El mundo del cine a lo largo de su historia ha roto los esquemas de la realidad tal y como la conocemos. Ha conseguido humanizar a miembros de este universo con los que hemos soñado desde siempre: haciéndoles hablar, moverse e incluso, tener sentimientos. Uno de los elementos que mayor atractivo ha tenido en la industria televisiva y cinematográfica han sido los automóviles. Estos coches de película han sido protagonistas en varios proyectos y se han convertido en un personaje más.

En Cinemagavia hemos hecho un repaso por 8 vehículos que se han convertido en todo un icono popular para el séptimo arte, desde el mítico Batmóvil hasta Bumblebee de la saga Transformers.

Coches de película
Foto de «Death Proof», de Quentin Tarantino

Chevy Nova SS: «Death Proof», de Quentin Tarantino

Uno de los vehículos más característicos del mundo del cine es el Chevrolet Nova de 1970 en “Death Proof”. Con el capó decorado con una calavera y dos rayos es totalmente distinguible. Este film de Quentin Tarantino es uno de los más polémicos, en especial, por la recepción mixta de críticas que hubo en torno a ella. Fue un homenaje a las películas gore y de serie Z de los años 70, por lo que no era extraño que decidiera elegir este modelo de Chevrolet Nova, en concreto, el Chevy Nova SS. Recordemos que este coche era uno de los grandes protagonista, al ser utilizado por Stuntman Mike para convertir a chicas jóvenes en sus víctimas, poniéndolas a prueba con su coche “de muerte”. Sin duda, impactaron sus escenas llenas de violencia, el sello de identidad por excelencia de Tarantino.

Foto de «Regreso al futuro», de Robert Zemeckis

DeLorean: “Regreso al futuro”, de Robert Zemeckis

Si preguntan por coches famosos del cine, es imposible no nombrar el DeLorean DMC-12, el automóvil utilizado en la saga de “Regreso al futuro”. Este coche es el único modelo que fabricó el DeLorean Motor Company, entre 1981 y 1982. Recordemos que los protagonistas de la saga, Marty McFly y el doctor Emmett L. Brow, conocido como Doc, viajaban a través de él durante sus tres películas. Gracias a su introducción en la famosa saga cinematográfica, este modelo se ha convertido en un objeto de culto, estando expuesto en varios museos por su influencia en el séptimo arte. ¿Quién no se acuerda de cómo el vehículo tras llegar a 88 mph, desaparecía en una nube de partículas y acababa en la fecha que se indicó en los circuitos de tiempo?

Coches de película
Foto de «Los cazafantasmas», de Ivan Reitman

Ecto-1: “Los Cazafantasmas”, de Ivan Reitman

¿A quién vas a llamar? Está claro, a “Los Cazafantasmas”. El famoso coche que apareció en las dos películas originales de la saga “Cazafantasmas” fue el Ectomobile, también conocido como el Ecto-1. En el remake de 2016 también se utilizó dicho automóvil como homenaje y guiño a la franquicia original. El vehículo es un Cadillac-Miller Meteor Futura Duplex, de 1959. Este coche tan particular fue diseñado por Steven Dane, que incluso fue consultor de los filmes para su acabado final. Fueron tantas las reparaciones que necesitó para la cinta, que no hubieran dado a basto ni en este sitio repuestosauto.es. El coche servía para transportar a los Cazafantasmas y se caracterizaba por tener un estante extraíble con los paquetes de protones del personal. Además, estaba equipado con varios dispositivos, aunque en la película nunca se revelaron para qué servían.

Foto de «Liga de la justicia», de Zack Snyder

Batmóvil: “Saga Batman”

Uno de los coches que ha sufrido diferentes modificaciones en su concepción a lo largo de la historia del cine y la televisión ha sido el Batmóvil. El coche conducido por Batman destaca por estar equipado con toda una serie de armas y protecciones que ayudan al superhéroe a luchar contra el crimen. El automóvil apareció por primera vez en el cómic Detective Cómics y fue descrito como un coche rojo de apariencia normal. Desde entonces ha evolucionado hasta ser un diseño futurista y en color negro. La última vez que se pudo ver el coche en pantalla fue en «Liga de la Justicia», dentro del Flying Fox, desvelando un diseño blindado para luchar contra Steppenwolf en Poznarhov, Rusia. Su influencia cultural ha sido tal, que apareció, incluso, en la película “Ready Player One”, de Steven Spielberg.

Coches de película
Foto de «Herbie: A tope», de Angela Robinson

Herbie: “Saga Herbie”

Uno de los coches más entrañables del mundo del cine es Herbie, el Volskwagen Beetle que nació en 1968 con la película “The Love Bug”. Disney fue la encargada de llevar a la gran pantalla varias entregas de la saga, siendo en 2005 la última, bajo el nombre de “Herbie: A tope”. El modelo original fue el Volskwagen L87 color perla. El diseño se mantuvo en todas las películas de la franquicia, excepto en la de 2005. Hay que recordar que este vehículo tenía vida propia y se convertía en uno de los mejores aliados de sus protagonistas. Su nombre se lo debe a Tennessee Steinmetz, quién lo llamó “Herbie” al recordarle a su tío Herb por el aspecto delantero del vehículo. El Beetle con sus franjas azules y rojas y el número 53 es inconfundible.

Foto de «El coche fantástico», de Glen A. Larson

KITT: “El coche fantástico”, de Glen A. Larson

Los años 80 trajeron uno de los coches más icónicos de la televisión y fue con KITT, el famoso vehículo que protagonizó las aventuras de “El coche fantástico”. El modelo del coche fue un Pontiac Trans Am, remozado con la parte delantera con aristas marcadas y una luz roja que le dotaba de una personalidad muy humana al coche. Entre sus muchas características, una de las que más marcó al espectador fue su capacidad de hablar, además de saltar por los aires y hacer todo tipo de piruetas. David Hasselhoff fue el encargado, y afortunado, de conducir este particular coche. Como curiosidad, hubo un total de veinte vehículos del mismo modelo para las distintas escenas que se tenían que rodar. Pese a su intento de recuperar la ficción televisiva en varias ocasiones, el resultado nunca estuvo a la altura del proyecto original.

Coches de película
Foto de «Transformers», de Michael Bay

Bumblebee: “Saga Transformers”, de Michael Bay

Si hay que hablar de coches con personalidad, sin duda, “Transformers” es una de las sagas que cuenta con mayor número de ellos. Sin embargo, destaca sobre todo el personaje de Bumblebee. Incluso ha tenido su propia película dentro de la franquicia cinematográfica. El autobot se convertía en su versión automovilística en un Chevrolet Camaro de 1976 amarillo. De esta forma, se presentó al entonces protagonista de la saga, Shia LaBeouf. El modelo ha ido evolucionando a lo largo de todas las entregas, por ejemplo, en 2016 fue un modelo que data de ese mismo año, mientras que el primero era un Pontiac GTO modificado por General Motors. Lo que está claro, es que para mucho se convirtió en el amigo soñado y es lógico que su propia película en solitario gozara de tanto éxito.

Foto de «Jurassic Park», de Steven Spielberg

Ford Explorer XLT Tour: “Jurassic Park”

Por último, pero no menos importante, es uno de los coches que marcó a toda una generación: la de los años 90. En la primera entrega de la saga «Parque Jurásico» se presentaba el característico Ford Explorer, que funcionaba a través de energía eléctrica por una pista en el suelo. Este vehículo estaba contemplado para llevar a los distintos visitantes del parque temático a los distintos lugares donde se encontraban los dinosaurios. Su diseño en colores verdes, marrones y amarillos con el logo de “JURASSIC PARK” es distintivo. En el film se utilizó un modelo de Ford Explorer XLT de 1992. Al ser todo un icono de la saga original, es lógico que apareciese en la última entrega del reinicio de la franquicia: “Jurassic World: El reino caído”. Como curiosidad, el modelo original en el libro era descrito como un Toyota Land Cruisers.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí