El pasado 12 de febrero fue el estreno de No morderás, comedia escrita por Jonathan Espino y dirigida por Víctor Páez. Se convierte en uno de los estrenos de Opción Teatral Producciones, durante esta temporada 2022, junto a "[email protected]" y "Qué! infierno de Cabaret". Además, cuenta con los actores Jaime Riba, Víctor Quesada y Fran Jiménez. La pieza teatral muestra cómo una pareja decidida a hacer un trío, se encuentra con una situación de lo más rocambolesca. Descubre este giro argumental los sábados a las 22:15 en los Teatros Luchana.



No morderás

Crítica de 'No morderás'

Ficha Técnica

Título: No morderás
Título original: No morderás

Reparto:
Jaime Riba
Víctor Quesada
Fran Jiménez

Duración: 85 min. apróx.
Dirección: Víctor Páez
Dramaturgia: Jonathan Espino
Producción: Opción Teatral Producciones

Entrevista a los protagonistas de 'No morderás' 

Sinopsis de 'No morderás'

No morderás nos presenta a Raúl y Felipe, que llevan tres años juntos y han decidido dar el gran paso: se han descargado una aplicación de citas y van a hacer un trío. Están en un hotel, han encontrado al chico perfecto y van a hacerlo; sin embargo, un golpe del destino los deja a los tres encerrados en la habitación mientras el mundo explota fuera… y dentro. (TEATROS LUCHANA). 



No morderás
Foto de Opción Teatral Producciones

La fruta prohibida

Jonathan Espino debuta en el teatro con No morderás, una obra teatral que unifica dos universos aparentemente diferentes. Por un lado, ese lado salvaje y pasional, mientras que por otro se pinta la supervivencia personal. Durante una parte importante de la pieza, se muestra el proceso para realizar un trío en una pareja, aparentemente, ya consolidada. Mediante el desarrollo de algunos clichés ya vistos previamente, se establecen ciertas reflexiones sobre los miedos e incertidumbres que hay en estas propuestas llenas de morbo. Ahí es donde la obra gana mayor sentido, al profundizar sobre problemáticas que podrían azotar a cualquier tipo de pareja. Sin embargo, tampoco se para demasiado en ello, sino que apuesta más por la comedia y el humor efímero de la anécdota a lo largo del espectáculo. No son pocas las referencias televisivas que se utilizan a modo de chascarrillo, varias de ellas funcionan.

Pero, la referencia al ser un recurso extendido en el tiempo, terminan por perder su brillantez. Por ejemplo, en la primera escena se ha mención a una famosa frase popularizada por la cantante Amaia Romero y no causa el efecto esperado. Pese a ello, hay otras que se disfrutan más al formar parte de la cultura popular. El humor que se plantea es válido para todo tipo de públicos, no cae en lo burdo, pero tampoco va más allá. Por lo cual, su mayor intención es hacer pasar un buen rato a los asistentes. Después, el plot twist sorprende por la elección, siendo una de las mejores decisiones del guion. Sin embargo, en vez de exprimirlo al máximo, su resolución no se sostiene con la suficiente firmeza, sino que su justificación es demasiado sencilla y resumida, teniendo en cuenta la multitud de posibilidades en su haber.

Teatros Luchana
Foto de Opción Teatral Producciones

Tres hombres y un destino

Jaime Riba, Víctor Quesada y Fran Jiménez son los protagonistas de No morderás. En primer lugar, Jaime Riba ofrece una interpretación estupenda, sacando partido a ese histrionismo acelerado que hay en su personaje. Además, lo lleva sin ningún tipo de vergüenza hasta el final, dándole todo tipo de recursos para hacerlo lo más desternillante posible. Y no solo triunfa por ese manejo de lo exagerado, sino también por hacerlo verosímil y crear situaciones rocambolescas desde un humor bien medido y desarrollado. Por tanto, a pesar de ser el personaje más estereotipado, Riba le otorga un sentido diferente, que hace que no se convierta en una actuación más, sino que tiene su propia personalidad. Después, Víctor Quesada se convierte en el prototipo de “macho básico”, lo que se podría conocer popularmente como un cani de barrio.

Durante las primeras escenas es más complicado observar los distintos colores dramáticos de Quesada, al mantener fielmente el espíritu lineal de su personaje. No obstante, según va avanzando la obra, se comprueba su buen hacer al mantener esa esencia de “bruto”, pero al mismo tiempo demostrar una evolución más sutil que es captada por los espectadores. Por tanto, se exponen suficientes cambios para valorar positivamente su trabajo sobre la escena. Para terminar, Fran Jiménez llega al escenario con aire desenfadado y manteniendo esa calidez juguetona que hace que los espectadores entren en ese rito de seducción. Además, su transformación posterior, más histérica, le permite dar el contraste entre ambas facciones, mostrando una estupenda labor artística. También hay que mencionar la química que surge entre los tres, lo que facilita que el trabajo en equipo se convierta en toda una fortaleza para la obra.

Teatros Luchana
Foto de Opción Teatral Producciones

Juegos de cama

Una habitación de un hotel se convierte en el principal escenario de No morderás. Lejos de plasmarla con la erótica de la perfección, se cuidan detalles como la ropa por el suelo, una mesa y silla que hacen de apoyo espacial, así como los fuera de escena adornados con lo que podría ser el cuarto de baño o la puerta de entrada. Uno de los puntos más destacables es el diseño de iluminación, el cual obtiene una importancia vital y se plasma sobre todo en la escena propia del trío. Asimismo, las sombras que emulan el cuarto de baño, ayudan a dar esa sensación de desnudez, o misterio, según lo requiera la obra. Sin duda, la estructura escogida es estética y muy atractiva visualmente, lo que facilita entrar en ese ambiente más sugerente.

El movimiento en escena también es de aplaudir, dado que hay momentos con una gran carga de acción y ahí es donde se produce una excelente coreografía. Cuando todo parece desmoronarse, esa sensación de locura llega a buen puerto gracias a una dirección escénica estupenda. Por otra parte, los efectos en torno a ese plot twist, podrían mejorar en cuanto a verosimilitud dentro de la propia obra. Se comprende la dificultad de emular ciertas situaciones, pero la forma de resolverlos, no termina de encajar y, a veces, rompe un poco con la atmósfera creada. Hay un buen ritmo, lo que muestra un montaje disfrutable. Aun así, la resolución se produce en un lapso corto de tiempo, lo que hace que haya una sensación de desigualdad en torno al peso de las problemáticas planteadas.

No morderás
Foto de Opción Teatral Producciones

Conclusión

No morderás es una comedia que gana en plantear la sexualidad desde una perspectiva interesante, así como por un plot twist bien elegido. Sin embargo, no se para en profundizar en dichos temas sentimentales, así como una resolución excesivamente sencilla en ese giro de guion. Por tanto, se queda en una obra disfrutable, que tiene un potencial que explotar en distintas dimensiones. Después, Jaime Riba, Víctor Quesada y Fran Jiménez están estupendos, son de lo mejor de la obra y se encuentran en total sintonía. La puesta en escena también adquiere un dinamismo exquisito, con una dirección notable y un ritmo que sigue esta aventura vertiginosa. Se podrían mejorar algunos efectos visuales, aunque se comprende la dificultad de los mismos. Un ménage à trois sugerente, que su mayor intención es divertir a los espectadores.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6,7 / 10
67 %
Artículo anterior"Ballenas": Afrontar el distanciamiento
Artículo siguiente"Cangrejo Negro": Noches de guerra en el mar helado
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
Gana en plantear la sexualidad desde una perspectiva interesante, así como por un plot twist bien elegido. Sin embargo, no se para en profundizar en dichos temas sentimentales, así como una resolución excesivamente sencilla en ese giro de guion. Jaime Riba, Víctor Quesada y Fran Jiménez están estupendos, son de lo mejor de la obra y se encuentran en total sintonía. La puesta en escena también adquiere un dinamismo exquisito, con una dirección notable y un ritmo que sigue esta aventura vertiginosa. Un ménage à trois sugerente, que su mayor intención es divertir a los espectadores.no-morderas-critica-teatro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí