, ¿hay aspecto en concreto por el cual te decantaras por este título?

Ángel Villaverde: El título viene de la defensa, del escudo imaginario de todos los niños al irse a dormir, su colcha. Parece que nada pudiera atravesarlo. Y a la vez es una alegoría de la dificultad para relacionarse del personaje de Isra, Francesc Colomer.

A.P./CG: Probablemente, el planteamiento más estático, es el que se produce en este primer plano general frontal en el que muestras a Isra (Francesc Colomer) tumbado junto con a Kira (Nazaret Aracil), ¿querías hacer una alusión metafórica a la estabilidad que estos dos personajes se aportan entre sí con respecto al resto de conjunto?

A.V.: Sin duda, son lo más importante que tienen, Isra para Kira, y al revés. Simbolizan el amor puro y más humano. Se quieren como personas sin cuerpo, sin piel. Kira es el único pilar que sostiene a Isra, es la luz. E Isra es la única persona con la que Kira se muestra tal y como es, sin censura ni impostura.

A.P./CG: ¿Es este plano de inicio un espejismo idílico de ambos personajes? ¿O lo que apreciamos es un acto tangible? Parece casi un sueño o una ilusión; el decorado y la actitud de ambos también resultan muy ambiguos. Al menos, si lo comparamos con el resto del desarrollo de la historia.

A.V.: Es una escena atemporal, es la forma más rápida de no contar nada, pero conocer a nuestros protagonistas y su relación tan especial. Era como decir “estos dos tipos se prestarían sus órganos sin pensar antes si los necesitarán ellos para seguir vivos”.

Foto de “Bedspread”. (Mailuki Films)

Sobre la violencia

A.P./CG: Tengo entendido que estudiaste psicología, por lo que presupongo conoces este reconocido ensayo de Hannah Arendt, “Sobre la violencia”, 1969. Aquí Arendt intentaba analizar la violencia de los acontecimientos histórico-políticos del siglo XX, y más concretamente, el por qué la actitud de los altos cargos, como Adolf Eichmann, principal responsable de La Solución Final durante la II Guerra Mundial. ¿Era tu intención hacer una disección similar a lo que sucede en el ámbito familiar y de relaciones de pareja en el marco de la España actual?

A.V.: Nada tan rebuscado, a pesar de la posible semejanza del ensayo que mencionas. La historia sobre Bedspread nace a raíz de lo que supone la muerte de una madre, el centro del amor, y por lo tanto también de la disputa, en la misma familia. A lo que sumamos los problemas sociales de un barrio obrero, tanto económicos como de violencia.

A.P./CG: Sin ánimo de entrar tampoco en terrenos escabrosos, y menos aún de sentarte en un diván, ¿cuánto hay de Ángel Villaverde en esta historia? Quiero decir, ¿cuánto de lo que vemos en pantalla pertenece tu mundo interior?

A.V.: Creo que todos los que escribimos utilizamos lo que vivimos, de lo que sabemos, y hacer esto, a mi parecer, es la mejor forma de hacerlo real para los demás. Aunque nuestra realidad no tenga porqué ser como la historia, simplemente es utilizarlo como camino de entrada a esa ficción. Todo lo que leemos, vemos, conversamos con amigos, o desconocidos, todos los momentos son bonitos y propensos a iniciar una historia en un papel.

Ángel Villaverde
Foto de Ángel Villaverde con Francesc Colomer y Nazaret Aracil en “Bedspread”. (Mailuki Films)

El Póker de Ases de Ángel Villaverde

A.P./CG: Uno de los elementos, aún con cierto margen de contradicción, que no lo veo como un aspecto negativo sino propio de la condición humana: está claro que hay un cierto carácter de denuncia a estas circunstancias, muy soterrado, por supuesto, en ningún momento se solapa sobre la trama. Pero, la proposición final con la que se cierra, y sin ánimo de caer en spoilers, ¿hasta qué punto es justificable el ejercer la violencia contra aquellos que hacen de la violencia su día a día?

A.V.: Exactamente, eso traté de dejar en el aire y en la opinión personal de cada uno. Si conseguimos que durante unos minutos el público piense sobre si ve la violencia como justicia contra la violencia, objetivo más que cumplido. De hecho ni siquiera se llega a dejar claro si se ejerce violencia, es un accidente, un acto reflejo provocado por el miedo… El último plano alargó el rodaje tanto como el montaje, teníamos distintas posibilidades grabadas y esa nos pareció la más acertada, o aún más desconcertante, finalmente.

A.P./CG: Para mí era muy difícil resistirme a no ver este cortometraje con semejante plantel. Tienes a cuatro intérpretes que ya quisieran muchos envidiar: Francesc Colomer, Goya al Mejor Actor Revelación por “Pan Negro”, Enrique Villén, nominado al Goya al Mejor Actor de Reparto por “Ninette”, Nazaret Aracil conocida por las series “La Vall” (2018), “Servir y Proteger” o “Cuéntame cómo pasó”, y Jaime Lorente, internacionalmente reconocido como Denver en “La casa de papel”.

A.V.: Totalmente de acuerdo, difícilmente podríamos llegar ni a igualar el trabajo de estos animales de la interpretación. Mejoraron tanto el guion como mi  trabajo en la dirección, y fue tan sencillo y tan bonito trabajar con ellos que lo convierte en algo realmente inolvidable. Muero de ganas de poder volver a juntarlos.

Foto de “Bedspread”. (Mailuki Films)
Gran elenco
A.P./CG: ¿Cómo conseguiste reunir a este formidable plantel?

A.V.: En el caso de Enrique, ya habíamos trabajado juntos, y con la amistad que nos une solo tuvimos que cuadrar calendario. Con Nazaret fue muy parecido, amigos hace años y con varios trabajos anteriores solo fue cuestión de agenda.

Francesc fue todo un descubrimiento, yo le recordaba de “Pá negre”, pero claro, mi recuerdo era de un chaval en la entrada de la adolescencia y fue Antonio Bachiller (“A cambio de nada”), otro hermano para mí, el que en una conversación tras leer el guion me lo sugirió. Volveré a trabajar con él en cuanto podamos porque es un profesional enorme y un humano aún más grande.

En el caso de Jaime fue también muy bonito porque como todos sabemos, está a reventar de trabajo, y con toda la razón, y conversando sobre el proyecto finalmente me dijo que el guion “le había movido por dentro” y que cuando es así tiene que hacerlo, para mi fueron un orgullo sus palabras y lo complicado vino a la hora de cuadrar todo para poder rodar, pero lo conseguimos y fue increíble verlo trabajar junto a Naza. Todo el equipo estaba perplejo viéndolos rebosar talento.

A.P./CG: ¿Siempre fueron tus primeras opciones? ¿o tenías otras caras en mente en un principio?

A.V.: Por suerte, casi siempre conseguimos a las primeras opciones de reparto que proponemos.

Ángel Villaverde
Foto de Ángel Villaverde con Jaime Lorente en el rodaje de “Bedspread”. (Mailuki Films)

Ángel Villaverde en la silla de director

A.P./CG: ¿Cómo se desarrollaron los ensayos? O, mejor dicho, ¿cómo se prepara Ángel Villaverde a la hora de dirigir intérpretes?

A.V.: Para mi lo más importante a la hora de dirigir es tener ultra claro quienes son estos personajes fuera de lo que se cuenta en guion, de donde vienen, qué han hecho, que odian, que aman, como reaccionarían a cualquier situación, como miran, o a donde miran y en que momento, todo eso denota una u otra personalidad y hará que el personaje sea real, o se quede en un intento de, o en unas secuencias funcione y en otras no, cosa muy habitual con las prisas de hoy en día en cualquier producción.

Esta pregunta tardaría siglos en contestarla al completo, pero lo que yo siempre digo a los compañeros es “el texto es referencia, los personajes sois vosotros, los creáis vosotros, es vuestro trabajo y es lo que se os da bien, hacedlo libres y después veremos si cuadra y monta o nos hemos alejado demasiado”. Y añado que estoy cansado de ver actores intentando defender textos horribles en lugar de dejarlos trabajar ¡Ellos son los personajes!

A.P./CG: ¿Qué tres películas o cortometrajes, han sido determinantes para la realización y consecución de Bedspread? Ya es casi una pregunta obligada para los directores a los que entrevisto.

A.V.: El cine español de los 90 y principios de siglo. Las películas de “Barrio”, o “El bola”, han sido siempre grandes referentes para mi. Pura y cruda realidad con una dirección y una interpretación que  casi te golpeaba en la cara.

Puedes leer la crítica de Bedspread, cortometraje de Ángel Villaverde, pulsando aquí.

Guerreros

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí