Cuando la rutina entra por la puerta, el amor salta por la ventana. Lo mismo se puede aplicar a la familia cuando el dinero entra en escena. Esto les sucede a Bruno (José Carretero), Raquel (Isabel Torrevejano) y Sergio (Fernando Coronado), tres hermanos que vuelven al pueblo de su infancia para recibir La herencia de su tía Enriqueta. El maestro de ceremonias es Frederic (Stanny Coppet) albacea de la difunta y quién les comunicará sus últimas voluntades. En los Teatros Luchana, Viernes a las 20:00 y
Sábados a las 20:15.



La herencia

Crítica de ‘La herencia’

Ficha Técnica

Título: La herencia
Título original: La herencia

Reparto:
Stany Coppet (Fréderic)
Fernando Coronado (Sergio)
Isabel Torrevejano (Raquel)
José Carretero (Bruno)

Duración: 70 min. apróx.
Dirección: Pepe Ocio
Dramaturgia: David Barreiro
Fotografía: Olaya Pazos
Música original: José Luis Bergia
Género: Intriga
Producción: Miller Producciones

Tráiler de ‘La herencia’

Sinopsis de ‘La herencia’

La herencia es una premiada obra llena de intriga, drama y comedia negra.

Bruno, Sergio y Raquel, tres hermanos distanciados por el devenir de la vida, son citados tras la muerte de su tía Enriqueta para el reparto de su herencia, a pensar de no haber tenido nunca una relación cercana a la fallecida. Para su sorpresa, a cada uno de ellos le es concedido mucho más de lo que imaginaba.

Eso sí, antes de aceptar, tendrán que tomar una decisión que puede transformar su vida para siempre. (MILLER PRODUCCIONES).



La herencia
Foto de Miller Producciones

La tía Enriqueta

La figura de su tía es el nexo con el pasado. La soledad de las personas mayores en el mundo rural subyace a lo largo de la obra. Todos recordamos a los abuelos sentados en los bancos de los pueblos. Son los vigilantes de una historia y de unas formas que por únicas ya no se van a repetir. La relación de su tía con su madre recuerda una infancia dura. Su tía poseía joyas, tierras y una casa grande, pero carecía de la compañía de sus sobrinos. En su último aliento no había nadie. Vio llegar el final y lo afrontó con entereza. “Cuando muere gente rica hay suspicacias, cuando muere alguien pobre hay más espacio” se cita en la obra con gran acierto. El texto de David Barreiro detalla a la perfección el paso del frenesí de la juventud a las sombras de la vejez.

Un pastel a repartir y una familia a la que alimentar

Cada uno de los hermanos recibe su parte de la herencia valorada en 270.000 euros siempre y cuando acepte rechazar el contenido de un enigmático maletín. El reecuentro sirve para constatar unas relaciones frías entre ellos. Hay un periodo de la vida donde solo ves a la gente en los funerales. Son encuentros “sin vida” donde se repiten las mismas palabras y frases hechas. Los avatares de la vida hacen que se pierda el contacto, que una cara conocida se torne en extraña.

Foto de Miller Producciones

Sergio desconoce que Bruno se ha divorciado y Bruno no sabe que su hermano necesita dinero. Las penurias económicas de ellos hacen que vean la herencia como la salvación a sus problemas. Raquel ejerce el rol de pegamento tan habitual en muchas familias, donde solo uno sabe cómo están todos. Tiene un trabajo que le impide desarrollarse personalmente. Da la falsa sensación de seguridad, de un tronco firme sobre arenas movedizas.

Este sol de la infancia

El mundo adulto es hostil, está alejado del triángulo de la felicidad que conforman el frontón, las heras y la fuente en verano. Volver a su pueblo, les remueve, les castiga con la misma pregunta ¿Por qué antes era todo tan bonito y ahora tan feo? La importancia de la familia y como ese concepto evoluciona con la edad. Cuando los puentes vuelan por los aires son difíciles de recomponer. Gente de tu misma sangre que por momentos son desconocidos.

La herencia
Foto de Miller Producciones

Conclusión

Los perfiles están bien dibujados en La herencia. La figura del albacea rebaja la tensión dramática necesaria, aportando cinismo y momentos hilarantes. Podía ahondar con más profundidad en la parte familiar. La obra pasa por encima en ocasiones sin de verdad abrirse en canal. Prefiere buscar lugares algo más ligeros, terrenos cálidos y confortables para el espectador que mostrar los conflictos. Sin embargo, consigue que los recuerdos del pueblo sean nítidos, claros como una mañana de verano.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí