Considerada la decimotercera y última película de la saga X-Men, Los nuevos mutantes se ha encontrado con multitud de trabas por el camino. Mientras que su estreno original se tanteó para 2018, finalmente no ha sido hasta 2020 cuando ha llegado a ver la luz. Por otra parte, ha sido protagonizada por un elenco muy reconocido, sobre todo, por el público juvenil. Entre ellos figuran Anya Taylor-Joy, Maisie Williams, Charlie Heaton, Henry Zaga y Blu Hunt. Bajo las órdenes de Josh Boone, ya se encuentra en los cines españoles desde el 26 de agosto. Puedes leer AQUÍ otra de esta película realizada por Cinemagavia.



Los nuevos mutantes

Crítica de ‘Los nuevos mutantes’

Ficha Técnica

Título: Los nuevos mutantes
Título original: The New Mutants

Reparto:
Anya Taylor-Joy (Illyana Rasputin)
Maisie Williams (Rahne Sinclair)
Charlie Heaton (Sam Guthrie)
Henry Zaga (Roberto da Costa)
Blu Hunt (Danielle Moonstar)

Año: 2020
Duración: 94 min
País: Estados Unidos
Dirección: Josh Boone
Guion: Josh Boone y Knate Lee
Música: Mark Snow
Fotografía: Peter Deming
Género: Terror
Distribución: 20th Century Fox

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Los nuevos mutantes’

Sinopsis de ‘Los nuevos mutantes’

Los nuevos mutantes nos presente a cinco jóvenes mutantes que acaban de descubrir sus habilidades. Son encerrados en unas instalaciones secretas contra su voluntad y luchan por escapar de su pasado y salvarse a sí mismos. (20TH CENTURY FOX).



Los nuevos mutantes
Foto de 20th Century Fox

Duro de roer

Las peripecias que ha tenido que soportar Los nuevos mutantes, incluso antes de su estreno, han sido de lo más variopintas. Finalmente, tras su llegada a los cines, se convierte en uno de los estrenos estivales de 2020 más esperados. Sin embargo, tanta expectación se va diluyendo según transcurre el film. Para comenzar, el guion se retroalimenta en una estructura circular, que se convierte en repetitiva durante la primera hora de la película. A pesar de querer introducir a los personajes y darles una ventana biográfica, no se ejecuta de una forma favorable y tampoco se termina de conocerlos. Por lo cual, no se comprende el porqué se tarda tanto tiempo en arrancar. Por suerte, después encarrila el relato, aunque no tiene el tiempo suficiente como para levantar el resultado global.

De esta manera, se puede ver una potencia en la forma de gestionar lo que podría convertirse en un futuro este grupo de superhéroes. Pero, por el momento, ha sido una presentación irregular, donde se regodea en los detalles más importantes de sus personajes principales, pero no en los que los engrandecerían. Por otra parte, el discurso que se utiliza roza en algunos momentos una esencia más cercana a la adolescencia, pero sin una pizca más sarcástica o con un humor más negro. En consecuencia, se queda en un limbo de géneros, aunque es innegable que termine siendo un entretenimiento bastante decente. Aun así, le falta el carisma como para seguir la vertiente de otros superhéroes de Marvel del mismo universo, algo que provoca que se coloque en un escalón inferior a nivel global.

The New Mutants
Foto de 20th Century Fox

Prometedor equipo

No siempre es fácil obtener un grupo protagonista que forme un equipo que funcione, pero en Los nuevos mutantes se toma un primer contacto interesante. En primer lugar, Blu Hunt se convierte en una de las principales intérpretes. Desde el principio, nada entre una ligereza natural y una luminosidad, que contrasta con la oscuridad que envuelve a su personaje. Aun así, encaja perfectamente con el resto de sus compañeros, aunque no hubiera tenido la misma fuerza de forma individual. Luego, Maisie Williams se deshace de la presencia escénica que la caracteriza y la transforma en una sutilidad muy comedida. Por esta razón, hay algunos momentos donde se echa en falta mayor vigorosidad, ya que se pierde en una templaza exacerbada. Además, escasea la fluidez en la intimidad que genera en ciertos momentos, quedándose en un plano más superficial.

La voz cantante e, indudablemente, la mejor interpretación de la película es la de Anya Taylor-Joy. Por un lado, tiene esa socarronería espléndida, unida a un buen detalle de la comedia, sin olvidar un buen uso de la expresividad no verbal. Por otra parte, realiza una labor excelente como heroína de acción, con secuencias llenas de vitalidad y puro nervio. Asimismo, hay que destacar esas pinceladas dramáticas que emocionan al espectador. Luego, Charlie Heaton no sale de un esquema parecido a otros papeles anteriores, por lo que no sorprende, pero tampoco decepciona. Lo mismo sucede con Henry Zaga, aunque, en su caso, hay que sumarle el estereotipo de “chico guapo”, en el que parece cómodo. Por último, Alice Braga tiene una firmeza ante la cámara muy bien llevada, pero no lo suficiente como para manejar todo el peso que sostiene su personaje. 

The New Mutants
Foto de 20th Century Fox

Aires de telefilm

El gran conflicto que provoca que la calidad de Los nuevos mutantes mengue es el despliegue técnico. En primer lugar, la dirección de fotografía no consigue la espectacularidad que pretende, quedándose en un nivel inferior. Además, se puede observar perfectamente que había esa intencionalidad, lo que todavía da una sensación de frustración visual. Lo mismo ocurre con la dirección artística, que deja algunos escenarios muy bien cuidados, pero tampoco se expande lo suficiente para explotar toda esa creatividad. Junto a ello, se percibe un sello más cercano al telefilm, un producto que no busca los fuegos artificiales. Es más, hay momentos en los que el descuido se hace notorio y no se entienden varios de los deslices que se hacen presentes a lo largo de la película. Para más inri, durante la primera hora, navega en una cotidianidad extraña y no demasiado verosímil.

También hay que mencionar que durante las primeras secuencias, igual en otras escenas más adelante en el metraje del film, tienen una iluminación demasiado oscura. De esta forma, se dificulta un visionado óptimo de las imágenes y se queda en un punto algo incómodo. Por ende, se advierte en etalonaje algo irregular, aunque termina por percatarse de ello y se resuelve notablemente en el resto del film. Luego, los efectos especiales apenas tienen el protagonismo que debieran, pasando más desapercibidos. Con lo cual, se convierte en una oportunidad perdida para ser todo un remolino energético. Inclusive, hay momentos en los que da una sensación de no estar totalmente redondeado y se notan las costuras. Por último, el montaje tiene un buen ritmo en el último tercio de la cinta, pero no es suficiente para encaminarlo.

Los nuevos mutantes
Foto de 20th Century Fox

Conclusión

Los nuevos mutantes es una película simpática, pero que se queda a medio camino. El guion no obtiene una gran profundidad, quedándose estancado durante su primera hora, lo que es un conflicto. Además, se echa en falta una mayor madurez narrativa, que se paraliza en un relato con potencial, pero se queda en la intención.

Después, el reparto coral es bastante bueno, aunque no todos están al mismo nivel. No obstante, hay que destacar como la mejor interpretación la de Anya Taylor-Joy, que está excelente. Por otra parte, el despliegue artístico es muy mejorable, dando una sensación de descuido y de telefilm estándar, olvidándose de una buena ejecución de la acción. El poder principal se basa en buscar algo distinto, pero acaba por ser un preludio que entretiene, pero al que le falta multitud de matices.

Reportaje de Los nuevos mutantes en Días de Cine TVE

 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí