Creación Guiones

Se han cumplido 50 años desde el estreno original de Grease, el musical. En primer lugar, este espectáculo nació en 1971, en Chicago, abordando la cultura de los greasers. Sin embargo, su mayor apogeo popular mundial llega con la adaptación cinematográfica de 1978, protagonizada por Olivia Newton-John y John Travolta. Aun así, el éxito del musical creado por Jim Jacobs y Warren Casey obtuvo una gran relevancia en Estados Unidos, siendo uno de los títulos más vistos en Broadway. Asimismo, este show ha traspasado fronteras, siendo representado en multitud de países. España es uno de los lugares donde se han realizado varias adaptaciones. Además, esta versión española es un homenaje al 50 aniversario del estreno de la obra original. Se puede disfrutar en el Nuevo Teatro Alcalá desde el 2 de octubre.



Grease, el musical

Crítica de 'Grease, el musical'

Ficha Técnica

Título: Grease, el musical
Título original: Grease

Reparto:
Lucía Perman (Sandy Olsson)
Quique González (Danny Zuko)
Isabel Pera Nebrera (Rizzo)
Jan Buxaderas (Kenickie)
Víctor Massan (Vince Fontaine)
Sònia Vallverdú (Frenchy)
Pau Gimeno (Roger)
Elisa Hipólito (Marty)
Lucas Miramon (Doody)
Paula Domínguez (Jan)
Samuel Gómez (Sonny)
Rocío Serrato (Patty)
Nerea González (Cha-Cha)
Mia Lardner (Charlene)
Pablo Bravo (Ensemble)
Ana de Alva (Ensemble)
Celia García-Cubillana (Ensemble)
Alba Samitier (Ensemble)
Óscar Pérez (Alternante Sonny)
Miguel Millán (Alternante Doody)
Álvaro Sanchis (Alternante Sonny)
Carmen Bravo (Ensemble)
Leire García Barquilla (Ensemble)
Diego Rey (Swing)
Sergi Boix (Ensemble)
Daniel Mena Mujica (Ensemble)
Millán de Benito (Ensemble)
Sara González Vicente (Ensemble)
Alicia Santos (Swing)
Mario Hornero (Swing)
Christian Velert (Ensemble)
Arturo Fajardo (Ensemble)
Jan Galvez Fraile (Ensemble)

Duración: 130 min. apróx.
Dirección: David Serrano
Adaptación: David Serrano
Coreografías: Toni Espinosa
Director Musical: Joan Miquel Pérez
Producción Artística: Carmen Márquez
Director Asociado: Juan Carlos Fisher
Dirección técnica: Guillermo Cuenca
Diseño de vestuario: Ana Llena
Diseño de Escenografía: Ricardo Sánchez Cuerda
Iluminación: Juanjo Llorens
Diseño de sonido: Gastón Briski
Diseño de caracterización: Chema Noci
Traducción y Adaptación de las canciones: Alejandro Serrano y David Serrano
Dirección de casting: Carmen Marquez y Carmelo Lorenzo
Gerencia de compañía: Joaquín Roselló
Productores: Marcos Cámara, José María Cámara, Pilar Gutiérrez y Juan José Rivero
Productores Ejecutivos: Marcos Cámara y Juan José Rivero
Producción: SOM Produce

Tráiler de 'Grease, el musical' 

Sinopsis de 'Grease, el musical'

Grease, el musical se sitúa a finales de los años 50 en el instituto Rydell High, un grupo de estudiantes de clase obrera navega por conflictos atemporales, como las complejidades de la presión de grupo, los valores personales, la amistad, el amor, los devaneos sexuales de la adolescencia y la conciencia de clase, lo que le convierte en el musical adolescente por excelencia y la hace permanecer eternamente joven. (WEB OFICIAL). 



Grease, el musical
Foto de Antonio Castro

El primer amor

Uno de los títulos imprescindibles de la historia del musical es Grease, uno de los espectáculos que ya se encuentra en la historia cultural. Por lo tanto, no es extraño que tenga varias versiones teatrales, donde la ya conocida historia de Sandy y Danny cobren vida. En esta adaptación de David Serrano, se mantiene una gran parte de la esencia de la obra original de Jim Jacobs y Warren Casey, aunque para los fans de la película cambia el hilo conductor del relato. Para comenzar, se presenta un maestro de ceremonias, que permite dejar suficientes espacios para los cambios de escenario. Narrativamente, no estorba, aunque tampoco se asume su función con la fluidez que se necesita. Por tanto, se acepta, simplemente, como un recurso que facilita a nivel técnico la propia función. En consecuencia, se añaden ciertas escemas que se sienten como un añadido no demandado.

Con respecto a la historia de Sandy y Danny, logra que el espectador vuelva a sumergirse en esa oda a la diversión y el baile. Se mantienen las escenas más míticas del musical, lo que hace que emerja un sentimiento de nostalgia en los espectadores. Este musical, aunque no cumple con las expectativas que se formulan sobre ella, sí deja esas ganas de disfrutar nuevamente de la iconografía en torno a ella. Aun así, este espectáculo es entretenido, desarrollándose más los personajes secundarios, lo que permite ver una parte más completa en ese sentido. El problema es que, ese desarrollo en la banda, le pasa factura a la historia principal, lo que hace que se quite el foco de sus protagonistas. En resumen, el guion ha sabido adaptar y respetar la concepción del musical teatral original, pero podrían haber reparado más en la historia de amor principal.

SOM Produce
Foto de Antonio Castro

Sandy y Danny, iconos

Muchas veces se demanda la necesidad de ver rostros jóvenes interpretar personajes de unas edades relativas a las que ellos tienen. En Grease, el musical se consigue, con una elección de casting que encaja dentro de ese momento vital. Hay mucho talento joven, pero, en este caso, a Quique González y Lucía Perman les viene grande el protagónico. Tanto González como Perman no obtienen la suficiente fuerza que se espera de ellos, se pierden en sus compañeros y ofrecen una interpretación mejorable. Se pueden ver las ganas de ambos intérpretes sobre la escena, pero no es suficiente. A lo largo de toda la duración de la obra, deja una sensación de inmadurez sobre las tablas, que se combina con una descafeinada dosis de carisma y personalidad. Se necesita un trabajo dramático más exhaustivo para obtener un resultado más potente.

No sucede lo mismo con Isabel Pera Nebrera y Jan Buxaderas, los cuales se convierten en los verdaderos protagonistas del musical. Los dos actores pisan fuerte el escenario, manejando los tiempos y la energía en escena. Además, comprenden el tono y lo que se busca con sus interpretaciones. Asimismo, demuestran una capacidad vocal estupenda, que los coloca como dos de las mejores actuaciones de la obra. También hay que mencionar el trabajo de Víctor Massan, una figura ya conocida en este tipo de espectáculos. Una vez más demuestra su experiencia, con una personalidad arrolladora, controlando en todo momento cómo debe ejecutarla en cada acción sobre las tablas. Por último, mencionar a Elisa Hipólito, la cual aprovecha todos sus momentos en la obra y sabe llamar la atención del espectador.

SOM Produce
Foto de Antonio Castro

En recortes de revista

Realizar una adaptación de esta obra está avalado por el gran cariño que tiene del público, pero también es un riesgo por esta misma razón. En este caso, Grease, el musical apuesta por una escenografía más minimalista, alejándose de los fuegos artificiales y grandes construcciones de otras producciones como "Billy Elliot, el musical". Por esa razón, puede resultar algo chocante ver que la puesta en escena se guía más por la impresión del movimiento y el trabajo dramático, que por unos escenarios más trabajados. Aun así, deja una sensación de contrastes, por un lado se valora ese carácter del pop-art, con estructuras en dos dimensiones y colores vistosos. Emula al estilo de los 50, tiempo en el que se desarrolla la historia de Grease. Además, se completan con pequeñas atracciones dinámicas como la nevera o la estructura rotatoria.

El conflicto surge en que no es suficiente una estética atractiva, sino que se necesitan también fuerza y contundencia. Los números musicales pierden esa iconocidad ya conocida, al no verse envueltos en una propuesta más ambiciosa. Por ello, da la sensación de haber apostado por una producción de menor envergadura. A pesar de ello, el ritmo es agradable, no se extiende en el tiempo y se disfruta plácidamente. Por otra parte, uno de los puntos que destacan positivamente es la elección de vestuario, sabiendo hacer un buen guiño al material original en el que se basa. Por otro lado, es un placer el desempeño musical, con unos arreglos que están a la altura de las canciones originales. No obstante, puede resultar extraño escucharlas en español, pero eso se debe más a la costumbre que a la calidad lírica de los distintos números musicales.

Grease, el musical
Foto de Antonio Castro

Conclusión

Grease, el musical realiza un montaje agradable del mítico espectáculo teatral. Sin embargo, se echa en falta un despliegue más ambicioso, al ser todo un icono de este género. Las diferencias que hay en el libreto, con respecto a la conocida película, podrían no terminar de encajar en la recepción del público. Aun así, mantiene la esencia del montaje primigenio. Por otra parte, Isabel Pera Nebrera y Jan Buxaderas lideran el elenco, con dos interpretaciones estupendas. No sucede lo mismo con dos descafeinados Lucía Perman y Quique González. La puesta en escena es vistosa, recuerda al pop-art, pero podría ser más espectacular e impresionante. Una adaptación que llama a la nostalgia, pero que no explota todo el potencial que le ofrece el musical original.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí