Creación Guiones

Tras Corpus Christi, una magnífica película de Jan Komasa protagonizada por Bartosz Bielenia, el joven actor regresa protagonizando Prime Time, el primer largometraje de Jakub Piatek. Este nos transporta a la Nochevieja de 1999, donde Sebastián, un chico problemático y que abandonó la universidad secuestrará una cadena de televisión para dar un mensaje importante en directo. Prime Time tras pasar por el Festival de Sundance se ha estrenado el día 30 de junio en Netflix.



Prime Time

Crítica de 'Prime Time'

Creación Guiones

Ficha Técnica

Título: Prime Time
Título original: Prime Time

Reparto:
Bartosz Bielenia (Sebastian)
Magdalena Poplawska (Mira Kryle)
Andrzej Klak (Grzegorz)
Malgorzata Hajewska (Laura)
Dobromir Dymecki (Comandante)
Monika Frajczyk (Lena)

Año: 2021
Duración: 93 min.
País: Polonia
Director: Jakub Piatek
Guion: Lukasz Czapski, Jakub Piatek
Fotografía: Michal Luka
Música: Teoniki Rozynek
Género: Drama. Thriller.
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Prime Time'

Sinopsis 

Nochevieja 1999. Un hombre armado irrumpe en un estudio de TV durante una emisión, toma a la presentadora como rehén y exige solo una cosa: enviar un mensaje en directo.

Dónde se puede ver la película



Un cambio de milenio

El guion coescrito entre Jakub Piatek y Lukasz Czapski presenta una idea potente que podría dar lugar a un vertiginoso thriller lleno de acción y tensión. Sin embargo, la oportunidad no sabe llevarse a cabo, las numerosas faltas de guion y la construcción de los personajes hacen que la historia que se nos cuenta no funcione.

Sebastián es el protagonista de la acción, un joven chaval que aprovecha Nochevieja para secuestrar una televisión y lanzar un mensaje en directo. No obstante, esta situación lleva al espectador a preguntarse: ¿Quién es Sebastián? ¿Qué le ha llevado a esta situación? ¿Qué mensaje quiere dar?

El error de Jakub Piatek y Lukasz Czapski es no construir a su protagonista cuando este es el eje principal de la acción, el motor que impulsa todo. No entender sus motivaciones y conocer parte de su pasado provoca en el espectador una desconexión con el relato y con el propio protagonista. El espectador se encuentra desorientado en una acción en la que no conoce a nadie, y que tampoco promete grandes giros de guion. Además, la falta de respuestas una vez finalizada la película hace que uno se pregunte si ha merecido la pena.

Prime Time
Copyright Netflix

El fracaso del punto de vista

A la hora de narrar una historia el punto de vista que toma el autor es crucial para que el espectador viva la historia de una manera u otra. Es así por lo que la famosa banda de El Profesor en La Casa de Papel se gana el fervor del público, o es la forma en la que Disney está convirtiendo a sus villanos en personas con alma a las que querer. En Prime Time desde la dirección se persigue narrar la acción a través de Sebastián dándole más tiempo en pantalla y trabajando sus emociones. No obstante, no se puede empatizar con un personaje que resulta desconocido por el espectador, por consecuencia, el punto de vista falla, no empatizamos ni con el protagonista ni con los policías. El espectador mira la acción con un vacío emocional donde no le importa lo que les suceda a los personajes.

Esto a su vez supone un contra para los actores, quienes tienen que trabajar con unos personajes vacíos. ¿Cómo puede Bielenia trabajar a Sebastián sin conocer quién es su personaje y por qué hace lo que hace? Por lo tanto, a pesar de los esfuerzos del actor en trabajar su interpretación el personaje es anodino. En la primera parte del filme se visualiza en su interpretación una falta de viveza y emoción importante, no será hasta que la película avance donde este pueda mostrar emociones más vibrantes, pero que siguen sin ser suficientes para sostener la propia historia y que su personaje termine de convencer. Su personaje en Corpus Christi estaba bien construido y conseguía evolucionar de una manera envidiable. Una lástima que el talento de Barstoz Bielenia no se pueda demostrar en esta cinta pese a sus esfuerzos.

Bartosz Bielenia
Copyright Netflix

Una ópera prima muy mejorable

A pesar de presentarse como un thriller, Prime Time no consigue ni la acción, ni la tensión propia del género. Además, a pesar de su corta duración (hora y media de metraje) la ópera prima de Jakub Piatek carece de interés al fracasar a la hora de crear lazos emocionales entre el espectador, la historia y los personajes. El destino de estos desgraciadamente no consigue ser un atractivo al ser unos desconocidos para el espectador por su anterior comentada escasa construcción.

Sin embargo, lo que más invita a continuar el visionado de esta obra es conocer el mensaje que tiene Sebastián para el mundo. Al final, tantas expectativas solo acaban por provocar una mayor caída de sensaciones al terminar la cinta, perjudicando así aún más la experiencia con esta.

El conjunto de decisiones erróneas le pesa al filme. La película se dedica a jugar a medias palabras sin tener el valor suficiente de realizar una crítica, si es que es eso lo que pretende, o de contestar preguntas, ya que nunca se llegan a ofrecer respuestas. Asimismo, ha habido miedo a la hora de tomar decisiones más arriesgadas, realizar giros de guion que impacten...

Prime Time
Copyright Netflix

Conclusión de 'Prime Time'

Prime Time es una historia con un rebelde sin causa que no consigue encontrar su camino ni su propósito para cuando finaliza la emisión. Marea al espectador haciéndole perder su tiempo en un sin sentido mientras alarga una historia que no va a ningún sitio. Jakub Piatek no da en la diana con su ópera prima por jugar a un juego de medias tintas y por un guion con demasiadas flaquezas como para que la historia funcione. Lo único destacable de la cinta es su plano inicial.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones
CINEMAGAVIA
3,8/10
38 %
Artículo anteriorCómo hacer un cine en casa
Artículo siguienteEl documental "Jugando con tiburones" en Disney+ el 23 de julio
Estudiante de la Facultad Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Nací el 7 de febrero de 2001 y actualmente estoy cursando el grado de Comunicación Audiovisual. Además, estoy de colaborador en el programa de radio Momentos de Cine en Inforadio. Aunque fui marcado de pequeño por la mano de Shyamalan y su sexto sentido para crear historias, no fue hasta mi adolescencia con la magia de Chazelle y su historia donde los sueños y el amor se entrecruzaban cuando algo despertó en mí. Ese algo fue la pasión por el cine, Shyamalan y Chazelle me dieron un pase a descubrir un amplio universo de historias, emociones, y cómo no, sueños. Fui pasando por Kubrick y Bergman hasta Tarkovski, descubriendo lo que la historia del cine tenía para mí, mientras germinaban mis ganas de trabajar en la industria. Por otro lado, Alejandro G. Calvo ha sido una de las razones por las que quise adentrarme en el mundillo de la crítica cinematográfica, la pasión que demuestra me hizo darme cuenta de que yo también quería tener la oportunidad de escribir sobre cine expresando la pasión que tengo por este mundo, devolviéndole al cine lo que tanto me ha dado. “No es a mí a quien le gusta el cine, sino el cine a quien le gusto yo” - Arrebato (1979)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí