Pedro Almodóvar llega a la gran pantalla con nada más y nada menos que un cortometraje llamado La voz humana. Protagonizado por Tilda Swinton, este cortometraje se ha convertido en una especie de ruptura, positiva, con respecto a los últimos trabajos del director. 

Su primer trabajo en inglés lleva al director hacia un nuevo prisma donde se permite visualizar nuevos horizontes encontrando historias a las que poner su reflexiva visión. 

Puedes leer nuestra otra CRÍTICA de La voz humana pulsando aquí.



La voz humana

Crítica de ‘La voz humana’

Ficha Técnica 

Título: La voz humana
Título original: The Human Voice

Reparto:
Tilda Swinton (Mujer)

Año: 2020
Duración: 30 min
País: España
Dirección: Pedro Almodóvar
Guion: Pedro Almodóvar
Fotografía: José Luis Alcaine
Género: Drama
Distribución: Avalon

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘La voz humana’

Sinopsis de ‘La voz humana’

El cortometraje La voz humana muestra cómo una mujer ve pasar las horas junto a las maletas de su examante (que vendrá a recogerlas, pero nunca llega) y un perro inquieto que no entiende que su amo le haya abandonado. Durante los tres días de espera, la mujer solo ha bajado una vez a la calle, para comprar un hacha y una lata de gasolina.Foto de Iglesias Mas

La voz humana es una lección moral sobre el deseo, no importa que su protagonista esté al borde del abismo. El riesgo es parte esencial en la aventura de vivir y de amar. (AVALON).



cortometraje La voz humana
Foto de Iglesias Mas

La voz propia de Almodóvar

El cortometraje es una adaptación libre de un texto de Jean Cocteau que Almodóvar lleva a su terreno de una forma teatral pero correcta y con un aire romántico, poético y melancólico llevados a un punto de intensidad bastante experimental por parte del director, que se atreve a repensar el texto y a buscar una salida más afable construida a partir de la sociedad actual. Foto de Iglesias Mas

Una preciosa e inusual introducción al cortometraje La voz humana, donde vemos a Almodóvar en un cercano plano corto presentándose como una persona cercana y amigable para ganarse la confianza del espectador y en última instancia, contagiarnos su cariño hacia el proyecto. 

No es un nuevo Almodovar pero sí que es diferente. La cinta se construye en torno a un monólogo de Tilda Swinton. A la par que intenso y abrumador también es exquisito y un tanto rimbombante y melodramático. Artificioso en consecuencia pero en el sentido estricto de la palabra dado que el escenario es literalmente una nave industrial recordando mínimamente al paraje de la conocida película “Dogville” de Lars von Trier. 

The Human Voice
Foto de Iglesias Mas

Complicidad 

Todo funciona bien en La voz humana y la complicidad entre director y actriz se pone de manifiesto a lo largo del cortometraje. Es más, cuando la cinta termina sabe a poco. Se queda corto. Quieres más de este Almodóvar, de Tilda Swinton y de esa relación. 

Además, en 30 minutos tenemos en cuenta realmente, la conexión que hay entre el director y la obra que quiere representar. Llevaba tiempo queriendo hacerlo. Demasiado tiempo. 

A pesar de la posible teatralidad de los actos y del propio texto tan lírico y poético, el formato corto funciona a la perfección y el tempo es correcto. Hay fluidez narrativa sin embargo, en ocasiones sí que apreciamos cierta pausa en las acciones del personaje que nos pueden sacar, en momentos contados, de la atmósfera que se construye alrededor de la pieza audiovisual. 

The Human Voice
Foto de El deseo

Teatralidad, arte y música 

Es increíblemente bella la dirección artística, el vestuario y la música. Van en consonancia con el sufrimiento de la protagonista. Cada rincón de esa casa, cada color, espacio y vestuario refleja lo que la mujer siente. Porque en realidad lo que siente es intenso, se halla, vivo, dentro de ella y está quemando en el interior de su corazón. Por tanto, razón de peso para intensificar, a través del arte, la música y el vestuario, el espacio en el que se desarrolla la trama del cortometraje La voz humana.

Esta nave industrial contiene el piso de la protagonista. Un piso almodovariano que tantas veces como películas tiene el director, hemos visto. Sus apreciados colores llamativos, fuertes e intensos pero intrínsecamente básicos, constituyen un llamamiento al mundo de la cultura popular. 

Una oda al romanticismo siendo esté desbocado, pasional y subjetivo, lleno de sentimientos e imperfecciones y repleto de drama, erotismo y libertad. En el cortometraje la mujer de vestidos azules, rojos y negros es en principio, irracional con lo que no quiere sentir pero a su vez también racional con lo que debe afrontar. Aunque duela, aunque sea doloroso se debe sobrellevar. Esa lucha constante del querer y no poder. De la locura por lo que se ha de sufrir. 

Pero luego, todo es calma. El clímax es un borrón y cuenta nueva. Un ajuste de cuentas que se resuelve en silencio y desde la distancia. 

cortometraje La voz humana
Foto de El deseo

Conclusión 

La voz humana es un cortometraje con una locura contenida y desbordada en los últimos compases del film como si se tratase de un volcán en erupción. Solo queda alegrarme por mi reconciliación con la maestría de Pedro Almodóvar. Una demostración genuina de que ya está haciendo desde hace tiempo lo que le da la gana, y eso se nota. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí