Es difícil dirigir actualmente una película que pueda ofrecer algo nuevo jugando con el los recursos metacinematográficos. Y sin embargo, Director’s Cut (2016) de Adam Rifkin consigue presentarse como una película fresca, que amarán todos los seguidores de la serie B.



Director´s Cut 

Crítica de ‘Director’s Cut’

Ficha Técnica

Título: Director’s Cut
Título original: Director’s Cut

Reparto:
Missi Pyle (Mabel)
Penn Jillette (Herbert Blount)
Harry Hamlin (Godfrey Winters)
Hayes MacArthur (Reed)
Lin Shaye (Capitán Wheeler)
Gilbert Gottfried (Superintendent)
Adam Rifkin (Adam Rifkin)

Año: 2016
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos
Director: Adam Rifkin
Guion: Penn Jillette
Fotografía: Scott Winig
Música: Kevin Blumenfeld
Género: Terror
Distribuidor: 

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Director’s Cut’

Sinopsis

Herbert Blount aspira a reemplazar al director de una película para realizar su propia versión de la misma. Para ello planea someter a su protagonista a una terrorífica pesadilla que, según él, mejorará notablemente el realismo de su filme. (FILMAFFINITY)

Dónde se puede ver la película



Un hombre, un sueño

Lo cierto es que para los conocedores de la serie B más oculta, el nombre de Adam Rifkin no es del todo nuevo. Es uno de los directores que trabajó en los años noventa, dirigiendo películas que en Estados Unidos llegarían al estatus de culto en los círculos de videoclubs, como El maníaco invisible (1990) o Marty, el chepa (1991), películas mucho más desconocidas en España. Sin embargo, es evidente que Rifkin siempre se ha movido en este cine de género, al que dedica con pasión su cinematografía.

Posteriormente, la carrera del director se fue apagando y apenas destacó en cintas posteriores (pasando por subproductos con apenas presupuesto), sin embargo, con esta última película ha logrado su canto de cisne, en una película que sin duda tiene que ver con la propia trayectoria anterior del director y su amor hacía el cine de género, con una pátina que le ha dado su experiencia como director.

Director´s Cut 
Imagen de IMDB

El juego meta, aún

La película tiene múltiples lecturas y aborda diversas líneas narrativas. Es un juego meta cinematográfico que tiene cierta frescura. Lo que estamos viendo es por una parte una película convencional de Thriller, al estilo “Seven”. Sin embargo, nada más empezar el filme, la voz en off del personaje que interpreta el peculiar Penn Jillette nos cuenta que esta es su propia versión de la película, su montaje especial.

Así, tenemos por una parte las imágenes de la supuesta película, y por otra la voz en off del narrador, que nos contará muy sui generis, elementos propios del cine relacionados con las imágenes (como el significado del raccord, del croma o de cierto tipo de planos). Este sería uno de los juegos metacinematográficos de la película, pero no se queda ahí. Porque el narrador de la película acabará interviniendo en el rodaje del filme para completar su montaje de una manera especial.

A pesar de que uno pueda pensar en primera instancia que el juego meta está ya totalmente explorado y que no se puede aportar nada más, recomiendo dar una oportunidad a Director’s Cut, porque sigue aportando ideas frescas.

Director's Cut
Imagen de IMDB

Penn Jillette y Adam Rifkin

Si Director’s Cut funciona es porque al talento experimentado de Rifkin se le une un personaje singular como es Penn Jillette. Para los hispanos, su nombre nos es totalmente desconocido, porque no es precisamente célebre por sus interpretaciones, sino por ser un ilusionista y Showman, conocido exclusivamente en la cultura norteamericana.

Pero es una elección espectacular de casting. Sin duda, Penn Jillette y sus líneas de guion son media película. Primero, el personaje consigue hacerse un hueco con su personalidad, porque a pesar de ser un chalado de campeonato, consigue por una parte, interesarnos por los detalles que aporta sobre el cine, y por otra parte, nos hace interesarnos por la trama.

La peculiar voz del personaje es imprescindible en esta primera parte de la película donde lo que vemos es la película “falsa”, adornada con los comentarios de Jilette. En la segunda parte, el personaje interviene de manera física y consigue ganarnos con su extravagante presencia. El humor físico funciona en los momentos en los que el actor suple mediante cromas el nuevo metraje que está rodando.

Director´s Cut 
Imagen de IMDB

Del thriller a la comedia

Director’s Cut navega, como junto a la posmodernidad, por diversos géneros y tonos. De la comedia al thriller, consigue al mismo tiempo hacernos reír con los movimientos del personaje de Jilette y al mismo tiempo inquietarnos con con las calamidades que le provoca este a Missi Pyle (que en parte en la película se interpreta a si misma).

Pen Jillette
Imagen de IMDB

Conclusión de ‘Director’s Cut’

Para los amantes de la serie B Director’s Cut se trata de una película muy recomendable, tanto por la mirada nostálgica de un director consumado al cine de género, como por su aportación fresca sobre la narratividad meta cinematográfica.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí