Javier Ambrossi y Javier Calvo, conocidos artísticamente como Los Javis, son la mente pensante detrás del fenómeno de La llamada. Lejos han quedado los días en los que se comenzaron a subirse a las tablas del Teatro Lara Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo y Richard Collins-Moore. Tras varias temporadas, sigue causando furor entre el público. Ganadora de 14 premios Broadway World, incluyendo los galardones a la mejor actriz, mejor dirección y mejor musical. También fue elegida como el mejor montaje del año, según los lectores de El País. Puedes disfrutar de este musical hasta el 31 de mayo de 2020 en el Teatro Lara.



La llamada

Crítica de ‘La llamada’

Ficha Técnica

Título: La llamada
Título original: La llamada

Reparto:
Nerea Rodríguez (María)
Andrea Guasch (María)
Angy Fernández (Susana / María)
Lucía Gil (Susana)
Marta Sango (Susana)
Roko (Milagros)
Erika Bleda (Milagros)
Neus Sanz (Madre Bernarda de los Arcos)
Mar Abascal (Madre Bernarda de los Arcos)
Paco Arrojo (Dios)
Richard Collins Moore (Dios)
Raoul Vázquez (Dios)

Jaime Vaquero (Batería)
David Chamizo (Batería)
Nino (Batería)
Rubén Tajuelo (Guitarra)
Sergio Flecken (Guitarra)
Sergio Marqueta (Teclado)
Víctor Elías (Teclado)
Daniel Pedregal (Teclado)
Ángel Herranz (Bajo)
Ismael Prado (Bajo)
Gonzalo Muratel (Bajo)

Duración: 120 min. apróx.
Dirección: Javier Ambrossi y Javier Calvo
Dramaturgia: Javier Ambrossi y Javier Calvo
Escenografía: Ana Garay
Escenografía e iluminación: David Minguez
Vestuario: Ana López Cobos
Sonido: Alberto Martín y Juan Guedes
Coreografía: Noemí Cabrera y Ana del Rey
Compositor: Alberto Jiménez
Regiduría: Gemma Galán
Auxiliar de regiduría: Alicia Calderón
Coordinación de producción: Inés López
Auxiliares de producción: Álex Jaén, Marina Fernández, Ricardo Caulin y Juanfran García
Arte gráfico: Dowylo
Género: Musical
Producción: Suma Latina Producciones

Tráiler de ‘La llamada’

Sinopsis de ‘La llamada’

La llamada se ambienta en Segovia. Campamento cristiano La Brújula. Bernarda, una monja recién llegada, quiere salvar el campamento con su canción “Viviremos firmes en la fe”. La Hermana Milagros, una joven con dudas, recuerda lo mucho que le gustaba Presuntos Implicados. Y María y Susana, dos adolescentes castigadas, tienen un grupo que se llama Suma Latina. Pero desde que Dios se le aparece a María una noche, todo está cambiando. Y es que a Dios le encanta Whitney Houston. (SUMA LATINA PRODUCCIONES). 


La llamada
Foto de Suma Latina Producciones

La reflexión interna

Javier Ambrossi y Javier Calvo, conocidos popularmente como Los Javis, son los creadores del fenómeno de La llamada. El musical se ha convertido en uno de los iconos del Teatro Lara. El guion profundiza sobre la necesidad de preguntarse la realidad de uno mismo y exprimir la búsqueda de identidad. A través de un relato que comienza desde una perspectiva superficial en la que se da una imagen de la juventud a la que el espectador está acostumbrado. Sin embargo, desde el principio da puntadas sobre lo que está por venir. Sin dejar la vis cómica en ningún momento, cada personaje va mostrando una cara más profunda. La principal pregunta que ronda en el guion es: ¿Quién eres? Lógicamente, tampoco busca un camino existencial e introspectivo, sino que abre el debate desde un prisma más distendido.

Los personajes que intervienen en la obra están dibujados con una profundidad que hace que el espectador sea capaz de empatizar. Aunque haya cierta comicidad extrema en ellos, no caen en una personalidad irrisoria, sino que siempre se mantienen dentro de una coherencia narrativa. Las relaciones que se crean entre ellos hace que se emane un carácter familiar y en el que, pese a las diferencias iniciales, siempre hay un punto que los une. Además, hay que destacar que es una obra realizada con únicamente personajes femeninos, que son un ejemplo de una pequeña parte del amplio rango de personalidad que hay en la sociedad. Aun así, hay que comentar que peca en algún detalle en el que se materializa un carácter ‘hipster’, que no termina de casar en diversas escenas, pero no supone un gran obstáculo.

La llamada
Foto de Suma Latina Producciones

Monjas à gogó

El elenco de La llamada estuvo representado por Angy Fernández, Lucía Gil, Roko, Neus Sanz y Paco Arrojo. Para comenzar, Fernández, la cual habitualmente se mete en la piel de Susana Romero, se convirtió en María Casado. Pese a resolver correctamente el personaje, no supo transmitir la confusión e inocencia que ocurre con la protagonista. Por lo cual, aunque no desentonó, sí que le faltó mayor personalidad en su interpretación. Se percibieron ciertos recursos ya utilizados por la intérprete en otros papeles. Luego, Gil demostró que lleva ya tiempo interpretando a Susana, le volvió a dar esa picaresca y ese ritmo dinámico tan orgánico. Hace un trabajo interpretativo muy natural. Por otro lado, Arrojo demuestra tener una gran voz, pero su actuación parte desde un prisma distinto de lo que se puede esperar. No se sabe si mejor o peor, pero sí peculiar.

Hay que destacar la gran labor de Roko y Neus Sanz. Se coronan como las mejores interpretaciones de la obra y elevan el resultado a grandes niveles. En primer lugar, Roko demuestra la gran versatilidad de registro que ha ido desarrollando a lo largo de su carrera. Se lleva el escenario de calle, se come sus escenas y brilla totalmente. Es un gozo poder verla interpretar a la hermana Milagros. Está alucinante y da momentos realmente hilarantes. Después, Sanz no se queda atrás. Tiene un poderío escénico que deja muy claro su calidad como actriz. Es maravillosa. Desarrolla sus escenas con una pasión, que conecta con una sinergia con los propios espectadores. Las carcajadas están aseguradas y, sin duda, puede decirse que es una gran actriz de comedia. Las dos forman un combo que emociona y queda marcado en la memoria de los asistentes. 

La llamada
Foto de Suma Latina Producciones

El garito celestial

Las tablas de la Sala Cándido Lara del Teatro Lara son el hogar de La llamada y se palpa desde antes de la entrada al patio de butacas. Se aleja de buscar una saturación de elementos sobre el escenario, pero aprovecha el espacio al máximo. Realizan una construcción del lugar con una inteligencia estética que confluye con una expresión creativa deleitable. Un ejemplo de como lo minimalista puede inundar toda la sala. Además de contar con apenas dos camas y un recinto central que ejerce de habitación a la par que de capilla, la escalera es la gran protagonista. Se puede pensar que no, pero el musical se disfruta más en vivo gracias a detalles como éste. Esa expansión del espacio escénico hace que el espectador lo sienta de una forma más directa y funciona.

Además, los números musicales llevan un planteamiento creativo apreciable, viendo el gran trabajo que hay detrás por parte de Los Javis. Saben combinar a la mismísima Whitney Houston con música de pachangueo como Henry Méndez. No es una tarea fácil desarrollar unos estilos tan diferentes sin que chirríen y en esta ocasión, ensamblan sin forzarlo. Únicamente flaquea en el mítico número de “Lo hacemos y ya vemos”, que aunque pegadiza, no termina de transmitir emocionalmente como el resto. Luego, hay que admitir que tener una banda en vivo se agradece y da un remate excepcional. Disfrutar de la música en directo es un gozo y les aporta una diferenciación con otras producciones musicales. Por último, el vestuario juega un factor narrativo importante y cuenta de ello es el significado que hay detrás. Aunque sencillos, hay una variedad notoria. Una metáfora visual de la ruptura del conformismo personal.

La llamada
Foto de Suma Latina Producciones

Conclusión

La llamada es un musical que ahonda en la búsqueda de identidad y la abrupta ruptura del conformismo en un camino hacia la madurez. Un guion en el que se realiza un análisis de las reflexiones juveniles en el que se desarrolla una serie relaciones de lo más variopintas, pero efectivas y verosímiles. Un humor bien planteado, que solamente en alguna parte se percibe cierta frivolidad de carácter. Un reparto más que notable. Destacar a Roko y Neus Sanz que brillan y se coronan como las reinas del Campamento La Brújula. Las carcajadas son un sinfín con ellas. Un montaje sencillo que cumple su función y le dota de personalidad. Los detalles en la puesta en escena y la música en directo hacen vibrar al público. Una oda introspectiva en donde el sentir es fundamental y las ataduras se dejan atrás. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí