Away es una serie estadounidense creada por Andrew Hinderaker (Puro genio, Penny Dreadful) y Jessica Goldberg (The Path, Parenthood), que combina el drama familiar con la aventura de ciencia-ficción. La astronauta Emma Green comanda la primera misión tripulada a Marte, pero además de los peligros a los que se enfrenta durante el vuelo, también deberá lidiar con los sentimientos de separarse de su familia durante 3 años.

Está protagonizada por Hilary Swank (Million Dollar Baby, Betty Anne Waters), Josh Charles (Bird People, El club de los poetas muertos), Ato Essandoh (Altered Carbon, The Code), Talitha Bateman (Annabelle: Creation, Countdown. La hora de tu muerte), Ray Panthaki (Gangs of London, Marcella), Mark Ivanir, Vivian Wu, Monique Gabriela Curnen y Nadia Hatta. La serie se ha estrenado en la plataforma de Netflix el día 4 de septiembre de 2020.



Away

Crítica de ‘Away’

Ficha Técnica

Título: Away
Título original: Away

Reparto:
Hilary Swank (Emma Green)
Vivian Wu (Lu)
Mark Ivanir (Misha)
Ato Essandoh (Ram)
Talitha Wliana Bateman (Alexis Logan)
Josh Charles (Matt)
Felicia Patti (Cassie)

Año: 2020
Duración: 50 min. por episodio apróx.
País: Estados Unidos
Director: Jessica Goldberg, Andrey Hinderaker, Bronwen Hughes, Edward Zwick, David Boyd y Charlotte Brändström
Guion: Jessica Goldberg, Andrew Hinderaker, Jason Katims
Fotografía: Brian Pearson
Música: Will Bates
Género: Ciencia ficción. Drama.
Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de la serie ‘Away’

Sinopsis 

La comandante Emma Green lidera una tripulación internacional de astronautas en una peligrosa misión a Marte que la separará de su esposo y de su hija durante tres años. (Netflix)

Donde se puede ver la serie



Un culebrón de ciencia-ficción

El año pasado se estrenaba la película Proxima, de la directora francesa Alice Winocour, en la que se proponía una visión feminista sobre la aventura espacial. Se centraba en las dificultades de una mujer astronauta para conciliar su vida familiar con la profesional. El punto de partida de la serie Away parece querer transitar por el mismo camino en su inicio, aunque pronto descubriremos que se trata de una ficción con mucha menos personalidad y sobre todo sutileza.

En Away, conoceremos a los cinco astronautas que forman parte de la tripulación internacional de una histórica misión liderada por la NASA para llegar a Marte. La comandante estadounidense tendrá que lidiar con una china, un ruso, un indio y un inglés de origen africano. Casi podría servir como inicio para un chiste del inolvidable Eugenio. Y es que, a veces, la serie parece un chiste por la increíble acumulación de clichés relacionados con la nacionalidad, la raza, la religión o la sexualidad.

Son 10 capítulos donde la aventura espacial queda siempre relegada a un segundo término, mientras que los problemas familiares y personales de los astronautas son los que copan la mayor parte del metraje. En ese sentido, Away está más cerca de un culebrón de media tarde que de un film de ciencia ficción.

Away
Fotos de Netflix

 

La cobertura infinita 

Away abusa del sentimentalismo y del edulcorante. Los guionistas se empeñan en cada capítulo en intentar hacer llorar al espectador. Demasiado obvio y contraproducente. Me resulta poco creíble la enorme debilidad emocional y psicológica que tienen los astronautas de la misión. Se supone que son los cinco mejores para liderar la primera misión a Marte, un viaje de tres años, donde debe ir gente preparada mentalmente para asumir lo riesgos y todo lo que dejan atrás. Sin embargo, a las primeras de cambio, ya están lloriqueando por los pasillos de la nave y arrepintiéndose de haberse subido a la nave. En especial, el personaje de la comandante interpretada por Hilary Swank resulta insufrible por su inacción. Vierte más lágrimas que decisiones.

Por suerte tienen una excelente comunicación con la Tierra. Los primeros capítulos son un sinfín de videollamadas entre los astronautas y sus familias. La conexión interespacial resulta tan fluida, que me planteo seriamente cambiar de compañía telefónica, ya que a mi cuando me llaman a casa y me alejo de la ventana, se me pierde la cobertura. En la nave de Away, nunca pasa eso, hay cobertura infinita.

Los pocos problemas que surgen durante la misión, son los que animan un poco el cotarro. Son instantes donde se recupera el espíritu que debería tener una serie de ciencia ficción, con algunas secuencias de tensión diseminadas durante un metraje demasiado inflado. Y es que Away tiene un nivel de producción excelente, efectos especiales que funcionan y un reparto con buenos actores. El problema es esa insistencia que tienen los guionistas en olvidarse del espacio y centrarse en lo humano, pero confundiendo lo emotivo con lo sentimentaloide y lo reflexivo con lo discursivo.

Jessica Goldberg
Foto de IMDB

Listado de episodios

La serie Away se compone de 10 episodios de entre 44-58 minutos cada uno.

2 COMENTARIOS

  1. Muy buenas
    Me he quedado con algunas dudas sobre la orden que le dieron a LU sobre que no se podía subir la visera, entiendo que es algun tema político que afecta a su orientación sexual pero en si no logro terminar de entender la orden y el cabreo de la responsable del gobierno chino en la Nasa cuando vio la foto de los 5 astronautas y LU con la visera levantada.
    Un saludo

  2. Entiendo que al ocultar el rostro no se personaliza el éxito en una sola persona y se transmite la idea de ser un éxito de la nación china. Supongo también que el gobierno chino se ganó el derecho a hacer la foto por haber aportado más que los otros al proyecto. Hacer la foto de equipo iguala a todos en trabajo y merito. Particularmente creo que es una bobada de guionistas en época de Donald Trump

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí