Desde Cinemagavia, hemos tenido el inmenso placer de charlar con Daniel Fez; un humorista y creador de contenido online, que está arrasando con sus divertidas reacciones a tutoriales en Tik-Tok. Daniel Fez ya obtuvo una legión de seguidores muy importante hace cinco años, gracias a las publicaciones que subía a “Vine”. Ahora, cinco años después, este asturiano de 34 años de edad está siendo la gran sensación de internet. A lo largo de esta entrevista, nos habla sobre cómo está viviendo este boom en redes, sobre temas relacionados con el humor o sobre la salud mental, entre otras cosas. Agradecer a Daniel Fez, la tremenda generosidad que ha tenido hacia este medio.

Daniel Fez
Foto de Daniel Fez (Instagram)

Entrevista a Daniel Fez

Daniel Jiménez / Cinemagavia: ¿Cómo estás viviendo todo este boom que está habiendo con tus videos?

Daniel Fez: Pues yo ya había creado contenido en “Vine” hace cosa de cinco años atrás, donde ya tuve cierta repercusión. Llegué a tener 90000 seguidores, que por aquel entonces ya era mucho.  Ahora todo este boom que he tenido, además exponencial en tan poco tiempo, ha sido algo flipante; ya que en el caso de “Vine”, fue algo que se fue consiguiendo a lo largo de tres-cuatro años, pero lo que me ha pasado ahora ha sido mucho más rápido. Por ejemplo en Twitter, en cosa de unos días he pasado a tener más de 110000 seguidores; algo que la verdad, no se lo he llegado a ver a nadie, por lo que me siento muy agradecido y abrumado.

Es algo brutal ver por ejemplo, que ídolos que he seguido durante tanto tiempo y de los que me inspiré para empezar a hacer videos, empiezan a seguirme y a valorar mi contenido. Por lo que llevo como tres días con taquicardia, súper emocionado y súper agradeció por todo el feedback positivo que estoy recibiendo.

Instagram
Foto de Daniel Fez (Instagram)

Cómo comenzó la idea

Daniel Jiménez/Cinemagavia: ¿En qué momento te decidiste a hacer este tipo de reacciones humorísticas?

Daniel Fez: Todo esto empezó, porque un día estaba esperando a que llegaran unos amigos, y me puse  a ver videos de Tik-Tok para pasar el rato de mientras. Tik-Tok ha sido algo que me ha servido mucho, especialmente en el último mes, para aliviarme mentalmente; ya que veía cada cosa tan rara, que me hacía muchísima gracia. El primer video al que reaccioné fue el de Gianmarco, donde decía que había que cortar la pizza en ocho y no en cuatro trozos, porque así tenías más para comer; algo que me pareció tan absurdo y que lo decía de verdad,  que decidí reaccionar a ello.

Por otro lado, el algoritmo de la aplicación ya me saca todos estos videos de por sí, al haber estado durante meses viendo este tipo de contenido, partiéndome de risa en mi casa; es decir, me parecían muy graciosos, pero a la vez me hacían preguntarme, ¿qué cojones estoy viendo?

Daniel Fez
Foto de Daniel Fez (Instagram)

Proceso de creación

Daniel Jiménez/Cinemagavia: ¿Nos podrías comentar cómo es el proceso de creación, que hay detrás de cada video o contenido tuyo?

Daniel Fez: Por ejemplo, detrás de un video de un minuto mío, hay dos horas de trabajo; es decir, seleccionar el video, los cortes que vas a usar y luego todo lo que conlleva editar y el proceso creativo de lo qué decir para que resulte gracioso, etc.… También es algo que uno hace muchas veces, hasta que te convence lo que ha salido; ya que a veces pues no entonas bien, no se te ve bien en el plano y demás cosas.

Esto último es gracioso, porque yo normalmente grabo por las noches, al ser el único momento del día en que lo puedo hacer. Por ello, tengo que hablar bajito para no molestar a ningún vecino; lo que hace que luego tenga que compensar los audios y liar la de mi madre (Risas).

Instagram
Foto de Daniel Fez (Instagram)

Sus grandes referentes de la comedia

Daniel Jiménez/Cinemagavia: ¿Cuáles dirías que han sido tus grandes referentes de la comedia? 

Daniel Fez: El humorista que más me ha inspirado, sin duda ha sido Agustín Jiménez. Me ponía sus monólogos a todas horas para todo y su humor me ayudó mucho cuando me encontraba mal anímicamente. Me llegué a aprender incluso comentarios o frases suyas que llegaba a decir, por lo que él ha sido mi mayor referente. Además, me ha seguido y hemos llegado a hablar, y es una persona encantadora.

Luego hay otra gente que la considero también mis referentes, como son Miki Nadal o  Raúl Cimas; que si te das cuenta, Raúl Cimas hacía una cosa en “Late Motiv”, que era ir con una libretita apuntando las cosas que le pasaban. Eso me sirvió de referencia, para luego utilizar una libretita en mis videos,  para ir apuntando los consejos que me daban.

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Lo de llevar la libretita como en tus videos, ¿es algo que trasladas a tu vida personal, para anotar ideas para próximos videos o no?

Daniel Fez: No y por desgracia debería de hacerlo (Risas). A veces se me ocurren cosas, que pienso que son brutales, pero al cabo de un tiempo se me acaban olvidando. Hubo una temporada que lo apuntaba en las notas del móvil, pero ahora directamente lo que hago es que si encuentro un video que es interesante para reaccionar, a lo mejor estoy sacando al perro mientras me grabo las respuestas. Un poco para orientarme, para luego tener de dónde empezar a la hora de grabarlo.

Daniel Fez
Foto de Daniel Fez (Instagram)

El éxito de la mujer en la comedia

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Está habiendo un éxito brutal de cómicas en este país, que han dejado  en evidencia a todos aquellos que decían que las mujeres no eran capaces de ser graciosas. Entre muchos factores que se han podido dar, ¿crees que esto ha podido venir de que en internet, no necesitas contar con un medio ajeno a ti para tener un altavoz?

Daniel Fez: Bueno, también he escuchado comentarios de “influencers” a los que les hacían entrevistas, donde les preguntaban de por qué creían ellos  que había tan pocas creadoras de contenido en internet. Hubo un tío al que le escuché responder: “Bueno, claro, es que se tienen que grabar en video y para eso tienen que maquillarse y ponerse guapas. Que eso les lleva mucho tiempo y que igual no les compensa”. Y recuerdo quedarme súper desencajado, al no creerme que una persona pudiera decir eso en serio.  Por tanto, creo que da igual si es en tele o en otros medios, que siempre habrá algún hombre con poder, reticente a darles lugar a las mujeres en la comedia. Afortunadamente eso está cambiando, por lo que esperemos que sigan dando más oportunidades a las mujeres en el mundo de la comedia.

Daniel Jiménez/Cinemagavia: ¿Qué cómicas son las que te gustan especialmente?

Daniel Fez: Pues Victoria Martín me encanta, me hace mucha gracia. Otras dos humoristas que también me encantan, son Andrea Compton y Penny Jay; que además de admirarlas como humoristas, las conozco personalmente. En el caso de Penny Jay, se sacó unos monólogos y espectáculos que llevó de gira por toda España, que estaban genial. Por el humor feminista que tiene, le llegaron a cerrar muchas puertas, pero al final de la nada consiguió hacerse un nombre en la comedia. Por todo ello, yo particularmente respeto mucho a Penny Jay, porque considero que ha luchado muchísimo para estar donde está.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de DanielFez (@danielffez)

No solo se limita a la comedia

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Además, es algo que se está dando en otros ámbitos de la sociedad. Sorprende que haya tardado tanto tiempo en ocurrir, ¿no crees?

Daniel Fez: Sí, es muy bueno que haya mujeres liderando programas y siendo las caras visibles. Por ejemplo Ana Morgade en “Yu no te pierdas nada” o muchas otras como Ana Pastor y demás. Ahora ya parece más habitual, pero antes si te das cuenta, ponían mujeres a presentar programas de corazón únicamente. Parece mentira que este cambio se esté dando ahora, ya que debería haberse dado hace ya mucho tiempo. Hay un machismo que sigue incrustado en la sociedad, que hace que haya gente que no vea normal que una mujer esté presentado, pero ¿y por qué no va a poder presentar? Es algo totalmente absurdo.

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Suele darse con frecuencia, que cuando a uno le empieza a ir muy bien en algo, comience a tener algo de “hate” por ello.  ¿A ti te ha pasado?

Daniel Fez: Afortunadamente, yo no he tenido mucho “hater”. En toda mi carrera, gracias a dios y toco madera, no he tenido mucho “hater”; exceptuando, cuando algún que otro me llama calvo en algún directo o en los comentarios de alguna publicación. Además, es que yo intento hacer un humor muy blanco, sin pretender insultar al creador ni dejarlo mal; es decir, vienes como a entender cuando ves un video mío, que lo que se está diciendo en ese video en cuestión es absurdo. Intento interpretar el humor, pero dándole la vuelta a lo que está diciendo. Pero “hate” como tal no he tenido, aparte de que me llamen calvo alguna que otra vez, como si yo no lo supiera de sobra ya (Risas).

Daniel Fez
Foto de Daniel Fez (Instagram)

El miedo a ofender

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Al empezar a tener una repercusión muy notoria en redes, ¿te da un poco de miedo decir o hacer según qué cosas?

Daniel Fez: Sí, me pasa. Sin ir más lejos,  en uno de los últimos videos que he publicado acerca del tema de Paz Padilla y las vacunas, yo tenía cierto miedo con la acogida que podía tener; ya que hay mucha polaridad de opiniones respecto a este tema. Yo no me quiero meter en la vida de nadie, ni tampoco me gusta meterme en temas que están muy candentes en la sociedad, por lo que algo de miedo sí que tuve con ese video; dado a que al final la gente te posiciona de un lado u de otro, creen que te estás riendo de alguna de las dos partes, etc…

Por eso con ese video, quise ser lo más blanco posible, pero sí que tuve cierto respeto de decir “a ver si voy a enfadar al personal”. Pero no, la verdad es que todo el mundo se lo tomó bien y les hizo gracia. En otro video también que he subido recientemente, donde reacciono a un chico que te va diciendo de cómo tiene que ser una cita y demás, uso la expresión “enterrar el teleñeco”; algo con lo que me quedé un poco mosca, porque yo sí es verdad que uso esa expresión en mi vida personal, ¿pero realmente debería estar diciéndolo por internet?

Por lo que también con este me rayé un poco, de preguntarme de si debía de haber utilizado o no esa expresión; ya que ciertamente, me siento en la responsabilidad de sin importar quién me pueda ver, que no se saque una frase de contexto, que pueda malinterpretarse.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de DanielFez (@danielffez)

Sobre los límites del humor

Daniel Jiménez/Cinemagavia: En cuanto al habitual tema sobre los límites del humor, ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Daniel Fez: Yo creo que se puede hablar y se debe de hablar de todo, y que se puede hacer humor sin ofender; es decir, yo por ejemplo soy calvo y a mí el chiste que más me gusta es el de: “este es un calvo que entra a una peluquería y dice, ¡ay, perdón!” Quiero decir con esto, que si tú aprendes a aceptarte a ti mismo, aprender a aceptar lo que tienes, lo que vives y lo que eres, no debería ofenderte que nadie haga humor con algo.

Otra cosa es cuando no es humor y se trata de comentarios desafortunados o que intentan hacer gracia, pero que no lo consiguen. Habría que saber diferenciar lo que está dicho en tono humorístico y lo que está dicho de una manera malintencionada. Por otro lado, creo que debería hablarse de muchas cosas a través del humor, porque así se eliminarían muchos tabúes.

También es cierto, que hay un poco de “apechismo” y de tomarse todo como si te estuvieran atacando a ti. El problema es lo que hablábamos antes, que a veces la gente no sabe distinguir entre lo que es humor y lo que es un comentario sin gracia. También en el humor hay que intentar  empatizar, para que la gente se vea reconocida y todo sea algo sano. No obstante, siempre va haber alguien que se ofenda, eso es algo inevitable.

Daniel Fez
Foto de Daniel Fez (Instagram)

Reír, más necesario que nunca

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Es de agradecer dada la situación actual, que haya creadores y humoristas como tú que nos saquen una sonrisa. En ese sentido, ¿Cuál ha sido el feedback que has recibido de la gente?

Daniel Fez: Fíjate que esto no había pasado anteriormente, pero con todo este boom que está teniendo mi contenido, he recibido cientos de mensajes de gente dándome las gracias por haberles hecho más llevaderos sus problemas; desde gente que está confinada por el COViD y que mis videos les están ayudando a entretenerse, hasta personas que igual están atravesando un mal momento y que gracias a ver algún video mío les he sacado una sonrisa. De hecho el 30 de diciembre, recibí un correcto electrónico de un chico diciéndome que su madre de ochenta y pico años estaba atravesando una depresión, y que lo único que le hizo sonreír después de un año, fueron mis videos de Tik-Tok.

Por un lado, me alegra muchísimo poder sacar a la gente de ese pozo durante el minuto que duran mis videos, pero por otro lado me asusté de la cantidad de gente que está pasándolo mal.  Hace que te des cuenta aún más, del ánimo general que estamos atravesando colectivamente.

Instagram
Foto de Daniel Fez (Instagram)

Los cómicos también lloran

Daniel Jiménez/Cinemagavia: A veces se obvia, que los cómicos también os deprimís y tenéis días malos como todos. ¿No es así?

Daniel Fez: Totalmente, de hecho una de las razones por las que dejé de hacer videos hace cinco años, fue porque entré en una depresión muy gorda; de estar con medicación y yendo a terapia. Es algo de lo que sales y te mejoras, pero siempre te queda como un residuo o una cicatriz por dentro. Por lo que cuando me escribe tanta gente trasladándome este tipo de situaciones que están atravesando en sus vidas, empatizo totalmente con lo que pueden estar pasando. De hecho, me dedicó a contestar a cada uno que me escribe por estos motivos, diciéndoles que yo también he pasado por situaciones similares y que se sale de ello; que busquen evadirse y que si mis videos u otro contenido les hace mejorar el ánimo, pues que los miren un montón de veces.

Daniel Jiménez/Cinemagavia: ¿Qué fue lo que te hizo salir de esa depresión, que tuviste en su día?

Daniel Fez: Pues la gente que tienes a tu entorno, la que te conoce y la que te va ayudando a salir a flote. Yo al principio era muy reticente a ir al psicólogo, por esa idea que a veces tenemos de ir a terapia, de que uno va solo cuando se encuentra muy mal; a lo que algunas personas de mi entorno me decían “ya, pero es que estás muy mal”.  Pero yo seguía encabezonado con que solo era un bache y que podía salir de ello yo solo.

Luego cuando empecé a ir al psicólogo, ahí es donde ya me di cuenta que estaba muy mal. Es el círculo cercano el que te empieza a abrir los ojos, porque luego la gran mayoría de gente no lo nota, al tener esa idea errónea de que si uno sonríe o ríe es síntoma de que está bien. Estar deprimido no es estar llorando las 24 horas del día, ni vestir de negro o ir con ojeras con cara de lamentación. La gente que está deprimida la ves sonreír, la puedes llegar a encontrar físicamente bien, pero muchas veces el duelo se lleva por dentro.  Por tanto diría que son la gente que convive contigo, los primeros que te ayudan a salir del pozo. Al menos en mi caso, me costó mucho reconocer que tenía una depresión y de que tenía que buscar ayuda profesional.

Daniel Fez
Foto de Daniel Fez (Instagram)

Sobre cómo nos reprimimos emocionalmente

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Nos cuesta como sociedad, mostrar nuestras fragilidades y nuestra vulnerabilidad ante los demás. ¿A qué crees se debe eso?

Daniel Fez: Eso viene de nuestras generaciones pasadas. Date cuenta que por ejemplo a mí mis padres me decían, “¡No llores! ¿Por qué lloras?” Con esto no quiero echarle la culpa a mis padres, sino a la mentalidad con la que hemos ido creciendo como sociedad. La educación que acabamos heredando y luego se la trasmitimos a nuestros hijos, es la de no llores, no te enfades, no hagas esto, etc… Eso lo que hace es acabar reprimiendo nuestras emociones y cuando llegamos a la adultez, no sabemos expresar nuestras emociones. Tampoco sabemos llorar, no queremos llorar y cuando lloramos nos escondemos para que nadie nos vea. Y sí hay que llorar, para lo bueno y para lo malo, como también hay que enfadarse cuando toca, siempre que no hagas daño a los demás con ello.

Por eso te digo, que tenemos un problema con cómo gestionamos nuestras emociones, que nos viene desde cr