Eighth Grade es la ópera prima del joven humorista Bo Burnham. Gira en torno a Kayla, una adolescente introvertida que está decidida a reconducir su terrible paso por el colegio durante el último curso, lo que implica acercarse al chico que le gusta y hacerse amiga de las populares, algo que le va a resultar bastante complicado… Elsie Fisher protagoniza el film, por el cual fue nominada el año pasado al Globo de Oro a mejor actriz de comedia. Eighth Grade también ganó el Independent Spirit Award a mejor guion novel, el premio a mejor guion original del Sindicato de Guionistas (WGA) y el de dirección novel en el Sindicado de Directores (DGA). La película Eighth Grade se podrá ver en Movistar a partir del 26 de marzo. Puedes leer AQUÍ otra crítica realizada por Cinemagavia.



Eighth Grade

Crítica de la película Eighth Grade

Ficha Técnica

Título: Eighth Grade
Título original: Eighth Grade

Reparto:
Elsie Fisher (Kayla Day)
Josh Hamilton (Mark Day)
Luke Prael (Aiden)
Emily Robinson (Olivia)
Jake Ryan (Gabe)
Frank Deal (Oficial Todd)
Daniel Zolghadri (Riley)
Marguerite Stimpson (Instructor de video de pubertad)
Greg Crowe (Mr. McDaniel)
Deborah Unger (Mrs. Nolan)
Natalie Carter (Mrs. Rosh)
Jalesia Martinez (Estudiante de High School)
Catherine Oliviere (Kennedy)
Phoebe Amirault (Estudiante de Secundaria)
Kevin R. Free (Mr. Dankert)
Faith Kelly (Estudiante)
Andrew Geher (Chico bailando loco)
Luke Mulligan (Jed Goodwin)
Castor Feinberg (Estudiante de secundaria)
Courtney Gonzalez (Estudiante de High School)

Año: 2018
Duración: 93 min.
País: Estados Unidos
Director: Bo Burnham
Guion: Bo Burnham
Fotografía: Andrew Wehde
Música: Anna Meredith
Género: Comedia. Drama
Distribuidor: En Movistar el 26 de marzo

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de la película Eighth Grade

Sinopsis

Kayla tiene 13 años y disfruta publicando consejos y tutoriales desde su canal de YouTube. En el colegio afronta su último curso antes de entrar al instituto y las inseguridades empiezan a aflorar. Kayla no destaca especialmente, pasa desapercibida para el chico que le gusta, no termina de encajar entre las chicas populares… Pero, para ella, la confianza en una misma es una elección. (Movistar)

Premios

  • 2 Globos de Oro: Nominada a mejor actriz – comedia (Elsie Fisher). 2018
  • Festival de Sundance: Sección oficial largometrajes a concurso. 2018
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor ópera prima. 2018
  • National Board of Review (NBR): Mejores 10 películas del año, dirección novel. 2018
  • American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año. 2018
  • Critics Choice Awards: Mejor intérprete joven (Fisher). 3 nominaciones. 2018
  • Premios Independent Spirit: 4 nom. incluyendo mejor película y actriz (Fisher). 2018
  • Asociación de Críticos de Chicago: Mejor intérprete revelación (Fisher). 3 nom. 2018
  • Premios Gotham: Mejor dirección novel e Intérprete revelación (Elsie Fisher). 2018
  • Satellite Awards: Nomin. a mejor película independiente, guion y actriz (Fisher). 2018
  • Sindicato de Directores (DGA): Nominada a mejor nuevo director. 2018
  • Sindicato de Guionistas (WGA): Nominada a Mejor guión original. 2018


¡Selfie!

La adolescencia puede ser una etapa tan maravillosa como horripilante. Es algo intrínseco a la historia de la humanidad, y las tecnologías cada vez más punteras con las que cuenta cada generación con respecto a la anterior no hacen más que acrecentar las dificultades. El acoso escolar siempre ha existido, pero con la llegada de las redes sociales y los grupos de WhatsApp, su resonancia es mayor. Lo mismo ocurre con la soledad: las distintas maneras que tenemos para comunicarnos a través de la red tan solo facilitan la proyección de una imagen que en muy contadas ocasiones se corresponde con la realidad. Este es el caso de Kayla, la protagonista del Eighth Grade, la muy estimulante ópera prima de Bo Burnham.

Eighth Grade
Photo by Linda Kallerus

¿Dulces dieciséis?

“Consejos doy, para mí no tengo”. Ese podría ser perfectamente el mantra de Kayla, quien dedica buena parte de su tiempo libre a alimentar su canal de Youtube de vídeos en los que da consejos sobre cómo ser popular o sobre cómo ganar confianza en uno mismo que no es capaz de aplicar en sí misma. Cuando se da cuenta de que su presente no es tal y como llegó a imaginar en el pasado (algo que como todos sabemos le sucederá muy a menudo a lo largo de su vida), intentará ponerle remedio a toda costa.

Habría sido fácil reírse de esta cría que se avergüenza de cada muestra de afecto que le dedica su padre y que se pirra por ser popular, y convertirla en alguien insoportable, pero en vez de eso, Burnham se pone de su parte y nos facilita el poder empatizar con ella a través de un ejercicio de completa inmersión, por el cual percibimos todo a través de su prisma. Burnham se ha dado a conocer por monólogos que enriquece con efectos sonoros, musicales y canciones improvisadas, algo que ha sabido trasladar a Eighth Grade; por ejemplo, al plasmar con la banda sonora las emociones de Kayla al llegar a una fiesta de cumpleaños en la que se siente fuera de lugar al no conocer a nadie (algo por lo que muchos también hemos pasado).

Eighth Grade
Photo by Linda Kallerus

Una adolescente auténtica

Salvo por una conversación entre Kayla y su padre que, pese a lo bonita que es, suena un tanto cliché, la película Eighth Grade está plagada de situaciones veraces, en las que los recursos cinematográficos se ponen al servicio de una historia divertida a la par de auténtica. Incluso hay cabida para una escena terrible de abuso en la que se evidencia perfectamente cómo el acosador manipula a la víctima para hacerle sentir culpable y responsable de la situación.

El guion de Burnham es tan aparentemente sencillo como brillante, está muy bien escrito, y encuentra a su mejor aliada en Elsie Fisher, quien encarna a Kayla con la seguridad de quien ha pasado o está pasando por una experiencia similar. Parece absurdo, pero ya solo con el acné de su cara y su vocecilla insegura resulta una adolescente mucho más factible que cualquiera de las heroínas que reinan en las comedias americanas juveniles.

Bo Burnham
Photo by Linda Kallerus

Conclusiones de Eighth Grade

Muchos films han intentado, con mayor o menor éxito, plasmar las vicisitudes de hacerse mayor, del fin de la inocencia, pero no todos alcanzan el nivel de franqueza y empatía del que goza Eighth Grade. Si la gran mayoría de sus congéneres son safaris guiados, ésta es como si viviésemos con los primates en los árboles y les ayudásemos a desparasitarlos. Gustará tanto al fanático de Chicas malas (2004) como a los admiradores del cine juvenil de John Hughes, pues aúna la diversión extravagante de la primera con la rebeldía outsider de El club de los cinco (1985). La adolescencia sigue siendo un territorio incómodo, extraño y complicado, pero también es la responsable de descubrimientos y experiencias maravillosas, como esta película.

Este artículo también puedes leerlo en El Otro Fanboy

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí