Creación Guiones

En los últimos años nos hemos acostumbrado que la temporada de otoño comience con la siguiente obra de Mike Flanagan, creador de La Maldición de Hill House y La Maldición de Bly Manor. El director de Doctor Sueño, adaptó Hill House y Bly Manor, pero Misa de medianoche (Midnight Mass) está construida por completo en el interior de la retorcida mente del autor. Un siniestro tour de force que dará a los amantes del terror muchos momentos para degustar, y con alto nivel creativo.

Lo primero que es obligatorio decir acerca de Misa de medianoche es que es una serie imprescindible. Y como tal, merece ser vista antes de leer nada acerca de ella misma. Es una de esas creaciones que debería ser disfrutada sin intromisiones previas, como el propio Mike Flanagan ha expresado en sus entrevistas. Estreno en Netflix el 24 de septiembre de 2021.



Misa de medianoche (Midnight Mass)

Creación Guiones

Crítica de 'Misa de medianoche (Midnight Mass)'

Ficha Técnica

Título: Misa de medianoche
Título original: Midnight Mass

Reparto:
Hamish Linklater
Kate Siegel
Zach Gilford
Annabeth Gish (Dr. Sarah Gunning)
Michael Trucco (Wade)
Samantha Sloyan (Bev Keane)
Henry Thomas (Ed Flynn)
Rahul Abburi (Ali Hassan)
Crystal Balint (Dolly)
Matt Biedel (Sturge)
Alex Essoe
Rahul Kohli (Sheriff Hassan)
Kristin Lehman (Annie Flynn)

Año: 2021
Duración: 40 min.
País: Estados Unidos
Director: Mike Flanagan (Creador), Mike Flanagan
Guion: Mike Flanagan, James Flanagan, Jeff Howard, Dani Parker, Elan Gale
Fotografía: Michael Fimognari
Música: The Newton Brothers
Género: Terror. Religión
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Sinopsis de 'Misa de medianoche'

Mike Flanagan, creador de La maldición de Hill House, presenta Misa de medianoche, un relato ambientado en una pequeña comunidad isleña aislada donde las desavenencias existentes se intensifican con el regreso de un joven caído en desgracia (Zach Gilford) y la llegada de un carismático sacerdote (Hamish Linklater). La aparición del padre Paul en la isla coincide con unos acontecimientos inexplicables y aparentemente milagrosos, que avivan la devoción religiosa de los lugareños. Pero ¿acaso hay que pagar un precio por esos milagros?

Dónde se puede ver la miniserie



Terror bíblico

La serie Misa de medianoche (Midnight Mass) se basa en un guion original del escritor y productor Mike Flanagan, que esta vez se ha inspirado en un texto bastante conocido, pero desde una perspectiva poco habitual. “Es imposible no incluir la Biblia como libro de la literatura de terror. Todo está ahí”, comenta Flanagan, quien también ha dirigido los siete episodios. “Abraza de manera abierta y sin disculpa alguna sucesos sobrenaturales y horribles por doquier. Incluso el héroe de la historia, Dios, la encarnación del amor, ahoga al mundo cuando se enoja en el Antiguo Testamento". Poner el temor a Dios en la mente de los espectadores, es la idea central de la terrorífica serie.

Flanagan se crio como católico y ejerció como monaguillo en una isla en Nueva York y en Bowie, Maryland. Esa historia inspiró en gran parte el escenario, junto con otras dudas y cuestiones filosóficas que desarrolló a medida que crecía y ponía a prueba esas viejas creencias. "No se trata sólo del catolicismo, sino de las tradiciones de todas nuestras religiones, especialmente las que se remontan al mundo antiguo", expresa Flanagan. “El mundo antiguo era un lugar sangriento, violento y aterrador en el que no entendíamos la naturaleza o el clima, y no había certeza de si sobreviviríamos cada noche o estación. Toda actividad natural del planeta podía tomarse como un ataque sobrenatural".

Alegorías religiosas y dolor a través de los ojos de personajes dañados, conscientes de su delicada situación, Misa de medianoche es Flanagan disparando a toda máquina. Sin miedo a traspasar los límites de su línea habitual, diseccionando la fe en diversas formas con giros de terror. La serie atrae al espectador proyectando luz sobre los caminos secundarios, mientras desentraña un apasionante misterio central. Como es habitual en el director, hay un uso perfecto de los elementos del terror. En sus capítulos centrales, la serie se lanza con alguna que otra locura del director en tramas secundarias atractivas. Flanagan consigue que no sea otra serie más de las que puedes ver solamente el primer y último capítulo sin perderte apenas alguna escena necesaria. 

Misa de medianoche
Copyright Netflix

Los miembros de la comunidad

La serie se centra inicialmente en Riley Flynn, Zach Gilford, un hombre que aún vive con la carga de una muerte causada por un accidente del que fue culpable. El regreso de Riley a su ciudad natal, en la Isla de Crockett, después de cumplir una condena de cuatro años en prisión no se recibe con gran entusiasmo. La única amistad que tiene Riley es Erin Greene, Kate Siegel, una vieja conocida de juventud que también ha vuelto recientemente. Ejerce como maestra en la escuela local, y a diferencia de Riley, Erin busca cualquier excusa para reavivar su fe.

Misa de medianoche (Midnight Mass) cuenta con un gran reparto, con caras habituales en la obra de Flanagan, así como otras nuevas. Samantha Sloyan, que interpreta a la devota asistente del padre Paul, Beverley Keane una verdadera creyente a la que no le importan las consecuencias de su fe, es la más destacada entre las novedades del grupo. Sloyan consigue encontrar el equilibrio entre el desorden controlado y el extremismo psicótico, la base del guion de Flanagan. Por otro lado, interpretando al sheriff, un extraño que lucha por aclimatarse en una ciudad que no quiere tener nada que ver con él, Rahul Kohli que roba una buena cantidad de escenas.

Midnight Mass
Copyright Eike Schroter/Netflix

El espíritu de la isla

Como ocurre en la mayoría de las comunidades pequeñas, los isleños de Crockett están conectados de varias maneras, especialmente a través de la iglesia. Por eso la llegada de un nuevo sacerdote, tan carismático como misterioso, el padre Paul, Hamish Linklater, provoca reacciones diversas. Con una actuación que podría marcar su carrera, Linklater encarna un personaje sobrado de confianza.

El paisaje de la isla y la dinámica social cambian por completo con los sucesos que se dan bajo la supervisión del padre Paul. Intentar comprender los motivos del padre Paul resultará un esfuerzo en vano, es un personaje por el que merece la pena dejarse llevar. Linklater ofrece discursos impresionantes y casi hipnóticos. Es un personaje tan inspirador y estimulante como misterioso y potencialmente desagradable. La energía aportada a los sermones del padre Paul es suficiente para convertir a cualquier miembro de la audiencia escéptica hacia su culto.

Hay algo raro alrededor de su aparición en una pequeña isla en mitad de la nada y Riley, que perdió su fe en la cárcel, junto al sheriff parecen ser los únicos que cuestionan sus motivos. El criminal y el agente de la ley, los dos extraños que sospechan del ambiente y los sucesos en la isla. El sheriff es la fusión del héroe y el villano americano, un personaje complejo, que une al cowboy con el forastero potencialmente peligroso. La fe del sheriff se vuelca más hacia la ley que a sus creencias religiosas. El otro extraño lo es por un motivo muy distinto, Riley ya no pertenecerá a la comunidad de nuevo, aunque haya vuelto a vivir en ella. Ambos son los únicos escépticos con el padre Paul y los acontecimientos que se dan desde su llegada.

Midnight Mass
Copyright Netflix

La atmósfera

Cuando llegan las secuencias de puro terror, Misa de medianoche (Midnight Mass) muestra todo el conocimiento que Flanagan posee del género. Con reminiscencias del Pueblo de los malditos de Carpenter y jugando con ciertas leyendas del folclore se construye el relato de horror. A nivel técnico la serie mantiene las marcas de su creador, sellando con ellas cada uno de los capítulos. Las tomas amplias, las inquietantes partituras de coros eclesiásticos, las figuras sombrías que acechan en el bosque y una sensación genuina de tensión, todo ello mezclado en la marmita de Flanagan, intentando perfeccionar la receta del terror visual.

Con la ayuda del director de fotografía Michael Fimognari, la estética lúgubre y neblinosa de la Isla de Crockett eleva el tono inquietante de la serie. Podemos percibirla como un acogedor trozo de paraíso aislado donde todo el mundo se conoce y sin embargo subyace una sensación que provoca escalofríos. Una camaradería contagiosa que se pone a prueba una vez que la gente del pueblo es empujada más allá del punto sin retorno y entran en juego elementos más oscuros. Muy destacable la escena que supone el inicio del cambio en el espíritu comunitario, rodada al ritmo del Holly Holy de Neil Diamond.

Misa de medianoche
Copyright Netflix

Preguntas terroríficas sobre 'Misa de Medianoche'

Pocas dudas de que Flanagan ha creado su mejor serie hasta el momento. La combinación de horror sobrenatural con los matices religiosos convierte a Misa de medianoche (Midnight Mass) casi en una categoría propia. Las conversaciones profundamente arraigadas sobre el existencialismo y la muerte mantienen a los espectadores flotando entre los episodios, pero al mismo tiempo es una aventura nocturna rara y aterradora en la que vale la pena adentrarse.

Hill House utilizó los fantasmas para profundizar en la dinámica de una familia con problemas, y Bly Manor hizo lo mismo con una historia sobre el amor reprimido. Misa de Medianoche es una puerta de entrada para explorar el fanatismo y el extremismo, especialmente cuando se perpetran con las mejores intenciones. Un proyecto muy personal de Flanagan, construido desde hace mucho tiempo, la serie lidia con sus propias interrogantes sobre la fe, la moralidad, el perdón y cómo esos conceptos se pueden distorsionar, a veces por ingenuidad, y a veces por la búsqueda individual de reconocimiento. No se trata de un juicio a los valores o las creencias, sino de una reflexión acerca de los mismos, cómo pueden ser venerados o corrompidos. La serie plantea preguntas y lo hace a través de un espectáculo  terrorífico tanto en la narrativa visual como en la argumental.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

2 COMENTARIOS

    • El primer capítulo abre con And the grass won't pay no mind como música de fondo. En ese mismo capítulo podemos escuchar también Soolaimon mientras los chicos recorren la isla en bicicleta. Además de la mencionada en el artículo Holly Holy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí