El 4 de octubre de 2019 Gabriel Olivares volvía a la Sala Cándido Lara, tras el éxito de “Burundanga”, con Me gusta como eres. La obra está basada en “J’aime beaucoup ce que vous faites”, de la dramaturga francesa Carole Greep, que lleva representándose sobre las tablas cerca de 14 años. Jordi Galcerán ha sido el encargado de adaptar la pieza francesa, bajo una dirección de Olivares. Protagonizada por Miren Ibarguren, Pepa Rus, Óscar de la Fuente y Juanan Lumbreras, se encuentra hasta el 28 de junio de 2020, de miércoles a domingos, en el Teatro Lara.



Me gusta como eres

 

Crítica de ‘Me gusta como eres’

Ficha Técnica

Título: Me gusta como eres
Título original: J’aime beacoup ce que vous faites

Reparto:
Miren Ibarguren (Laura)
Pepa Rus (Carolina)
Óscar de la Fuente (Carlos)
Juanan Lumbreras (Pedro)

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Gabriel Olivares
Adaptación: Jordi Galcerán
Género: Comedia
Distribución: Verteatro

Tráiler de ‘Me gusta como eres’

Sinopsis de ‘Me gusta como eres’

Me gusta como eres es un vodevil de altura  sobre la amistad , con situaciones delirantes y deliciosamente divertidas: una pareja escucha, por culpa de un teléfono mal bloqueado, cómo sus amigos íntimos se ríen de ellos, justo cuando van de camino a pasar juntos el fin de semana al campo. Pese al incómodo descubrimiento, los afectados deciden acudir a la cita y vengarse ante este agravio. (TEATRO LARA).


Me gusta como eres
Foto de Verteatro

La honestidad en juego

Las relaciones personales son tan complejas como el propio ser humano, sin embargo, desde hace un tiempo las leyes no escritas sociales han hecho que se pueda entrar en una espiral de los buenos modos. La necesidad de quedar bien con el otro se refleja en Me gusta como eres. La adaptación de Jordi Galcerán del texto de Carole Greep trae sobre las tablas el debate sobre la sinceridad en la amistad y el límite de la honestidad. La historia llega desde un prisma renovado y fresco, donde se respeta la obra original y se introducen nuevos aspectos que lo acerquen al público español. Además, se establece una sucesión de situaciones hilarantes, que, aparentemente, se mueven dentro de un carácter liviano, pero que, en su trasfondo, se encuentra una madurez y una reflexión que invade el ambiente. 

Aunque al principio se puede llegar a pensar que los esquemas de los personajes vienen ya definidos, la realidad es que se desarrollan con una coherencia narrativa en la que evolucionan hacia destinos muy diversos. Sin escapar de su esencia primigenia, el guion expone una serie de decisiones que permiten matizar la concepción de cada uno de los personajes. El conflicto es efectivo y se vuelve el leitmotiv de la obra, pero saben aprovecharlo para traer a unos personajes superficialmente caricaturesco hacia una realidad que conecta con el público. Por otro lado, la cotidianidad y la cercanía del texto sirven como influjo social para otorgar un aspecto familiar en su ejecución. Por lo tanto, los giros de guion que van entrelazándose, hacen que su estructura no decaiga y llegue a un dinamismo teatral atrayente.

Foto de Verteatro

No eres tú, bueno, sí

La manera de exponer a los personajes y evitar caer en el pozo de lo superficial se lo deben también al reparto que compone Me gusta como eres. Al tener un texto apoyado al mismo nivel en lo dialogado como en lo físico; la personalidad la otorgan los intérpretes. Por lo cual, este elenco cumple con su función excelentemente, realizando un trabajo orgánico y con una química brutal. Se puede ver la comodidad con la que aborda su papel, la naturalidad de lo irreverente y esos momentos de pura comedia, que no pierden ni un ápice de frescura. Por lo cual, lleva a sus personajes a un estado superior y culmina con poder establecer una identificación con los asistentes. Cada espectador, en algún momento, puede sentirse representado por lo que se muestra en escena.

El combo que forman Miren Ibarguren y Pepa Rus vuelve a ser todo un acierto. Las actrices, que ya han coincidido en otros proyectos como “Aída’, vuelven a demostrar que tienen una conexión especial. Además, Ibarguren hace de su personaje un caramelo interpretativo. Pese al carácter infantil de su personaje, la actriz lo lleva por un camino en el que lo dota de matices y realismo. Luego, Rus está excelente, tiene una fuerza escénica inconmensurable y se come el escenario en todo momento. Por otra parte, Óscar de la Fuente y Juanan Lumbreras ofrecen unas interpretaciones hilarantes. De la Fuente lleva la comedia hacia un estado orgánico y se convierte en el perfecto ejemplo de la hipocresía. Utiliza el lenguaje expresivo y el humor físico a la perfección. Y, Lumbreras da ese toque de tranquilidad, aunque después presenta en su actuación una evolución muy interesante.

Foto de Verteatro

Todo está en movimiento

Hay un punto en común que hace que una obra de Gabriel Olivares se sepa que está dirigida por él y es la manera de estructurar el escenario. En Me gusta como eres vuelve a echar mano del movimiento de los actores y del propio atrezzo, volviendo a dar una composición artística dinámica y que mantiene la energía en todo momento. Además, en esta ocasión, se puede ver cómo la dirección artística ha desarrollado una escenografía increíble, con detalle y, sobre todo, con elementos en escena que les permite a los actores desarrollar el humor físico sin problema. También hay que destacar el movimiento entre cambios de escena y la manera de desarrollarse durante la obra. Se hace de forma muy atractiva e interactiva, lo que hace que no decaiga la atención del público en ningún momento.Me gusta como eres

Por otro lado, el vestuario de los personajes tiene un gusto artístico notable y no pierde la esencia de la obra, sino que va más allá. Juega con el significado de las apariencias y de la máscara personal. Por lo tanto, la realización técnica potencia el mensaje que se encuentra en el guion. Consigue que ambos trabajen conjuntamente para proponer ese debate social tan complejo visualmente. El montaje se desarrolla con gran naturalidad y de manera lineal, el ritmo no se estanca y se mantiene en niveles álgidos. Después, sabe aprovechar el espacio y se saca partido a los fuera de escena, se expande la acción. Además, lo hace de una forma coherente y efectiva. Una obra de teatro que deja al espectador con un buen sabor de boca y propone una reflexión que no queda en un plano superficial.

Me gusta como eres
Foto de Verteatro

Conclusión

Me gusta como eres es una obra que pone sobre la mesa las máscaras sociales y el significado de la sinceridad en la amistad. Una muestra de donde están los límites, en una adaptación inteligente y con una carga humorística fantástica. La concepción de los personajes parten de un prototipo, pero evolucionan con matices que los hacen humanos e interesante. El elenco actoral es maravilloso, en especial Miren Ibarguren y Pepa Rus, que están fantásticas. Una escenografía dinámica y con mucho gusto, que, sin duda, eleva la calidad de la pieza teatral. Una cena entre amigos donde los cuchillos llueven a la par que las carcajadas del público. Real e irreverente, como la vida misma. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí