Tras el éxito de “La casa de papel“, Jaime Lorente vuelve a subirse al escenario de El Pavón Teatro Kamikaze con la obra de teatro Matar cansa. La historia se centra en un hombre que admira fervientemente a un asesino en serie, que busca mediante la muerte el propio significado de su vida. La pieza teatral se mantendrá en cartel hasta el 22 de noviembre de 2020.



Matar cansa

Crítica de ‘Matar cansa’

Ficha Técnica

Título: Matar cansa
Título original: Matar cansa

Reparto:
Jaime Lorente

Duración: 70 min. apróx.
Dirección: Alberto Sabina
Dramaturgia: Santiago Loza
Diseño de sonido: Rubén Berraquero
Diseño de iluminación:
David Picazo
Fotografía e idea cartel:
Alba Pino
Fotografía de escena:
Pascual Laborda
Dirección artística: Antonio Mateos
Diseño gráfico: Patricia Portela
Agradecimientos: Navel Art, Blanca Escobar, Jordi Buxó y la familia Kamikaze
Producción: Jaime Lorente y Buxman Producciones

Tráiler de ‘Matar cansa’

Sinopsis de ‘Matar cansa’

“Una víctima seduce, provoca. Una víctima aguarda el momento, toda una vida, atrae despacio a su asesino”. Esta es la confesión de un hombre que se presenta como el admirador desmesurado de un criminal. Un relato que navega de manera visceral, poética e incluso evangélica a través de los acontecimientos que llevaron a este asesino a convertirse en una figura temida por el mundo y venerada por nuestro narrador. Jaime Lorente interpreta Matar cansa, el celebrado monólogo del dramaturgo y cineasta argentino Santiago Loza. (TEATRO KAMIKAZE).



Matar cansa
Foto de Teatro Kamikaze

Tranquila inquietud

“Cariño, eres un chico neutro”, así despachó su madre al protagonista de Matar cansa. La obra que se representa en el Teatro Pavón Kamikaze analiza el fenómeno fan llevado al extremo. Jaime Lorente se mete en la piel del admirador de un asesino en serie. La rotundidad en la ejecución y el fuego interno producido por la adrenalina del crimen son sensaciones que él anhela. No las conseguirá jamás y las paladea a través de los ojos de otro.

El teatro, como dice el director José Luis Garci del cine, son vidas de repuesto. El protagonista es tímido, tranquilo, algo obsesivo. En definitiva, una persona quieta. El texto eleva lo corriente, gracias a la violencia del crimen. El mundo no está lleno de héroes y villanos, lo pueblan personas normales, asquerosamente corrientes. Tanto héroes como villanos son la excepción, no la norma. Esta obra desmitifica la figura modélica y pone el foco en el que cruza la acera porque no quiere problemas.

Jaime Lorente
Foto de Teatro Kamikaze

Fuera de la televisión

Es un pequeño placer ver a conocidos rostros televisivos ponerse las cosas difíciles. Fuera de las redes sociales y de la pequeña pantalla hace mucho frío. En esta ocasión, Lorente se arremanga, para en ocasiones salir mal parado. Ha trabajado un texto complejo y cincelado a brochazos. Me sobra que le sobre la camiseta. Es un tic más propio del medio televisivo, un recurso facilón para atraer la atención del espectador. El final es confuso y genera dudas entre el público. Un final más seco, siguiendo el tono de Matar cansa, hubiese sido más acertado. La erróneamente llamada caja tonta tiene un poder absoluto, lo distorsiona todo. La sala estaba llena de público joven, eminentemente femenino. Fácil pensar que no son asiduos al teatro. Era un público ad hominem que cuando Lorente termine la obra no volverá nunca, ojalá me equivoque.

El lado oscuro

Matar cansa reivindica las series de narcos, mafiosos, piratas y asesinos. Dexter, Soprano, Sparrow y Hannibal han formado parte del imaginario colectivo de millones de espectadores. Estos personajes y en mucho menor medida la obra, remueven esa pulsión oscura de lo prohibido. La línea que la gente no se atreve a cruzar. Placer culpable ante conductas fuera de la ley.

Matar cansa
Foto de Teatro Kamikaze

Durante la obra se resquebraja la idolatría. La conexión se ve rota porque el ídolo es eso más tu imaginación. En el momento que algo no es como lo esperabas la escultura cae del pedestal.

Quizás, quizás, quizás

Jaime Lorente vuelve a las tablas con Matar cansa después de trabajar en televisión. Sabe que nada volverá a ser como antes, que todo ha cambiado y que la magia del principio se torna en escrutinio. Porque al igual que la primera obra, el primer asesinato siempre es especial.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí