El pasado 3 de septiembre se estrenó Punto y coma, una de las propuestas más prometedoras del Teatro Lara. Además, coincidió como uno de los regalos por el 142 aniversario, siendo una co-producción del propio Lara junto a Montgomery Entertainment. Esta dramedia está escrita y dirigida por JuanMa Pina, quién ha acumulado multitud de éxitos teatrales como "Sidra en vena", "Lavar, marcar y enterrar" o "Pisazo!", entre otros. En esta ocasión, han sido Carmen Navarro y Amparo Vega-León las encargadas de protagonizar este proyecto. La obra nos muestra la cara oscura de la fama, de cómo dos mujeres luchan por el éxito y el reconocimiento. Así, plantea la pregunta: ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar por mantener la fama? Se puede disfrutar todos los viernes y sábados a las 20:15 horas en la Sala Lola Membrives hasta el 25 de febrero de 2023.

En Cinemagavia hemos tenido el placer de hablar con JuanMa Pina por Punto y coma. En primer lugar, nos cuenta cómo está viviendo la acogida que está teniendo la obra. Después, hablamos sobre el origen de la obra, del miedo al olvido en el show business y si afecta más la edad a las mujeres en el mundo artístico. A continuación, nos desvela si se basó en alguna experiencia real y si piensa que la obsesión por la fama ha crecido más en la actualidad. Con respecto al reconocimiento profesional, reflexionamos si está estrechamente relacionado con la fama en el mundo cultural. Por último, nos desarrolla cómo escogió al reparto, el punto más emotivo de la obra, cómo es la banda sonora y su opinión sobre el musical de “Lavar, marcar y enterrar”.

JuanMa Pina
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

Entrevista a JuanMa Pina

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Cómo estás recibiendo la buena acogida que está teniendo Punto y coma en el Teatro Lara?

JuanMa Pina: Muy contentos, estamos todos los que hemos participado en el proyecto muy contentos. Era un proyecto que todos teníamos muchas ganas, tanto desde la producción como las actrices que al final han estado en él. Yo la había escrito hace ya como cinco años, entonces, poder desarrollarlo y poder estrenarlo. Después de un tiempo sobre el escenario, ver la acogida que tiene nos pone a todos muy contentos.

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Cómo fue que esta obra se convirtiese en uno de los regalos para celebrar el 142 aniversario del Teatro Lara?

JuanMa Pina: Muy agradecidos, te lo puedes imaginar. En los últimos 7 años, he estrenado 7 proyectos en el Teatro Lara, tanto en la Sala Cándido Lara como en la Sala Lola Membrives. Cuando surgió la idea de hacer un proyecto en común, una co-producción entre el Lara y Montgomery Entertainment, fue cuando me vino a la mente esta obra que había escrito, ya te digo, hace cinco años. Cuando buscamos una fecha para el estreno y vimos que podía coincidir con esta celebración, era como que todo casaba, es genial.

Punto y coma
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

El origen de la obra

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿De qué manera surge regresar a este texto, es algo que tenías en mente o vino un día de iluminación?

JuanMa Pina: Tenía ganas de contar la historia de dos mujeres que se enfrentaban en un momento de su vida, donde ellas creen que ya han pasado todos los trenes, ¿no? Suele pasar que cuando empiezas a cumplir años, te acercas a los 60 años y, aunque todo el mundo dice que eres joven, tú ya empiezas a ir cerrando cosas, entonces quería contar esa historia, me apetecía mucho. Luego, llegó la pandemia y en la pandemia como que volvía a retomar estos personajes, algo me hizo volver a retomarlos.

Yo creo que, a lo mejor, fue el estar encerrado, porque algo de encierro hay en lo que le sucede a ellas dos, algo de aislarse. Entonces, volví a retomarlo. Sucede la pandemia, todos la superamos, todos empezamos a salir a la calle y yo me quedé como enganchado a esa historia y empecé a tener la necesidad de tener que contarla, como que parirla, compartirla. Cuando Antonio Fuentes, el gestor del Lara, se reunió con nosotros y estuvimos mirando opciones de qué producción poníamos sobre el escenario, qué tipo de producción y tal, lo primero que se me ocurrió fue esto: Punto y coma. Tenemos que contar la historia, ahora hay que contarla. Y así surgió.

JuanMa Pina
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

El olvido en el show business

Diego Da Costa / Cinemagavia: En la obra podemos ver esa parte algo oscura del show business, ¿es algo que todavía sigue vigente, como, por ejemplo, el olvido, uno de los grandes miedos que existe en este mundo?

JuanMa Pina: Sí, es curioso, pero no sé, en lo creativo, en todo lo artístico, hay algo que está muy relacionado con hacer para alguien y si ese alguien no existe, si ese público no existe, si no te compran el libro, si no estrenan tus obras, si no te aplauden, si no van a tus exposiciones, parece que dejas de existir tú. Es curioso, es que el receptor es importantísimo.

Quizás, no sé, un deportista o un abogado necesitan que le empleen, no que le aplaudan, que le den trabajo y que le den un sueldo, pero en lo artístico está siempre lo de ser reconocido, que al otro lado del espejo haya alguien que te escuche y que le guste lo que estás contando. Entonces, supongo que es una parte que es congénita a nuestro tipo de trabajo, al show business.

Punto y coma
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

El efecto de la edad en las mujeres

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Piensas que el paso del tiempo, la edad, es algo que afecta más negativamente a las mujeres que a los hombres en el mundo artístico?

JuanMa Pina: Mira, es triste, pero quizás sí. Yo no lo sé, porque no soy mujer, pero estoy muy rodeado de mujeres artistas, de actrices, de productoras... Este proyecto está encabezado por muchas mujeres, aunque yo lo haya escrito y dirigido, me han acompañado muchas mujeres. Ellas me cuentan y yo escucho, como hay que hacer, ¿no? Sí que es verdad que las actrices siempre lo dicen, que cuando cumplen una edad desaparecen, se convierten en personajes de abuelas en películas que en una hora y media solo salen 10 minutos o menos en escena. Ya no son heroínas, parece que para ser un héroe masculino puedes aguantar hasta una edad, pero para ser una heroína dejas de serlo cuando cumples los 30 o los 40. Entonces, cuando ya tienes 50 o 60... Pocos papeles hay para estas mujeres.

Sí lo que me alegra de esta historia, porque yo quería que fueran dos mujeres de edad, si puedes que tener casi 60 es tener edad, porque ahora ya sabes que los 60 son los nuevos 35 (Risas). Yo quería contar donde dos mujeres de esta edad fueran las heroínas y no fueran las mujeres de, las abuelas de, o madres de. Quería que la historia fuera de ellas, que lo que fuera interesante es que la gente fuera al teatro a escuchar la historia de dos mujeres de esta edad y no porque fueran dos mujeres experimentadas, esta historia que decimos de: “Los mayores cuentan historias ya diferentes”.

No, estas mujeres cometen errores, lo que les ocurre a ellas podría ocurrirle a dos instagrammers de 20 años, ¿sabes? Pero eso es que eso también te puede ocurrir con 60, que se te vaya la olla con la fama y que conozcas de repente lo que es ser famosa con esa edad. También deshaces, quieres conseguirlo y mantenerlo, que hagas cualquier cosa por ello. Quería contar una historia de esas dos mujeres, pero que un espectador de 20 años dijera: “Ah, pues esto también me podría ocurrir a mí”. Me apetecía.

Punto y coma
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

El tratamiento femenino en Montgomery Entertainment

Diego Da Costa / Cinemagavia: Soy seguidor de tus producciones, he visto varias obras de la marca Montgomery. Me gustan mucho este tipo de personajes de diferentes edades, la humanidad, que no tiene edad. Cuando hablamos sobre “Pisazo!” abordamos el tratamiento de las mujeres a cierta edad en tu obra, veo que sigues esa evolución, esa reivindicación de que no hay edad para vivir.

JuanMa Pina: Sí que es verdad, que tú y yo lo hemos comentado, ves una serie o ves una película y hay ahora esta gran alabanza a la juventud, que sí, que tienen muchas cosas que contar, cuando tienes 20-30 años, hay muchas cosas que contar, pero no dejas de tener cosas que contar cuando cumples más de 50. Además, mola contar historias donde se mezcla toda esta gente y las cuentan todos desde el mismo nivel, con errores, con aciertos de alguien que tiene 18 y dice una frase en una serie y flipas y dices: “Pues, es verdad, así es la vida” y ves a alguien de 50 que también se equivoca.

Diego Da Costa / Cinemagavia: En la obra vemos esa duda de cómo volver a los focos, en esos dos personajes, ¿te inspiraste en algún hecho real o cómo vino esta historia?

JuanMa Pina: Es algo que si ves el show business desde cerca, lo ves todos los días. Todos los actores, directores, escritores, dramaturgos que conozco tienen sus años buenos y sus años malos y todos vivimos con miedo a qué pasará después de un triunfo, ya no te digo después de un fracaso. Entonces, todos estos altibajos te hacen vivir un poco con ese miedo. Cuando vuelven los buenos momentos, vivirlo y agarrarte a ellos, luchar por que continúen y luego esperar a esa llamada, si te vuelven a llamar. Yo creo que es algo natural por nuestro trabajo, es una cosa curiosa que no pasa en otros sitios o sucede de distinta manera.

JuanMa Pina
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

La obsesión por la fama

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Crees que la fama es una obsesión que se está dando más en estos años que en el pasado o siempre ha estado ahí?

JuanMa Pina: Yo creo que ahora, a lo mejor, viene todo como un tsunami, que viene todo más fuerte, con las redes y todo. Viene todo más rápido y más fuerte. Antes, quizás, el actor tenía que esperar a que saliera la revista semanal o que el público llegara al teatro para ver lo famoso que era. En cambio, ahora todos los días, o sea, uno se levanta, un actor que esté en una serie, cuelga una foto, recibe un millón de likes a la media hora, le llama una empresa y le dice que le da dinero por sacar una foto.

Entonces, yo creo que todo es más grande ahora, todo lo relativo a la fama. Ahora, el quererla, un actor o alguien que ha trabajado en el show business, o un dramaturgo, yo creo que siempre la ha querido. También creo que es normal, fama como reconocimiento, fama como saber que hay alguien al otro lado que te está diciendo: "me encanta la historia que has contado, cuéntame más historias". No lo veo solo como algo negativo, no es solo ser famoso para firmar autógrafos, sino también conseguir fama como éxito en tu profesión.

Punto y coma
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

El reconocimiento frente a la exposición pública

Diego Da Costa / Cinemagavia: No solo existe un tipo de fama, sino también el reconocimiento profesional, ¿en el mundo artístico están estrechamente ligados?

JuanMa Pina: Sí, en mi obra Punto y coma, el personaje de Sara Susto, que es una dramaturga que tuvo mucho éxito en los 80, lleva 20 años sin estrenar nada. Una escritora que escribe todos los días, que todos los días crea personajes e historias que quiere contar al mundo, pero que el mundo no los quiere oír, porque no hay ni un productor, ni un teatro, ni ninguna compañía que quiera poner en pie sus obras.

Eso hace que durante 20 años esta señora no exista para nadie, entonces, no es que quiera ser famosa, o sea, cuando de repente cambia todo y tiene una oportunidad, no es que ella la vea como una oportunidad de ser famosa, sino es como una oportunidad de poder desarrollarse, de poder contar historias, que es lo que esta señora quiere. Bueno, todo eso trae fama, claro, porque de repente todo trae premios, trae entrevistas, trae reconocimiento, pero ella no solo busca eso, yo creo que ella busca realizarse como contadora de historias.

JuanMa Pina
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

La elección de las actrices

Diego Da Costa / Cinemagavia: A la hora de escoger el reparto, ¿cómo fue y si siempre fueron estas actrices la primera opción?

JuanMa Pina: Las dos grandes actrices, que creo que es uno de los fuertes de este proyecto, que están en Punto y coma, son Carmen Navarro y Amparo Vega-León, dos monstruos, dos mujeres increíbles que en estas funciones han dejado a todo el mundo boquiabierto, es increíble el trabajo que hacen. Carmen Navarro y yo ya habíamos trabajado juntos en cinco proyectos, o sea, en muchísimas cosas anteriormente. Cuando surgió el proyecto y las primeras conversaciones con el Lara, yo la propuse y Antonio Fuentes estuvo de acuerdo en que era la persona adecuada para estar en Punto y coma y para hacer de Sara Susto.

Amparo se incorporó más tarde, se incorporó durante los ensayos, al comienzo de éstos, y encajó como la pieza perfecta, tanto con Carmen, porque eso era importantísimo, que en las dos surgiera química entre ellas, al ser una obra con dos personajes que están todo el tiempo hablando. Diálogos rapidísimos, muy ágiles, entonces, las dos tenían que tener una química y eso luego se ve en la obra. Entre las dos surgió esa química y luego surgió entre Amparo y yo, ha ido fenomenal, hemos trabajado los tres, bueno, los cuatro, porque hemos tenido a Pablo Martínez, un ayudante de dirección genial, que se ha metido en el proyecto y que lo ha hecho crecer también.

Punto y coma
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

La emoción en la dramedia

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Qué punto más emotivo vamos a encontrar en la obra?

JuanMa Pina: Nosotros, a la hora de hablar del género de todas las obras anteriores que he hecho, siempre he tenido claro que el género era comedia. Con Punto y coma, me surgieron dudas y creo que después de estas funciones, lo tengo claro. Punto y coma es una dramedia, donde nosotros saltamos de la comedia al drama, pero varias veces durante cada acto.

Yo creo que el público va a ver una historia muy real de dos mujeres que viven la vida riéndose de ellas mismas y de todo lo que les sucede, pero la viven con tanta pasión que, a veces, la vida les supera y el público eso lo nota. Y lo sufre con ellas. Es como un tobogán de emociones para ellas y el público se tira por el tobogán con las actrices y los dos personajes y durante hora y media ríen, lloran, con ellas, disfrutan de sus mentiras, de todo lo que estas dos personas se inventan y de lo que les acarrea en sus mentiras. Para mí, es un tobogán de emociones continuo.

JuanMa Pina
Foto de "Punto y coma" (Montgomery Entertainment y Teatro Lara)

La importancia musical

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿En esta obra también vamos a tener esos temazos que hemos podido oír en tus otros montajes?

JuanMa Pina: La banda sonora de esta obra es un poco más clásica. No es tanto de comedia, con temas rescatados de los 80, 90, que encajaban más en otras obras o como en “Sidra en vena” que era una banda sonora así folk, hecha para la obra. Aquí creo que es otro estilo, porque es más sinfónico, más étnico a la vez, más cinematográfico, pero creo que a la gente le va a gustar mucho, me lo están diciendo. Todo el mundo cuando termina la obra señala que la música es uno de sus fuertes.

Diego Da Costa / Cinemagavia: Para terminar, "Lavar, marcar y enterrar" regresa en su formato musical. ¿Qué nos vamos a encontrar en este nuevo formato?

JuanMa Pina: Mira, me han ido pasando trozos de ensayo, de música, de libreto, creo que va a ser una pasada. Lo que van a hacer con la obra de teatro original va a ser increíble, porque mi obra es la base de ello, pero luego van a construir un mundo... Pues, el mundo que tienen los musicales, que es mucho más grande. Yo creo que la música hace que todo sea más increíble, hay nuevas escenas, todo música original compuesta, muchas sorpresas, una iluminación, un vestuario y una escenografía que tienen un pintón. Va a ser un proyectazo, yo estoy encantado con lo que va a hacer José Masegosa, que es la persona que ha escrito el libreto musical y la está dirigiendo, yo creo que va a ser una obra de arte. Vamos a flipar todos, yo incluido (Risas).

Puedes leer nuestra CRÍTICA de Punto y coma, de JuanMa Pina, pulsando AQUÍ.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM