Steven Soderbergh estrenaba en 2011 Contagio, una película, entonces, distópica sobre una pandemia mundial. Antes de la crisis sufrida por el COVID-19, el film era declarado en algunas bases de datos cinematográficas como ciencia ficción, mientras que ahora se considera un thriller sobre enfermedades. Además, la cinta ha adquirido notoriedad por las similitudes que guarda con la pandemia mundial del COVID-19, aunque en su momento se basó en la famosa Pandemia de la gripe A (H1N1), que azotó el mundo en 2009-2010. Por esta razón, se considera una película que, sin quererlo, vaticinó la pandemia por coronavirus surgida en China. En España fue estrenada el pasado 14 de octubre de 2011.



Contagio

Crítica de ‘Contagio’

Ficha Técnica

Título: Contagio
Título original: Contagion

Reparto:
Gwyneth Paltrow (Beth Emhoff)
Matt Damon (Mitch Emhoff)
Laurence Fishburne (Dr. Ellis Cheever)
Kate Winslet (Dr. Erin Mears)
Marion Cotillard (Dr. Leonora Orantes)

Año: 2011
Duración: 106 min
País: Estados Unidos
Dirección: Steven Soderbergh
Guion: Scott Z. Burns
Fotografía: Steven Soderbergh
Música: Cliff Martínez
Género: Thriller
Distribuidora: Warner Bros. Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Contagio’

Sinopsis de ‘Contagio’

Contagio muestra como de repente, sin saber cuál es su origen, aunque todo hace sospechar que comienza con el viaje de una norteamericana a un casino de Hong Kong, un virus mortal comienza a propagarse por todo el mundo. En pocos días, la enfermedad empieza a diezmar a la población. El contagio se produce por mero contacto entre los seres humanos. Un thriller realista y sin efectos especiales sobre los efectos de una epidemia. (FILMAFFINITY).

Premios

  • Academia de Cine Estadounidense de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror: nominación a mejor película de terror/thriller. 2012
  • Denver Film Critics Society: nominación a mejor guion. 2012
  • Georgia Film Critics Association (GAFCA): nominación a mejor banda sonora y mejor reparto. 2012
  • Premios Júpiter: nominación a mejor actriz internacional (Kate Winslet) y mejor actor internacional (Matt Damon). 2012

Donde se puede ver la película



Contagio
Foto de Warner Bros. Pictures

La premonición mundial

En 2011 Steven Soderbergh trajo una película que parecía vaticinar lo que está ocurriendo durante 2020. Con Contagio se puso sobre la mesa lo que podría ser una pandemia global inesperada, poniendo en jaque a todos los Gobiernos del planeta y, como no, a las organizaciones mundiales como la OMS. A través de un libreto de Scott Z. Burns, la historia comienza a tejerse como una misión a contrarreloj, donde la infección y el contagio no son los principales protagonistas, sino todo lo que le rodea. De esta forma, se comprueba con maestría aquella batalla social, política y económica que hay alrededor de una crisis sanitaria. Asimismo, lo hace a través de diversos protagonistas, siguiendo una estructura convergente, que le permite explorar diferentes realidades de un mismo fenómeno y las ordena adecuadamente para un buen funcionamiento en pantalla. 

Por lo cual, se puede percibir una disposición llena de suspense, sin buscar la lágrima fácil y llevando al espectador ante un universo que, entonces, podía parecer distópico. Sin embargo, Burns ha sabido mantener la distancia con el exceso de crudeza o la necesidad de mostrar con detalle las consecuencias humanas. Gracias a ello, no se convierte en un largometraje morboso que quiera aprovecharse del sufrimiento ajeno. No obstante, tal y como ha pasado en anteriores filmes del guionista, como “El ultimátum de Bourne”, hay un cierto atisbo de espectacularidad narrativa que le quita el foco y la ambientación cercana que crea. En cierta manera, cambia una acción más reflexiva, por una cargada de movimiento y tensión, y no siempre de forma justificada. Y, por último, aunque haya cierto equilibrio en las historias paralelas, varias de ellas se quedan a medio gas, aunque el resultado sea notable.

Contagio
Foto de Warner Bros. Pictures

En sus carnes

Uno de los factores más llamativos de Contagio es, indudablemente, su reparto principal, lleno de grandes actores, muy reconocidos por el gran público. Para empezar, Matt Damon lleva la voz cantante, siendo uno de los principales protagonistas. El actor muestra una expresividad visual muy natural, la cual evoluciona a lo largo del film, dando una actuación realista. Lo mismo ocurre con Kate Winslet, Marion Cotillard y Gwyneth Paltrow, es más, estas tres actrices pese a su corta participación en pantalla, consiguen que el espectador se quede con sus actuaciones en la retina. Aunque son totalmente distintas, las tres saben leer sus personajes sin problema y los dotan de verosimilitud, naturalidad y frescura. Además, en el caso de Paltrow, se puede decir que es un perfume en pequeñas gotas, pese a no ser una gran cantidad, perdura en el ambiente.Foto de Warner Bros. Pictures

Luego, Jude Law cumple su función desagradable de la verdad incómoda, o la falsa mentira que busca avivar el fuego del pueblo. Sin embargo, pese a no obtener la simpatía del público, muestra la capacidad interpretativa del actor, aunque a veces se exceda en cómo aborda su personaje. Por otro lado, Laurence Fishburne y Jennifer Ehle se convierten en los perfectos aliados. En ambos trabajos actorales, hay una línea coherente hacia el mundo que les rodea, lleno de decisiones y un ambiente incómodo, pero, los dos saben dar pinceladas llenas de vida, muy orgánicos. Por lo tanto, ese cambio en sus personajes no chirría, sino que interpretativamente han sabido resolverlo a la perfección. Por último, destacar a Bryan Cranston que, aunque ciertamente anecdótico, realiza su actuación sin adornos y con fuerza.

Contagion
Foto de Warner Bros. Pictures

El rompecabezas a contrarreloj

Pensar en el cine de Steven Soderbergh es revisitar el estilo que se hila entre la saga “Ocean’s”, la aclamada “Erin Brockovich”, o, incluso, posteriores como “Magic Mike” o “Efectos secundarios”. En Contagio se puede disfrutar ese sello de identidad, que parte de un punto distinto a la hora de crear visualmente. Gracias a ello, su cine no es estándar, sino que sigue unos parámetros que permiten una coherencia artística. Por un lado, la dirección de fotografía se recrea en el detalle, dejando pistas al espectador de la importancia de esos objetos o momentos. Después, no se olvida de realizar una composición ante la cámara en el que sean tan importantes las acciones como las líneas de expresión. Luego, la dirección artística es exquisita, al resolver toda esa amalgama de escenarios, tan distintos entre ellos. Por lo cual, conlleva a una puesta en escena soberbia y multicultural.

Por otra parte, el uso del color en este film se guía hacia una gama más oscura, sombría y, en muchas ocasiones, fría, enlazada con el proceso de una enfermedad. De esta manera, consiguen que el público observe de forma artística la incomodidad de lo que muestra en pantalla. Es, sin duda, una forma de ambientar el espacio visual. Asimismo, todos estos aspectos técnicos se unifican en un montaje dinámico, lleno de acción y que no se perturba en ningún momento. Sin embargo, aunque el ritmo es ágil y ayuda al espectador a componer su mapa de acontecimientos, en ciertas partes, hay un punto de ralentización en los detalles narrativos. Por ello, no termina de construir una historia totalmente brillante, aunque sí notable. Por último, subrayar la dirección de actores, al contar con un reparto muy numeroso, por la gran eficiencia y la profesionalidad de la coreografía.

Contagion
Foto de Warner Bros. Pictures

Conclusión

Contagio es una película llena de acción, de historias cruzadas entre sí, que van con el tiempo a contrarreloj. Por un lado, el guion goza de una inteligencia y una disposición de anclajes corales, que no dejan indiferente a nadie. Es más, sabe estructurar las historias para sacar el mayor atractivo narrativo de las consecuencias de una desgracia mundial como una pandemia. Sin embargo, el equilibrio no está totalmente conseguido y flaquea en alguna línea secundaria. Luego, a nivel interpretativo es brutal, cuenta con un reparto excelente, que demuestra tener talento a rebosar. 

Por otra parte, técnicamente es rápida, llena de movimiento, tensión, con un sello de identidad visual espectacular y una recreación artística oscura y visceral. No obstante, el ritmo no es regular, por lo que no brilla lo que podría hacer. Una premonición cinematográfica de lo que acontece en 2020, pero con la marca de espectacularidad que no deja brillar como pudiese una película de estas dimensiones.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí