Tintoretto, un rebelde en Venecia dirigido por Giuseppe Domingo Romano es un documental realizado con motivo del 500 aniversario del nacimiento del artista más veneciano entre los venecianos, el cerebro más terrible de la pintura: Tintoretto. Puedes conocer otra opinión de este Documental AQUÍ.

Con unos enfoques que nos acercan privilegiadamente a la obra de Tintoretto y a una Venecia en su máximo esplendor, está narrado por la actriz Helena Bonham Carter (nominada al Óscar por El discurso del rey), Peter Greenaway (Eisenstein en Guanajuato o El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante), así como por Melania Gaia Mazzucco, una de las mejores escritoras italianas.

El documental llega a las salas de Yelmo Cines por tiempo limitado con sesiones exclusivas los días 20 y 21 de enero y su estreno coincide con la restauración de dos de las obras maestras de Tintoretto: La Virgen María leyendo (1582- 1583) y La Virgen María en meditación (1582-1583). Estos dos lienzos han sido restaurados para ser expuestos como parte de la exposición monográfica sobre Tintoretto que tendrá lugar en la National Gallery of Art en Washington, desde el 24 de marzo al 7 de julio.



Tintoretto un rebelde en Venecia

Crítica de ‘Tintoretto, un rebelde en Venecia’

Ficha Técnica

Título: Tintoretto. un rebelde en Venecia
Título original: Tintoretto. A Rebel in Venice

Reparto:
Peter Greenaway
Melania Gaia Mazzucco
Helena Bonham Carter (Narradora)
Stefano Accorsi
Kate Bryan
Matteo Casini

Año: 2019
Duración: 90 min.
País: Italia
Director: Giuseppe Domingo Romano
Guion: Melania Gaia Mazzucco, Marco Panichella
Fotografía: Emanuele Cerri
Música: ——
Género: Documental. Pintura
Distribuidor: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Tintoretto, un rebelde en Venecia’

 

Sinopsis

La Venecia renacentista, en el siglo XVI. Tintoretto (1518-1594) es un artista poco convencional, inquieto y caracterizado por un deseo de independencia y amor total por la libertad. Durante un siglo culturalmente floreciente, en el que Tiziano y Veronese, otros dos gigantes del arte también jugaron un papel principal, y serán los eternos rivales de Tintoretto. Este documental, dirigido por Giuseppe Domingo Romano y que cuenta con el testimonio de historiadores, curadores, escritores y restauradores, nos sumerge en la vida y obra de Tintoretto. La actriz Helena Bonham Carter es la narradora del filme.



El pequeño tintorero

Una cámara a ras de agua nos acerca a Venecia, cuna y tumba de Jacopo Robusti, que pasaría a la posteridad con el nombre de Tintoretto, el oficio de su padre, aunque en el mundo del arte a menudo se le conocía como “El furioso”, por la vehemencia con la que pintaba.

Tintoretto creció en el taller familiar, observando las tinas con los tintes donde se sumergían las telas para ser teñidas. Estos colores ya quedaron grabados en su mente y le influirían en su posterior obra.

Solía pintar con tiza las paredes de la tintorería y su padre, viéndole potencial, le llevó como aprendiz al taller del mejor pintor veneciano por aquel entonces, Tiziano. Allí estuvo tan solo diez días, pues Tiziano consideró que, dado el elevadísimo nivel del alumno, no podía enseñarle nada más. Quizás, acertadamente, vería en él un serio competidor, como más tarde se demostraría.

Tintoretto se convirtió en un pintor tremendamente prolífico, pintaba rápido, muy rápido, con una pincelada larga y dramática, y a unos precios irrisorios para que los otros pintores no le arrebatasen los contratos.

Se dice que pintó como nadie la enfermedad. Nunca abandonó Venecia, ni siquiera durante el grave episodio de peste que asoló la ciudad, matando a 50000 venecianos, entre ellos Tiziano. Su pintura, además, es muy importante para conocer la historia renacentista. Retrató la sociedad veneciana, sus raíces y sus tintes cosmopolitas. En sus cuadros vemos personajes de todos los estrados, de todas las religiones y de diversas localizaciones.

Este pintor rebelde, insumiso, que cautivó al mismo Velázquez, murió a los 76 años, paradójicamente de peste, y su cuerpo está enterrado en un sencillo sepulcro en la iglesia de Santa María del Orto, junto a su hija Marietta, pintora como él, y que falleció muy joven, cuya ausencia nunca logró superar.

Tintoretto un rebelde en Venecia
© Sky Arte

Tras las huellas de Tintoretto

En una visita guiada de excepción nos sumergimos en el universo de Tintoretto a través de un viaje por su Venecia, a la que amó y pintó como nadie, introduciéndonos en los lugares en los que su arte está presente.

Veremos su taller, los Archivos Estatales, el Palacio Doja, la Plaza de San Marcos, y la Scuola Grande di San Rocco, donde pintó una serie de lienzos que cubren la mayoría de las paredes. Nadie en ese momento, ni siquiera Michelangelo en la Capilla Sixtina, llegó a pintar un edificio entero.

Los diversos narradores nos van desgranando la vida del pintor a la vez que, ayudados por la cámara, veremos en pantalla grande, los detalles de su pintura, sus pinceladas, el uso impresionante de la luz y las sombras, su arrogancia y agresividad, la rebeldía e insumisión que le hacía escaparse de los clichés del renacentismo.

Nos explicarán, entre otros, “El milagro del esclavo”, donde en un alarde de arrojo y valentía coloca a un esclavo en el centro mismo de la escena, y al ángel salvador, en una imposible posición, totalmente innovadora hasta entonces.

Esta originalidad escandalizó a la Venecia de la época, y Tintoretto se ganó muchísimos enemigos. A partir de entonces, sería el pintor del escándalo, volviéndose un proscrito rabioso, que quería producir y hundir a sus adversarios por cantidad de encargos y por las increíbles dimensiones de sus lienzos.

Acumulaba gran cantidad de encargos gracias a la vertiginosa rapidez con la que trabajaba. Sus detractores decían que sus cuadros estaban inacabados, pero lo cierto es que desarrolló una técnica  que le permitía terminar rápidamente los cuadros.

No se caracterizaba por jugar limpio ni por cumplir las reglas. Para adjudicarse la decoración del techo de la Sala dell´ Albergo, directamente pintó la obra y la colocó en el techo. Así que la Scuola di San Rocco no pudo sino aceptar, eso sí, como regalo. Dejó con un palmo en las narices a sus competidores.

Tintoretto un rebelde en Venecia
© Sky Arte

¿Por qué ver un documental sobre Tintoretto en el cine?

Tintoretto posee una extensa obra (se habla de entre 300 o 400)  y lienzos además, de colosales dimensiones e inamovibles,  situados en 21 iglesias de Venecia, por lo que, para ver la mayoría de su producción, deberemos desplazarnos hasta allí.

Y, aunque hay cuadros de Tintoretto por todo el mundo, es en Venecia donde podemos comprenderlo, amarlo y ponerlo en contexto.

Y eso lo consigue el director, Giuseppe Domingo Romano, recorriendo los rincones que vieron nacer y vivir al pequeño tintorero, los colores de Venecia y los palacios y las iglesias donde reposan sus lienzos.

Por ejemplo, en el testero de la gran Sala del Consejo del Palacio de los Dux creó “El paraíso”, un inmenso lienzo de 22 metros de ancho, más o menos como un campo de tenis, con más de 500 personajes retratados, y, en donde, gracias al zoom de la cámara, lo podemos contemplar de una manera que en vivo y en directo sería imposible.

La cámara nos acerca a ese detalle que como visitante de museo se nos escapa y al ángulo imposible de los lienzos situados en la cúpula, al que la vista no alcanza. Todo ello, explicado con un discurso pausado, un lenguaje claro, hace que comprendamos y amemos a un genio atormentado y arrogante, que perdió muchas batallas pero su arte perdurará durante siglos.

Y, si a esto le sumamos que lo estamos viendo en pantalla grande, con una factoría bella, tranquila y relajada, que a la vez que nos sumerge en esos cuadros de juegos de luz y sombras, perspectivas innovadoras y composiciones increíbles, nos pasea por la ciudad de los canales, se convierte en un producto cinematográfico imprescindible para todos los amantes del arte.

Un rebelde en Venecia
© Sky Arte

El dibujo de Miguel Ángel, el color de Tiziano

Dicen que tenía grabada esta máxima en su taller: El dibujo de Miguel Ángel, el color de Tiziano.

Con el fin de mejorar su técnica, creaba unas figuras de cera a imagen de los personajes de sus obras, para observar los efectos de la luz y las sombras. Kren y Marx de la Web Gallery of Art dicen que «sus dibujos, a diferencia de los estudios en vivo de Miguel Ángel, son geniales, notas rápidas, llenas de energía, y su color más oscuro y místico que lo de Tiziano».

En el documental veremos como con las figuritas de cera, unos paneles translúcidos y una vela, el pintor estudiaría los efectos de la luz y los colores. Así, de una manera muy didáctica y práctica, comprendemos después cómo realizó esos escorzos imposibles y el colorido brillante de sus pinturas, y ya no volveremos a ver los cuadros de la misma manera, ahora sabemos que esa sombras, esas luces y esos escorzos, estaban premeditados y medidos.

Un rebelde en Venecia
© Sky Arte

Conclusión

Una oportunidad única de degustar y saborear la vida y la obra de un genio arrogante, que nos quiso impresionar y emocionar con su obra, que nos narró historias en sus lienzos, nos congeló el movimiento y fue todo un precursor del cine al pintar muchos de sus cuadros en formato panorámico.

Con este maravilloso documental nos imbuimos en el universo de Tintoretto en un paseo de lujo por su vida y su obra, y un recorrido por una Venecia excepcionalmente tranquila, que bien pudiera ser la Venecia renacentista.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí