Lo que el Viento se llevó, novela vs película, Margaret Mitchell y Victor Fleming

Lo que el viento se llevó es la historia dramática más grande jamás contada de un amor desarrollado a lo largo de la Guerra de Secesión americana que transcurrió desde 1861 hasta 1865. Nos la cuenta Margaret Mitchell a través del discurrir de la vida de una voluntariosa joven irlandesa de ojos verdes, que habitaba en una plantación de Georgia. La novela es una de las más vendidas de todos los tiempos, con al menos 28 millones de copias y más de 155 ediciones publicadas en casi todos los idiomas y países.

En cuanto a la película, es sin duda una de las más populares y recordadas de la Historia del Cine. Este melodrama épico y romántico es una ambiciosa empresa cinematográfica realizada en la época dorada de Hollywood (1910-1960), gracias al empeño del productor David O. Selznick que consiguió inmortalizar la novela tras obtener 11 Oscar con su película de 1939, incluyendo el primero para un actor negro, Hattie McDaniel.



Lo que el viento se llevó, novela vs película

Crítica de la novela Lo que el Viento se llevó

Lo que el viento se llevó

Ficha Técnica

Editorial: Ediciones B
Año de Edición: 2008
Número de Páginas: 1056 págs.
Idioma: Castellano
Traducción: Julio Gomez de la Serna, Juan G. de Luaces
ISBN: 9788466636650

Oferta
Lo que el viento se llevó (FICCIÓN)
  • Margaret Mitchell
  • Editor: B de Bolsillo (Ediciones B)
  • Edición no. 1 (04/04/2007)
  • Tapa blanda: 992 páginas

Sinopsis

La acción se sitúa en 1861. Scarlett O’Hara es una bella joven caprichosa y pasional que vive en Tara, una gran mansión de Georgia, con todos los lujos a su alcance y servida por esclavos. A sus pies tiene un ejército de enamorados, pero ella solo quiere a Ashley Wilkes, el único hombre que no puede conseguir, comprometido en matrimonio con su prima, Melanie Hamilton, la persona más tierna y cariñosa del mundo.

Mientras tanto, la Guerra de Secesión está a punto de estallar y los jóvenes sureños muestran su entusiasmo por entrar en combate. Rhett Butler un hombre atractivo que no tiene más interés que su propio beneficio, no piensa así, ya que es consciente de las carencias del ejército confederado.

Al mismo tiempo, Butler se enamora de Scarlett, de su carácter decidido, y de su valentía, durante una fiesta en los «Doce Robles», la finca de Ashley, y se empeñará en conquistar su amor, pese a que Scarlett seguirá obsesionada con Ashley a lo largo de los años y de varios matrimonios de conveniencia.

Por otro lado, Scarlett también tenía otra obsesión, y era devolver “Tara” la finca de su familia, a su antiguo esplendor, y de paso recobrar el antiguo modo de vida que la guerra demolió.



La Autora y su libro

Margaret Mitchell nació en Atlanta en 1900 en el seno de una familia culta. De sus padres heredó la afición por la lectura, que en ella derivó en amor por la escritura, de hecho, de niña ya escribía historias de la guerra civil, e incluso obras de teatro que representaba en el porche, para deleite de los vecinos.

En 1926 tuvo un accidente en un pie, que la mantuvo en cama, y ahí fue cuando empezó a escribir “Lo que el viento se llevó”, documentándose profusamente con los libros que su marido le traía de la biblioteca. Iba escribiendo historias inconexas según llegaban a sus manos los diversos tratados sobre la guerra civil, creando los diversos personajes de la novela. Tardó diez años en escribir una novela histórica que era un retrato romántico de la vida en el sur de Estados Unidos, contada a través de la historia de una joven georgiana.

Asimismo, ofrece una información bastante exacta sobre la Guerra de Secesión, vista desde el lado de los perdedores, así como el periodo que vino después, sobre todo de lo sucedido en el condado de Georgia.

Margaret Mitchell
Margaret Mitchell, c. 1938. William F. WarneckeNew York World-Telegram y Sun Collection / Biblioteca del Congreso, Washington, DC (número de referencia LC-USZ62-109613)

Margaret Mitchell estaba influenciada por lo que había oído contar a sus antepasados sureños que habían vivido los horrores de la guerra. Ellos le contaron una versión edulcorada de la vida anterior a la Guerra, donde los esclavos eran felices en las plantaciones viendo como sus amos llevaban una vida de lujo. Por ello, ella retrata como idílica la situación del condado de Georgia antes de la guerra, donde todo era felicidad y armonía.

Gracias a esta novela histórica, y a su posterior adaptación cinematográfica, los pormenores de la Guerra de Secesión americana llegaron al gran público, de tal manera, que es uno de los conflictos armados más conocidos a nivel mundial.

El éxito de esta novela consistió en fusionar historia y sentimientos con extraordinaria maestría. Se publicó en 1936, y se convirtió de inmediato en todo un fenómeno superventas.

Lo que el viento se llevó se tradujo a 30 idiomas, incluido braille. Había días en que se vendían 50000 ejemplares. En 1949 se habían impreso 8 000 000 de copias. En 1937 ganó el premio “Pulitzer” de novela, y en 1939 se estrenó la película que daría a conocer la novela a todos los rincones del mundo.

En 1949 Margaret Mitchell fue atropellada por un conductor borracho, y su agonía, que duró cinco días fue seguida por todo el país como una tragedia nacional.

La Historia

La Guerra

Lo que el viento se llevó nos cuenta a través de los ojos de Scarlett O’Hara, de ascendencia irlandesa, los pormenores de la Guerra de Secesión, y la caída de un estilo de vida sureño, que la guerra se llevaría por delante para nunca más volver.

El hilo conductor de la novela será la vida de Scarlett O’Hara, su amor por su vecino Ashley Wilkes, que se casará con Melanie Hamilton, una dulce joven a quién todos veneran por su bondad.

A su vez, Rhett Buttler, un aventurero cínico y sinvergüenza se enamora de ella, y toda la trama girará en torno a los dos contendientes de esta lucha romántica, una, enamorada de un hombre que no la corresponde y al que ha idealizado; y otro enamorado de ella a sabiendas que está perdidamente enamorada de un hombre que no está a su altura.

Paralelamente y entrelazada a esta situación amorosa, estalla la Guerra de Secesión, que duraría 4 largos años, desde 1861 hasta 1865.

Scarlett, viuda de un soldado que murió en la primera semana de la guerra, con un niño fruto de un matrimonio que contrajo sin amor, enamorada de Ashley Wilkes, intentará salir adelante dejando atrás a la jovencita que fue,  convirtiéndose en una mujer dura, insensible, que en un momento crucial de la novela, cuando descubre que todo su mundo había sido destruido, con el estómago rugiendo de hambre, pronuncia la famosa frase: “Aunque tenga que matar, engañar o robar, a Dios pongo por testigo de que jamás volveré a pasar hambre”.

Supervivencia en Tara

Trabajará sin descanso para alimentar a todos los que la guerra ha puesto bajo su cargo. Piensa que solo tiene un amor, Ashley, y que no le importaría dejar a todos, incluso a su hijo y huir con él, pero Ashley le dice: “Hay algo que amas más que a mí, y aunque no lo sepas es la tierra roja de Tara”, y es cierto, ella ama Tara sobre todas las cosas, y luchará con uñas y dientes, incluso matará, todo por salvar la tierra de Tara, la plantación que creó su padre, el irlandés Gerald O’Hara, y que un día le dijo: “la tierra es la única cosa del mundo que tiene algún valor, porque es la única que perdura, ¡No lo olvides¡ Es la única cosa que merece que trabajemos por ella, que luchemos por ella, que muramos por ella”.

Resurgir de Atlanta

Cuando termina la guerra, los esclavos serán liberados; eso significa que varios millones de personas serán liberadas, pero sin un trabajo adecuado, ni siquiera acceso a una vivienda. A Algunos terratenientes sureños no les gusta esta nueva condición de los esclavos. Los personajes Rhett y Ashley, junto con algunos miembros de la vieja guardia de Atlanta, asisten a unos mítines políticos, cuyo contenido se deja en el aire porque dichas reuniones eran un germen del Ku Klux Klan.

Scarlett, decidida a no pasar penalidades en la vida, creará diversos negocios en Atlanta, todos ellos con gran éxito, con los que ganará dinero que servirá para mantener la plantación de “Tara”, un pozo sin fondo con muchas bocas que alimentar.

En Atlanta también vive Rhett Butler, ocupándose de sus negocios, entre los que se rumorea está el prostíbulo más visitado de la ciudad, con cuya dueña mantiene unos lazos de estrecha amistad. Rhett, estará pendiente además de todo lo que le ocurra a Scarlett, su amor secreto.

Scarlett y Rhett

Scarlett y él cada vez se van pareciendo más, a la vez que van estrechando una amistad que cada vez se acerca más al amor; ambos son cínicos y románticos, egoístas y generosos, aman y odian con la misma intensidad. Ambos piensan lo mismo sobre el  apego de sus paisanos a unos ideales arcaicos y su falta de resiliencia para adaptarse a los nuevos tiempos.

Y, sin embargo, ninguno formula críticas a la esclavitud. De hecho, como buenos sureños, han sido educados en plantaciones con sirvientes esclavos. Son tal para cual, pero Scarlett no lo sabrá hasta que no sea demasiado tarde.

La guerra terminará, Georgia surgirá de sus cenizas, y la pareja protagonista se unirá sin amor mutuo, pero el final de la historia de amor de estos personajes la autora nos lo escamoteará hasta el final, de tal manera, que deja un final abierto de alguna manera, para que cada cual lo interprete de la manera que desee.

El Contexto Histórico

En 1861 el Norte y el Sur de Estados Unidos comenzaron a separarse debido a grandes diferencias ideológicas y económicas.

Ideológicas en cuanto que ambas facciones mantenían diferentes opiniones sobre la esclavitud, y económicas en cuanto que el Norte defendía una economía industrial favorecida por las migraciones europeas y el Sur una economía basada en la agricultura, que de hecho era el motor de la economía del país.

El Norte defendía el trabajo libre y el Sur el trabajo forzado.

Collection Christophel

Además, el Norte se había dado cuenta de que mientras los esclavos estuvieran unidos a las plantaciones del Sur, el Norte estaría deficitario de la mano de obra necesaria para iniciar su revolución industrial; este aspecto económico, disfrazado de motivos humanitarios, sería un motor importante para la guerra.

Se prohibió la esclavitud en la mayoría de estados, pero en el sur, 11 estados siguieron permitiéndola. El Norte bloqueó económicamente al sur, con consecuencias catastróficas para este, que causaron estragos en una población que bastante sufría ya por la guerra declarada en la primavera de 1861.

La consecuencia principal de la guerra fue la abolición de la esclavitud, y la unión de los dos bandos, aunque en realidad uno quedó supeditado a la supremacía del otro.

Personajes

 Scarlett O’hara

Scarlett comienza siendo una belleza sureña idolatrada por todos los jóvenes de la vecindad, sin absolutamente ninguna preocupación en la vida, nada más que hacer estragos en los corazones de los jóvenes. Cuando estalla la guerra, y todo su mundo empieza a decaer, intentará adaptarse a las circunstancias, luchando por sobrevivir mientras algunos de sus convecinos se empeñan en aferrarse a su modo de vivir del pasado, sin darse cuenta de que ese estilo de vida la guerra se lo ha llevado por delante.

Cuando acaba la guerra, se verá al frente de una plantación, unos hijos y un gran número de personas a su cargo, pero saldrá adelante, porque ama su tierra, su familia y es una superviviente nata, aunque para ello se gane el menosprecio de toda la comunidad.

Scarlett  cuando quiere puede ser la más encantadora de las mujeres, y cuando quiere conseguir algo, es el ser más cruel de la tierra. También es una mujer impetuosa, muy avanzada para su tiempo, de hecho, se gana el odio de toda la sociedad de Atlanta por dejarse ver en público embarazada, y, además, trabajar como un hombre, y con gran éxito además.

Durante toda la novela cree estar enamorada de Ashley Wilkes, desperdicia su vida esperando un amor que no llegará, sin apreciar, que a su lado, siempre, está Rhett Butler, que es una persona muy parecida a ella, y a quien sin saberlo, admira y quiere.

Rhett Butler

Es un sureño escéptico, nacido en Nueva Orleans, pero con una vida intensa, de viajes y aventuras, que tiene claro desde el principio que la Confederación, con sus escasos medios, no puede ganar la guerra, y se niega a alistarse en ella para dejarse matar. Prefiere burlar el bloqueo impuesto por el Norte, y así obtener grandes ganancias.

También es un vividor sin escrúpulos, cínico y escéptico con las capacidades bélicas del ejército sureño. Desprecia los convencionalismos de la época y se enriquece primero con el hundimiento de una civilización basada en arcaicos principios, y después con el surgimiento de una era, en la que primarán los negocios antes que los principios.

Clark Gable

Se enamora de Scarlett, de su vitalidad, de su arrojo, y casualmente, sin demostrarle su amor, siempre anda cerca de ella, divirtiéndose al ver como ella intenta disimular la profunda aversión por los convencionalismos sureños.

Sabedor de su amor por el señor Wilkes, y sabedor además de que es un amor inútil, que ella no puede estar realmente enamorada de un ser pusilánime como él, irá estrechando el cerco alrededor de Scarlett para casarse con ella, pese a saber que ella no le quiere, pero con la esperanza de hacerla cambiar de opinión.

Ashley Wilkes

Es el vecino de Scarlett, sureño de la vieja guardia, que se casa con su prima porque así lo estipulan las costumbres de su familia. Es un caballero a la antigua, amante de los libros, los caballos y la forma de vida sureña. Cuando la guerra termina, demostrará su total inutilidad para adaptarse a las nuevas circunstancias y sacar adelante a su familia.

Leslie Howard

Su matrimonio con Melanie Hamilton transcurre tranquilo, aunque él se deslumbra por la inmensa vitalidad de Scarlett.

Melanie Hamilton

Es la mujer más buena de la tierra, no ve la maldad en la gente, todo lo contrario, encuentra cosas buenas en los seres más abyectos. Adora a Scarlett, le agradece de todo corazón todo lo que ha hecho por ella, y cuando en la ciudad corren rumores de una supuesta relación entre su marido y Scarlett, la defenderá a capa y espada de todos.

Mamita

Es la criada esclava de Scarlett desde que nació. La adora, pero es la única que la conoce a la perfección, por eso la vigila con ojos de halcón, como si todavía fuera una niña.

Es también la mayor guardiana del estilo de vida del Sur, que después de la guerra, cambiará para no volver.

Análisis

En las casi mil páginas de Lo que el viento se llevó nos encontramos muchas historias entrelazadas, contadas a través de la vida de una joven sureña impetuosa que ve derrumbarse su mundo de felicidad ignorante de las desdichas de los demás de un día para otro.

Es la historia de una guerra parricida, que acabó con la vida de más 700 000 estadounidenses, y dejó unos 500 000 heridos, y unos niveles de aniquilación en las familias desconocidos hasta esa fecha en ninguna civilización.

Es la escenificación de cómo una civilización basada en valores arcaicos, en el aparentar, en la frivolidad, en la supremacía de la raza blanca sobre la negra, desaparece, para dar paso a otro tipo de sociedad en la que imperan otros tipos de valores. Ya no importa en qué familia se nace, sino que prima el dinero, la industria y la libertad….

Es la escenificación de un cambio de paradigma en la vida de Estados Unidos, ya que se pasó de una sociedad agrícola, con grandes plantaciones que se sustentaban gracias a la esclavitud, a convertirse en un país sin esclavos, que poco a poco se convertiría en motor industrial del mundo.

Es la conversión de una niña mimada en una mujer madura, responsable de sus actos y proveedora de todo lo necesario para su familia.

Es un canto de supervivencia, de resiliencia, de salir adelante pese a la guerra, la ruina o la muerte, es el espíritu pionero americano luchador que no se rinde ante el fracaso.

Es la historia de dos supervivientes, separados por las circunstancias, pero unidos en los mismos ideales de superación de todas las adversidades.

 Conclusión

Lo que el viento se llevó es una novela dramática costumbrista con más de 80 años de antigüedad, escrita desde un prisma partidario de la esclavitud, no olvidemos que está firmada en los años 30, en los que la segregación racial sobre todo en el sur era la corriente imperante de la época, que nos hace una instantánea idílica de la vida de la población sureña, nos cuenta los estragos y los acontecimientos de la Guerra de Secesión, y el amor erróneo de una mujer por el hombre equivocado.

Es una historia de amor imaginario, de amor verdadero, de amor interesado, de amor por la familia, de amor por la tierra y de amor por las vivencias de una época que la guerra demoledora dejará atrás.

Está redactada en un lenguaje sencillo, descriptivo casi fotográfico, de ahí su valor que ha perdurado a lo largo del  tiempo , pues  de tal manera describe las casas, el modo de vida de los sureños, de sus fiestas, hasta las miserias de la guerra con la putrefacción que emana de las heridas, que el lector se zambulle entre sus mil páginas y apenas es capaz de abandonar la novela para descansar sus ojos.

Una magnífica obra, que ha cautivado a generaciones de lectores, y que seguirá haciéndolo en las generaciones venideras, si el tiempo y el viento no se llevan el amor por la lectura.

CALIFICACIÓN: 8.5 / 10



Crítica de la película lo que el Viento se llevó

lo que el Viento se llevó

Ficha Técnica

Título: Lo que el viento se llevó
Título original: Gone With the Wind

Reparto:
Clark Gable (Rhett Butler)
Vivien Leigh (Escarlet O´Hara)
Leslie Howard (Ashley Wilkes)
Olivia de Havilland (Melania Hamilton)
Hattie McDaniel (Mammy)
Harry Davenport (Dr. Meade)

Año: 1939
Duración: 238 min
País: Estados Unidos
Director: Victor Fleming, George Cukor, Sam Wood
Guion: Sidney Howard, Oliver H.P. Garrett, Ben Hecht, Jo Swerling, John Van Druten (Novela: Margaret Mitchell)
Fotografía: Ernest Haller
Música: Max Steiner
Género: Drama. Romance
Distribuidor: Warner Bros

Tráiler

Sinopsis

Escarlata, hija de Fitzgerald O’Hara, un rico plantador de algodón, une a su belleza una caprichosa personalidad. Enamorada de Ashley, su vecino, verá como este escoge como esposa a la dulce Melania. La guerra cambiará su vida, enviudará de un joven con el que se casó sin estar enamorada, y Red Butler, un apuesto aventurero entrará en su vida.

Premios

  • 8 (+1 honorario) Oscars, incluyendo mejor película y actriz (Vivien Leigh). 13 nominaciones. 1939
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actriz (Vivien Leigh). 1939

Curiosidades

  • Durante el rodaje de la película, en la escena del nacimiento de Bonnie, (Rhett Buttler) le gastó una broma a Hattie McDaniel (Mammi) colocando Whisky en lugar de té en el vaso que esta última debía beber para celebrar dicho nacimiento.
  • El hecho de que Hattie McDaniel no pudiera asistir al estreno en Atlanta segregada racialmente indignó tanto a Clark Gable que amenazó con boicotear el estreno a menos que ella pudiera asistir. Luego cedió cuando ella lo convenció de ir.
  • Fue la primera película en color que consiguió ganar el Oscar a la Mejor Película
  • Por 125 días de trabajo a Vivien Leigh le pagaron 25.000 dólares, mientras que a su compañero Clarke Gable le pagaron 120.000 por 71.
  • Al poco de empezar el rodaje Clarke Gable manifestó su descontento hacia George Cukor y dado que los productores querían mantenerlo contento para que el proyecto pudiera acabar bien, despidieron a Cukor y contrataron a Fleming, amigo personal de Gable.
  • El caballo con el que cabalgó Thomas Mitchell sería luego el caballo de “El llanero solitario”, Silver.
  • Es el film más taquillero de la historia del cine en terminos reales, es decir: considerando los efectos de la inflacción. Recaudó 390,6 millones de dólares en todo el mundo y 198,7 millones en USA.
  • Para la película, se utilizaron 27 trajes idénticos para la protagonista. Si el que llevaba la protagonista se quemaba o rompía, había que hacer lo mismo con el resto para que no rompieran la linealidad de la historia. Al final del rodaje solo sobrevivieron 5 de esos trajes, pero claro, el más original de ellos estaba totalmente deslucido y los otros aparte de las roturas, quemaduras etc… lucían coloridos como nuevos. ¿Solución? Descoser esos vestidos y volver a coserlos con la tela volteada, lo de dentro hacia afuera.
  • Al rechazar el papel de Rhett Butler, Gary Cooper dijo: “Lo que el viento se llevó va a ser el mayor fracaso en la historia de Hollywood, y me alegra que sea Clark Gable y no Cary Cooper el que se va a dar el gran morrón”.
  • Se dice que Vivien Leigh llegaba a fumarse 4 paquetes de tabaco diario durante el rodaje de la película.
  • Vivien Leigh quería aparecer en los títulos finales con el nombre de April Morn, al final se arrepintió y se quedó con el de siempre.
  • Se presentaron 1.400 chicas para el papel de Escarlata.
  • Se tardó más en buscar a “Escarlata O´Hara” que en rodar la película. El casting tardó 2 años hasta dar con Vivian, mientras que la película se rodó en algo menos de 5 meses.
  • Se barajaron nombres como los de Katharine Hepburn, Barbara Stanwyck y Joan Crawford para el papel de Escarlata O´Hara; pero David Selznick quiso que fuera una chica desconocida para Hollywood la que hiciese el papel protagonista.
  • Vivian y Clark no se llevaban bien, por eso, y por ganas de molestar, Clark Gable comía cebolla en grandes cantidades antes de las escenas donde tenía que besar a Escarlata.
  • Tuvo 4 guionistas distintos: Sidney Howard, Val Lewton, Ben Hetch y Scott Fitzgerald.
  • Se llegó a rodar con 5 directores diferentes (sin contar los directores secundarios): Reeves Eason, Sam Wood, William C. Menzies, George Cukor y Víctor Fleming.
  • Se pagaron 50.000 $ por los derechos del libro (cifra record en aquella época).
  • Se convirtió, en aquellas fechas, en la película más larga y más cara de la historia.
  • En la escena del incendio de Atlanta, se usaron decorados de otras películas que ya no se necesitaban, entre ellos, los dos pilares a los que se amarró a la protagonista de King-Kong.
  • Antes del montaje se habían rodado unos 170.000 metros de film.
  • Irving Thalverg, productor de la Metro dijo: “Ninguna película sobre la guerra civil, dará un centavo”.
  • Max Steiner durmió sólo 15 horas en 4 semanas para tener lista la BSO de la película a tiempo. Tuvo que estar bajo asistencia médica.

Making-of. Como se hizo. Primera Parte

Making-of. Como se hizo. Segunda Parte



Presentación

Dado el enorme éxito que obtuvo la novela original, el productor David O.Selznick (también produjo en esa época Rebeca) decidió emprender la titánica tarea de realizar la película. Para ello intentó adaptarse lo más posible a la novela, pese a que ello conllevaría que el metraje se alargase hasta los 224 minutos que dura la película.

Fue un rodaje complicado desde el principio, primero por la imposibilidad de contratar a Clark Gable para el papel de Rhett Buttler, hasta que no quedase libre del contrato que tenía firmado por dos años.

Después habría problemas con los guionistas, pues en un intento de reducir el metraje se sucedieron varios de ellos, aunque el principal fue Sidney Howard, que asumió la tarea homérica de reducir el guion hasta dejarlo en su extensión final.

El primer director originalmente contratado, George Cukor, parece ser que fue despedido tres semanas después de comenzado el rodaje, por diferencias con el protagonista, y sustituido por Victor Fleming (“El mago de Oz”) que dirigió la mayor parte; más adelante, por problemas de salud, tuvo que ser sustituido temporalmente por Sam Wood (“Un día en las carreras”).

Por otra parte, el casting de los demás personajes fue también una operación de marketing nunca vista, que se prolongó durante dos años, seguida por todo el país, de hecho, para el papel de Scarlett se presentaron 1400 actrices, algunas conocidas y finalmente rechazadas.

El Estreno

Y cuando por fin llegó el estreno de la película en el Loew’s Grand Theatre de Atlanta el 15 de diciembre de 1939 fue un acontecimiento espectacular, con tres días de festividades previas, y con el colofón de que el gobernador de Georgia declaró el 15 de diciembre como día festivo en el estado. En España, sin embargo, tendríamos que esperar hasta 1950 para poder verla, ya que fue censurada.

En este estreno no todo fueron luces, también hubo sombras, pues los actores de color de la película, que eran numerosos dada la temática, no fueron invitados al estreno. Eran los años de la segregación racial en Estados Unidos, cuyo lema era “separados pero iguales”.

La película conquistó al público, batiendo todos los records de taquilla. De hecho, ahora, pese a los casi 80 años que han transcurrido, sigue siendo, en términos relativos, la película más taquillera de la historia.

La importancia de la película que sigue enamorando a los espectadores está basada no solo en la parte técnica, que alcanzó cotas artísticas y métodos de grabación absolutamente impensables para los años 30, sino que la increíble fuerza de la historia, donde se dan la mano la ambición, la resistencia, el amor, el odio, el orgullo y la pérdida de unos valores, todo mezclado en un coctel absolutamente delicioso y adictivo, que consigue que sus cuatro horas de duración pasen en un suspiro.

El Color

Lo que el viento se llevó es una de las primeras películas rodadas en technicolor, fue una apuesta del productor David O. Selznick, que cambió por completo el futuro del cine, pues el color es aquí una herramienta más de la película para lograr su perfección; todos tenemos en la retina esos atardeceres de Atlanta, esos paisajes, esos vestidos, ese incendio de la caída de Atlanta… nada habría sido igual si hubiese sido rodado en blanco y negro.

Los resultados obtenidos pese a la novedad de la técnica, fueron maravillosos, y, de hecho, la película recibió un Óscar honorífico por el uso del technicolor.

Los Actores

A pesar de que en una película de semejante magnitud hay muchos personajes, todos ellos necesarios e imprescindibles, vamos a hablar solamente de los principales protagonistas.

Los Protagonistas

Vivien Leigh interpreta el papel de Scarlett O’Hara. Borda el papel de joven caprichosa y dicharachera, que según avanza la película se irá convirtiendo en una mujer dura e incluso interesada. La verdad es, que para que los afortunados que leímos la novela antes de ver la película, sería impensable que hubiera sido otra actriz, de tal manera su interpretación se adapta a lo escrito en la novela.

Vivien Leigh
Copyright D.R.

Nadie como ella para poner ojos de gato de los que saltan chiribitas, o forzar una sonrisa para conseguir cualquier cosa de los hombres.

Hay varias escenas inolvidables de ella, como es la escena de la barbacoa en doce robles, con su vestido floreado verde, o la mítica en la que dice que no volverá a pasar hambre, bajo un atardecer rojo fuego, cuando le declara su amor a Ashley Wilkes, o cuando se despide de Rhett Butler con un tórrido beso a las afueras de Atlanta…

Clark Gable (“Sucedió una noche”)  interpreta a Rhett Buttler,  el galán cínico y mujeriego, con experiencia en este papel ya que había rodado otras películas con papeles muy parecidos a este.

Clark Gable
Copyright Warner Bros

Su mirada cínica y sus comentarios mordaces le caen como anillo al dedo al personaje de la novela homónima, mientras observa como la mujer que ama pero a la que no se atreve a mostrar su amor, languidece por un ser pusilánime como Ashley Wilkes.

Tandem Scarlet y Rhett. La química que desprenden los dos actores cuando interpretan escenas juntos, es impresionante, sería difícil imaginarse la película con otros actores. Pese a que dicen las malas lenguas que no se soportaban, es difícil de creer, viendo las caritas de adoración interesada que la actriz le ponía, o viendo los besos “de película” que se daban entre ellos.

Los del reparto imprenscindibles

Olivia de Havilland (“Robin de los bosques”) interpreta a Melanie Hamilton, cuya dulzura y bondad trasciende al espectador. Difícil olvidar esos preciosos y enormes ojos negros, ni esas manos siempre dispuestas a ayudar a quien lo necesite. Aun habiendo pasado casi 80 años desde el estreno de la película, si pensamos en un personaje bondadoso, en un alma limpia, nos vendrá siempre a la memoria el interpretado por Olivia de Havilland.

Olivia de Havilland
Copyright D.R.

En 2016 la actriz celebró su 100 cumpleaños por todo lo alto, siendo en ese momento la única persona que permanecía viva del reparto de la película.

Leslie Howard (“La pimpinela escarlata”)  interpreta con gran acierto a Ashley Wilkes, un personaje blando, desgarbado, propio de una película en blanco y negro, cuya mente está más en lo divino que en lo terreno, y que con su indecisión hace malgastar la vida a Scarlett.

Leslie Howard
Copyright D.R.

Hattie McDaniel (“Alice Adams”) dignifica el papel de Mammy (criada negra de Scarlett). Es inolvidable la escena en que le abrocha el corsé a Scarlett, y simplemente con la mirada, demuestra continuamente que es la única que de verdad entiende a Scarlett.

Pese a ser un personaje de reparto, la película no sería la misma, ni mucho menos, sin su genial interpretación.

Hattie McDaniel

Cuando se la criticó por hacer siempre papeles de criada, ella dijo: “Prefiero hacer papeles de criada ganando 700 dólares que trabajar de criada ganando 7”.

La Música

Otro aspecto ganador de Lo que el viento se llevó es la banda sonora. Creada por Max Steiner en tan solo tres meses, es una de las bandas sonoras más conocidas del mundo. Es oír los primeros acordes, y ya pensar en “Tara”, en el valor de la tierra, en el ocaso de una civilización que se fue para nunca volver, las oportunidades perdidas y en los estragos de una guerra maldita que sesgó la vida de 700 000 personas.

 Diferencias entre la novela y la película

Pese a la dificultad de adaptar una novela de la extensión de Lo que el viento se llevó, sin dejar de lado ningún aspecto, el guion de la película es un fiel reflejo de la misma, existiendo algunas diferencias que no cambian la esencia de la novela original.

En la película, Scarlett O’Hara solamente tiene una hija, Bonnie, fruto de su matrimonio con Rhett Butler, mientras que en la novela, tiene dos hijos más, uno de su primer marido, con el que solo convivió una semana, ya que después se fue a la guerra, con consecuencias trágicas, y otra hija con su segundo marido. Este cambio quizás se hizo para darle más importancia y simbolismo a la hija que tuvo con Rhett, y por aligerar algo el extenso metraje.

Por otra parte, un personaje que aparece en la novela, Will Benteen, clave para la reconstrucción y conservación de Tara después de la guerra, en la película no se le consideró importante y se le suprimió.

Asimismo, la muerte del padre de Scarlett está tratada de diferente forma, sin que este cambio suponga ninguna importancia en la trama.

En la película se soslaya el aborto que tuvo Scarlett, llamándole eufemísticamente “el accidente”, no atreviéndose a mencionar una palabra prohibida que la autora, toda una innovadora, sí se había atrevido a escribir.

La escena final es ligeramente diferente, pero el resultado es el mismo, un final abierto que deja al lector y al espectador con la boca abierta, buscando cada uno el final que más le interesa.

Lo que el viento se llevó es una película grandiosa, mítica como ninguna en la historia del cine. En ella han confluido un gran reparto, una historia increíble, un realismo exacerbado en la producción, un presupuesto millonario, unos escenarios extraordinarios, una cámara ágil que se alía con el espectador, y un guion espectacularmente bien adaptado a una gran novela.

Es una película que pese a sus años, se conserva joven y lozana. Aunque desde que se estrenó ha habido varias revoluciones audiovisuales, se conserva como un ejemplo a seguir en cuanto a cine épico, melodramático y sobre todo, buen cine.

Una obra de arte que todo cinéfilo debería ver por lo menos una vez en la vida. Es vibrante, dramática, cómica. Trata del amor y del desamor, de la vida y la muerte, de la guerra y la paz, del pasado y del presente, de las oportunidades perdidas,  de la resiliencia y de la rendición, ¿qué más podemos pedir?

En su momento dejó con la boca abierta a varias generaciones de espectadores, y a los que la volvemos a ver ahora,  nos hace soltar un suspiro de añoranza por ese tipo de buen cine que ya no se realiza, que la revolución digital, el tiempo, y el viento se llevó.

CALIFICACIÓN: 9/10

Oferta
Lo Que El Viento Se Llevó - Edición 75º Aniversario [Blu-ray]
  • Precio mínimo ofrecido por este vendedor en los 30 días anteriores a la oferta: 18.32 euros
  • Warner Bros. Entertainment (09/30/2014)
  • Blu-ray, Control parental recomendado
  • Tiempo de ejecución: 232 minutos
  • Clark Gable, Vivien Leigh, Thomas Mitchell
Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 2 Average: 3]

Los libros son mi pasión,
la vida, mi aprendizaje,
el cine es mi evasión,
y los huecos que quedan los llena mi imaginación.

Luz Nogués

Los libros son mi pasión, la vida, mi aprendizaje, el cine es mi evasión, y los huecos que quedan los llena mi imaginación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *