El año de la furia dirigida por Rafa Russo se estrena en cines españoles el próximo día 28 de mayo. La película es una coproducción hispano-uruguaya, ambientada en el año que precedió al golpe de estado militar ocurrido en Uruguay el 27 de junio de 1973. Distribuida por Filmax España.



El año de la furia

Crítica de ‘El año de la furia’

Ficha Técnica

Título: El año de la furia
Título original: El año de la furia

Reparto:
Alberto Ammann (Diego)
Joaquín Furriel (Leonardo)
Daniel Grao (Rojas)
Martina Gusman (Susana)
Sara Sálamo (Jenny)
Maribel Verdú (Emilia)
Paula Cancio (Lidia)
Miguel Ángel Solá (Silveira)
Sebastián Iturria (Sergio)

Año: 2020
Duración: 102 min.
País: España
Director: Rafa Russo
Guion: Rafa Russo
Fotografía: Daniel Aranyo
Música: Claudia Bardagí
Género: Thriller. Drama
Distribuidor: Filmax

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El año de la furia’

 

Sinopsis

En el convulso Montevideo de 1972, el país se despeña irremisiblemente hacia el precipicio de la dictadura. DIEGO Y LEONARDO, dos guionistas de un conocido programa de humor de televisión, luchan por mantener su integridad ante las presiones de sus superiores. Éstos quieren que rebajen el tono de sus mordaces sátiras políticas y eviten ofender a los altos militares que se están apoderando del control del país.

Paralelamente, del lado de los opresores, ROJAS, aparece como un teniente del ejército que ha sido presionado para torturar a militantes o simpatizantes de la guerrilla de los Tupamaros. Asimismo exorciza sus demonios con SUSANA, una prostituta con la que encuentra una suerte de refugio emocional ante su fuerte sentimiento de culpabilidad. (Filmax)



La mirada de Rafa Russo sobre el Uruguay de los setenta

Con libreto escrito por el propio Russo, el cineasta español vuelve a ponerse detrás de la cámara. Durante una temporada ha trabajado como guionista en películas como Lluvia en los zapatos, La decisión de Julia o Remember Me.

El año de la furia es el vehículo que utiliza el director para indagar en las relaciones personales y en los acontecimientos que derivaron en la dictadura cívico-militar de Uruguay. Hechos acaecidos durante la década de los setenta del siglo pasado. Se han realizado muchas películas sobre las dictaduras militares sudamericanas, aunque quizá menos sobre la del Uruguay. Recordemos que este pequeño país vive encajonado entre dos gigantes: Argentina y Brasil.

Pero el país hispanoamericano también fue víctima de la geopólitica estadounidense. En general, todo el Cono Sur, fue afectado por la Operación Cóndor. Una operación que en sí misma viene derivada de la Guerra Fría que afectó también a otros países caribeños.

 Martina Gusman
Copyright Filmax

Amor, amistad y traición

El año de la furia, también entra su mirada en una historia de amor, en la amistad de los protagonistas y en las traiciones que se produjeron durante la incipiente dictadura militar. El cineasta nos inquiere con la pregunta de si el amor es un refugio posible ante tanta crueldad. Pero también lo hace desde el lado opuesto. Así es como podemos comprender mejor como los torturadores eran piezas que no siempre estaban de acuerdo con lo que hacían. El miedo del teniente Rojas es un buen ejemplo de ello.

Hablamos de hombre gris, un militar que, según sus superiores, “no tiene suficientes cojones”, y que por miedo a ser degrado se convierte en un torturador. Esto ayuda a entender cómo en los totalitarismos se utilizan todos los recursos para que todo funcione bajo una cadena de mando sin fisuras. Pero Rojas, también ama. Al enamorarse de una prostituta, baja la guardia y todos los fantasmas pasados comienzan a cernirse sobre su conciencia.

Joaquín Furriel
Copyright Filmax

Narrativa y el porqué del título

El año de la furia, es el sobrenombre con el que se conoce al infausto año que precedió al golpe de estado militar en el Uruguay en 1973. También puede considerarse el reflejo americano de como obraba la moribunda dictadura española al otro lado del Atlántico. Los mismos perros, con distintos collares, que ahora y bajo distintos signos políticos, someten a los ciudadanos de diversas naciones del mundo.

La narrativa del filme hispano – uruguayo es sencilla con un ritmo pausado que ayuda a entender mejor el contexto geográfico y sentimental ante el que nos encontramos. Bien ambientada en los setenta por el diseñador de producción, Javier Fernández, viajamos junto a los protagonistas por un Montevideo sórdido, grisáceo y muy oscuro en lo moral.

El año de la furia
Copyright Filmax

Analizando el reparto y los personajes en el contexto de la historia

Lo mejor de El año de la furia pasa por un sólido reparto coral en el que destaca un sensacional Daniel Grao. Este teniente del ejercito es el eje que vertebra a los demás personajes de la historia. Grao expresa de manera sobresaliente el sentimiento de culpa que ronda la cabeza del personaje interpretado. También el miedo y la cobardía. Encuentra en el amor hacia una prostituta una extraña forma de redención. Ésta, es interpretada con solemnidad por la actriz argentina Martina Gusmán.

Asimismo, ella es el enlace con el personaje de Diego (Alberto Amman). Diego y Susana viven en una casa de huéspedes, junto a otros compañeros, y entre ellos tienen una amistad digamos que especial. Además de fijar la mirada en las relaciones personales, el cineasta hace hincapié en las contrapuestas ideas políticas de los dos hombres que intentan influir o conquistar a Susana. No sabemos muy bien porque Susana ha caído en la prostitución. Esta ambigüedad del libreto dota de cierto misterio a este personaje. En la resolución, se aclara algo del pasado de la mujer y entramos también en el asunto de los bebés robados por las dictaduras

Completan el reparto un siempre eficaz Joaquín Furriel como otro de los guionistas puestos en el punto de mira del ejercito y Maribel Verdú que regenta la casa de huéspedes que es frecuentada por personas contrarias al gobierno. Allí vive con su hija, interpretada con acierto por Sara Sálamo. La pensión, que recuerda también con fuerza a las españolas de los 60 y 70, cobrará gran fuerza narrativa en el último tercio de la película. Observaremos como la represión de las autoridades se ceba con esta familia que comienza a plantearse la huida del país para salvar sus vidas.

El año de la furia
Copyright Filmax

Conclusión de ‘El año de la furia’

El año de la furia me ha parecido un filme necesario por dar a conocer al mundo un periodo histórico recordado por los uruguayos pero quizás desconocido para el resto del planeta. Otras dictaduras latinas con hechos más espectaculares son conocidas por todos. Pero la película no es estrictamente política. Más bien hablamos de un filme que nos habla de amistad, de amor y de traición en tiempos convulsos.

Con un reparto coral muy sólido y las clásicas estructuras narrativas del thriller bien planteadas, nos hallamos ante una propuesta que cumple con el propósito que mencionaba Manolo Munguía en su entrevista para Cinemagavia.

Es decir: “Toda película debe cumplir con tres principios: formar, informar y entretener”.

Reportaje de El año de la furia en Días de Cine TVE

Este artículo, con distinto formato, también lo puedes leer en Cine y críticas marcianas

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí