El guionista y director Kenneth Branagh nos retrotrae en Belfast a su infancia en Irlanda del Norte durante un período de conflicto religioso, político y económico. Estreno en salas de cine españolas el 28 de enero de 2022. Puedes leer AQUÍ otra crítica realizada por Cinemagavia de esta película.



Belfast

Crítica de 'Belfast'

Ficha Técnica

Título: Belfast
Título original: Belfast

Reparto:
Jude Hill (Buddy)
Lewis McAskie (Will)
Caitriona Balfe (Ma)
Jamie Dornan (Pa)
Judi Dench (Granny)
Ciarán Hinds (Pop)
Lara McDonnell (Moira)
Gerard Horan (Mackie)
Turlough Convery (Ministro)
Sid Sagar (Mr. Singh)
Josie Walker (Tía Violeta)
Chris McCurry (Mr. Stewart)
Colin Morgan (Billy Clanton)

Año: 2021
Duración: 98 min.
País: Reino Unido
Director: Kenneth Branagh
Guion: Kenneth Branagh
Fotografía: Haris Zambarloukos
Música: Van Morrison
Género: Drama. Infancia
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Belfast'

Sinopsis de 'Belfast'

Belfast narra la infancia de Buddy, el pequeño Jude Hill, un niño de nueve años de clase obrera, en la convulsa década de los 60 en la capital de Irlanda del Norte. La historia guarda innegables paralelismos con la vida de Branagh y traza un conmovedor, luminoso y descorazonador viaje a través de los disturbios y la violencia de la ciudad, pero también de los sueños en una sala de cine, las relaciones familiares o el primer amor.

El cineasta irlandés plasma sus propios recuerdos para homenajear el lugar en el que vivió antes de escapar del conflicto armado junto a su familia. La cinta pone el foco en su formación emocional y cinematográfica, en la que fueron fundamentales sus huidas de la realidad ante una gran pantalla, devorando como Buddy, el protagonista de la cinta, westerns como Solo ante el peligro o El hombre que mató a Liberty Valance. (Universal Pictures International Spain)

Dónde se puede ver la película



Proyecto personal

Con Belfast, Kenneth Branagh cambia de registro, tras las adaptaciones de Agatha Christie y los trabajos para Disney, con una película mucho más personal. Ambientada en 1969 durante el apogeo de los conflictos entre protestantes y católicos, la película se aleja de la visión general para centrarse en el drama familiar. Entre las influencias que Branagh señala como inspiración, se encuentra la gran Esperanza y gloria de John Boorman sobre su infancia durante la Segunda Guerra Mundial. Es un listón demasiado alto para igualar, y Branagh no termina de conseguirlo, pero si genera momentos de humor y emoción que provocan un impacto duradero.

Filmada en blanco y negro con algunos estallidos de color, la imagen comienza con un tranquilo cuadro doméstico que repentinamente es inundado por una ola de violencia. Nuestro protagonista, Buddy, Jude Hill, de nueve años, intenta comprender lo que está sucediendo para interrumpir su vida de esa forma. Hasta donde alcanza su conocimiento, su familia protestante siempre ha convivido con vecinos católicos, pero esa mañana de agosto lo obliga a ver el mundo de otra manera. El núcleo familiar está formado por Buddy, su hermano mayor Will, Lewis McAskie, su madre, Caitriona Balfe, y su padre Jamie Dornan, que viaja con frecuencia a Inglaterra para realizar trabajos de construcción. Su abuela y su abuelo, magníficamente interpretados por Judi Dench y Ciaran Hinds, también viven cerca.

Belfast

La familia es el barrio

El grueso de la historia se cuenta a través de los ojos de Buddy, y el joven actor se convierte en un objetivo maravilloso para la cámara. Parte de la interpretación es el marcado acento irlandés que no siempre resulta fácil de comprender para los oídos poco entrenados. Al igual que sucede con gran parte del resto del reparto, igualmente difícil de entender en su cerrado acento, pero muy destacable como parte del trabajo actoral. En cualquier caso, su núcleo emocional siempre es lúcido, el personaje de Dornan quiere mudar a su familia fuera de Irlanda del Norte por su seguridad, pero sus estrechos vínculos en la comunidad hacen que sea una decisión muy compleja.

El ambiente de la ciudad recuerda por completo a la atmósfera que evoca Adrian McKinty en su saga de novelas negras ambientadas en Belfast y protagonizadas por Sean Duffy. A pesar de la distancia entre las épocas de una y otra, las similitudes son múltiples. Esas calles vivas, inundadas por la música y con una comunidad muy viva e implicada en la vida vecinal, se reflejan en ambas obras.  

Belfast

El día a día de la comunidad

Se ha señalado como el mayor problema en la película que simplemente no proporciona suficientes antecedentes sobre el conflicto en Irlanda del Norte. Branagh usa en Belfast algunos extractos de noticias de televisión para completar el trasfondo, aún así las voces críticas siguen considerándolo insuficiente. Apuntar como posible error este tratamiento es equivocado por completo, en ningún momento se trata de una historia sobre el conflicto en sí mismo. Branagh pretende reflejar la vida de una familia y de la comunidad en la que vive, y como tal, no falla en ningún momento. Los planos de ese padre agrandado por la perspectiva de su hijo, y asimilado a la figura del cowboy sirven como muestra clara de la intención del director.

Los personajes principales están tan bien perfilados e interpretados que no podemos evitar quedar atrapados en sus luchas diarias, así como en la decisión más amplia sobre si abandonar su hogar ante la perspectiva incierta de nuevos horizontes. Mudarse significará dejar atrás a los abuelos, y sentimos su vínculo con la pareja mayor tan intensamente que la empatía se amplifica. Las escenas entre Dench y Hinds se encuentran entre las representaciones más hermosas de un matrimonio longevo que se han mostrado en la pantalla. En una de ellas, Hinds persuade a su esposa para que baile con él, en un momento encantador. También tenemos una sensación palpable del apego del joven Buddy a sus abuelos, quienes le ofrecen lecciones de vida que no recibe de sus padres.

Belfast

El cine como destello de color

El ambiente en Belfast es evocado con elocuencia por Branagh con el ritmo de su cámara, el director de fotografía Haris Zambarloukos y el diseñador de producción Jim Clay. Los destellos de color en este universo en blanco y negro llegan cuando la familia visita el cine local, primero para ver a Raquel Welch luchar con dinosaurios en Hace un millón de años, y luego para quedar cautivada por el coche volador en Chitty Chitty Bang Bang.  Vemos la emoción que puede transmitir la gran pantalla reflejada en el personaje de Dench, que incluso se levanta de su asiento cuando ve volar a Dick Van Dyke y su familia. La música, ambientada en la época, principalmente del cantautor irlandés Van Morrison, también ayuda a transportarnos en el tiempo.

Belfast, la película más personal de Branagh es imperfecta, pero la emoción que genera, es el tipo de ancla que el cine nos proporciona en tiempos de inquietud. Los sentimientos se intensifican en el tramo final, cuando Buddy debe despedirse de su novia de la infancia y de la abuela, a la que tal vez nunca vuelva a ver, marcando su memoria y desgarrando su corazón, perdurando tanto en su memoria como en la de los ojos que reflejan las imágenes. Una historia familiar mostrada desde la perspectiva de un niño, que es capaz de pasar rápidamente los acontecimientos dramáticos, y que proporciona un halo mágico a los momentos de felicidad. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior“Después del amor”, identidades y verdades ocultas
Artículo siguienteEstrenos del 11 de febrero de 2022
Amante del cine en general, y del western y el género negro especialmente. Invierto tiempo en escribir sobre lo maravilloso de ese mundo, es lo menos que se puede hacer para homenajearlo y transmitir la pasión a quienes vienen.
Belfast, la película más personal de Branagh es imperfecta, pero la emoción que genera, es el tipo de ancla que el cine nos proporciona en tiempos de inquietud. Los sentimientos se intensifican en el tramo final, cuando Buddy debe despedirse de su novia de la infancia y de la abuela, a la que tal vez nunca vuelva a ver, marcando su memoria y desgarrando su corazón, perdurando tanto en su memoria como en la de los ojos que reflejan las imágenes.belfast-pelicula-critica-kenneth-branagh

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí