Creación Guiones

"Todavía mueren 300.000 mujeres en el parto cada año", dice textualmente la directora de cine danesa Tea Lindebur". Esta increíble realidad es la que ha querido mostrar en su opera prima As in heaven, consiguiendo la Concha de Plata a la Mejor Dirección en el pasado Festival de Cine de San Sebastián 2021.

Interpretada por la jovencísima Flora Ofelia Hofmann Lindahl en el papel de Lise, la mayor de seis hermanos en una granja danesa a finales del siglo XIX. Este excelente trabajo le ha llevado a conseguir la Concha de plata a la Interpretación Protagonista, compartida con Jessica Chastain por Los ojos de Tammy Faye.

Adaptada de la novela Una noche de muerte, de la escritora, también danesa, Marie Bregendahl's, cuenta con una maravillosa fotografía gracias a Marcel Zyskind, el mismo de la película Falling dirigida por Viggo Mortensen. El esposo de Tea, Kristian Leth, es quien se encarga de la banda sonora.

Creación Guiones


As In Heaven

Crítica de 'As In Heaven'

Ficha Técnica

Título: As In Heaven
Título original: Du som er i himlen

Reparto:
Flora Ofelia Hofman Lindahl (Lise)
Ida Cæcilie Rasmussen (Anna)
Palma Lindeburg Leth (Elsbet)
Anna-Olivia Øster Coakley (Helga)
Flora Augusta (Grethe)
Kirsten Olesen (Klog Sine)
Lisbet Dahl (Abuela)
Stine Fischer Christensen (Faster Karen)
Thure Lindhardt (Anders)
Albert Rudbeck Lindhardt (Jens Peter)
Jesper Asholt (Doctor Lund)
Hanne Hedelund (Jordemoder Iversen)
Cyron Melville (Lasse)
Nanna Skaarup Voss (Agnes)

Año: 2021
Duración: 86 min.
País: Dinamarca
Director: Tea Lindeburg
Guion: Tea Lindeburg. Novela: Marie Bregendahl
Fotografía: Marcel Zyskind
Música: Kristian Leth
Género: Drama. Adolescencia
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'As In Heaven'

Sinopsis

Un día, a finales del siglo XIX, la vida de Lise, de 14 años, cambia para siempre. Es la mayor de sus hermanos, la primera de su familia en ir a la escuela y está llena de esperanza y confianza en la vida. Pero cuando su madre se pone de parto, pronto algo parece ir mal. A medida que cae la noche y el parto avanza, Lise comienza a comprender que el día que comenzó siendo una niña podría terminar con ella convertida en la mujer de la casa. (SSIFF 69)



Adiós pequeña, adiós

La vida en una granja en Dinamarca en el siglo XIX no debía de ser muy fácil. Sobre todo para la mujer, quien se encargaba de las labores agrícolas así como de atender la casa y los hijos. Una época en la que el tránsito de la infancia a ser adulto pasaba sin muchas contemplaciones.

Lise, como cualquier niña de 14 años de edad, se encargaba de cuidar de los hermanos pequeños. Con ellos saldrá a dar paseos por los alrededores, mostrando un hermoso paisaje de dorados campos de trigo. Su madre, una mujer comprensiva y cariñosa está a punto de dar a luz.

As in heaven muestra la dureza de aquella vida y lo caprichoso que puede ser el destino. Cómo en cuestión de una noche, los planes de la niña cambian irremediablemente. Algo común incluso hoy en día, si se piensa fríamente.

La inocencia y despreocupación se convierten en responsabilidad y conformidad. En un mundo supersticioso, con la promesa de otra vida después de la muerte, se vive en constante presión para no cometer ningún paso en falso.

As In Heaven

Nubes de sangre

Estamos ante una película en la que la tensión va en aumento a medida que se suceden los hechos. Un cielo rojo, con nubes que llueven gotas de sangre, será un sueño premonitorio. Quizá esta escena es la que perdura durante todo el tiempo, como una espada de Damocles.

La angustia de las horas que van pasando sin poder evitar un dramático fin. En As in heaven, el tiempo es muy significativo. A medida que va cambiando el cielo en el transcurso del día, la trama se va oscureciendo también. Incluso los rasgos de la pequeña Lise se van endureciendo, como una metamorfosis. Se despertará siendo una niña para terminar el día siendo una mujer.

As in heaven

Conclusión de 'As in heaven'

As in heaven es un drama costumbrista, donde las erróneas decisiones se cobran sus víctimas.

Más que aceptable opera prima de Tea Lindeburg, quien ha sido madre recientemente. Su preocupación por la vida de la mujer, las dificultades en un mundo rural y patriarcal, se verán francamente muy bien mostradas en este buen trabajo.

Hay algo de poético y sensible a la hora de presentar la relación de una adolescente consigo misma y su entorno. De una metáfora de la muerte de la inocencia, de la infancia. Al inicio, la protagonista participará activamente en la historia, convirtiéndose más tarde en una mera observadora que poco o nada podrá hacer para cambiar los acontecimientos.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí