Little Monsters es una comedia de terror australiana dirigida por Abe Forsythe (Down Under) que cuenta la historia de Dave, un músico en horas bajas que se alía con una profesora y con la estrella de un programa infantil para proteger a unos niños de un repentino brote zombie. Alexander England (Alien: Covenant), Lupita Nyong’o (Nosotros) y Josh Gad (Artemis Fowl) conforman el trío protagonista de la película. Estreno en España el 14 de agosto. Puedes leer otra crítica de esta película AQUÍ.



Little Monsters

Crítica de ‘Little Monsters’

Ficha Técnica

Título: Little Monsters
Título original: Little Monsters

Reparto:
Lupita Nyong’o (Miss Caroline)
Josh Gad (Teddy McGiggle)
Alexander England (Dave)
Nadia Townsend (Sara)
Stephen Peacocke (Stevens)
Rahel Romahn (Griffin)
Kat Stewart (Tess)
Henry Nixon (Security Guard Bob)
Saskia Burmeister (Charlotte)
Diesel La Torraca (Felix)

Año: 2019
Duración: 94 min.
País: Australia
Director: Abe Forsythe
Guion: Abe Forsythe
Fotografía: Lachlan Milne
Música: Piers Burbrook de Vere
Género: Comedia. Terror
Distribuidor: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Little Monsters’

Sinopsis

Dave (Alexander England) es un músico fracasado que decide acompañar a su sobrino a una excursión del colegio tras haber sentido un flechazo por la profesora Miss Caroline (Lupita Nyong’o), quien también llama la atención de Teddy McGiggle (Josh Gad), un ídolo de los más pequeños. Este día de ocio para los niños, da un giro inesperado cuando aparece un brote de zombis que pone sus vidas en riesgo, haciendo que Dave y Miss Caroline deban unirse para proteger a los alumnos. (A Contracorriente Films)



Treintañeros zombies

Pocos temas tan manidos en la cinematografía reciente como los muertos vivientes y los hombres con síndrome de Peter Pan. Además, ambos empezaron a ponerse de moda casi al mismo tiempo: el primero con títulos como 28 días después (2002) y Amanecer de los muertos (2002) y el segundo con Virgen a los 40 (2005) y las sucesivas comedias de Judd Apatow y compañía. Cuesta creer que se pueda contar algo más sobre hombres anclados en la adolescencia y zombies, pero ahora llega Little Monsters, una producción australiana que los aúna para generar una comedia que, quizás no sea demasiado original, pero al menos da lo que promete con desparpajo.

Little Monsters
Copyright Splendid Film GmbH

Excursión mortal

Comedias de zombies hemos tenido también a raudales. Little Monsters se situaría a medio camino de la joya de la corona, Zombies Party (2004) y de Cooties (2014), en la que un grupo de profesores debía enfrentarse a una horda de niños infectados. Aquí el sucesor de Simon Pegg y Nick Frost se llama Dave, y es un músico fracasado al que le acaba de dejar su novia y que se apunta a una excursión preescolar a una granja para intentar ligarse a la profesora de su sobrino… con la mala suerte de que el lugar es invadido por zombies.

Lo peculiar del asunto es que la profesora hará todo lo posible para que sus alumnos no se asusten y piensen que todo el caos que se sucede a su alrededor es parte de un juego, dándose circunstancias extraordinarias en las que Dave deberá empezar a asumir la responsabilidad de la que huía como si de muerto devorador de carne humana se tratase.

Lupita Nyong'o
Copyright Splendid Film GmbH

La profesora de parvulario

Little Monsters va exactamente por donde sabes que va a ir, pero eso no implica que sea muy disfrutable. Entre gags autoparódicos, casquería y canciones de Taylor Swift, el sentimentalismo le va ganando terreno a las gamberradas, aunque afortunadamente, estas últimas no terminan de ser reemplazadas. Tanto en la campaña promocional como en la propia película, Lupita Nyong’o le come la tostada al auténtico protagonista, Alexander England, y no es que este último esté mal, sino que es complicado superar a la dulce pero aguerrida profesora de parvulario a la que da vida Nyong’o.

También está por ahí Josh Gad como una insoportable y ególatra estrella infantil, pero quienes merecen una mención especial son el elenco infantil, por ser un grupo de críos adorables y nada irritantes de los que solo pueden existir en la buena ficción.

Little Monsters
Copyright Splendid Film GmbH

Conclusiones de ‘Little Monsters’

En definitiva, Little Monsters ni inventa ni reinventa nada, pero se las apaña para ser asquerosa y entrañable al mismo tiempo. Funciona bien como parodia, comedia de treintañeros y fábula familiar, y aunque podría haber sido más bestia, es tan modesta y autoconsciente, que uno no puede hacer otra cosa más que celebrar esta entrada australiana al género zombie al ritmo del Skake it Off y de Hanson. Yo, al menos, no le puedo pedir más.

Reportaje de Little Monsters en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí