La película Joker es la historia original y autónoma del director Todd Phillips, que explora desde su punto de vista personal el mundo de Arthur Fleck. Arthur, que interpreta magistralmente Joaquin Phoenix, es un hombre que se enfrenta a la crueldad y al desprecio de la sociedad. Estreno en cines desde el 4 de Octubre. Puedes leer otra crítica de esta película AQUÍ y AQUÍ.



Joker

Crítica de la película Joker

Ficha Técnica 

Título: Joker
Título original: Joker

Reparto:
Joaquin Phoenix (Arthur Fleck/Joker)
Robert De Niro (Murray Franklin)
Zazie Beetz (Sophie Dumond)
Frances Conroy (Penny Fleck)
Brett Cullen (Thomas Wayne)

Año: 2019
Duración: 121 min
País: Estados Unidos
Director: Todd Phillips
Guion: Todd Phillips & Scott Silver
Fotografía: Lawrence Sher
Música: Hildur Guðnadóttir
Género: Drama
Distribuidora: Warner Bros. Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de la película Joker

Sinopsis de la película Joker

Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) es un hombre que trata de encajar en el desquiciado mundo de Ciudad Gótica con una personalidad fracturada, e intenta sobrevivir como payaso de renta en el día pero su sueño es ser comediante de stand up en las noches, pero él simplemente no logra hacer reir de sus chistes sino de él mismo. También sufre de una condición especial que lo mantiene vagando entre la sanidad y la locura hasta que empujado por el destino, las circunstancias y el quiebre psicológico,  se hunde en el camino donde no hay retorno.



La violenta mueca de sonrisa del Pathos

Según las normas tradicionales, el pathos (los sentimientos) es, junto con el logos y el ethos (la lógica y la credibilidad) lo que forma el triángulo de la retórica aristotélica y son los tres dominios de la persuasión. El pathos también se identifica con la creatividad, los valores del oyente y el sentimentalismo desbordado. Es por ello que la construcción de Guasón posee, en cierto sentido, un fuerte acento en este modelo de persuasión.

¿Por qué? Porque de una manera absolutamente certera usan el sentimiento para implicar al público y hacer la introducción de este personaje controversial. Arthur confiesa que lo único que tiene son sentimientos terribles y en ese vehículo lleva su vida, creyendo que es un drama (hondo y absoluto) pero de alguna manera, si lo colocamos en el círculo, su drama es tan grande y tan absurdo que llega a chocar con la comedia y él mismo lo reconoce; creía que era drama, pero resultó una comedia. Una sobrecarga de Pathos con todo lo que ello conlleva.

Joker
Copyright 2019 Warner Bros

La esfinge de Phoenix

Joaquin Phoenix es un actor que ha dado muestras de su profundidad interpretativa  con personajes fuertes y que no han estado exentos de un lado profundamente doloroso, casi patético. Ahora lleva esas experiencias a un extremo que nunca había alcanzado y lo plasma directo y sin escalas en este hombre al que se le aniquila rutinariamente en el día a día en todos los aspectos imaginables.

El descenso en picado hacia el abismo de la sicosis va trazando cada gesto de Arthur, cada movimiento, cada risa histérica cada alucinación enredándolo cada vez más.

Es singular el hecho de que, vagando hondamente en los límites de la locura, Todd Phillips logra sacar a la luz tantas lacerantes verdades sobre la vida moderna: la indiferencia, la soledad, el abandono, la burla y el alejamiento de lo que se desdeña por inusual o enfermo pero a lo que no se ofrece solución, al contrario, se recorta presupuestalmente… la marginalidad no es redituable.

película Joker
Copyright 2019 Warner Bros

Pon una cara feliz

Guasón no es cualquier personaje, pero siempre había existido en el celuloide del universo DC ligado a su némesis: “Batman” (hasta en la película de Lego hay ese lazo) de forma tal que hemos visto al personaje pasar por diversos  actores desde Nicholson hasta Leto, y es proverbial que la fuerza de su demencia arrastra a sus intérpretes. Pero, hasta ahora, esa demencia encuentra un génesis y nace ante nuestros ojos, llamándonos por el pathos, a la conmiseración.

Y, no es porque se defienda la brutalidad a la que llega Guasón, sino que se le da una plataforma para comprender lo insano que es su mente y el enorme drama que lo llevó ahí, uno de los lugares más tenebrosos y oscuros del universo cinematográfico, porque está tan cercano a la frontera de lo real que, desde la dimensión “afuera del universo del comic”, se alcanzan a vislumbrar perfectamente las sórdidas y violentas luces de Ciudad Gótica… eso es demasiado inquietante,  ¿cómo saber donde acaban las fronteras entre ellas?

Todd Phillips
Copyright 2019 Warner Bros

Viviendo en la ciudad perdida

Arthur no es un demonio salido del infierno, al menos no del todo. Se hace cargo de su madre senil: Penny (Frances Conroy) quien lo llama “cariñosamente” (¿?) “Happy” y es su única fan. Sin embargo, Arthur  tiene mortecinos sueños de ser comediante, tan deslavazados como el escenario en el que intenta presentarse, tan sórdidos como un payaso famélico que, con grandes zapatos, trata inútilmente de alcanzar a una banda de delincuentes en una carrera patética. Arthur, nos queda claro,  está en el filo del drama y la comedia. Un filo agudo y que puede cortar hasta el hueso, o transformarse en un revolver para dispararse sobre la sien de alguien.

Send in the clowns

Arthur está roto en muchas partes, sus fragmentos no encajan,  lo hieren porque  la suma de ellos no pertenece a ninguna realidad no tiene nada completo. No tiene nada, ni siquiera su admiración por Murray Franklin (Robert De Niro) un superficial conductor de programa de entrevistas nocturno porque su ídolo, indiferente a lo que Arthur sienta por él, solo lo acaba utilizando sin saber a lo que se está metiendo, ni siquiera cuando Arthur le pide que lo presente como: ”El Guasón” . El resultado solo lo sabrás viendo la película.

Todd Phillips
Copyright 2019 Warner Bros

El rey ha muerto, larga vida al rey

El doloroso camino en el que Arthur ve nacer a Guasón concentra toda la oscura enfermedad la violencia el error y el terror. Arthur mismo queda atónito incapaz de entender eso que acaba de sucederle; sin saber de qué forma acercarse a la experiencia, pero sintiendo que las cosas dieron un giro, un giro demencial que se transforma en su única armadura contra la vida. ¿Es ética? ¿Es sana?… No. ¿Es espeluznante?, sí.  Es un refugio psicótico para alguien que cayó demasiado hondo en la realidad de la locura, aunque materialmente sea un peligro latente para todos los demás.

Conclusiones de la película Joker

Guasón es la quintaescencia de un morador del subsuelo de Ciudad Gótica, un marginal absoluto que maneja en sus manos toda la tragedia de su existencia con la exaltada demencia de una Norma Desmond bajando la escalera, sintiéndose lleno de gloria y gracia, víctima de un éxtasis delirante: “You see, this is my life. It always will be. There’s nothing else. Just us, the cameras, and those wonderful people out there in the dark!… All right, Mr. DeMille, I’m ready for my close-up” (Sunset Boulevard. Billy Wilder, Charles Brackett, 1950)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí