Nieva en Benidorm es un drama español escrito y dirigido por Isabel Coixet (La Librería, Nadie quiere la noche). Nos cuenta la historia del solitario empleado de un banco inglés al que jubilan anticipadamente y decide ir a Benidorm para visitar a su hermano con el que no tiene contacto desde hace años, pero una vez allí descubrirá que ha desaparecido.

Está protagonizada por Timothy Spall (Mr. Turner, El último gran robo), Sarita Chouldhury (Los juegos del hambre, La joven del agua), Carmen Machi (Ocho apellidos vascos, La puerta abierta), Ana Torrent (Tesis, Yoyes) y Pedro Casablanc (B, Mar de plástico). Fue la película inaugural de la 65 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), está producida por El Deseo y se estrena en salas comerciales el día 11 de diciembre de 2020.



Nieva en Benidorm

Crítica en 'Nieva en Benidorm'

Ficha Técnica

Título: Nieva en Benidorm
Título original: Nieva en Benidorm

Reparto:
Timothy Spall (Peter Riordan)
Sarita Choudhury (Alex)
Pedro Casablanc (Campos)
Ana Torrent (Lucy)
Carmen Machi (Policía / Marta)
Édgar Vittorino (León)
Leonardo Ortizgris (Walder)
Marc Almodovar (Turista)
Kiva Murphy (Scary Spice)

Año: 2020
Duración: 117 min.
País: España
Director: Isabel Coixet
Guion: Isabel Coixet
Fotografía: Jean-Claude Larrieu
Música: Alfonso de Vilallonga
Género: Drama. Thriller
Distribuidor: BTeam Pictures

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Nieva en Benidorm'

Sinopsis

Nieva en Benidorm, thriller escrito y dirigido por la realizadora, tiene como protagonista a Peter Riordan, un hombre solitario, maniático y metódico, obsesionado por los fenómenos meteorológicos. Cuando le dan la jubilación anticipada en el banco de Manchester en el que ha trabajado toda su vida decide visitar a su hermano, Daniel, que vive en Benidorm.

A su llegada a la ciudad descubre que su hermano ha desaparecido y que este era propietario de un club de burlesque donde trabaja Álex, una misteriosa mujer que ejerce una poderosa fascinación sobre él. Peter y Álex intentan averiguar qué ha sido de Daniel, ayudados por una policía obsesionada por la presencia de la poeta y escritora británica Sylvia Plath que estuvo en los años cincuenta en Benidorm para pasar su luna de miel.



La señora Coixet y el señoro Eastwood

La directora catalana Isabel Coixet se ha convertido en un personaje que a menudo trasciende su propia obra. Galardonada el pasado septiembre con el Premio Nacional de Cinematografía, las declaraciones que hace entre sus característicos balbuceos muchas veces resultan controvertidas. Esta misma semana ha sido trending topic en redes sociales al asegurar en una entrevista que años atrás recibió un encargo para dirigir Million Dollar Baby con Sandra Bullock como protagonista. Según ella, prefería a Hilary Swank para el papel, pero no le hicieron caso por ser mujer y en cambio sí accedieron ante un "señoro" que vino después. La película acabó obteniendo cuatro Premios Óscar de la mano de ese "señoro", el maestro Clint Eastwood.

Este pandémico año 2020 ha sido un buen año para ella. Tras inaugurar la edición de la Seminci y recibir una Espiga de Honor, la singular directora estrena en salas comerciales Nieva en Benidorm. A primera vista, puede decirse que su nueva película se aleja bastante de sus trabajos anteriores. Es cierto que sigue profundizando en temas frecuentes en su cine como la soledad, pero los encara desde una perspectiva más arriesgada.

Nieva en Benidorm
Copyright Zoe Sala

El lado bizarro de Benidorm

Nieva en Benidorm es un drama extraño y, a veces, inclasificable. Contiene elementos de intriga en los que abre demasiadas vías de exploración que luego se quedan en el tintero. El guion escrito por la propia directora busca abordar una visión taciturna de la ciudad de Benidorm. Desde el reflejo escéptico de ese turismo cutre del botellón hasta una curiosa indagación del lado más bizarro de la noche benidormina. Tras las luces de neón y cortinas de terciopelo de los locales de ocio, emergen las figuras de personajes atrayentes e inesperados. Una especie de zoo humano que se contempla desde la verja que separa su jaula. Sobre el papel la idea me gusta mucho, sobre la pantalla no tanto.

Hay un batiburrillo argumental en el que encontramos conceptos recurrentes que no se entiende demasiado que pintan. Me vienen a la memoria las constantes referencias a la poetisa Sylvia Plath que hace la policía encarnada por Carmen Machi. La devoción religiosa de la silente empleada de la limpieza interpretada por Ana Torrent. O esa afición a los fenómenos meteorológicos que tiene el protagonista Timothy Spall. Es una metáfora que incluso sirve para compartimentar la película con rótulos a modo episódico, pero que queda finalmente desaprovechada y suspendida en el aire (nunca mejor dicho). Son ideas sueltas, nada más.

Nieva en Benidorm
Copyright Zoe Sala

El romanticismo decadente

Nieva en Benidorm aparece atravesada por un romanticismo decadente que entronca a la perfección con ese paisaje urbanita de veraneo festivo y edificios a medio construir como consecuencia de la "crisis del ladrillo". Sin embargo, la película deambula por esos parajes como alma en pena, tan desubicada como ese empleado de banca jubilado que busca desesperadamente a su hermano.

Por desgracia, el carisma que destila el estupendo actor londinense Timothy Spall, no es mérito suficiente para hacer creíble la relación que entabla con una acróbata vaginal interpretada por Sarita Choudhury. No encuentro el feeling entre ellos por ninguna parte. Todo ese tránsito por la vida cabaretera y burlesque de Benidorm, se queda en un tímido y aburguesado retrato con mirada de guiri que por momentos resulta sonrojante. Ni siquiera el estupendo fotógrafo Jean-Claude Larrieu (Julieta, Mapa de los sonidos de Tokio) ofrece un trabajo a la altura de su garra expresiva habitual.

Ana Torrent, Carmen Machi
Copyright Zoe Sala

Conclusión de 'Nieva en Benidorm'

Nieva en Benidorm es un película española escrita y dirigida por Isabel Coixet. Nos muestra el lado oculto de la noche de Benidorm, convertido en una especie de parque temático para turistas fisgones. Pese a lo interesante de su punto de partida, la película nunca encuentra el punto medio entre la excentricidad de una película de Almodóvar (produce El Deseo) y el psicoanálisis introspectivo que caracteriza a la directora. Hay momentos donde el montaje parece un work in progress. Encuadres que se rectifican en mitad de la escena o movimientos de cámara absurdos donde curiosamente quien opera es la propia directora. No se entiende porque no se repitieron las tomas de esas escenas. Si se buscaba frescura y realismo, cinéma vérité lo llaman, solo transmite descuido.

En definitiva, un guion que parece escrito sobre la marcha, con muchas buenas ideas ensambladas en una trama errática. Hay varios momentos que tienden hacia el humor voluntario e involuntario. Como esa aparición de Pedro Casablanc haciendo de carnicero a lo Breaking Bad. Nieva en Benidorm es una macedonia de ricas frutas que pasadas por la batidora se vuelve un zumo imbebible. Lo mejor de la película es poder contar en casi todos los planos con un actor tan carismático como Timothy Spall.

Reportaje en Nieva en Benidorm Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí